lunes, 11 de agosto de 2014

La luna, mi musa...


La luna es una de las musas más influyentes del cosmos. Despierta en el poeta mil sentimientos y emociones que se transforman en poesía con diferente temática y argumento. Esta noche, desde mi terraza, se veía esta imagen de luna tan llena que me llevó a escribir el primer poema. Os dejo otro de diferentes calado polisémico.

Luna llena el 11/08/14 en Málaga
-------------
Luna llena

Esta noche la luna está llena,
su pálida cara es puro destello,
destellos de sombra de gélida plata.

Está llena…
con sangre de gente inocente
que fueron muriendo.

De lobos hambrientos,
vampiros sedientos de sangre caliente,
de dolor y miedo,
de Gazas y Ucranias, de persas y medos
que siguen sangrando sin ver el remedio.

Se tapa la cara de tanta vergüenza
que siente ante el odio
que siembra de muerte su nítido cielo.

Pobre luna llena
¿Por qué no te escondes?
¿Por qué no te apagas
y no le das luz a este desafuero?

Y tú, cómplice de amores,
aterrorizada
vives el perverso juego
de sangre y de guerra
al que juegan ellos.

Los fuertes aplastan al débil
el débil no tiene consuelo
al ver como mueren sus hijos
y sus casas rodar por el suelo.

Esa pugna maldita entre dioses
puede que no acabe
hasta ver que esos dioses han muerto.

Foto tomada de internet
-------------------
La otra cara de la luna

Luna de frígida plata
mi luna de pergamino
que vas sembrando en la noche
tantos amores furtivos.

Que proteges con tu manto
los amoríos escondidos
para dar rienda a pasiones
de ese mundo tan prohibido.

Que sellas con tu presencia
esas promesas de amor
que sustentan los delirios
en noches de enamorados
entre besos y suspiros.

Ay, luna tan celestina,
me pregunto dónde has ido
que no te veo en mi camino.

Antonio Porras

Málaga, 11-08-2014

No hay comentarios: