jueves, 1 de marzo de 2012

Viajar con el IMSERSO


El grupo en el castillo de Peñíscola

Supongo sabréis que, en España, existe un Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), dependiente del Ministerio de Salud y Servicios Sociales, que oferta a los mayores de 60 años viajes en temporada baja a un precio muy razonable y asequible para las economías más débiles, lo que está permitiendo que viajen personas que lo hicieron poco, o no lo hicieron, a lo largo de su vida, contando con la garantía de guías turísticas que te otorgan un servicio de ayuda y orientación. Valga como ejemplo el que hemos realizado nosotros a Peñíscola: Viaje ida y vuelta en avión desde Málaga a Valencia, autocar de Valencia a Peñíscola y viceversa y 7 noches en hotel de 4 estrellas con pensión completa, por el módico precio de 176 € por persona. Luego, si te apetecía podías hacer excursiones a distintos lugares que te ofertaban el club senior (pagando), además del espectáculo de las noches con baile y algunas animaciones. Es un buen sistema para dar trabajo y negocio, aunque sea mínimo, a los hoteles que entran en el programa, evitando cierres, paro y otras pérdidas, a la par que se facilita el turismo de la tercera edad.

Este año hemos ido a Peñíscola (Castellón), al hotel Peñíscola Plaza. Dado que suelo dar algunos calentamientos de cabeza a mis amigos y amigas blogueros con mis reflexiones, he decidido haceros partícipes de este viaje con un pequeño reportaje de los lugares visitados. Es una forma de compartir con vosotros las peripecias acaecidas en la turística ruta. Al mismo tiempo, y dado que ya tengo colgadas las fotos en mi página picasa, os facilito el enlace para que, quien quiera, las pueda ver. Así pues, para quien le guste viajar y conocer mundo dejo estas reseñas, que en ningún caso será tan satisfactorio como verlo en presencia física. Vamos allá:

Vuelo de ida y vuelta. (para ver fotos cliquea aquí)

Salimos desde Málaga en un vuelo de Air Nostrum, si no me confundo en un avión turbohélice ATR 72, aparato incómodo aunque soportable para un corto viaje. Poca visibilidad al ser de noche. La vuelta, en el mismo aparato, permitió ver el panorama desde esa altura, como a mí me gusta,  y sacar algunas fotos que podéis ver, de las que resalto la vista de Sierra Nevada. Contraste significativo entre el aeropuerto de Málaga con su tercera terminal flamante e impresionante y la menos llamativa de Valencia. Evidentemente el aeropuerto de Málaga, que es el tercero de la España peninsular, tiene unas dimensiones muy superiores al de Valencia, ya que su flujo de tránsito es mucho mayor. Eso sí, tuvimos que desplazarnos de Valencia a Peñíscola en autocar, lo que fue algo más duro que el propio avión, pues tardamos 1 hora y 40 minutos. 

Sierra Nevada
El hotel. (para ver fotos cliquea aquí)

El hotel Peñíscola Plaza, de 4 estrellas resultó bastante bien, buenas instalaciones, amplias habitaciones, comida aceptable a la que podías añadir un mejor vino si lo pagabas aparte, cafeterías, sala de juegos, salón de baile y un impresionante hall. Lástima que por el tiempo no se pudieran utilizar las piscinas, jardines y terrazas. Allí se nos ofertaron excursiones varias, de las que solo cogimos la visita al Delta del Ebro, si bien resultó cara y contraria a nuestros principios de movimientos en libertad, por lo que optamos por alquilar un vehículo y hacer los desplazamientos  a nuestro antojo en los días sucesivos. Estaba comunicado con el centro de Peñíscola, Benicarló y Vinaroz por una línea de autobuses que, por 1,4 euros, te permitía un desplazamiento relativamente cómodo.

En el hotel
Peñíscola. (para ver fotos cliquea aquí)

Peñíscola (para más información ver aquí) es una preciosa villa de la costa castellonense que fue sede del papado tras el cisma de occidente en el siglo XIV, albergó al Papa Luna (Benedicto XIII) y a su sucesor Clemente VIII hasta su renuncia en 1429, con lo que se dio por cerrado el cisma. El castillo, que fue su residencia, es visitable y se encuentra en muy buena conservación, debidamente decorado y cargado de recuerdos alusivos al Papa Luna. Felipe II lo reforzó y amplió. Sus callejas son pintorescas, empinadas, estrechas y propias de aquellos cascos antiguos de las fortalezas amuralladas de sus tiempos. Tiene unas excelentes vistas de la bahía de la propia villa en su parte más moderna. Es también un foco de atención turística al que no volvíamos desde el año 1975, cuando, recién casados, lo visitamos con unos amigos. Ahora, viendo la foto de aquellos tiempos y la actual, queda esa extraña sensación que produce el no reconocerse físicamente tras tantos cambios.

