jueves, 2 de mayo de 2013

La rosa de mi patio


He colgado en mi facebook esta foto y este comentario que quiero ofrecer, también, a mis amigos lectores de este blog:

La rosa de mi patio

Esta hermosa rosa, que cuajó en mi patio, de singular perfume, confirma la primavera y su fragancia, nos colma de color y embelesa a la vista con su candoroso esplendor. Natura juega su ciclo y nos recuerda que la muerte es un tránsito para que florezca otra vida, que la belleza es efímera, inevitablemente cíclica, pero sostenida en el tiempo. 

La rosa roja puede que sea una de las flores más bellas del mundo, que nos indica que el sostén de esa belleza, de la pasión y el amor, lleva aparejado algunas espinas que le otorgan su sentido dicotómico de dicha y sufrimiento...

2 comentarios:

JUAN dijo...

En verdad, amigo Antonio,siento envidia de ti por tu patio, ya te lo dije cuando me invitaste a pasar un día en tu casa de Cuevas de San Marcos.Es normal que en él se críen estas rosas y cualquier otra flor, con esa luz que le entra desde el Este desde el amanecer y en sombras, protegido del sol directo y las altas temperaturas por la tarde.
Haces bien en no creer en el futuro Paraíso; ya lo tienes en casa, amigo mío. Abrazos.

Antonio dijo...

Gracias, Juan. Para mí fue un placer recibir a tantos amigos y amigas poetas y pasar aquella velada tan especial. Mi casa la tienes abierta.
Un abrazo