jueves, 31 de enero de 2013

Amanece




Amanece…
un soplo de luz quiebra la sombra.
Al empuje dorado del sol
resisten retazos de penumbra.

Vuelve la vida
despunta el día
y entre albores y auroras
siembra la esperanza su semilla
de un día feliz preñado de aliento
para que la noche se extirpe
y solo sea reposo, sosiego
y no oscura amenaza.

La negrura amenazante tiene un fin
al que prevalece la esperanza.
No es posible mantener la negra noche
más allá del luminoso amanecer
y siempre, siempre,
vuelve el sol a destellar de nuevo
quebrando pesadillas
matando con su luz negruras
precursoras del abatimiento.

Amanece...
y el pueblo despereza su apatía
para volver al camino del encuentro.

13 comentarios:

Isolda dijo...

Siempre agradezco tu esperanza. Y es difícil, en un día como hoy. Eso sí, el sol brilla en todo su esplendor.
muchos besos, Antonio.

Ana dijo...

Un poema preñado de eso que tanto necesitamos, esperanza... Bello!
Un abrazo, Antonio, y gracias por compartir.

Antonio dijo...

Gracias a ti Isolda. Esperemos que el brillo del sol nos abra la mente y salgamos de esta apatía.
Besosss

Antonio dijo...

Efectivamente, amiga Ana. La esperanza es lo último que se debe perder, Sin ella no tiene mucho sentido la vida.
Un abrazo

Nómada planetario dijo...

El amanecer es todo un espectáculo, lástima que haya que madrugar un poco para disfrutarlo desde el minuto cero.
Un abrazo.

emejota dijo...

En este mundo pendular lo más sabio es ponerse en el extremo del eterno retorno de la belleza. Bsss.

Antonio dijo...

Nómada, hay pocas cosas que valgan la pena para dejar el cálido aliento de la cama para retar a la gélida madrugada. Tal vez el amanecer sea una de ellas.
Un abrazo, Pepe

Antonio dijo...

emejota, la belleza extasia la mente más sublime y el amanecer conjuga la belleza y la esperanza.
Besosss

anonimo dijo...

Tu poema me parece, toda una metáfora.
Cuando amanece hay un lado de la Tierra que queda en oscuridad,entonces aparecen las estrellas esas que no vemos con la luz.

Prudencio dijo...

Bello poema, Antonio. Amanece...todo un día por delante con esperanzas, y atentos a las bellezas que nos depare. Un abrazo.

Antonio dijo...

Anínimo, es justo que para que los demás tengan sol, nosotros tengamos sombra. Lo importante es que el reparto sea equitativo y la noche sea reposo y sosiego.
Un saludo

Antonio dijo...

Gracias Prudencio. A vivir la luz y soñar la noche...
Un abrazo

Myriam dijo...

Amanece, que no es poco.

Un fuerte abrazo