domingo, 5 de julio de 2015

Al final ganó el NO

  
Bueno, parece que ya podemos decir que el pueblo griego, por una considerable mayoría, ha dicho NO (OXI) a la oferta de la Troika. Aunque estos hayan señalado que ya no estaba sobre la mesa, la cuestión es que el listón si estaba; es decir, el nivel de exigencia que planteaban para conceder o ampliar el rescate. Los griegos, que han entendido que hasta ahora solo han tenido sufrimiento con el sistema impuesto por la Troika y pérdida de poder adquisitivo, del PIB, de la renta per cápita, etc. han rechazado la propuesta por entender que era más de lo mismo, han decidido que se ha de elaborar otro tipo de acuerdo que les permita crecer y han delegado nuevamente en Tsipras para que negocie con Bruselas la salida de esta situación que fueron creando con la ingeniería financiera y la mentira de los gobernantes griegos en connivencia con las autoridades europeas, junto al descontrol del propio Estado Griego que parece anda desestructurado y en pañales para hacer viable una economía productiva con suficiente solvencia.

No han dicho, a mi modesto entender, NO a Europa, sino que han dicho NO a su propuesta y SI a seguir negociando hasta conseguir otra más satisfactoria. Yo, en mi modestia, entiendo a Tsipras y comprendo que convocara el referéndum, pues no estaba en su programa someterse al tipo de recortes que le exigían desde la UE. Por tanto, es justo que reclame la conformidad o implicación de aquellos que lo votaron con otro programa o idea (En España eso no se suele hacer, pues,  en nuestro caso, llegan al gobierno, dicen que se lo han encontrado muy mal, aunque antes dijeran que sabían lo que había, y hacen lo que les da la gana dejando de cumplir su programa sin contar con la ciudadanía y su nueva aprobación o convocatoria de nuevas elecciones para aprobar otros programas más acordes… en fin, nosotros somos diferentes y nuestros políticos sí están capacitados para cambiar, incluso, la Constitución a su parecer sin contar con los demás).

No sé si Ysipras se ha equivocado estratégicamente con la convocatoria, tal vez hubiera sido más conveniente convencer a la UE para aceptar que se presentara su postura y ser aprobado por los griegos mediante referéndum, antes de ser firmado el acuerdo, puesto que escapaba de su programa electoral, en lugar de dar esa espantada en plan órdago… eso es cuestión de procedimiento. Les supo mal, muy mal, a los de la Troika, a los de la UE, ese órdago, y convirtieron el referéndum en un plebiscito sobre Syriza y Tsipras. Pero lo hicieron tan mal que se apoyaron en los partidos que acababan de ser desahuciados del gobierno en las pasadas elecciones por considerarlos responsables del desaguisado. Ver a Yorgos Papandreu, del Movimiento de Socialistas Democráticos, a los conservadores de Nueva Democracia, al Pasok y a To Potami defendiendo el SI, no parece ser un buen aval para ganar un referendum que tiene como objetivo reconducir el dislate que estos produjeron. Lo que ahora les deja a ellos, a la Troika, en una tesitura más compleja, pues ya no van contra Tsipras, sino contra todo el pueblo que le apoya (más del 60%). Tsipras ha salido reforzado y en la negociación tiene otro peso, salvo que la Troika decida que se ha de iniciar el camino hacia la salida de Grecia, abriendo un proceso mucho más complejo que acarrearía unas considerables pérdidas a las economías europeas y a la credibilidad de la moneda única.

Para mí hay cuestiones insondables, como puede ser  la posición real de Alemania. Europa no es lo que ellos querrían… les hubiera gustado más una Europa de dos velocidades. Creo, sinceramente, que los países de la periferia, o del sur, los llamados PIGS (Portugal, Italia, Gracia, Spain) no son bien considerados por los alemanes, que siguen, en el fondo, siendo muy suyos, prepotentes y con una cierta dosis de racismo subyacente. ¿No estaremos ante el inicio del proceso de reversión para dejar en la cuneta a los PIGS?

El futuro siempre es incierto, aunque sea previsible en cierta medida. Grecia no es España, ni Portugal, ni Italia, pero está entre los PIGS y es el vecino; ya se sabe… "cuando veas las barbas del vecino recortar pon las tuyas en remojo". Por tanto, es importante lo que pase de aquí a unos días  con el asunto griego. Porque si se le recortan las barbas habrá que ver si es para dejarlo bien afeitado y limpito o si es para denostarlo y arrojarlo al destierro de un monasterio  como le hicieron al rey Wamba. Creo que es mejor que apoyemos una buena solución para Grecia, pues esa misma solución podremos necesitarla nosotros dentro de poco; es más, deberíamos dejar clara una sistemática de resolución de problemas de esta índole para el futuro. La moneda única requiere otras políticas económicas, por supuesto, pero el crecimiento de los países de la UE requieren distintas actuaciones en función de su punto de partida y un trato diferente según el caso; apoyar una economía productiva, que es la que crea puestos de trabajo, en lugar de la especulativa que es la que está desarrollando la banca.

De todas formas, Grecia, ya ha introducido el caballo de Troya en Europa. La UE sabe que existen corrientes, cada vez más fuertes, que defienden otra economía más keynesiana, más expansiva, centrada en la preservación el Estado del Bienestar y de menos recortes, puesto que estos ya han demostrado sobradamente su ineficacia para el crecimiento y el empleo de calidad. Cada vez se grita con más fuerza que queremos una Europa más de los pueblos, de la ciudadanía, pasando los mercaderes a su justo lugar de servicio a los ciudadanos. La lucha interesada de la Troika, que no representa a los ciudadanos de Europa, se ha centrado, en este caso, en eliminar a Tsipras y su gobierno, haciendo saltar por los aires los brotes ideológicos que afloran por Europa reclamando una economía más humanitaria, más racional... que esos brotes sí son un peligro pues los ponen contra las cuerdas en este combate singular entre el mundo del dinero y el de la realidad social. El peligro para ellos está en que dichos brotes ideológicos acaben poniendo en los gobiernos a sujetos no afines a sus políticas y arrojen a la calle a sus benefactores incondicionales.

Seamos serios. Esta crisis económica no la provocó el pueblo, sino el mundo financiero apoyando las hipotecas surprime, la burbuja inmobiliaria, el consumo desmesurado e irracional, dando préstamos locos sin garantía, haciendo ingeniería financiera y economía especulativa, fue una trampa para incautos que empezaron a vivir por encima de sus posibilidades pensando que esto era Jauja, que la gallina de los huevos de oro no se moriría… al final se murió, y  la crisis la sufre el pueblo. Tal vez provocaron la crisis intencionadamente, esperando gestionarla en beneficio propio, como se viene viendo. En la ciudadanía tiene que aflorar la conciencia de que esta situación se ha de reconducir hacia la justicia. No tiene sentido que, mientras duermen en la calle inocentes “sintecho”, mientras han de mendigar la sopa, se llenen los bolsillos con sueldos inmensos los gestores y responsables de la crisis. ¿El “error” de la banca lo tiene que pagar el pueblo?

Concluyo; Grecia es PIGS, al igual que nosotros. Lo que pase con Grecia nos afecta más de lo que parece, tanto si se arregla la situación con concepciones, dejando jurisprudencia para la solución de posibles problemas nuestros; como si se le indica la puerta de salida, dejando los PIGS en PIS con el riesgo que esa puerta abierta conlleva. Por tanto, Grecia, en cierto sentido, somos todos los países periféricos. Vayamos con tacto que nos la jugamos… Ahora nos queda ver como ruge el oso alemán ante estos resultados… Merkel se siente la canciller de toda la UE y domina el escenario. ¿Quién le pondrá el cascabel al gato?


4 comentarios:

emejota dijo...

De largo los alemanes en concreto querían quitarse a Grecia como socio económico, cuestión de idiosincrasia, pero oficialmente no querían ser el malo de la peli, "que no se diga que les echamos". Ahora han conseguido lo que querían. A partir de ahora las cosas quedan transparentes, vuelta a la Europa de doble ritmo, el mediterráneo y el central.
Inténtese convertir a un hispano en germano y escucharas lamentos mientras ellos aprietan los dientes .....y si pueden se vengan de las afrentas históricas a su manera.
Bueno mi humilde opinión suele ser transtemporal, nada que ver con la política sino con la urdimbre humana, que tanto me apena.

Antonio dijo...

Es tu humilde opinión, emejota, pero tienes más razón que un santo. El gran dilemas es si somos compatibles los centroeuropeos y los latinos o mediterráneos para formar un estado aunque sea federado, donde se intente imponer una misma forma de vida, de cultura y costumbres. La austeridad y sobriedad teutona o germana en su tierra se convierte en transgresora cuando viene al sur, pero no sé si eso quiere decir que admiran nuestra forma de vida o que andan buscando un escape para sublimar la represión social a la que se ven sometidos mediante el respeto de costumbres y conductas sociales en su país de origen.
Europa es compleja y algo más que un proyecto de comunidad económica.
Un abrazo

Fanny Sinrima dijo...

Cuando Alemania hace una agresiva exhibición de su poder, como en el caso de Grecia, da miedo. ¿A dónde van a llevar a Europa?...¿Qué podemos esperar los pueblos?...Alemania intenta dominar Europa.Hoy no necesita de hornos crematorios para imponer su ley sino del capitalismo financiero.
Soy pesimista.

Un abrazo, Antonio. Tu blog es muy interesante.

Antonio dijo...

Cuando el poder se centra en el dinero, cuando la avaricia y codicia de la gente se antepone a la solidaridad y la justicia distributiva, cuando se pierde el sentido de la dignidad humana y de los valores que llevan a la cohesión, se abren las puertas a la miseria y el poderoso económicamente tiene aliados por doquier para explotar y hundir al débil.
Un abrazo Fanny y grcias por leer el blog