jueves, 4 de marzo de 2010

De noble arte a oficio de la política. (Parte III) (Conclusiones)


Ya me toca concluir. Gracias por vuestras interesantes aportaciones que han servido para clarificarme aún más.
----------


Estamos en el resultado de un proceso histórico y dinámico, con todas sus variables, que ha determinado la situación y el equilibrio de fuerzas entre los diversos poderes que rigen la sociedad. No olvidemos el poder del dinero, de la clase social dominante, de la religión con sus proclamas éticas y morales, de la ley emanante de una constitución peleada y, a veces, burlada y usada por los que no la apoyaron, de las ideologías políticas... Un marco complejo de relación, donde las alianzas soterradas se sospechan pero no son confirmadas con precisión. Se juega a varias bandas por parte de los poderes fácticos.

Es bien cierto que todo grupo humano ha de tener unas normas, leyes, principios y valores que sustente la cultura de esa sociedad para garantizar unas relaciones estables y adecuadas. La cuestión sería cuáles han de ser esas normas para que hagan más justa la relación social. Dónde priorizamos el esfuerzo y la atención de los gobiernos.

El poder se basa en la asimetría, y esta es reconfortante para el poderoso; es más, la erótica del poder se presenta por la ascendencia de un sujeto sobre otros al ejercerlo. Por tanto, el poder no se entrega fácilmente; se arrebata por la fuerza de la violencia o de las urnas, según sea el caso. Pero una vez llegados al poder, los nuevos elementos caen en la misma dinámica y toman los beneficios que se han creado para el rol del poder clásico, incluso las conductas de los sustituidos pueden ser copiadas como pautas de ejecución. El rol de ese poder se modifica muy poco.

Por otro lado, hay un hecho perceptible a primera vista. Se trata del envalentonamiento del mundo y de la ideología capitalista, tras la caída del comunismo. Este hecho le ha dejado con las manos libres y sin alternativa ideológica consistente y capaz de cambiar su sistema funcional. Lo curioso es ver el proceso de evolución del idealismo al servicio del pueblo, hasta convertirse en poder económico homologable con el capitalismo. El caso de Rusia es evidente, donde, los intereses económicos y de grupos, han llevado a la creación de una estructura capitalista sospechosa, hasta ubicarla en el ejercicio del poder.

Se han perdido los valores de justicia social. Se ha modificado el contrato social, si alguna vez lo hubo, que vincula tácitamente a los ciudadanos, y se ha hecho prevalecer los intereses particulares de grupos de poder sobre los generales de la ciudadanía. Prima el dinero sobre los derechos civiles. Afloran las conductas de competitividad salvaje y se pretenden la supervivencia, en plan Darwinista, del más fuerte, sin importar la solidaridad ni el desarrollo de valores humanos, a los que se alude como recurso demagógico para perpetuarse en el sistema. O sea, lo de siempre pero con otra faz.

Se crea y establece, en la sombra, un estado supranacional que es gestionado indirectamente por el dinero, por los sujetos que lo representan y que conforman las multinacionales. Su objetivo es liberar el mercado para controlarlo y dejar a los gobiernos en evidencia, responsabilizándolos de todo lo malo haciéndolos chivos expiatorios para el pueblo, mientras que ellos se marchan de rositas con los bolsillos llenos. Los medios de comunicación son su arma para convencer y manipular a la opinión pública, intentando que la gente tenga cada vez menos capacidad de crítica y asuma la de los medios sin cuestionarla.

Eso sí, su política económica es muy coherente, basada en la asimetría y la prevalencia de la plata sobre el ser humano, este se ha de someter al poderoso don dinero para poder satisfacer sus necesidades más básicas. Aquí queda atrapado. El mensaje social por excelencia, con respecto al progreso, es tener más cosas, ser más pudiente, y disfrutar de la cultura del bienestar, obviando el desarrollo interior e intelectual.

Resumiendo:

  1. El poder está en el dinero, que ejerce de motor de la sociedad.

  2. Lo importante son los bienes materiales.

  3. El objetivo de la sociedad está en producir esos bienes materiales a través de la actividad empresarial, y el ser humano está al servicio de la empresa.

  4. Existen órganos de poder transversales que conforman supraestados e injieren en el gobierno para sacar beneficio e imponer su política.

