jueves, 31 de octubre de 2013

Aniversario del nacimiento de Miguel Hernandez


Hoy, 30 de octubre, hace años que nació el insigne poeta del pueblo, Miguel Hernández. En el centenario de su nacimiento le compuse este poema, que hoy vuelvo a colgar en homenaje a quien dio la vida por su causa ideológica, por el pueblo que defendió y sus ideales.

A Miguel Hernández

La semilla de la tierra
brote de vida imparable,
saca al niño de la yunta
del trabajo deleznable.

Son los cánticos de vida
que el poeta lanza al viento.
Son la esperanza perdida
que vuelve como alimento.

Miguel Hernández cantó,
dentro de su baja cuna,
a los sinos insufribles
que presentó la fortuna.

Y saltó el niño yuntero
liberando de su cuello
en un acto de osadía
el yugo de su degüello.

Sacó desde sus adentros
al león y al toro bravo
al águila poderosa
en su vuelo idealizado.

Con un esfuerzo de sangre
fue rompiendo las cadenas
y a ese yugo despreciable
que de nuevo le impusieron
con las flechas lacerantes.

Noches de nuevo vinieron
noches negras, negras noches
que sumieron las españas
en pozos tan repugnantes.

Los luchadores murieron
bajo el flujo de las armas
y los cantores callaron
muertas ya sus esperanzas.

La semilla de su canto
brotó desde la distancia
y dio nueva vida a todo
lo que en otrora callara.

En cien años no mataron
por persistente que fuera
las ideas de libertad
de Miguel en sementera.
 


Málaga, 30 de octubre de 2010)


14 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué hermoso homenaje, Antonio. Tu poema brinca de lo rítmico y bien compuesto que está. Seguro que Miguel se alegra al leerte desde donde quiera que esté.
Un beso grandote y que sepas que a mí también me gustaría conocerte, y a tu Loli, que parece bien maja.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Precioso, Antonio...

Rosario Bersabé Montes dijo...

Magnífico homenaje, Antonio. Felicidades.

Josep dijo...

Que grande era Miguel! La lírica de Miguel Hernández se sostiene sobre un compromiso ético y estético, un compromiso con el ser humano en su conjunto, con su humanidad derrotada o excelsa, con la sociedad y sus agravios, sus vencimientos, y con la obra como evolución personal, como portadora de una consistencia precisa y cierta. Una poesía portadora de una humanidad desgarradora que asume la autenticidad de los valores humanos y los hace propios.
Un abrazo, Antonio.

Antonio dijo...

Gracias, Isabel. La poesía de Miguel me pone el pelo de punta, me emociona más que ninguna otra.
Un abrazo y a ver si algún día nos vemos que seguro a Loli le encantaría también.

Antonio dijo...

Gracias, Mª Ángeles. Él se merece este y otros muchos homenajes por su obra...
Besos

Antonio dijo...

Gracias, Rosario. Un abrazo

Antonio dijo...

Josep, poco que añadir a tu comentario, lo comparto en toda su extensión.
Un abrazo

Myriam dijo...

¡Hermoso homenaje a un grande que me encanta! Mil gracias por reeditar este poema tuyo, Antonio.

Bueno, como ves, ya estoy de regreso en casa y me paso por la tuya (virtual) y te tejo,les dejo mi cariño de siempre.

Myriam dijo...

Y gracias por los comentarios que has dejado en mi blog, aún estando de viaje yo. Bueno, y Uds también, que aún no me han contado como les fue en Italia.

Besos a los dos.

Antonio dijo...

Un abrazo Myriam. Celebro tu vuelta. Nuestro viaje a Italia fue una aventura estupenda, cargada de emoción y de preciosas visitas a lugares diversos. Puse en mi blog algunas fotos.
Un abrazo de nuevo

Prudencio dijo...

Por desgracia, no tengo sensibilidad para la poesía no cantada. Pero este poema a Miguel Hernandez me ha llegado mucho. Un abrazo, Antonio.

Antonio dijo...

Prudencio, espero que hayas oído la canción de Serrat sobre el niño yuntero que va al final en un youtube. A mí me emociona oírla, es de una sensibilidad especial.
Un abrazo

Prudencio dijo...

Hola Antonio, de nuevo. Sí es exquisito y especial El niño yuntero. También todo el disco de Serrat a Miguel Hernández.