martes, 8 de enero de 2013

Estemos en una Plutarquía


Estamos, descaradamente, en una plutarquía de la mano de la oligarquía dominante. Digo plutarquía aludiendo a Pluto, el dios griego de la riqueza, dinero, beneficio, al que Zeus cegó para que fuera capaz de distribuir sus obsequios sin prejuicios, según la comedia de Aristófanes, donde este le da un papel principal a Crémilo, un honesto campesino al que erige en defensor de la redistribución de la riqueza. Obsérvese  lo interesante del siguiente fragmento en el que Crémilo habla con Pluto:

- “Tú, Pluto, el más poderoso de todos los dioses... ¿gracias a quién reina Zeus? Gracias  al dinero... Todo depende de la riqueza... Mira a los oradores políticos en las ciudades... Una vez enriquecidos con los dineros públicos, se vuelven injustos  y conspiran contra la democracia”. 
Y el dios Pluto reconocía: “Cuando se han hecho ricos, desaparecen todos los límites a su maldad.”

Se ve que los seres humanos somos incorregibles, hechos de una madera especial que perdura a lo largo de los tiempos y que solo la continua denuncia de la maldad, la corrupción y la injusticia, pueden frenar esa avaricia codiciosa que nos mueve. La comedia de Aristófanes, que según algunos autores se data en el año 388 antes de Cristo, se da en la Atenas democrática, pero decadente por la corrupción de su oligarquía dominante… No sé si os sonará esto en estas circunstancias.

Está demostrado que el dinero es el que reina en este momento y ha revertido y convertido a los servidores de la democracia, a los votados por el pueblo soberano, en sus principales adalides para seguir gobernando el mundo en este nuevo orden que pretenden. Hoy nos toca llorar por la muerte de aquello que creamos y criamos, que alimentamos con nuestras ideas, lucha y esfuerzo, viéndolo desvanecerse de la mano de nuestros políticos electos que prefieren dar el dinero a la banca que anda desahuciando viviendas a los pobres en paro, en lugar de entregarlo a esos mismos pobres para que se lo den a la banca y salden la deuda de sus hipotecas… Al fin y al cabo el dinero también iría a la banca, pero con la deuda saldada del hipotecado. El sujeto dejaría de tener la deuda con la banca y la tendría con el Estado mediante otro tipo de contrato… al menos eso lo lanzo como idea, ya que la mediocridad de nuestro gobernantes es manifiesta, bien por incompetencia o por intencionalidad. No sé que es peor.

El dios Pluto, con su dinero en influencia acabará comprando nuestras empresas públicas. Las de servicios básicos que garanticen los derechos que establece la desvirtuada Constitución, acabando en manos de los intereses privados. Aluden al término de “externalizar la gestión” para decirnos que lo que privatizan es la administración, o sea, que le dejan a un grupo que gestione y gane pasta a cuenta de esa gestión de los recursos públicos que les dan alegremente. Y uno se plantea, si externalizan la gestión es porque son incompetentes, incapaces, de gestionar ellos la cosa pública… ¿entonces para qué se presentaron a gobernar el país? Solo cabe que reconozcan esa incompetencia y se vayan, dejando que otros intenten hacerlo mejor… Pero el mal está fuera y ellos son sus caballos de troya para entrar y derrotar al sistema público.

Si quieren buscar armas de destrucción masiva que las busquen en esas políticas plutárquicas que, a medio y largo plazo, acabarán con el mismísimo planeta y sus habitantes. Las empresas no tienen moral y requieren de leyes que las controlen, si dejamos sin poder a los Estados (los políticos son los actores del Estado y se entregan a ellas, al dinero) para regular la situación y es el mercado el que ordena el sistema, la debacle está servida… Porque como decía Crémilo: “Una vez enriquecidos con los dineros públicos, se vuelven injustos  y conspiran contra la democracia”, como ya estamos viendo con sus actuaciones represoras y manipuladoras…


24 comentarios:

emejota dijo...

Son las mismas emociones vigentes a través de los siglos. Me aterra y me maravilla la naturaleza humana. Muy buena sugerencia, seguro que vendría algún "especialista" a contradecirte. Besos familiares.

Txema dijo...


Tu excelente ejemplo me ha recordado al Arcipreste de Hita con aquellos versos que popularizó Paco Ibáñez: "al torpe hace discreto y hombre de respetar".
Porque ese es otro aspecto de la cuestión, amigo Antonio: la estulticia jamás puede auparse sin el apoyo del dinero y en estos tiempos la estupidez y la mediocridad son moneda corriente.

saludos

Cayetano dijo...