  5. Las decisiones políticas están cada vez más sujetas a los condicionantes externos y a las decisiones de los organismos y grupos de poder internacionales.

  6. El político debió abandonar su idealismo para convertirse en ejecutor de negocios y administrador.

  7. En la formación y educación no se busca el desarrollo individual del sujeto dentro de la colectividad, sino su adecuación al sistema…

  8. En estas circunstancias caben pocas variables políticas, quedando un estrecho margen de actuación para los partidos que opten al gobierno.

Entonces… ¿qué hacer? Yo creo que lo importante es crear conciencia individual y colectiva, de cuales han de ser las conductas políticas y sociales adecuadas para la evolución del ser humano en una era del conocimiento y desarrollo personal. Queremos saber para comprender, queremos pensar para deducir, queremos tener principios y valores que potencien al hombre libre y responsable sobre cualquier otra cuestión. Es cierto que estamos en una crisis de valores, y cuando esto se da es porque los viejos valores ya no sirven en esta era de la información y el conocimiento. Ello no quiere decir que se tiren por la borda, sino que se sometan a una criba, a una revisión, duela a quien duela, pierda quien pierda, para seleccionar los válidos y encontrar otros nuevos que los complementen.

Esta sociedad perversa, poseída por la codicia, la insolidaridad, el materialismo y el egoísmo tiene que dar paso a otra más justa, más capaz de ofrecer oportunidades a todo el mundo, sin distinción. A concebir el ser humano como universal, obviando fronteras y otras trabas interesadas que se han ido implantando a lo largo de la historia en beneficio de las clases dominantes, que son las verdaderas opositoras al desarrollo integral de la sociedad, las que plantean la mayor resistencia al cambio que agreda o cuestione su poder. Las fronteras se crearon como muro de contención y defensa de los intereses colectivos de los estados, considerando que los estados eran posesiones de sus dueños y señores, de los dirigentes, reyes y gobernantes. Separaron a los pueblos, a su gente, y los enfrentaron en beneficio de los intereses de unos pocos. Para mí, crear fronteras es aldeanismo, romperlas es universalidad.

El cambio que se necesita no es un cambio de partidos políticos solamente, de volver a la concepción de la política como el arte de servir a los intereses generales de la ciudadanía, sino un cambio de filosofía de vida, un nuevo espíritu de los tiempos o, como plantearon los pensadores alemanes del siglo XIX en su concepción hegeliana, un nuevo “zeitgeist” que cambie los principios y valores que frenan nuestro desarrollo y permita otros valores más universales, que consoliden un nuevo marco de relación social basado en la concepción universal y humanista del hombre y de la sociedad, que busque el perfeccionamiento personal de los seres humanos. Es un largo camino que se ha de ir fraguando en el día a día, desde la conciencia libre de los hombres y mujeres, basada en la evolución del conocimiento, del uso de la razón y de los principios que generen y potencien el acercamiento llano y sin prejuicios entre la gente y los pueblos. Un camino que nos lleve al encuentro con la propia naturaleza.

No quiero dejar de referirme, en último término, a la irrupción de integrismos religiosos que nos retrotraen a tiempos pretéritos de sumisión y obediencia, de alienación y anacronismo ideológico, que solo pretenden la anulación de la conciencia individual y la imposición de mecanismos de represión interna, renunciando a la libertad responsable que eleva la espiritualidad y el intelecto del ser humano.

Mientras tanto, uno se cuestiona si este modelo social en el que vivimos no es el menos malo de los posibles en este momento y si vamos por el buen camino para el correcto cambio.

32 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Efectivamente, la sociedad tiene que girar hacia la justicia social. Pero, después de tu análisis tan exacto, desgraciadamente, ¿quién la lidera?
¿la conciencia individual?¿los grupos sociales devaluados? Propones una maravillosa utopía.

Belkis dijo...

Definitivamente hace falta ese cambio, pero de todos los que formamos parte de la sociedad porque para cambiar al mundo tenemos que empezar por cambiar nosotros. Si yo no mejoro, no puedo pretender que mejoren los demás, si yo no me respeto, no puedo respetar a los demás, si yo no soy honesto, no puedo exigir honestidad a los demás, si no soy solidaria, no puedo exigir solidaridad a los demás… Creo que antes de mirar a los políticos, a las multinacionales, a las religiones, debemos mirarnos nosotros como ciudadanos de a pie y ver que estamos aportando a nuestro entorno. . Miles de gotas de agua hacen al mar. Fenomenal el análisis que haces Antonio. Es un gusto pasar por aquí, aprendemos mucho de ti.
Abrazos

MAJECARMU dijo...

Ese cambio ha de venir desde el individuo,consciente de sus valores como ser humano y como persona,unido a los demás para aprender y crecer juntos.Y sobre todo cerca de la madre y sabia naturaleza,que nos alimenta,nos inspira y nos enseña a engrandecer el espíritu,que es la mayor riqueza que poseemos..

Es necesario que despertemos tomando las riendas de nuestro destino con responsabilidad y buena voluntad para crear y recrear este mundo,que está en nuestras manos.

Mi felicitación y mi abrazo,Antonio
M.Jesús

Antonio dijo...

María Jesús, para mí el cambio ha de venir desde la concienciación colectiva. Es el producto de la interacción de todas las partes. Cuando la sociedad lo demande de verdad saldrá el lider que lo ejecute... o puede que la cosa no sea tan facil y siga en la utopía.

Antonio dijo...

Belkis y M.Jesús, os veo también en la misma onda. Yo sostengo, con otras palabras, lo mismo que decís. La sociedad que es dueña de su destino es la que asume la responsabilidad de gestionarse y se implica en ello. La sociedad somos todos y cada gota de agua se suma para formar el océano. Mientras más puras sean las gotas de forma individual, más puro será el resultado final.
Un trabajo arduo pero interesante el que tenemos por delante.
Besos para las dos.

Abuela Ciber dijo...

Interesante leerte.
El poder desde los comienzos de la vida ha sido un pilar.
A través de la historia del hombre en la tierra se ha ido modificando como se logra ese poder, ahora es el dinero.
Tal vez mañana sea la comida y el agua.
Y si sigue modificandose el eje de la tierra..... no solo serán de clima los cambios.

Cariños

Antonio dijo...

Querida Abu, yo creo que el poder lo tiene que posee los recursos para satisfacer las necesidades que se tienen o se crean...
Cariños

Peter Pantoja Santiago dijo...

...¡Saludos Antonio!

La justicia social debe ser el principal motivo de lucha de los lideres del mañana, pero deben cosntruir ese compromiso desde el presente.

Sinceramente siempre he dicho que por esa justicia social no me importaría perder la vida, dejar hasta el último aliento en ello, que lástima que la mayoria de los políticos no tengan ninguna clase de conciencia social sino conciencia económica...

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

utopia, antonio, utopia, nunca ha habido justicia social, y no la habrá.
buen finde, me han encantado tus reflexiones

m.eugènia creus-piqué dijo...

Mi querido Antonio, una visita super rápida para saludarte.

emejota dijo...

De acuerdo con Belkis, somos pequeños y debemos empezar por nuestra pequeña parcela, que no es poco, y continuar por las contiguas. A nivel psicológico es como volver a empezar, pero la cruda realidad es que la sociedad hemos puesto en marcha una enorme bola de nieve que se desliza cuesta abajo, cual alud, y las consecuencias son meridianas. En este punto estoy de acuerdo con la Abuela Ciber.
De todos modos no soy pesimista aunque todo se deteriore al máximo, seguramente sean ciclos dentro de un proceso más amplio en vias de desarrollo. Dentro de mi teoria favorita, la de la polaridad por donde conviene a aprender a patinar,lo primero que he escrito se encuentra en el polo de lo privado, de lo concreto, de lo humano. Esto último en el opuesto, que no es lo divino, sino el de los ensayos cíclicos de los procesos vitales dentro de la naturaleza de la cual apenas si somos "encimas". (ja,ja porque nos encontramos encima). Un abrazo Antonio y muy buena trilogía, digna de un excelente miembro de esta humanidad en desarrollo ¿"racional"?. Sí, racional porque cada cual busca su "ración" de lo que considere necesario.

Antonio dijo...

Amigo Peter. No es justo, bajo mi punto de vista, tener que dar la vida por la justicia. La vida siempre te la arranca la injusticia y solo se muere justamente cuando es la propia vida la que va declinando hasta el final, en paz y sosegadamente, al amparo de una senectud fraguada en esa justicia social que tu defiendes tan bravamente.
Un abrazo

Antonio dijo...