Foto de 1975. La pareja de la derecha somos nosotros

Foto actual... Cómo se cambia!!!

El deambular por su paseo marítimo, desde el propio hotel a la villa, en una mañana soleada, aunque fría, fue un placer, al igual que degustar en el Hogar del Jubilado unas exquisitas raciones de pescado a precios muy razonables. Hicimos dos visitas al pueblo, una de mañana y otra en la tarde noche, como puede verse en las fotos de mi página picasa.

Vista de Peñíscola
Benicarló y Vinaroz (fotos aquí)

Visitamos Vinaroz en la tarde-noche y Benicarló en una mañana. Vinaroz es una ciudad cercana a los 30.000 habitantes, próxima a Peñíscola y que en su día perteneció a la administración de esta última. Destacamos la iglesia   de Nuestra Señora de la Asunción con su portada barroca, el mercado y la belleza de las calles de su centro histórico, amén de sus buenas tapas para reponer fuerzas.

Vinaroz
Benicarló (más información) es una villa muy próxima a Peñíscola, de unos 27000 habitantes. Su nacimiento cabe buscarlo en Beni-Gazlum, alquería de Peñíscola, a finales de la época musulmana. Son famosas sus alcachofas con denominación de origen (Bajo Maestrazgo). Resaltar la iglesia de San Bartolomé con su portada barroca y su torre exagonal aneja tipo campanili italiano. Su casco urbano, sin dejar de ser atractivo, no pasa de uno más de este tipo de ciudades, de agradable paseo y reclamo turístico.

Benicarló
Delta del Ebro (ver fotos)

En la desembocadura del Ebro se fue fraguando, a lo largo de miles de años, un impresionante delta que forma el Parque Natural del Delta del Ebro. El humedal del delta es de importancia internacional para ocho especies de plantas y cientos de especies de fauna vertebrada, siendo la mayoría aves, como el alcatraz, garza real, garceta, martinete, espátula, flamenco, ánade, pato, porrón  europeo, focha, gallineta y un amplísimo etc. También es muy significativo el cultivo del arroz y los frutales.

Nos dimos un paseo en el crucero que navega la desembocadura para ver las abundantes aves y el entorno. En esa especie de fusión, de choque entre aguas dulces y saladas, se mantiene, hasta bien entrada la mar, una superficie dulce, mientras que el agua salada ocupa la parte inferior como, lógicamente, se despende de sus densidades. El crucero fue agradable en tanto lo visto, pero el frío, y la brisa que lo acompañaba, no resultaba tan placentero.

Delta del Ebro
Morella (fotos aquí)

Morella es una villa histórica y monumental próxima a la provincia de Teruel, con un importante castillo casi inexpugnable, famoso por su importancia en las guerras carlistas, sobre todo en la primera, donde el general Cabrera plantó su dominio y fortaleza. A la entrada del castillo encontramos una estatua ecuestre del general al que llamaron el Tigre del Maestrazgo, por su bravura y sus hechos sanguinarios con los enemigos. La historia de Morella se pierde en la noche de los tiempos, los romanos la llamaron Castra Aelia. Por esta zona anduvo el Cid, quedando el apelativo del Cid en muchos lugares, como veremos en le caso de La Iglesuela del Cid. Se cuenta que Rodrigo Diaz de Vivar se enfrentó, a los pies de Morella, con un ejército de moros y cristianos a los que derrotó en 1084 en Pla del Rei. Durante ese periodo dominó la zona, si bien la leyenda nos separa de lo que pudo haber sido la realidad.

Morella con mucho frío
La ciudad es una maravilla para visitar. Sus calles, algunas porticadas, sus edificaciones, su iglesia arciprestal (por cierto que aún tiene en su fachada la placa alusiva a los caídos por Dios y por España que el franquismo tanto propagó y que ahora estaría fuera de la ley, en tanto sigue ensalzando al régimen y obvia a los otros caídos; a mí, personalmente, es una de las cosas que más me repelen a estas alturas, pero el clero sigue estando, en este y otros casos, en el pasado), la muralla y la puerta de San Miguel, importantes palacetes con cornisas muy trabajadas, el convento de San Francisco al que andan obrando para convertirlo en parador, según nos dijeron y el castillo, que merece punto y aparte. Subimos Pablo y yo, mientras el resto de la comitiva se quedó abajo. La subida es dura, sobre todo cuando hace un frío del carajo y un viento alegrete que te corta la cara. Aunque vayas bien tapado, con gorra y orejeras, bufanda, guantes y demás ropa de abrigo, acabas sintiendo la acometida del frío. Menos mal que las vistas compensaron el sufrimiento, a la par que nos hicieron comprender lo de inexpugnable. ¿A quién narices se le ocurre atacar una fortaleza de esa dimensión, con esa pendiente, sus adarves y murallas? Debe importar muy poco la vida del atacante…

Calle porticada de Morella
Aparte de estos detalles, nos llamó la atención una placa, en la fachada de una casa, conmemorando el milagro inexplicable (por eso debe ser milagro) de San Vicente Ferrer, como ya mencioné en otra entrada anterior, consistente en devolver a la vida a un niño, al que, su madre enajenada, descuartizó y guisó en honor del santo. De todas formas no seré incrédulo, pues si los muertos resucitarán el día del juicio final, cuando la carne ya se la comieron los gusanos, por qué no iba a resucitar un niño, cuando su carne, aunque guisada, todavía era asequible. Esta placa, junto a la referida de los caídos, ya me fastidió, aunque no permití que me influyera en la valoración total de la visita, ni mucho menos. Aconsejo se permitan visitar este lugar, pues es de los muchos que existen en España a donde vale la pena acudir.

Vista de Morella desde el castillo
Alrededores de Morella (ver fotos)

Siguiendo las recomendaciones de la chica del rentacar, una rumana muy agradable, visitamos Mirambel, Cantavieja y La iglesuela del Cid, tres localidades próximas que presentan una importante arquitectura, aunque anden medio despobladas en las frías montañas turolenses del Maestrazgo.

Mirambel
Mirambel (ver) nos encantó; sus calles y palacetes nos retrajeron siglos a un pasado esplendoroso, aunque muy influenciado por las guerras carlistas que se desarrollaron por esta zona. Casco antiguo muy bien cuidado con espléndidas fachadas, muy pocos habitantes en invierno y un frío que cortaba la cara.

Cantavieja
Cantavieja (ver) ha sido la capital tradicional del Alto Maestrazgo. Tenía una población de 735 habitantes en 2008. Está enclavada en un paisaje abrupto con grandes barrancadas de gran valor paisajístico. En 1981 fue declarada Conjunto Histórico Artístico por su interés monumental arquitectónico y su rico pasado histórico. Su casco antiguo es una maravilla y, si bien el frío nos condicionó la visita, anduvimos, cámara en ristre, plasmando imágenes de tan bello paraje, partiendo desde su Plaza Mayor porticada. Una catarata congelada, una fuente convertida en puro hielo, la nieve en un resbaladizo suelo, las montañas nevadas del entorno, etc. formaban un marco incomparable para un sujeto del sur, acostumbrado al templado invierno y la ausencia de nieve. Buen consejo nos dio la chica del rentacar, aunque no sé por qué cantaba la vieja como no fuera de frío…

La Iglesuela del Cid
La Iglesuela del Cid fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982.  Fue uno de los bastiones de la orden del Temple allá por el siglo XII y tomó protagonismo del que queda testimonio en su arquitectura civil y religiosa como son la iglesia de la Purificación, el Ayuntamiento, el portal de San Pablo, etc. La nieve, con su fina capa, cubría parte de sus calles y alrededores, las casas colindantes con el río y el calzado traicionaba al caminar, sin bien, en ningún caso, hicimos cuerpo atierra… Bonito pueblo, aunque por la hora no pudimos conocerlo con mayor profundidad.

Segorbe (ver fotos)

Catedral de Segorbe
Segorbe nos quedaba algo lejos, unos 140 kms, pues siendo de la provincia de Castellón linda con la de Valencia a la altura de Sagunto, pero por el interior. Es la capital de la comarca del Alto Palancia, conserva un importante patrimonio arquitectónico concentrado en su casco antiguo, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural en su conjunto. Su historia se remonta al Paleolítico medio, pero su primer esplendor se dio en tiempos musulmanes. A partir de ahí su importancia es grande en la estrategia de la conquista cristiana del reino de Valencia, siendo sede episcopal y lugar de residencia real (Martín I de Aragón), como lo muestra su monumentalidad. De todas formas, lo que más nos atrajo la atención fue su Catedral Basílica, construida en el siglo XIII sobre una mezquita andalusí, remodelada en el XVIII. A resaltar la Capilla del Salvador y los importantes retablos que se encuentran en otras varias, así como el altar mayor y el cuerpo de la basílica en general. Otra construcción religiosa interesante es el Seminario Menor Diocesano. En arquitectura civil destaca la muralla, la torre de la cárcel y el portal de Teruel, el acueducto y la torre de Botxi y el Ayuntamiento ubicado en el Palacio Ducal. El castillo está prácticamente destruido y solo vale la peña la subida para disfrutar de las vistas de la ciudad.  En general, debido, tal vez, a lo largo del viaje y al frío, resultó inferior a las expectativas, salvo lo ya referido.

