martes, 1 de enero de 2013

Mis deseos para 2013


Ya sé que no se le pueden pedir peras al olmo, que las cosas no cambian solo con los deseos, que la vida es dura en estas circunstancias, que el futuro no es muy halagüeño, que los malos andan conspirando para seguir ganando la partida, que están pudriendo con su maldad y maledicencia el agua de nuestro precioso océano del que cada uno somos una gota.

Mi deseo para 2013 es que cada una de esas gotas que mantienen su pureza cristalina, su espíritu libre y responsable, su convicción y fe en el humanismo (entiéndase como la tercera acepción que le otorga la RAE: “Doctrina o actitud vital basada en una concepción integradora de los valores humanos” ) y en los valores humanos que defiende, sea capaz de transmitir a las gotas más próximas el sentido de la vida, para que vayamos purificando nuestro mar y aislando el cáncer social que estamos padeciendo, fraguado en la codicia, la avaricia, la soberbia y cuantos valores negativos van truncando el proceso evolutivo de una sociedad de hombres y mujeres libres para desarrollar la espiral de sus potencialidades… sembremos la semilla para que la bonhomía reine en el mundo. Tú, mi amiga o amigo eres esa gota cristalina en la que confío para depurar la vida y el futuro de nuestra humanidad.

El mundo de nuestro exterior solo cambian con garantía haciendo el cambio en nuestro interior, y eso es trabajo de cada uno proyectado el exterior

Añadir leyenda
Un abrazo con mis mejores deseos

7 comentarios:

emejota dijo...

Antonio, ojalá tus deseos se conviertan en realidad. Bsss familiares.

Josep dijo...

Ya se que es casi una utopía, pero me gustaría que entre todos, pero entre todos, hicieramos estos deseos realidades.
Ojalá, Antonio, Ojalá!

Un abrazo.

Txema dijo...


Pues hago míos tus deseos.

Saludos

RGAlmazán dijo...

También para ti y tu familia, mis mejores deseos

Salud y República

Prudencio dijo...

Antonio, estoy contigo en que el cambio debe de surgir de uno mismo. Siempre he creído, quizá aunque no lo advirtamos , en el poder transformador de la litaratura.Al leer buenos libros,a mi entender, nuestro insconsciente, hace acopio de valores, que otros han descubierto,y nos lo transmiten.
Un abrazo.

Cayetano dijo...

Para el 2013 lo que más deseo es que no se apague esa llama que mantiene viva en mucha gente la ilusión por construir un mundo más justo, solidario y habitable para todos. El día en que esa llama se apague... apaga y vámonos.
Feliz año.

Myriam dijo...

Amén y que se cumplan tus deseos en este 2013.

Un fuerte abrazo x2