Es verdad Mª Ángeles, eso de la utopía. Pero yo defino la utopía como aquel objetivo que queremos conseguir y, aun sabiendo que nunca llegaremos a ello, procuramos acercarnos lo más posible. Es como querer alcanzar el horizonte, siempre se irán descubriendo otras nuevas visiones del mismo. Yo la comparo con las líneas asintóticas que se van acercando, pero nunca se encuentran, pues solo lo harían en el infinito.
Por otro lado, ahora, posiblemente, nuestro sistema de vida se acerque a la utopía que se forjaron los colectivos sociales de hace un par de siglos, a aquel horizonte, pero nosotros tenemos otro montado sobre él.
Buen fin de semana para cargar las pilas.

Antonio dijo...

Geni, siempre es un placer recibirte aunque sea solo para saludar. Si pasas por aquí me das salud. Yo les decía a mis alumnos de enfermería que lo primero que tenían que hacer al recibir un paciente es saludar (salud-dar) para empezar bien la terapia. ¿No te parece?
Un saludo

Antonio dijo...

Yo creo, emejota, que lo que es empezar se empieza al nacer. Lo que pasa es que ahí nos van fraguando otros con sus principios, ideas y valores hasta socializarnos e integrarnos en la sociedad sosteniéndola y consolidándola. La cuestión está cuando tomamos conciencia de la importancia colectiva de cada uno de nosotros y entendemos que la interacción de las partes (de todos) dan un resultado y en función de la calidad de esas partes puede ser uno u otro. Entonces podemos deducir que no nos gusta lo que hay, lo que se ha creado, aunque ya estamos atrapados en la dinámica social que sustenta el sistema. Si vertemos las críticas hacia un punto y no comprendemos que es todo un sistema el responsable, nos inhibimos en la solución y no nos responsabilizamos de la alícuota parte que nos corresponde. Creamos el chivo expiatorio y nos justificamos y amparamos en ello para no aceptar la culpa que nos atañe. Hay dos conceptos bases que me gustaría desarrolla algún día en estas reflexiones, como son la externalidad defensiva y la disonancia cognitiva, si bien son demasiado técnicos y habría que saber expresarlos claramente para todos, por lo que pongo en entredicho mi capacidad expresiva.
En todo caso aludo al Zeitgeist , como el espíritu de los tiempos donde se crean las circunstancias adecuadas para el cambio. Ahora se habla de nuevas eras, de espiritualidad bien entendida, donde el hombre se encuentre en paz con su propia naturaleza. ¿Nos dejarán?

Ciberculturalia dijo...

Queridísimo Antonio, estos días he estado muy líada y aunque venía a tu casa no me he podido detener en leer tus entradas. Quiero hacerlo este fin de semana porque estoy convencida de la importancia de tus escritos sobre el oficio de la política. Te contaré.
Un abrazo y gracias por tu gran esfuerzo

Ramon.Eastriver dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. Me gustaría comentar detalladamente algunos aspectos. A medida que iba leyendo pensaba que estaría bien de organizar un foro abierto para poder comentar detalladamente artículos como el tuyo, cualquiera de las tres partes. Muchos aspectos estaría bien de discutirlos aunque estoy de acuerdo contigo. Pienso por ejemplo en lo de revisión de viejas ideas, le pese a quien le pese, lo de la criba... Ahí se me generaban multitud de dudas y de propuestas y de preguntas, y en otros fragmentos también. Estaría muy muy bien poder discutir dos o tres personas algo concreto por chat, y después colgar la conversación analizando un artículo. Sería dinámico y muy interesante. Ya sabes que últimamente estamos llenos de ideas.

Por lo demás los artículos muy interesantes. Y seguramente la propuesta pasa por las que tú propones. Un enorme abrazo.

Flor dijo...

Hola Antonio acabo de entrar en tu blog por casualidad,me llego en un correo que me mandaron tu direccion y me pico la curiosidad,y aqui estoy gratamente sorprendida de lo que he leido,te cuento que yo pertenezco a un taller de escritura de una pequeña villa de Cantabria,en donde nos juntamos a compartir la pasion por la escritura y en donde comentare el hallazgo de tu blog,te seguire leyendo desde la distancia,un saludo.

