lunes, 16 de julio de 2012

Me gusta ser andaluz



Acabo de llagar de mi pueblo, Cuevas de San Marcos, de esa Andalucía profunda, donde uno se encuentra con su gente, con su casa y sus vívidos colores, sus olores de la infancia y los recuerdos… y por ello me he puesto a escribir este poema montado en estas rodondillas, que comparto con vosotros.


Me gusta ser andaluz
me gusta por sus cosillas
y por tantas maravillas
que se viven con su luz

Es que tiene Andalucía
un no se qué, un qué se yo
que todo lo sientes tuyo
sin entrar en la porfía

Ese sol desmesurado
esa luz tan deslumbrante
esa gente tan amante
que la sientes a tu lado

Ese verde de olivar
ese blanco reluciente
ese mar tan envolvente
que no se puede olvidar

Y entre sus chatos y vinos
entre tapas y algarada
nos evade de la nada
y nos convierte en divinos

Su cultura milenaria
fraguando va su destino
escapando de su sino
que le dio su vida agraria

Y seguimos caminando
en busca de libertad
pretendiendo esa verdad
que siempre se anda buscando

Por eso mi buen amigo
andan mis manos abiertas
eliminando las puertas
y ofreciéndote su abrigo

Esta tierra que es de todos
que es tierra de libertad
y donde no cabe maldad
si andamos codo con codos.

13 comentarios:

emejota dijo...

Sí a mi también. Bueno no lo soy pero lo podría ser perfectamente, es una tierra que descubrí tarde, pero que cuando lo hice me encandiló. Creo que también me siento andaluza, es un privilegio tener un país tan diverso, aunque algunos no sepan reconocerlo. Bs. familiar.

Myriam dijo...

¡Qué bueno es volver a reconectar con los lugares y recuerdos gratos de la infancia!.

Belén Trujillo dijo...

Yo también estoy orgullosa de ser andaluza y me encanta mi tierra. Muy buen poema. ¡Un beso!

Antonio dijo...

Emejta, yo creo que Andalucía es una tierra abierta a todo el mundo, tal vez por eso hemos tenido tantas invasiones, o al revés, puede que por eso estemos tan acostumbrados a entender que la gente siempre aporta algo cuando se integra. Compartir debería ser el verbo principal del léxico social.
Besosss

Antonio dijo...

Yo creo. amiga Myriam, que cuando se viven esos recuerdos se reafirma uno, salvo que las vivencias infantiles hubieran sido muy traumáticas.
Besoss

Antonio dijo...

Gracias, Belén, Cuando uno se siente orgulloso de ser algo en concreto está reafirmando su autoestima y eso es conseguir seguridad y confianza en uno mismo para afrontar la vida.
Besoss

Eastriver dijo...

¡Qué arte con las redondillas mi amigo Antonio!

Admiro a tu tierra, mucho, y me gustaría que en general tu tierra admirara más a la mía. Evidentemente no lo digo por ti, Antonio, que eres un ejemplo de empatía territorial.

Un gran abrazo tras unos cuantos días sin leerte.

Antonio dijo...

Gracias, Ramón. Ya sabes lo que siento por la gente catalana y del resto del cosmos... Creo que las personas están muy por encima de las etiquetas malintencionadas que nos llevan a la confrontación estúpida. Quien se guía por los eslóganes de los demás renuncia a su propia libertad de discernimiento y cae atrapado en la alienación...
Un abrazo

MAMÉ VALDÉS dijo...

Andalucía es una tierra acogedora creo que es la mejor definición en un sola palabra, un saludo.

Antonio dijo...

Efectivamente, amigo Mamé Valdes, de ahí mis dos últimas redondillas.
Un saludo afectuoso

genessis dijo...

Antonio
Cada vez que uno regresa a lo suyo parece que se está entero; donde se unen el corazón, el alma, el espíritu, el cuerpo, la tierra y los amores.
Es una sensación tan plena poder decir; aquí nací, esta es mi ciudad, es mi tierra....todo tiene otro color, otro sabor.

Un hermoso poema, me gustó mucho
Saludos cordiales

Antonio dijo...

Gracias, Génessis. Tienes razón, esa forma de vivir la infancia es encontrarse con el proyecto de vida primigenio, con todas las cosas que nos recuerdan las raíces y la cultura que nos vio nacer.
A mí me sigue emocionando aquello que me retrae a la infancia.
Un saludo

Prudencio dijo...

Pues,sí, Antonio, en unos versos sencillos has puesto lo que pensamos todos