lunes, 1 de marzo de 2010

Padre, confieso que he pecado. (Poema)


Los que ya hemos pasado el medio siglo somos de una generación singular, nos educaron en principios anacrónicos, con temas tabúes, como el sexo. El pecado de malos pensamientos era confesable de forma habitual. El sexo era pecado, no solo el practicarlo sin el permiso divino, sino solo el pensarlo.

Este poema, que entremeto entre mis reflexiones políticas, es el producto de la candidez de un niño que descubre el deseo carnal y después se atormenta por ello hasta confesar tres veces que ha pecado de pensamiento. Es un grito contra la represión sexual que se practicaba en los años del antiguo régimen hasta términos inconfesables. ¡Cuántas disfunciones sexuales produjo esta desinformación y mala educación en un tema de tanta importancia¡ De aquellos polvos, (perdón por lo de polvos, jajaja) tenemos estos lodos. Los niños andaban reprimidos y ellos disfrutando perversamente de la pederastia en muchos casos.


-----------------------------------


Padre, confieso que he pecado.
A través de la pupila de mis ojos
buscando el tímido placer adolescente
del cuerpo de una joven incipiente
hoy voló mi pensamiento.

Sentí mi cuerpo hierático en deseos
augurando la fragancia de su pelo.
Sus pechos enfáticos de anhelo
llamaban a mi puerta de inocente.

Mi sangre enloquecida
fluyó por caminos inconfesos
hasta elevar en los aires del amor
miembros pecaminosos y perversos.

La carne me llamó desesperada
y yo dócilmente obedecía
haciendo volar mi pensamiento
a caballo de mi libre fantasía.

Más ella se perdió difuminada por la esquina
dejando mi conciencia avergonzada
sumida en el pecado y en la nada
trémola de eterna perdición
en el amenazante averno con su llama

Padre, pequé de pensamiento,
lascivo, de libido perverso
y mi inocente espíritu ya ha muerto.

Padre, no quiero morir con el pecado
le pido que me lleve a su buen puerto
que salve mi alma de la carne
y el deshonesto pensamiento.
Después de arrepentirme por tres veces
espero al fin quedar absuelto.

Pero fue algo que surgió de dentro
de natural manera, sin reparar en ello
amparado en mi propio crecimiento.
Y entonces me pregunto en desconcierto
¿ y si por huir del pecado ya estoy muerto?

40 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Antonio, tu creatividad, está a tópe ultimamente.

Te felicito por el tratado que has hecho de historia en los dos ultimos post.

La poesia, es genial...de que manera, nos educaron respecto al sexo...

Un abrazo

Felipe dijo...

Antonio,mucha originalidad pero no nos recuerdes tiempos casi olvidados

Saludos

Txema dijo...

Jolín, me has recordado tiempos terribles, para el sexo y para otras muchas cosas.

un abrazo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Es precioso el poema, Antonio, que bien lo has escrito! Que tiempos aquellos ,madre mía, todo era pecado y mortal, nos íbamos al infierno de cabeza, que horror y que bien que haya cambiado todo.Petonets.

Antonio dijo...

Gracias Maripaz, por tus palabras. Celebro que te guste.
Un abrazo y que el tiempo acompañe esta semana.

Antonio dijo...

Ciertamente, amigo Felipe, son recuerdos nada agradables, pero creo que es bueno sacarlo a la luz. Nosotros somos las víctimas, pero los demás deben saber lo que pasó.
Esto forma parte de la memoria histórica que deben conocer las generaciones actuales y venideras.

Saludos

Antonio dijo...

Txema, como le dije a Felipe, esto es la memoria histórica sobre el pasado reciente. No olvidemos los daños que hicieron los antecesores de los integristas rouquianos. Ábranse los ojos de los españoles de a pie.
Un abrazo

Antonio dijo...

Querida Geni, todo ha cambiado con el esfurzo de esa generación que sufrió esos avatares. Nos costó hacer el cambio, ahora solo falta disfrutarlo sin pasarse de frenada.
Besos ausentes de pecado, cargados de afecto.

Myr dijo...

¡Excelente! Excelente!

¡Lo dices todo!

Besos

Annick dijo...

Noto mucha tristeza en estos recuerdos .
Que lastima de niños , sufriendo por que pecado !

Besos desde Málaga.

emejota dijo...

Antonio estoy de acuerdo con Maripaz Burgos. Afortunadamente me educaron en un colegio laico, con lo cual estas cuestiones no me las machacaron, es por tanto que me puedo permitir hacer un comentario irónico tal como: "Y todo el morbo que generaba con tanto sentido de culpabilidad". Estoy convencida que ciertos jóvenes necesitan de determinadas acciones para aderezar su sexualidad de un morbo inexistente en la actualidad. Un abrazo.

MarianGardi dijo...

La religión ha sido y es el opium de los pueblos Y pueden ser cosas peores que aun desconocemos.
Siempre me he preguntado porque llevaban sotanas negras si ellos eran blancos por dentro?
Un beso

LUNA LLENA dijo...

Casi todo era pecado, horrible!
que época, a las diez en casa y siempre con miedo.

Los que estamos entre los 50 a 60 años, creo que hemos vivido unos cambios muy fuertes, si comparo mis 20 años con los de mi hijo pequeño que tiene 20 y sus amigos, estaba atontada en lo sexual, estos jovenes de hoy en lo referente al sexo, saben álgebra.


De nuevo te felicito por los temas tan interesantes que tocas y lo bien que escribes, gracias.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Estupendo poema para recordar un tiempo que queremos olvidar. Tanto pecado nos dejo tocados... que gusto la libertad de ahora con todo lo que ella implica, verdad?
Un beso

mariajesusparadela dijo...

Cuántos cómplices en la castración.
(Y menos mal que en mi casa se hablaba)

Abuela Ciber dijo...

Todo un poema!!!!!!

Por suerte por acá país laico, muchos no vivimos esas restricciones!!!!

Cariños

Juan Antonio dijo...

Hoy he visto dos chavales acariciarse en el Ave y me he felicitado a mi mismo por vivir en un pais donde se pueda amar libremente.Fueron duros aquellos tiempos donde amar era pecado.Tambien hay que decir que hoy tambien necesitamos enseñar a amar a las nuevas generaciones que se piensan-muchos de ellos-que en el sexo por el sexo esta todo.Un abrazo y enhorabuena poeta.

Peter Pantoja Santiago dijo...

...¡Saludos Antonio!

¡EXCELENTE!

Ciertamente todos somos pecadores, unos más otros menos, se peca en actos, se peca en pensamientos, se peca en obras, se peca en mente, en fin, simplemente si en la vida no hubiese pecados, no existiera el arrepentimiento!!

Muy acertada tu manera de presentarnos la temática!!

¡Excelente!

Peter

Lola Mariné dijo...

Por suerte esa "educación" anti natura forma parte ya de la noche de los tiempos.
¡Cuanto sentimiento de culpa creaban!
Saludos.

Antonio dijo...

Gracias, Myriam por el calificativo. Viniendo de ti es un honor.
Besos

Annick, no tanto la tristeza como el engaño y la manipulación. El troquelado del pecado nos jodió por mucho tiempo a los españolitos de a pie. La asignatura la tuvimos que superar más tarde, aunque fuese con secuelas.
Besos también desde Málaga.

Emejota, gracias por tu visita y comentario. Ciertamente la cuestión irónica que planteas tiene su enjundia. Nos hacen sentirnos culpables y ellos se guardan el don del perdón y librarnos de la culpa… o sea, se guardan el poder para librarnos con el sometimiento a sus designios.
Un abrazo

Marian, estoy contigo en que la religión, a lo largo de la historia, ha idiotizado al pueblo y lo ha alienado. Posiblemente por dentro no fueran blancos.
Un beso afectuoso

Ramon.Eastriver dijo...

