sábado, 30 de diciembre de 2006

ESTRESORES EN ENFERMERÍA

IDENTIFICACIÓN DE ESTRESORES LABORALES EN PROFESIONALES DE ENFERMERÍA
(Artículo publicado en la revista PRESENCIA)

Resumen.

El afrontamiento de situaciones de estrés por los profesionales de enfermería en el ejercicio de la profesión, si no es adecuado, puede llevar a la instauración del síndrome del quemado. Luchar contra ello es preservar la salud mental de la enfermera y la propia profesión, garantizando una mejor asistencia al ciudadano, que es el objeto final de nuestra actividad. Como objetivo básico se propone la identificación de las situaciones o circunstancias que los profesionales de enfermería perciben como más estresantes. Para ello se ha proyectado un estudio de investigación, básicamente descriptivo, sobre la opinión de los profesionales que ejercen su actividad en centros hospitalarios y atención primaria, basado en los planteamientos de Gil-Monte y Peiró.

Muestra incidental de 110 sujetos de ambos sexos seleccionados de centros de atención primaria (23,66%) y hospitalización (76,34%).

Instrumento, cuestionario “ad hoc” de identificación de estresores laborales desarrollado con base en el modelo de Gil-Monte y Peiró (1997) compuesto por 28 ítems, de respuestas tipo Licker.

Los resultados se presentan en tablas donde se reflejan las puntuaciones medias de cada ítem, su desviación típica y el coeficiente de variación. Los desencadenantes que mostraron promedios más altos fueron a la sobrecarga laboral, el ambiente físico, exigencias socio-familiares y la falta de participación en la toma de decisiones; correspondiendo el valor más bajo a las relaciones interpersonales con compañeros. En relación a los facilitadores los profesionales se autoevalúan alto en: Autoconfianza, características de humano, altruista..., empático y en tendencia a afrontar problemas de forma directa.

En cuanto a la comparación entre atención primaria y hospitalización, encontramos que existe bastante homogeneidad entre los resultados de ambos colectivos. Las diferencias se podrían explicar por la dinámica diferenciada del trabajo y la propia organización del mismo. Se declaran más entusiastas en atención primaria y en hospitalización se definen más empáticos. La tendencia escape/evitación se da más en hospitalización. La percepción de sentirse quemado por el trabajo resultando casi 2 puntos más en hospitalización que en atención primaria.

Autores: Antonio Porras Cabrera, Concepción Bilbao Guerrero, Bernardo Vila Blasco

El artículo lo encontrarás completo a la página web:
http://www.index-f.com/presencia/n1/14articulo.php

2 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Desde joven pense que hay que tener una "doble piel" para trabajar en el sector salud.

recuerdo cuando realizando mis horas de práctica de enfermería me desmaye al ver una punción lumbar en un joven.

Saludos, empece a leer el blog desde el principio, creo que es así cuuando se quiere conocer al autor.

Antonio dijo...

Gracias Abuela Ciber, por dar esta vuelta completa por mi blog. No sabía que tú también eras enfermera.
Un abrazo