Vista de Segorbe desde el castillo
Castellón (ver fotos)

La visita a Castellón fue de pasada, por lo que solo nos dimos una vuelta por el centro y los alrededores de la Concatedral de Santa María (concatedral por compartir sede del obispado de Segorbe-Castellón con la catedral de Segorbe, que es anterior a ella). A resaltar, además de la concatedral, la Plaza Mayor, el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno, la torre campanario El Fradi, la Lonja del Cáñamo, etc. Los lunes montan en el centro un mercadillo donde suele acudir bastante gente.

Castellón Concatedral

Y esto es todo amigos...

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantarí llegar a esa edad y tener esa oportunidad. Es un excelente programa dentro de la crisis que viven. un abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me encantaría llegar a esa edad y tener esa oportunidad. Es un excelente programa dentro de la crisis que viven. un abrazo.

Antonio dijo...

Ojalá sea así, Joven Cuervo. Mi juventud no fue como la que han vivido mis hijos y esta generación, y su madurez no sé si será como la mía. Cada generación tiene sus ventajas e inconvenientes.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Qué bien lo pasáis y nosotros en casita.Con lo que me gusta la nieve,me abre las ganas de beber y comer.
Abrazos para todos.
Juan L.

Antonio dijo...

Juan Luis, en el próximo te vienes que tú ya tiene edad para ir, jejeje...
Un abrazo

Cayetano dijo...

Como sabrás, trabajo en un CEPA, un centro de educación de personas adultas. Una parte de mis alumnos son jubilados que vienen a "mantenimiento" (lectoescritura, cálculo, etc.)Cuando hacen o hacían un viaje de estos, yo siempre les digo: dejad algo para los que venimos detrás. Jejeje.
Un saludo.

Antonio dijo...

Ciertamente, Cayetano. Por eso dejo yo la reseña de donde fuimos, para dar información y que luego puedan decidir con objetividad. Es una forma de colaborar con los que vendrán detrás, jejeje... Lo malo es que como andan las cosas puede que el neoliberalismo nos bloquee esta forma barata de hacer turismo.
Un abrazo

Eastriver dijo...

Qué paseo más completo... y cómo me gustan las calles porticadas, igual porque son tan características del románico y el románico me gusta mucho... Siempre recuerdo las de Santiago y las de La Seu d'Urgell.

No he estado nunca en la zona del Ebro y norte de Valencia, no eres el primero que me muestra imágenes y me incita a conocerlo.

Respecto al IMSERSO actualmente hay una cierta polémica en algunos sectores, con la que está cayendo. A mí me parece bien la subvención a hoteles que de otro modo deberían cerrar (las excursiones de la Imserso son, de hecho, subvenciones encubiertas) pero también espero que los recursos se hayan redistribuido adecuadamente en estos tiempos de crisis... Pero me fío tan poco de los políticos que ya no me atrevería a asegurarlo.

Un abrazo muy fuerte.

Antonio dijo...

Ramón, no deberías perderte una visita a esta zona, aunque, pensándolo bien, hay tantos lugares en España y en el mundo que te deslumbran que lo que debería hacer es incitarte a viajar lo más posible, si bien sé que ya lo haces y que eres un amante de ello.
Lo del IMSERSO debe ser como todo, el tráfico de influencias es el deporte nacional y quien reparte le da la mejor parte a los suyos y se queda con ganancia.
Un abrazo y mi solidaridaf con la movida estudiantil catalana

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué viaje más bonito, Antonio.
Conozco algunos de los lugares y otros, como esos pueblecitos (Mirambel, Cantavieja...), me parecen encantadores, así que si algún día ando cerca por allí me acercaré.
Y qué envidia con esos viajes del IMSERSO. Mucha gente que conozco acaba encantada con los mismos. En fin, ya me tocará el turno, si llega, claro, que con la que está cayendo...
Sí que cambiamos, sí. El tiempo hace lo que quiere con nosotros, amigo. Me ha gustado la fotografía en la que Loli y tú aparecéis de jóvenes. ¡Guapísimos los dos! Eh, eh, como ahora, que cada edad tiene su encanto, ¿no te parece?
Un abrazo enorme y me alegro de ese disfrute. Por favor, que no decaiga.