Es una pena y una vergüenza que el mundo esté en manos de esta gente. El planeta está condenado para siempre, a no ser que la gente despierte a nivel mundial. Algo muy difícil, porque el que tiene el dinero tiene el poder y puede manejar los hilos de la política mundial, armar un conflicto en cualquier momento, comprar voluntades, pagar a dictadores o a golpistas, arruinar países, buscar chivos expiatorios para que la gente señale a enemigos que realmente no lo son, etc.
Realmente lo veo muy complicado. Sólo tienes que ver hacia dónde apuntan hoy las iras de los nacionalistas, tanto de los separatistas como de los españolistas... El culpable de la crisis es el vecino de al lado y no la oligarquía del capitalismo financiero mundial. Y esa no tiene patria... ni conciencia, ni moral.
Un saludo y feliz año, si es que nos dejan.

Josep dijo...

Que pena, amigo Antonio, solo se me ocurre que estamos viviendo en la Obra de "Un mundo feliz"

un abrazo.

Myriam dijo...

Me parece una idea genial la tuya y la aplaudo, ésta de dar el Estado a los ciudadanos deudores los préstamos para cancelar las hipotecas a la Banca, con un contrato especial.... y digo ¿qué tal un contrato de trabajo para hacer obras para el estado a gente desocupada?

O sea, el Estado presta el dinero a los deudores que con ese dinero cancelan las hipotecas y no pierden las casas y firman contratos de trabajo con en Estado en los que así van devolviendo la deuda y trabajando en Empresas publicas, caminos, servicios, construcciones, etc que necesite el Estado?

Besos

MarianGardi dijo...

Cosas de Política del cielo.
Ni allí se libran!!
Un abrazo y mis deseos de que 2013 se porte mejor que 2012, dicho añito que nos vino.

Antonio dijo...

Emejota, es que a los seres humanos solo nos puede cambiar la educación dentro de otro tipo cultural de conductas, pero como seguimos anclados en los mismos principios, no hay dios que nos cambie.
Besoss

Antonio dijo...

Ciertamente, Txema. La mediocridad amparada en el dinero solapa y neutraliza la inteligencia del pobre, al menos a eso nos van dirigiendo cuando no garantizan la equidad en la educación y siembra el camino de obstáculos.
Un saludo

Antonio dijo...

Cayetano, para llevar a término su programa de cara a un nuevo orden mundial están manipulando conciencias, dirigiendo y sembrando ideas falaces, despertando radicalismos desintegradores y denostando la verdadera democracia, hasta el punto de hace desaparecer ideologías y llevar al servilismo a los políticos de turno que tienen doble moral y traicionan los principios y programas por los que se les votó.
Un saludo

Antonio dijo...

Josep. un mundo feliz para algunos, al amparo de la froga, del soma, de los superfluo y del olvido de lo importante. Pero un importante sector de la ciudadanía anda a la desesperada sin nadie que le proteja en un Estado insolidario y ladino.
Un barazo

Antonio dijo...

Myriam, que fácil hubiera sido, con un poco de imaginación resolver ese asunto de los desahucios y de las hipotecas desde la concepción solidaria de la sociedad y del Estado, tal como hemos indicado ambos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, MirianGardi por tus deseos. No me extrañaría que externalizaran la gestión de la portería y jubilaran a San Pedro, jejeje...
Un beso y feliz año a pesar de todo

Eastriver dijo...

No diré que es una pena porque lo dice todo el mundo... Sólo diré que una vez más expresas lo que piensas y sientes con una gran limpieza. Pones fácil lo que parece difícil. Mira que parece sencillo escrito por ti, mira que es sencillo en el fondo. No, no hay misterio. Es tal cual lo dices, con esa claridad, con esa sencillez.

Es como cuando uno dice de alguien, es un hijo de puta... y tú piensas, vale, podrías haber matizado más... es egoísta, ególatra, orgulloso, se guarda las cosas y no perdona una... y entonces, mientras tú vas matizando dices, coño, lo que decía el otro, un hijo de puta, eso es ser un hijo de puta. Con todas las letras.

Tienes la enorme capacidad de, sin ser sencillo, sintetizar admirablemente bien la realidad. Luego otros vendrán a contradecirte, como dice emejota, pero seguramente aportarán poca cosa nueva.

luna llena dijo...