Antonio dijo...

Mi querida Carmen. Te conozco por tus escritos, por las ideas que reflejas en ellos… te conozco, creo, en la profundidad que genera el pensamiento de tu blog. Eso es maravilloso; contrastar desde la distancia la existencia de gente afín en muchos aspectos y complementaria en otros.
Siempre serás bien recibida tú y tus comentarios.
Un abrazo y buen fin de semana

Antonio dijo...

Como bien sabes, amigo Ramón, me considero un librepensador, por lo que ello significa de libertad y de proceso racional para introyectar conclusiones desde la neutralidad, o la parcialidad, nunca se sabe, de mis propios pensamientos. Me gusta pensar y meditar las cosas, aunque no siempre lo consigo.
Las viejas ideas deben ser tratadas con soltura y desparpajo, para volver a dar energía a las que puedan ser actualizadas y desbancar a las obsoletas. El desbanque, bajo mi punto de vista, no es una mera inhabilitación, sino la exclusión, por convicción razonada, de las ideas que, más que apoyar el progreso bien entendido, lo frenan.
No soy sujeto de debate pronto, de entrar en confrontaciones ideológicas de rápida discusión porque entiendo que en todas partes hay aspectos buenos y malos en mayor o menor medida. Sostengo que lo inteligente es dejar tiempos prudenciales para elaborar conclusiones sanas y asépticas antes de defender nada a capa y espada. Sé, y considero, que la mayoría de los seres humanos nos movemos por la visceralidad y las emociones antes que por el razonamiento maduro, cuando actuamos. Por eso digo que lo medios de comunicación manipulan, en base a esa visceralidad y a las emociones de la gente.
Quiero decir con ello que soy más amigo del debate sopesado y lento de los comentarios blogueros que del chateo, aunque cualquier iniciativa novedosa me parece estupenda al amparo de los principios y objetivos que refieres.
Un afectuoso abrazo

Antonio dijo...

Flor, bienvenida a esta casa virtual de reflexión y encuentro. Para mi es una satisfacción que os interese el contenido de mi blog y que podáis elevarlo al rango de discutible, puesto que significa que merece vuestra atención. A la vista de tu comentario, estoy seguro que hay otras muchas entradas colgadas anteriormente que te pueden interesar, tanto en los temas sociológicos, polínicos, amorosos, poéticos y otros.
Espero vuestros constructivos comentarios.
Un saludo afectuoso a ti y a esa maravillosa tierra de Cantabria.

Antonio dijo...

Flor, polínicos debe entenderse por políticos... es un error de vuelo del dedo que se perdió en la búsqueda de la t.

Abuela Ciber dijo...

Bueno de ahi que vamos a las urnas y damos ese poder con nuestro voto, para que los gobernantes realicen los cambios.

Claro que quedandonos comodamente en nuestras casas viendo la vida a traves de las ventanas, no se hace nada, hay que trabajar un poco para la comunidad, elevando nuestras voces por justicia y dando por supuesto el ejemplo.

Cariños y que tengas un buen fin de semana!!!!

Camino a Gaia dijo...

He disfrutado con la lectura de tu exposición. Lúcida, completa y sencilla. Es muy importante que en una sociedad, donde estamos desbordados por la cantidad de información y por su insalubridad, se consigan hacer exposiciones asequibles al mayor número posible de individuos.
Tu exposición me parece de una coherencia admirable y yo la suscribiría en su casi totalidad. Han quedado incluidos en el análisis, aunque de forma somera, dos aspectos que considero fundamentales: El papel ocupado por la ciencia en este proceso y el impacto que todos estos procesos económicos han tenido sobre el medio ambiente. Estimo su importancia porque aunque en un pasado histórico su importancia pudo ser relativa, en el futuro modelo a diseñar resultarán fundamentales, así como el uso de internet en nuestras vidas. Creo que el darwinismo, contextualizado socialmente en mayor o menor medida, e imbuido en nuestra sociedad ha influido sobre la política, que como sabes, hoy ya no es un arte: es una "ciencia". Pero desde el mismo ámbito científico, el enfoque evolutivo está cambiando hacia una visión coherente con los modelos éticos que estamos propugnando, hemos pasado del "Gen egoista" de Dawkins al "Planeta simbiótico" de Margulis.
En cuanto a la gestión del medio natural, se convierte en un factor clave, pues al ser en definitiva un bien común, exige una defensa de un patrimonio público, debido a que los daños, la degradación y los costes económicos y sociales producidos en la
naturaleza, se vuelven a cebar sobre los mas desfavorecidos. Todos hemos visto lo que ha pasado en Copenhage.

