miércoles, 18 de julio de 2012

Cantar andaluz (cuartetos del sur)


Al cante José Lirito, a la guitarra José Terrón
Actuación en la peña flamenca de Cuevas de San Marcos


Hoy vengo a compartir este otro poema hecho de cuartetos (endecasílabos de rima consonante) dedicado a mi tierra también, pero sobre todo a su cante flamenco como expresión del hondo sentir de un pueblo. Espero que os guste:

-------------------------------
Cantar andaluz (cuartetos del sur)


De profunda raíz del verde olivo
Surge un canto de duelo y desespero
Que suena  a rebelión de un pueblo entero
Volcado en un cantar señor y altivo

Cultura con anclaje en el pasado
De un pueblo maduro e incomprendido
Que mal vive y se sustenta bien erguido
Gritando al viento su cantar ahogado

Buscando con ahínco su dominio
Llegaron los guerreros desde fuera
Mas siempre se impuso esa solera
De cultura truncando su exterminio


No, no duerme entre la triste nada
Mas bien la vive en su fatal destino
Que siembra el señorito libertino
Haciéndole servir como almohada

El blanco pan del alma nos lo niega
Que siempre proporciona la docencia
Y apartándonos en acto de indecencia
Del acceso al saber se nos relega

Esa forma opresiva está muriendo
Dando paso al sujeto inteligente
Aflorando en el pueblo y en su gente
Un nuevo poder que va surgiendo.

La profunda raíz del verde olivo
Va sembrando de vida y esperanza
En los campos se escucha su alianza
En la voz que entona un canto vivo

Y ese cante por tonás y bulerías
Por tientos, carceleras y fandangos
Farrucas, granainas y tarantos
Rondeñas, malagueñas y alegrías

Es el canto que viene así del llanto
De un pueblo al que siempre maltrataron
Aquellos que a su libertad ataron
Dejándolo en olvido tanto y tanto.

Hoy zanjando su más profunda herida
Dejándose de estúpidas sandeces
Que algunos proclaman tantas veces
Va buscando su esencia florecida.


6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Se nota que sientes lo que escribes, y además lo haces bien.

Salud y República

Eastriver dijo...

Sabes que el flamenco me gusta mucho, porque es queja, no sólo alegría y dale que dale dale... Es queja, lamento... y luego viene la lucha.

Andalucía ha sabido quejarse muy bien, pero muchas veces no la han dejado luchar, ahogándola en miseria y clasismo. Afortunadamente esto ha cambiado ya. El andaluz hoy se ha levantado y mira a la cara al mundo. Frente a frente.

¿Qué mal le aqueja ahora? Pues el mal que nos aqueja a todos. Quiero decir que ahora ya, afortunadamente, Andalucía ya no es diferente a nadie ni a nada. Somos todos muy pasivos, ahora, muy tristes, y muy poco valientes. Todos. Pero probablemente dejemos pronto de serlo, ¿no? Esa es mi esperanza.

Me gustan mucho tus endecasílabos, verso en el que se me hace menos extraño leerte por algún soneto... El endecasílabo es un verso aristocrático en cierta medida, al revés que el octosílabo que es el popular por excelencia. Pero muchos andaluces han sido maestros del endecasílabo. Además ya sabes que el endecasílabo entró por Granada.

Antonio dijo...

Gracias Rafa. Cuando se siente algo el verso sale con mayor facilidad. Un abrazo

Antonio dijo...

Ciertamente Ramón, el endecasílabo entro en España proveniente de Italia, según tengo entendido, pero no sabía que hubiera sido por Granada. Todos los días se aprende algo.
Sobre esa lucha del pueblo andaluz, que ya es común a todos, tras esta humillante crisis, creo que solo nos queda tomar conciencia de nuestro humanismo antes de que nos aplaste el mercantilismo y el mundo de las finanzas, que busca dejemos de ser humanos para convertirnos en meros productores y consumistas hasta agotar los recursos.
Un abrazo

pedro j. cortes zafra dijo...

Mire Antonio, me han encantado los poemas que a la actual batalla campal que nos están dando le dedica. Estoy de acuerdo con el fondo y admirado con la forma. Felicitaciones. Le adjunto una letrilla que se me ocurre:
Los hijos de funcionarios,
gracias a don Mariano,
al no poder tener "reyes",
crecerán republicanos.
Un saludo.

Antonio dijo...

Pedro J. gracias por su comentario y la aportación de su poema...
Un saludo