miércoles, 8 de julio de 2009

El alta


Esto ya no es como era. Antes te tenían una semana en el hospital por una intervención de pacotilla y ahora te largan en el día a casa sin más. O sea, te operan a las 11 y a las 20 horas coges las de Villadiego. Eso está bien, pues como en la casa de uno no se está en ningún sitio.

Cuentan que murió el hombre más bueno y santo del mundo, y cuando llegó al cielo lo pusieron a la diestra de Dios y le agasajaron con todo lo excelso de la gloria, pero él andaba tristón… San Pedro le interrogó por la causa de su tristeza y si no le parecía bien, o no le gustaba, el trato que recibía. Él le contestó: “Qué va, todo está de maravilla, pero como en la casa de uno no se está en ningún sitio”.

Pues eso digo yo, me han tratado de maravilla, con amabilidad, diligencia, pulcritud y con unas excelentes instalaciones… incluso han tenido la delicadeza de dormirme, antes de operarme, para que no me doliera, je, je, je… pero ¡qué alegría cuando entré por la puerta de mi casa!

Gracias a todos los que, de una forma u otra, os habéis preocupado por mi salud. La cosa progresa adecuadamente como en la EGB.

Continuaremos tecleando, de cuando en cuando, alguna cosilla para compartir ideas y afectos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio welcome back home, me alegro que todo haya salido bien, todo vuelve a su curso otra vez.
Ahora a cuidarse y disfrutar del verano malagueno............carinos

Teresa

Ana Márquez dijo...

Bienvenido!!!!

Besazos gordos

JUAN dijo...

Me alegro de tu regerso, Antonio. Ahora a descansar y coger fuerzas.
dices bien: las cosas han mejorado mucho en Sanidad.
Antes pasaba que uno se moría y al llegar al cielo, San Pedro miraba en las listas y exclamaba:
¡Pero su tú no debías venir aquí hasta dentro de treinta años!

y el recien llegado decía:
¡Y yo qué culpa tengo que me hayan enviado los del Seguro antes!
Bonitas flores las de la foto.
Si estuvieras en París,y como eres hombre, las visitas te llevarían una botella de Oporto para recuperarte.A las mujeres le llevan flores.
Yo reuní casi una docena de botellas en cinco días que estuve ingresado.
Qué mala suerte, ¿no?
Un abrazo.

Shanty dijo...

No te había leído, por tanto, no sabía que te habían operado. Por lo que leo, saliste muy bien, pues ya con escribirnos lo dices todo. Que te sigas recuperando.

Tu blog es de una excelente calidad, por lo que te he dejado un premio en mi espacio.

Muchos abrazos durante tu convalecencia.

Anónimo dijo...

Hola Antonio, acabo de leer tu correo del "ALTA", así que me alegro muchisimo de que todo este bien.
Un saludo para todos.
Antonio SL.

Antonio dijo...

Gracias Teresa. Espero que el crudo invierno del hemisferio sur sea benévolo y no repercuta negativamente en la salud tu padre. Cariños para ti.

Ana: Bien hallada, como siempre. Un beso

Juan, yo también prefiero el Oporto, pero no he caído en ello y como los médicos me han dicho que de momento no tome alcohol, me conformé con las rosas. Un abrazo.

Gracias Shanty, eres un encanto. Ya pasé por tu blog y recogí el premio dejándote un comentario. Un abrazo especial para ti.

Antonio, gracias por compartir mi alegría del alta. Un afectuoso saludo para la familia y espero vernos en el pueblo.