domingo, 17 de mayo de 2009

Mario Benedetti

Adios Mario.


Te vas, pero desde tu ventana has ido sembrando, con tu fina ironía y tu compromiso, a traves de tu obra, la semilla de la inquietud, de la búsqueda, removiendo conciencias, indicando el camino de la utopía que lleve al ser humano al encuentro consigo mismo y con los demás. ¿A quien darás el relevo, maestro? Yo me quedo con este poema mientras tanto...



------------------------
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?


¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?


también les queda no decir amén


no dejar que les maten el amor


recuperar el habla y la utopía


ser jóvenes sin prisa y con memoria


situarse en una historia que es la suya


no convertirse en viejos prematuros


¿qué les queda por probar a los jóvenes


en este mundo de rutina y ruina?


¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?


les queda respirar abrir los ojos


descubrir las raíces del horror


inventar paz así sea a ponchazos


entenderse con la naturaleza


y con la lluvia y los relámpagos


y con el sentimiento y con la muerte


esa loca de atar y desatar


¿qué les queda por probar a los jóvenes


en este mundo de consumo y humo?


¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?


también les queda discutir con dios


tanto si existe como si no existe


tender manos que ayudan / abrir puertas


entre el corazón propio y el ajeno /


sobre todo les queda hacer futuro


a pesar de los ruines de pasado


y los sabios granujas del presente.




Mario Benedetti
---------------------------------------
Ahora que te vas, puede que te encuentres a la mujer de tus sueños, porque... ¿Y si dios fuera mujer?

10 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Nos quedan sus poesías, reflexiones y palabras para recordarlo. estaremos más solos, pero sus libros nos harán sentirnos mejor.

Saludos

Antonio dijo...

Para mí él era sus libros, y ahora sus libros son él...

Gracias por tu visita Dragón.

Ana Márquez dijo...

Si Dios fuera mujer, el mundo sería un inmenso supermercado :-) Un beso fuerte, Antonio, bonito homenaje al maestro.

Shanty dijo...

Antonio:
Maravilloso homenaje, cerrándolo con broche de oro, con el poema "Si Dios fuera mujer".

Un gusto estar aquì.

Ademar Oliveira de Lima dijo...

Estive por aqui aprendendo um pouco com voce!!! Abraço Ademar!!!

Antonio dijo...

Ana: Gracias por tu mensaje estimulante. Tus vistas siempre son bien recibidas y motivo de placer.

Un beso

Shanty: Es un placer que hayas pasado por esta tu casa. Yo ya visité la tuya y me encantó, se aprecia tu especial sensibilidad. Dejaré algún comentario la próxima.

Un afectuoso saludo

Ademar: Tú aprendes, yo aprendo, él aprende... Todos aprendemos si nos comunicamos...Yo visité tu casa y vi cuantos invitados tienes como seguidores y cuanto se debe aprender.

Un abrazo para ti también.

Ana Márquez dijo...

Antonio, te he dejado un obsequio en mi blog, pasa por allí cuando quieras a recogerlo :-). Un besazo fuerte

Antonio dijo...

Gracias, Ana. Pasé por allí sin saberlo y lo recogí. Te deje mi nota de agradecimiento junto al manifiesto de mi afecto personal. Nunca había sentido una emoción virtual (a través de la red) como esta. Llegarás lejos, pero los que estamos contigo estaremos cerca, porque iremos contigo.

Si la poesía es la expresión sublime de lo cotidiano, vehiculizada por espíritus elegidos, tú eres maestra que día a día lo demuestra.

Hoy soy un bufett libre para que elijas la expresión afectiva que más te apetezca...

ISABEL MIRALLES dijo...

Hola Antonio, felicidades por tu blog, es realmente muy interesante.

Este es uno de mis poemas preferidos de Benedetti, junto a Corazón Coraza, Viceversa y Lovers go home. Benedetti siempre estará en mi corazón.

Recibe un cordial saludo. Isabel

Antonio dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario Isabel. Siempre serás bienvenida en esta tu casa. Prometo seguir visitándote en tu blog, es por puro egoismo, para aprender y gozar de tu obra.

Un afectuoso saludo