Antonio dijo...

Por lo menos, querida Abu, en algunos sitios tenemos las urnas.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, Camino, por tu visita y enriquecedor comentario al que no se le puede poner ningún pero.
El tema es complejo y siempre nos dejaremos algo en el tintero, bien por falta de tiempo, de espacio o de lucidez.
La gran ventaja que tiene esta situación, el mundo bloguero, es que en los comentarios aparecen ideas y aportaciones que enriquecen la exposición inicial, como es el caso.
Bienvenido a esta casa virtual y ya sabes dónde está la llave.
Un saludo afectuoso.

Camino a Gaia dijo...

He encontrado el complemento que echaba en falta en esta trilogía en tu entrada sobre el progreso, allí te he dejado un comentario. Cuando nos detenemos a escuchar (o a leer) a las personas puede sorprendernos la cantidad de afinidades que podemos encontrar.

Antonio dijo...

Gracias, Camino. Pasé por allí y vi tu comentario, con el que me identifico.
Las personas, por lo general, somos afines si sabemos centrarnos en lo importante de la vida, cuando son eliminadas las nimiedades. Lo que pasa, bajo mi punto de vista, es que en esta sociedad hay muchas gente centrada en esas nimiedades y no van o no quieren ir más lejos.
Un afectuoso saludo

luna llena dijo...

Hola Antonio, te felicito por tus conclusiones.
Todos tenemos buena voluntad y deseos de cambios. Estoy de acuerdo con Belkis, empezar por cambiar nosotros.
Se debería crear una conciencia colectiva a nivel Universal, cuyos principios fueran: Solidaridad, deber y respeto a la Naturaleza.

Para que se diera el cambio se necesitarian: ideólogos, líderes superhombres que esten al frente.Las Masas no los seguirian si no se dieran circunstancias de extrema necesidad a nivel mundial.
El cambio parece difícil, creo que se dara en su momento y sera imparable.
Hay que dejar que la Tierra devuelva los golpes, la Naturaleza es sabia y en un futuro nos pondra donde nos corresponde.

Permiteme Antonio, un poema de un romántico polaco Asnyk.

Buscad el claro rayo de la verdad:
buscad las rutas ignoradas y nuevas.
Cuando la mirada del hombre se ponga a lo lejos,
no le faltarán las divinas sorpresas.
Cada época tiene sus propios ensueños
y abandona los suyos del ayer.
Venid, tomad la antorcha del saber.
Haced una obra nueva con el trabajo de los siglos
y construid el palacio del Porvenir.

Un abrazo

Antonio dijo...

Luna Llena, estupendo el poema que traes a colación. Es muy orientador.
Yo pienso que el camino para hacer a la gente más libre está en la educación, en la formación y enseñanza hacia la propia evolución personal, hacia la potenciación de criterios propios y razonables basados en las premisas que planteas. Se ahí la lucha por controlar la educación, tanto a nivel político como religioso. Es difícil consensuarla pues a través de ella se forman y conforman los sujetos, y a cada posición política le interesa un tipo de sujeto. Al nosotros la que nos interesa es aquella que nos ayude a ser maduros y capaces de razonar libremente, sin tapujos ni imposiciones... ¿llegares a tener una educación liberalizadora en lugar de una sometedora?
Un beso y gracias por tu aportación

CharlyChip dijo...

Un interesante análisis...

Es curioso ver el efecto de la anulación de la oposición. A menudo el verdadero avance se produce ante la resistencia de los opuestos...

Todo el que se queda solo en el camino lo pierde al mismo tiempo que la brújula, la capacidad de autocrítica y pronto la autoestima para dejar lugar al caos.

Un cordial saludo

Antonio dijo...

CharlyChip, no hay nada más peligroso que una idea sin otra para contrastarla.
Gracias por tu visita y comentario