viernes, 17 de julio de 2015

¿Dónde está la Europa de la gente?


La insensibilidad y falta de empatía de la Merkel y sus acólitos queda de manifiesto en el incidente ocurrido en una escuela en Rostock, norte de Alemania, con la niña palestina que se puede ver hoy en las noticias de los periódicos (ver prensa). Esa niña, que lleva 5 años en Alemania, que habla perfecto alemán, según parece, y que quiere seguir estudiando, no pedía que vinieran todos los palestinos a Alemania, sino que no se les expulsara a ellos. La dama de hierro no supo o quiso interpretarlo así, mostrando su cara más fría e insensible. La niña lloró desconsoladamente. Esta es la cara inhumana de la Europa alemana. Entonces escribí este poema dedicado a la crisis Grecia. Lo he titulado:

FRÍO INVIERNO
----------------

Negros nubarrones 
se ciernen como una amenaza,
un gélido viento del norte
empuja con saña,
recorre los Alpes
los montes araña
con garra de águila.

Viene de Alemania
cruza los Balcanes
inunda las casas
y esparce la sombra
en la misma cuna 
de la democracia.

La noche se acerca
las tinieblas hablan
y cantan gritando
penas y miserias
de la gente sacra
del pueblo oprimido
al que no permiten 
levante la cara.

De nuevo se asoman 
tras de las montañas
máquinas de guerra 
que son las finanzas,
banca avariciosa
que presta en ganancia
y que nunca pierde
pues pone y retira
como a ella le plazca
gobiernos y mandos
en todas las plazas.

Ese viento frío 
que te rompe y rasga
va calando hondo 
en los desahuciados
en pobres sin techo
en las clases bajas
mientras que los otros
engordan sus panzas
con platos y mesas 
llenos de abundancia.

¿Quién pretende ahora
salir en defensa
de la democracia,
gritar por las calles
por todas las plazas
que ganan la guerra
que no dejan nada,
pues si libremente
bramas y reclamas
puede que te callen
con la ley mordaza?

Estos son aquellos,
de su misma cuna
de su misma casta
te prometen mucho 
y después te engañan,
solo les importa 
ganarse su pasta
mayor patrimonio
mejorar sus casas
tener más acciones
levantar su casta
aunque para ello
mucha gente pobre
tenga que pagarla.

Chiquillo despierta...
¿No ves que te engañan?
Levanta tus ojos
mira tu mañana
que si tú lo observas
verás sus falacias
sus falsas sonrisas
sus rollos y trampas
para que les votes
y seguir haciendo
de su capa un sayo
como su dios manda,
ese dios dinero
que todo lo empaña.


No hay comentarios: