martes, 7 de agosto de 2012

Sobre la riqueza

Rousseau


Hoy no me voy a enrollar, ni con el sarcasmo poético, ni con la pesada prosa, para hablar de la riqueza y la abundancia de unos y de la miseria de otros. Al parecer tenemos en nuestro país el tercer hombre más rico del mundo y, tal vez, también el más pobre... ¡Qué vergüenza!



Hoy dejaré que hable, como ya habló, el mismísimo Jean Jacques Rousseau, cuando dijo:



"La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse".




También cabe esta otra frase de León Tolstoi:




“Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”.




Cada cual que haga su propia reflexión.

12 comentarios:

MA dijo...

Hola Antonio buena elección de frases sobre la riqueza...
Otra frase popular es que ni la riqueza , ni la pobreza se pueden ocultar...

Un abrazo fraternal de MA y feliz día.
El blog de MA.

Antonio dijo...

Gracias, MA. Ojalá la cuestión no fuera solo de frases, sino de lo que plantea la segunda, de León Tolstoi, cambiar nosotros para cambiar el mundo.
Besosss

Prudencio dijo...

Herodoto, también tocó el tema de la riqueza y la pobreza, al decir: el estómago es el causante de los mayores desastres cometidos por la humanidad. Un abrazo.

Antonio dijo...

Pues sí, amigo Prudencio. El estómago es la base del sostenimiento de la especie. Si no se come se muere uno.
Un saludo

Josep dijo...

Estoy muy cabreado Antonio. Mira no encuentro bien lo que han hecho de asaltar un par de supermercados. Robin Hoot lo hacia pero eran otros tiempos. Pero me jode, con perdon que un ganadero y la tecera fortuna del mundo, no estoy seguro que sea Zara, se atrevan a criticarlo. Es para sacar una guillotina.
Con tu permiso te copio estas magnificas frases.

Un abrazo.

ibso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ibso dijo...

Si yo fuera lo suficientemente rico para acabar con toda desigualdad repartiendo mi riqueza, quizás también sería demasiado pobre para querer hacerlo.
ibso

Antonio dijo...

Entiendo, amigo Josep, que no es presentable el asalto a un supermercado, pero cuando uno ve como tratan a los delincuentes de guante blanco que se llevan miles de millones para sus arcas, no deja de tener cierta indulgencia con quien coge algo para los que no tienen. No es si acaso el juego del bandolero bueno y el malo (banquero y corruptos) sino de la justicia para todos.
De todas formas creo que la propaganda que le hacen al supermercado le será beneficiosa. Eso no quiere decir, insisto, que lo apruebe, pero al final el propio supermercado acaba dando dos carros de alimentos para los necesitados. Eso sí, la cosa coincide con que no hay dinero para pagar los 400 euros de los parados de larga duración.
Complejo asunto, amigo. Un saludo

Antonio dijo...

Ibso, posiblemente tengas razón, pues se nos educó para eso, para la codicia y la competición de quien llega más alto caiga quien caiga. El problema es educacional y de cultura social, además, por supuesto, de legalidad y constitucionalidad. Habría que cambiar la constitución para enmarcar el concepto de riqueza y diferenciarlo del robo o explotación a terceros.
Un saludo

Prudencio dijo...

Sancho Panza, le dice a su señor un refrán que viene a propósito sobre este asunto, y creo, sobre el BCE: Para amasar una fortuna hay que hacer migas a mucha gente.

Antonio dijo...

Prudencio, nunca mejor dicho...

Antonio dijo...

Prudencio, nunca mejor dicho...