Parece ser que después de varios milenios el hombre sigue con los mismos pecados, es poco tiempo para que se produzca una evolución, en nuestra genética,la educación es muy importante, pero arrastramos defectos y virtudes que nos condicionan. La sociedad actual donde el valor supremo es el dinero, no ayuda a crear un hombre nuevo.
Si la historia se repite y no somos capaces de no volver a tropezar de nuevo con la misma piedra, me temo que el futuro nos traera dictaduras y guerras.
Coincido con el comentario de Cayetano y te felicito por tu magnífico escrito donde muestras que la naturaleza humana no cambia.
Un abrazo.

Antonio dijo...

Gracias Ramón. Considerando tu especialidad y tu calidad de profesor es un honor recibir ese comentario. La visión de las ¡cosas suele basarse en una realidad percibida, aveces, difícilmente explicable. Intentar hacerlo es un sano ejercicio de comunicación y acoplamiento ideológico.
Un abrazo

Antonio dijo...

Luna llena, creo que nuestra crisis es cultural, del sistema educacional y la creación de actitudes y conductas mal motivadas, donde el motor no es más que la codicia, la competitividad, la confrontación, el desafío y la descalificación del otro para ser más en esa comparación intersujetos.
Mientras el sistema educativo no se enfoque hacia la conformación de otro tipo de sujeto, con otros valores, la cosa seguirá igual.
Pero hay intereses de grupo, políticos, religiosos, económicos y demás que bloquearán el proceso y seguirán adoctrinando en este perverso sistema educacional que crea malévolos individuos...
Un abrazo y feliz año

JUAN dijo...

Muy interesante tu artículo, Antonio.
"dar el dinero a la banca que anda desahuciando viviendas a los pobres en paro, en lugar de entregarlo a esos mismos pobres para que se lo den a la banca y salden la deuda de sus hipotecas…"
Si mal no recuerdo ya hablamos sobre eso en comentarios en mi blog o en el tuyo la primera vez que entregaron los 37 mil millones de euoros a la banca para proveeerla de liquidez.
Entonces yo argumentaba que si el Estado pagaba el coste de las viviendas que les había dejado sin dinero, el Estado se convertía en el propietario de esas viviendas y por tanto los bancos que se beneficiaron de ese rescate no tenían derecho a desahuciar a sus ocupantes.
Era el Estado, como propietario, quien podía negociar con los deudores. Un abrazo

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

querido Antonio, feliz año... y que gustazo es leerte y comprobar que dentro de la marabunta de lo malo, tus palabras siguen siendo tan buenas. un beso grande

RGAlmazán dijo...

Pues sí, lo vengo diciendo hace tiempo, llevas razón, estamos bajo un sistema plutocrático. Lamentablemente a la gente nos interesa más tener que ser.

Salud y República

Antonio dijo...

Gracias Juan. Yo creo que esa idea es factible. El llamado banco malo sería el gestor de estos créditos que se recuperarían con el tiempo y de forma crativa, pero ese banco salió en defensa de la otra banca y no de la ciudadanía, aunque lo avale el Estado.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias Mª Ángeles, te deseo lo mejor para este año y los siguientes y poder seguir compartiendo y contrastando nuestras ideas y escritos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Rafa, nos vendieron el progreso como TENER más cosas en lugar de SER más humano, inteligente y capaz de comprender la vida y sus caminos, a la par que gestionarlos desde otra dimensión más humanista.
Un saludo

Prudencio dijo...

Y todo este desbarajuste bajo la tutela de la Constitución. Creíamos que uniría las dos Españas, pero los desaprensivos del Don dinero no estan dispuestos. Desmantelan lo poco o mucho del ¨ estado del bienestar´.
El dinero da poder y el poder da dinero. Luego queda la gran mayoría, la masa,los esclavos del sistema, insustituibles para que unos pocos engorden, dándonos a entender que no hay otra forma de convivencia.
Estos orondos de dinero habrán aprendido de la historia. No apretarán demasiado, porque Rusia cayó en el comunismo porque el pueblo moría de hambre. La Revolución Francesa se fraguó bajo unos ideales nuevos, y porque también el pueblo moría de hambre. En Cuba y China pasó casi de la misma forma.
Dejándonos respirar,ellos sabrán las veces por minuto,salvaguardan su plutocracia. No tensarán la cuerda tanto comopara que ¨esta vaina solo la destruya otra vaina¨.
Abrazos.

Antonio dijo...

Prudencio, solo te digo amén...
Un abrazo