Viví los años finales de todo aquellos, pero ya sabemos que duró algo más de tiempo. De hecho aunque ahora ciertamente los tiempos sean otros y la moral más limpia y más abierta, aún hay momentos en que el prejuicio nos agarra de la solapa. Aunque probablemente ahora sean solamente prejuicios, pero conviene estar atentos igualmente. Gracioso y paradójico el poema. Tiene tela como la vida de entonces. Saludos.

Antonio dijo...

Efectivamente, Luna Llena, hemos sido un generación jodida que ha soportado el peso del cambio, rebelde, pasando de la concepción de la maldad en el ser humano a la bondad, de la sumisión a la libertad… El sexo es solo una parte. La conciencia política y ciudadana forma otra parte.
Saludos y gracias por tus palabras de aliento

Querida Carmen, la libertad de ahora es espléndida en muchos aspectos, pero a veces pienso que de tanto luchar por ella, cuando llegó nos cogió algo tarde. Ahora la disfrutamos y la exigimos vehementemente como algo ganado a pulso.
Un beso

María Jesús, era todo un contubernio para implantar unas ideas, actitudes y conductas anacrónicas, como reserva espiritual de Europa (suena a las guerras de religión con los protestantes con Carlos I y Felipe II).
Suerte que tuviste de poder hablar en casa de determinados temas.

Abu, también es cierto que era todo un poema vivir aquella época.
Cariños

Antonio dijo...

Amigo Juan Antonio, las mentes abiertas son aquellas que entienden y disfrutan con la libertad propia y ajena, que no imponen y toleran a los demás, aunque no estén en su onda. La imagen que describes es un acto de libertad.
Un abrazo y gracias por tus palabras

Peter, para mí el pecado es sinónimo de error, que se corrigen aprendiendo y rectificando. Aunque al error prefiero seguir llamándole error. No me gusta la palabra pecado, tal vez por lo que expongo, por su significado histórico en el proceso educativo de mi generación y de mi país.
Gracias, querido amigo, por el calificativo que otorgas a la entrada.

Lola, es verdaderamente una suerte haber acabado con aquella pesadilla impositiva, de miedo eterno al infierno con sus llamas y tormentos… ¡Qué cinismo y derroche de sadismo sembrando el miedo y el terror entre la gente!
Te creaban culpa y luego te la lavaban con su poder, quedando sometido a su juego…
Un saludo afectuoso

Hola Ramón, gracias por tu visita y acertado comentario. Esto lo enmarco en mi teoría del Software. Es decir, nos van colocando programas a lo largo de nuestra infancia y son imborrables del disco duro, solo se pueden modificar trabajando sobre ellos. Tal vez por eso andemos cargados de prejuicios.
Un saludo afectuoso

Felisa Moreno dijo...

Vine a darte las gracias por tu comentario en mi blog y me he encontrado con este estupendo poema, que refleja fielmente una época. Menos mal que ahora las cosas son distintas.

Un abrazo.

maria rosa dijo...

Hola Antonio, hacia tiempo que no pasaba.
Buen poema amigo y efectivamente nos recuerda tiempos pasados.
Lo que nos ha tocado vivir ahí queda en el recuerdo, hemos aprendido y mucho a saber lo que queremos y valorarlo y sobre todo disfrutarlo.

un abrazo amigo,
maria rosa.

Antonio dijo...

Gracias por tu visita y comentario, Felisa. Yo hace tiempo que te visito, desde que descibrí tu blog de la mano de Sílice (Inma), aunque no te he dejado comentarios. Te seguiré visitando para beber de tus escritos que me porecen muy interesantes.
Un afectuoso saludo

Antonio dijo...

Maria Rosa, es un placer verte por aquí. Yo creo que hay mucha gente que se identifica con estas vivencias del pasado. Fueron trabas que nos fueron poniendo, pero que fuimos saltando, hasta ser dueños de nuestras vidas, en parte...
Estamos curtidos en mil batallas, jejeje...
Un abrazo afectuoso

Ana Márquez dijo...

