viernes, 24 de julio de 2009

Influencia social

Hago un requiebro con este tema, para quien le motive, y sigo con el asunto que tenemos entre manos en el próximmo escrito.
Para aquellas personas que estéis interesadas en los temas relacionados con la influencia social y cómo nos integramos en el entorno mediante el proceso de adaptación (dónde fueres haz lo que vieres) os presento un artículo que acabo de publicar en la revista on-line “PRESENCIA. Revista de enfermería de salud mental”. Os adjunto el resumen o abstract, para ver de qué va.
La dirección es: http://www.index-f.com/presencia/n9/p0147.php Para bajar el texto completo se necesita la subscripción, que es gratuita e inmediata. Si os interesa entrar y tenéis algún problema estoy a vuestra disposición, para aclarar el proceso, en mi correo electrónico.


Influencia de la opinión del endogrupo en el cambio de opinión en mandos intermedios de enfermería.


Resumen.
Estudio experimental que evalúa el cambio de actitud u opinión de los mandos intermedios de enfermería en base al modelo teórico de la autocategorización en la influencia social. Para ello se realiza un diseño experimental, grupo control y mediciones solo "después", consistente en pedir a un grupo control (35 sujetos), su opinión sobre los factores que inciden en la implicación laboral; posteriormente se solicita al grupo experimental (23 sujetos) la misma opinión, pero se les informó previamente, a modo de comunicación persuasiva, de lo que opina al respecto el colectivo de mandos intermedios de enfermería en España, en función de estudios realizados previamente, que lógicamente son falsos e inexistentes, y cuyos resultados difieren substancialmente de los obtenidos en el grupo control. Se diseñó un cuestionario "ad hoc" donde se pedía el orden de importancia que se asigna a cada factor por su incidencia en la implicación laboral. Como resultado, observamos que sí existen variaciones significativas en relación a los factores: formación, conflicto y salario, mientras que no se observan en cultura organizacional y política de gestión. Podemos concluir que la consistencia de la opinión del colectivo respecto a la incidencia de estos últimos es mayor y menos variable que la de los tres factores primeros. El experimento es una variante del esquema experimental del estudio del cambio de actitud, propuesto por Montmollin (1977).1


Palabras clave: Actitud, Conformidad, Influencia, Identificación, Fuente, Normalización, Persuasión, Mandos intermedios enfermeros, Enfermería.

10 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Si ese mismo estudio se aplicara a grupos de , por ejemplo, obreros de la construcción ( o cualquier otro grupo de obreros sin estudios)¿crees que habría los mismos resultados?, porque el nivel de formación (profesional) sería igual, pero la cultura sería completamente diferente.

Antonio dijo...

Querida Maria Jesús:
Creo que el nivel de integración en el grupo, la necesidad o no de pertenencia al mismo y de evitar la exclusión, a la par de la ganancia que conlleve, tanto en sentido material comom social, puede determinar el cambio a adecuación de conductas, no tanto el nivel de estudios. En todo caso, el nivel de estudios, principios o capacidad de discernimiento iría en favor de mantener una actitud más sólida, más resistente al cambio, pero la balanza de lo que gano y pierdo, aunque sea de forma inconsciente, sigue determinando la posición final y la disponibilidad hacia el cambio.

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sílice dijo...

El nivel de integración en un grupo es fundamental a mi parecer. (Que conste que no he tenido tiempo de leer el artículo, Antonio, ya sabes, las vacaciones...) Sin embargo creo que la integración es importantísima ya desde muy niños y eso habría que tenerlo muy en cuenta. Muchos traumas y fracasos escolares podrían evitarse si se le dedicase a eso más atención.

Un abrazo y en cuanto tenga un rato leo todo...

Antonio dijo...

Totalmente de acuerdo. La integración es esencial para desenvolverse en el grupo de referencia, pero la individualidad no es renunciable. Si el grupo no respeta mi singularidad a la par que yo respeto al grupo, la relación no es positiva y constructiva. Claro que todo depende de lo que el grupo me dé y de lo que yo necesite de ese grupo. Al fin y al cabo existe una relación mercatil entre ambos, como plantearé en un próximo escrito.
Un abrazo

Sílice dijo...

No creo que por formar parte de un "equipo" se tenga que perder la individualidad. Justamente y creo que como tú dices, el equipo funcionará bien si hay "distintos elementos" que juntos consiguen una meta común, que individualmente quizá no se conseguiría...

Antonio, como todos tus temas, este también es muy interesante y se tendría que hablar mucho sobre él.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Gracias, Inma, por tu segunda aportación. Fíjate que, al menos según yo creo, el respeto a la individualidad y libertad de cada sujeto dentro de un grupo tiene relación directa con la permeabilidad que presente el grupo o sistema. Lo sistemas más abiertos son más permeables y permite el trasvase o flujo de información con mayor facilidad; son las nuevas orientaciones de las organizaciones donde el sujeto pasa a ser un elemento creativo, con un alto nivel de autonomía, en lugar de un sujeto pasivo o instrumental. Mientras en otros de estructura rígida, no permeables, dogmáticos o con normas de funcionamiento muy estricta, veanse las mafias por ejemplo y de forma menos rígida los ejércitos y religiones, no está permitido el desliz o la disidencia bajo pena severa. En estos casos se exige la total fidelidad y asunción de las normas, incluso, someterse a las decisiones del jefe, pensando que siempre tendrá más razón, por su posición, que nosotros mismos. Es complicado… pero no todos los alemanes que se comportaron como asesinos lo hubieran sido en una situación normal, salvo que se les empujara a ello por pertenencia al grupo, como así fue.
Un abrazo y yo sigo con mis comeduras de coco… La próxima puede que también te guste, la colgaré mañana, posiblemente.

Ana Márquez dijo...

"Conformidad", esa sí es la "palabra clave", el sentimiento clave, ya hemos hablado de eso otras veces, es fácil decir y escribir el vocablo, sale casi solo: "con-for-mi-dad", cuatro sílabas apenas que se siguen unas a otras con la dulzura de las estaciones. Pero no es tan fácil, Antonio, no lo es.

Un besazo y gracias por este nuevo e interesante artículo.

Antonio dijo...

Efectivamente, Ana (por cierto felicidades, hoy es el día de tu santo y aprovecho para desearte lo mejor que se puede desear a una querida amiga), esa es la palabra clave. Es conveniente, no obstante, aclarar el concepto, pues dentro de la polisemia de esta palabra nos centramos en la definición aplicada a psicología social que es: “Conformidad es el grado hasta el cual los miembros de un grupo social cambiarán su comportamiento, opiniones y actitudes para encajar con las opiniones del grupo” y tiene más relación con la idea de “dar forma”, en contraposición a la idea de conformarse con las circunstancias que nos rodeen, o tolerancia y resignación ante las circunstancias desgraciadas o difíciles.
Un abrazo y gracias por sacar a colación el concepto.

FELICIDADES!

Ana Márquez dijo...

¡¡Gracias!! :-)