sábado, 17 de marzo de 2012

Homenaje a Antonio Machado



Antonio Machado
El pasado 22 de febrero se cumplieron 73 años de la muerte de Antonio Machado en el doloroso exilio francés a causa de la fraticida guerra española. Las pistolas vencieron, de momento, a las palabras, a los versos y al poeta, pero su muerte fue semilla de vida para generaciones venideras. Hoy, unos días después del aniversario, quiero hacerle un homenaje con este poema dedicado a su memoria.

Epitafio
Caminando por la vida
(A Antonio Machado
en el 73 aniversario de su muerte)

Hiciste tantos caminos
Abriste tantas veredas
Navegando en tantos mares
Y atracando en sus riberas

Que el camino son tus huellas
Que paso a paso fraguaste
Yendo sembrando de estelas
Las espumas de los mares

Y ese jardín que plantaste
Sobre las olas del mar
Y que a Leonor dedicaste
Viendo la muerte llegar
Se te escapó de las manos
Y huyó la felicidad

Después de tantos caminos
Navegando por la mar
Diste con tu cuerpo en tierra
Alejado de tu hogar
En un país tan lejano
De tu Sevilla natal

Ya no cantas más saetas
Ni andas buscando escaleras
Para retirar los clavos
Al Jesús de las miserias

Pues tus clavos son grilletes
Que te hunden en la tierra
Donde siembras tu semilla
Que es semilla de poeta

Mas tu muerte no fue en balde
Nos ayuda a caminar
Bajo el faro de tus versos
Cuando quieres sentenciar:

“Caminante no hay camino
Se hace camino al andar…”

(Antonio Porras, Málaga 2012)

Con Leonor

24 comentarios:

Eastriver dijo...

Es semilla, sí, Antonio, que bien dicho. Don Antonio se ha convertido en semilla de muchas cosas. Por eso le queremos y le respetamos tantos tanto.

Antonio dijo...

Es curioso, Ramón, a D. Antonio lo aprendí a querer desde tu tierra, al igual que a Federico y a Miguel Hernández. En la mía, que fue su cuna, el fascismo nos orientaba a su hermano, que escribió El Sable del Caudillo... tan adulador y sumiso.
Pero la sementera no fue de los sumisos, sino de los rebeldes, de los que quisieron clamar contra la injusticia...
Un abrazo

Juan Risueño dijo...

A. Machado y sus poesías completas fue mi libro de cabecera durante muchos años, incluso en la mili. Un poeta grande, como hermoso tu homenaje, Antonio.

Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, Juan, por compartir esa idea de su grandeza.
Una brazo

Cayetano dijo...

Bonito homenaje a un poeta que hizo grandeza de la sencillez.
Un saludo.

Carmela dijo...

"Que el camino son tus huellas
Que paso a paso fraguaste
Yendo sembrando de estelas
Las espumas de los mares"

Su muerte, su vida y sus versos son semilla de vida y lo serán para las generaciones venideras.
Emotivo homenaje!!

Abuela Ciber dijo...

Bellisimo!!!!
Grato homenaje, autor por mi conocido desde mi juventud en las aulas del liceo, leido desde siempre.

Cariños

Antonio dijo...

Ciertamente, Cayetano, hizo grandeza de la sencillez, de su sencillez personal.
Un saludo

Antonio dijo...

Gracias, Carmela. Creo que, sencillamente, nos abrió los ojos para hacer el camino del día a día. Eso de hacer camino al andar tiene mucha enjundia.

Antonio dijo...

Gracias, Abuela. Con tus palabras demuestras su universalidad. Sus poemas se leen y leyeron en todos centros educativos que se precien.
Un saludo

emejota dijo...

Sementera universal la suya y de la suya otras tantas, otras muchas. Gran poema. Eleva la moral recordar que iba por delante, haciendo camino al andar para que los demás lo divisáramos. Bs.

Isolda dijo...

Magnífico poema-homenaje machadiano. ¿Qué tendrá D.Antonio que a todos nos ha enseñado a disfrutar de la poesía. La sencillez, su naturalidad y la realidad, siempre teñida de poesía. Yo creo que es el referente por antonomasia de una de las dos Españas.
Grandísimo Machado.
Besos agradecidos, Antonio.

Antonio dijo...

Cierto, emejota, hizo camino, al menos para mostrarnos que cada cual debe hacer el suyo propio y que nada es repetible sino la singularidad de cada cual...
Besos

Antonio dijo...

Isolda, es cierto, es quien deja constancia poética de las dos Españas a las que aludía D. Benito Pérez Galdós en sus Episodios Nacionales. Sencillo, preclaro, popular y anclado a lo humano y a la tierra. Todos los ingredientes de un gran poeta.
Besos

alma dijo...

Creo que todos llevamos un primer poema de Machado en el corazón. Casi todos con "monotonía de lluvia tras los cristales"

Igual por eso, a Machado, como dice Ramón, no sólo lo admiramos sino que lo queremos tanto.

Un beso Antonio

Ah y a mí también me gusta Manuel ;)

Antonio dijo...

Pues sí, Alma, a mi primer recuerdo de Machado es de monotonía de lluvia tras los cristales. La saeta y caminante no hay camino lo asocio más con Serrat.
De Manuel solo decir que lo encuentro más populista y menos profundo, amén de ese poema sobre El Sable del Caudillo que le ayudó a integrarse en los intelectuales del régimen. En el fondo los dos hermanos eran como las dos españas, en cierto sentido.
Besos

JUAN dijo...

Excelente homenaje, Antonio.La verdad es que a mí la poesía que conocía de Machado en la escuela era la de Manuel Machado.El poema épico "Castilla" nos lo hacían recitar muy a menudo.
De Antonio Machado sólo leí en Francia un poema que me marcó: "Al olmo seco". No fue hasta mediados de la década de los 80 que comencé a leer poesía, pues lo mío siempre ha sido la narrativa.Desde entonces comencé a leer a poetas como Alberti, Neruda, A. Machado y Miguel Hernandez. Un abrazo y feliz domingo

RGAlmazán dijo...

Buen poema Antonio. Machado fue un hombre limpio, honesto y humilde. Un ejemplo para toda buena persona.

Salud y República

Antonio dijo...

Juan, el nacional-catolicismo del viejo régimen cultivaba más la poesía épica patriótica, aduladora, populista y religiosa, junto a la clásica del Siglo de Oro, que esta otra más esencial. Yo empecé a descubrir los grandes poetas en la pubertad de la mano de los jesuitas en Barcelona. A los que tú dices no le podemos detraer García Lorca y otros muchos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, Rafa. Comparto contigo esos calificativos tan clarificadores de su persona y su obra..
Un saludo

El Joven llamado Cuervo dijo...

Maravilloso homenaje al poeta que pagó los platos rotos y al que puso los "cojones (huevos) donde hay que ponerlos...un abrazo.

Antonio dijo...

Joven Cuervo, y encima el sufrimiento por el amor de Leonor y su muerte temprana...
Lo importante es que dejo huella en su caminar.
Un abrazo

escribes conmigo dijo...

Bello homenaje
a tan gran poeta

Un gusto pasar de nuevo por tus letras

Mario

Antonio dijo...

Hola Mario. Siempre es un placer recibirte en esta casa virtual. Gracias por tu comentario.
Un abrazo