Al ser humano, Antoñito, le viene grande la expresión "término medio". El sexo, o es pecao, o eres un pringao y un antiguo y un tarado si no lo practicas a diario y hablas de ello a todas horas y tienes cinco orgasmos como cinco soles cada vez que lo haces... Así, sin solución de continuidad, nos vamos de un extremo al otro hasta que un día nos despeñemos por el acantilado que se abre bajo nuestros pies. Obviamente, después de tantos años de represión "tocaba" esto de ahora. Pero es que la reacción contra la reperesión ha llegado a tales límites que las mismas mujeres no quieren ver la humillación, la violencia y el atropello a la dignidad femenina que se perpetra en cada peli porno (en unas más que en otras), porque si dicen algo al respecto, podrían quedar como "antiguas" o "no liberadas". Hemos llegado al punto de que un escritor de renombre escriba en cierto libro que la pederastia no debería ser un delito porque los niños deben disfrutar también del sexo (esto lo leído yo, y escrito por un autor a quien respeto y admiro :-( encima)... En fin, en un lado o en el otro. Como se suele decir, Antonio, ni tanto que no te dejen hacer lo que te pide naturalmente el cuerpo sin sentirte culpable, ni tan calvo que te sientas culpable y con la autoestima por los suelos, porque cada dos por tres te sueltan desde todos los ángulos explícita o tácitamente q si no fo... eres un anormal, un anticuado, un facha, o, lo que es peor de todo, que eres digno de lástima.

¿Tú me entiendes, verdad?

El poema, genial :-)

Besitos

Belkis dijo...

El poema es estupendo Antonio, reflejo de una triste realidad que nos tocó vivir a muchos, pero que afortunadamente otros tantos también han podido superar, gracias a su voluntad y tesón. Ciertamente no sólo la iglesia, sino nuestros mayores, se equivocaron en muchos aspectos de nuestra educación, pero siempre con la mejor intención. No se puede pedir peras al olmos y ellos lo tuvieron aún peor.
Eres un poeta amigo. Enhorabuena.
Un abrazo

Victoriana Díaz dijo...

Cuanta verdad dices amigo. Que tiempos aquellos todo era pecado.
Menos mal que todo ha cambiado. Ahora es diferente pero tenemos que tener cuidado en no confundir la libertad con el libertinaje.
Un saludo.

Antonio dijo...

Hola Ana. Gracias por tu comentario, que por su extensión y contenido merece una dedicación especial.
Yo suelo decir que en el término medio está la virtud. El poema critica una época y las pautas educacionales del momento que, bajo mi punto de vista, fueron nefastas para el desarrollo individual del ser humano. Todo es criticable, por suerte y por obligación, para mejorarlo.
Siempre hubo pervertidos sexuales, eso es una realidad histórica, y siempre los habrá. El calificativo será más o menos estricto en función de la mentalidad del momento y del espíritu de los tiempos. Yo recuerdo al cura que, con el rollo de “dejad que los niños se acerquen a mí”, los manoseaba, besuqueaba en plan lascivo y hacía que las puertas de la ducha quedaran abiertas para poder él observar cuando quería lo que fuere… y algunas otras cosas que fui viendo en mi infancia y que ahora aparecen como conductas de pederastia. Lo de las duchas se explica por… ¿Voyeurismo, interés porque los niño son se masturbaran o vigilar en plan formativo cómo se ejecutaba el proceso de la ducha?
Hoy, como bien dices, hay gente que se cree que ser moderno es llevar al extremo el deseo sexual y otras conductas que algunos califican de libertinaje. Antiguamente, las conductas sociales apropiadas eran las del beaterio eclesiástico, el rezo del rosario y las novenas, la represión del deseo carnal, la sumisión a la influencia del cura y la obediencia ciega al régimen. La mujer en casa y al servicio de su señor amo o esposo, de sus hijos y de sus padres mayores… Eso sí, si su marido le pedía sexo ella a obedecer, pero si era posible sin el placer de la carne. Mientras tanto, el cura, en muchos casos, se regodeaba con la confesión del pecado y el conflicto carnal y su imaginación volaba en fantasía para liberarle de su propia represión.
Es una forma de organizar la sociedad. Pero en ambos casos tengo que decir que los extremismos no son adecuados, que la conciencia personal y el razonamiento de adulto y maduro, deben prevalecer para no dejarse llevar por los modismos y la corriente del arroyo de los tiempos.
Pero, sobretodo, digo o mantengo que no me parece justo que a un niño se le demonice la sexualidad, y el propio deseo natural que genera, puesto que está ahí con su función de encuentro entre dos personas que se quieren y para la fecundación de la vida. El peor enemigo de la educación sexual es el pervertido, frustrado y reprimido que intenta hacer a los demás de su propio gremio, o sea, también reprimidos…
El tema es amplio y merece una reflexión más completa, pero no era esa mi intención.
Muchos besos y celebro que vuelvas a tu actividad normal

Antonio dijo...

Belkis, estoy muy de acuerdo contigo. Una triste realidad que los menores de 50 años no han vivido con tanta intensidad. El proceso formativo se centraba, como hoy, en varios frentes entre la familia, la escuela, la iglesia y los amigos. De muchas cosas, que eran tabúes, te enterabas por la calle. Pero era lo que había en un mundo de desconocimiento.
Gracias por tus palabras y un fuerte abrazo

Antonio dijo...

Ahora, amiga Victoriana, creo que ya no existe ni el infierno terrible con el que se nos asustaba.
La libertad es más libertad si se acompaña de conocimiento y responsabilidad en la elección que se toma libremente.
Gracias por tu visita y un afectuoso saludo.

María dijo...

En aquellos tiempos, todo era pecada, el sexo, un beso o achuchón en la calle... todo se veía de color obsceno, hoy en día todo es natural, pero también había cosas positivas, eran tiempos diferentes.

Un beso.

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente poema que define aquella época de represiones internas que tanto daño produjo en aquellos tiempos, afortunadamente superados. Evidentemente generaba conductas como producto de un grito de rebelión en contra de principios retrógrados, que atentaban contra la naturaleza humana. Excelente post! Un abrazo.

Antonio dijo...

Ciertamente María. Hoy considero que un beso, un achuchón o contacto es el intercambio de energía positiva que encesitamos muchas personas para evadirse de la soledad de este mundo injusto y egoísta.
Nada más lejos de la obscenidad y del pecado...
Besos

Antonio dijo...

Alma, yo creo que el efecto rebote se ha de controlar para evitar pasar al otro extremo, pero, indudablemente, se tenía que acabar con aquella forma tan represora de entender la vida y las relaciones humanas.
Un abrazo cordial

Geni dijo...

Me educaron en un colegio de monjas en el todo era pecado,al salir me di cuenta, que eso que creía pecado, era lo único bueno que tenia la vida.
Te enseñan cosas muy buenas,aunque otras no tantas.
Tu poesía,refleja la niñez reprimida de miles de niños que ocultaban sus sentimientos por miedo a un infierno que no sabemos muy bien donde estaba, quizás se encontraba justamente en esa represion a la que nos tienen sometidos .
Un besito querido Antonio,me gusto visitarte.

Antonio dijo...

Querida Geni, mi casa virtual es tu casa. Somos de una generación que sufrió las secuelas de una confrontación bélida basada en la intolerancia y el dogmatismo e integrismo religioso y político. Debimos, supimos y realizamos un cambio que hoy lo disfrutan las nuevas geberaciones... todo se da por bien empleado en función del resultado.
Un beso

Jazz (H.S.) dijo...

Muuuuuuuy buen poema

junto con todo en este blog

=D