MAJECARMU dijo...

Antonio,gracias por tu visita a mi blog...No te preocupes,no estamos obligados a nada y cada cual tiene su tiempo y sus circunstancias.A mi también me cuesta llegar a todos y tengo que ir alternando actividades.
Nos dejas un post muy completO y ameno.Ese viaje fué una maravilla y disfrutásteis mucho por lo que se ve.Las fotos son una gozada,asi como tus letras,que van marcando
cada lugar y cada paso.
Mi felicitación por tu generosidad y claridad en la exposición,amigo.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre.FELIZ FIN DE SEMANA.
M.Jesús

Myriam dijo...

Muy lindo tu viaje, peor lo que más, más, más, el detalle de poner las fotos de Uds 2 del 75 y las actuales. ¡¡Qué maravilla, tantos añares juntos!!

Y gracias por los comentarios que me dejaste en casa, a pesar de todo lo complicado que estás, me alegraron mucho más por es emotivo.

Besos

Antonio dijo...

Mi querida amiga Isabel, cuando el declive de la vida se acerca empieza uno a vivirla con la ansiedad que provoca aquello que se pierde si no lo disfrutas, aunque haya cosas que la limitación física no te permita disfrutar, jejeje… Lo importante es tener la salud adecuada para hacer estas giras y disfrutar de lo dicho, aunque cuando uno encuentra una foto antigua y compara se le caiga la moral al suelo.
Un beso

Antonio dijo...

Gracias, M.Jesús. Es cierto que andamos tan ocupados que no podemos dar a cada cual todo lo creemos merece, pero la vida es así u tenemos que gestionar el tiempo.

Un abrazo afectuoso

Antonio dijo...

Jajaja… Myriam se me vino a la mente eso de comparar, pues no solo cambian las ciudades, sino también nosotros; eso sí, las ciudades suelen cambiar a mejor y nosotros a peor en el aspecto físico aunque no en el mental, por lo general.
Besos trasatlánticos

emejota dijo...

Bueno, bueno qué bien los seis, je,je, os he reconocido a todos. Gracias por el tour que nos has ofrecido, las fotos estupendas, para variar. ¿Chico que no parais! Oye ya hablaremos de eso del Imserso, que ya puedo, lo bueno es viajar como lo haceis vosotros, en equipo completo. Bs.

Abuela Ciber dijo...

Si por acá tenemos tambien ese beneficio.
Pero claro mi pais es de poco kilometraje je je.
En cambio tu bella España tien una historia que puedes disfrutar en el presente.
Admiro quienes la saben apreciar y disfrutar como tu y familia.

Precioso todo lo que has compartido!!!

Saludos

Antonio dijo...

Emejota, a ver si te animas y disfrutas también de estos viajes, aunque en distintas agencias de viajes suelen hacer buenas ofertas para los mayores, en templada baja.
Besos

Antonio dijo...

Abu, ciertamente, España tiene un patrimonio culturas impresionante, tanto monumental, como en otras artes, además de paisajístico. Son muchos siglos de historia. Los países americanos tienen otro sabor que también atrae mucho y algún día espero viajar allá.
Saludos

María dijo...

¡Qué maravilla de viaje!
Y dices que esto es todo...

Saludos

Antonio dijo...

Lo cierto, María, es que ha sido un viaje bastante interesante. Buenos amigos y buenas rutas turísticas.
Besos

Vacaciones dijo...

Muy buen reportage , si señor.

Viajes Imserso dijo...

Este año pretendemos ir tambien de viaje del Imserso. A ver si no recortan todo pro ahi tambien.

Hoteles Imserso dijo...

Te felicito por el blog

Vacaciones dijo...

Este año a donde se puede ir de vacaciones del imserso?

Anónimo dijo...

estan mucho mejor ahora que en 1975 ( y en esa epoca estaban bastante bien). Bueno, lo que quiero decir es que ahora estan bastante bien (en la foto). Saludos. Hay que ir a Peñiscola.

Antonio dijo...

Francisco, pásate por esta página de la web del ministerio:
http://www.imserso.es/imserso_01/index.htm
Allí está toda la información sobre el asunto.
Un saludo