martes, 26 de mayo de 2009

Excursión al Caminito del Rey

Hace algunos días que no cuelgo algo en el blog, aunque leo y contesto los comentarios. Me he sometido a una dosis de trabajo superior al que puedo soportar. Retomé una investigación de hace algún tiempo para publicarla; algo sebre el tema de la “Influencia de la opinión del endogrupo en el cambio de opinión en mandos intermedios de enfermería”, lo que llevó a la reorientación de la redacción, revisión de conclusiones, bibliografía, etc… Cuando se publique colgaré la dirección de la revista para que la puedan visitar los interesados/as.

El hecho es que después del acumulo de trabajo he decidido ir de excursión, de sentir sensaciones fuertes e impactos que te trasladen a otra dimensión del pensamiento. La primera vez que pasé por este camino que os presento fue en 1972 (ver foto de esa fecha), cuando era un jovenzuelo temerario. Ahora desde la madurez cronológica solo me atreví a ver el video que os pongo al final, pero antes os pongo al corriente de esta maravilla llamada Caminito del Rey. He dejado los enlaces para que podáis acceder a mayor información.

El Caminito del Rey es un paso construido en las paredes del Desfiladero de los Gaitanes en El Chorro, cerca de Álora (Provincia de Málaga, Andalucía, España). Se trata de un paso peatonal de 3 km. con largos tramos con una anchura de apenas 1 m. colgando hasta 100 m de altura sobre el río, en unas paredes prácticamente verticales. Actualmente se halla muy deteriorado, casi todo el recorrido está sin barandilla y hay segmentos que se han derrumbado, quedando sólo la viga de soporte. Todos estos factores han contribuido a crear una leyenda negra tras haber perdido la vida varios excursionistas tratando de cruzarlo.

Historia

La Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, propietaria del Salto del Gaitanejo y del Salto del Chorro, necesitaba un acceso a ambos para facilitar el paso de los operarios de mantenimiento, transporte de materiales, y la vigilancia de los mismos. Las obras se iniciaron en 1901 y fueron terminadas en 1905. El camino comenzaba junto a las vías del tren de Renfe y recorría el Desfiladero de los Gaitanes, permitiendo el acceso a ambos saltos. En 1921, el rey Alfonso XIII asistió a la inauguración de la presa del Conde del Guadalhorce cruzando para ello el camino previamente construido. Fue a partir de este momento cuando se le empezó a apodar como Caminito del Rey, nombre que se mantiene vigente actualmente.

El paso del tiempo y el abandono de su mantenimiento hizo mella en el Caminito. En los años 90 presentaba un estado lamentable, con la barandilla desaparecida en prácticamente todo su recorrido, numerosas secciones derrumbadas y las que quedaban amenazando con hacerlo. Precisamente fue su peligrosidad uno de los factores que contribuiría a su fama, numerosos excursionistas se dirigían a El Chorro motivados por recorrer el Caminito (aunque también por su zona de escalada, una de las más importantes de Europa). Esto propició numerosos accidentes (algunos mortales) a lo largo de los años y acrecentó su leyenda negra.

En 1999 y 2000 sendos accidentes mortales que costaron la vida a cuatro excursionistas indujeron a la Junta de Andalucía a cerrar los accesos al camino, demoliendo su sección inicial. Esta medida no consiguió detener a los excursionistas, que seguían encontrando la manera de acceder a él escalando. También decretaron una multa de 6.000 € por transitar por las vías y los túneles del tren por las que se puede volver del Caminito.

La Diputación Provincial de Málaga, en colaboración con la Junta de Andalucía, ha incluido en sus presupuestos del 2006 un plan de restauración. En enero de 2009 salió a concurso la redacción del proyecto para su reparación.

----------------------

En la actualidad. Vive las emociones, aunque sea de forma imaginaria:

10 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Pues estuve en el Chorro allá por los años ochenta, fui con mi familia de acampada (la primera y última vez q fui de acampada, por cierto, no estoy hecha yo pa esos trotes). Ellos durmieron en tiendas y, dadas mis circunstancias y averías varias, dormí en el coche. Aunque eso de "dormir" es un decir, aquella noche hacía un viento q no nos merecíamos, una burrada. Al lado del coche había un árbol gigantesco que se doblaba peligrosamente, recuerdo su figura recortada en la noche (¿te has fijado q los árboles q de día parecen una bendición, de noche adquieren cierto toque maligno, como personajes nefastos de algún cuento de brujas?) mi madre dice q estuvo toda la noche esperando ver volar la tienda de campaña... En fin, anécdotas entre divertidas y terribles, jaja. Eso sí, recuerdo la impresionante estampa de aquella garganta, del lago, y el cielo tachonado de estrellas, y me quedo con lo bueno.

Gracias por traerme recuerdos y devolverme a una época feliz de mi vida, como fue la adolescencia. Un besazo, Antonio

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUAN dijo...

Blogger JUAN dijo...

Hola, Antonio: Vengo a curiosear, invitado por Ana, y me encuentro este tema que tantos recuerdos me traen.
Yo pasé por ahí el año 1958 en viaje de estudios. Éramos 96 alumnos internos de la Escuela de Formación Profesional "Francisco Franco", sita junto al estadio de La Rosaleda, Málaga. El maestro nos decía que fuésemos de uno en uno separados a tres metros de distancia, y bajamos a las centrales eléctricas que había en el fondo a ver cómo se producía la electricidad.
Esa experiencia la describo en mi novela "La pista del lobo", situando al personaje, el jefe de un grupo de maquis, por esos lugares.
Un placer ver el video, ¡cómo ha cambiado! El Caminito fue construido por presos, muchos de los cuales jamás lo vieron acabado.Muchas gracias por compartirlo.
Un cordiaL saludo.

Antonio dijo...

Gracias por tu visita Juan. Yo visité tu blog y me ha encantado. Te dejé un par de cosillas en comentarios.
Un afectuoso saludo y esta es tu casa...

Antonio dijo...

Hola Ana. Gracias por tu comentario. A todos nos trae recuerdos esas visitas. Mira lo que dice Juan más arriba. A mí, cuando veo la foto que he colgado al principio (el chaval fino y larguirucho soy yo) y después observo mi volumen actual, me invade una sensación extraña, de añoranza y recuerdos de esa etapa donde sembré mi vida.
Bonita alegoría al árbol que de día te da sombra y protección y de noche puede causar miedo. En el fondo el pobre árbol es inocente y nosotros, en nuestra fantasía lo usamos oníricamente. A veces nos ayuda a escapar de un toro perseguidor, otras nos parecen fantasmas o gigantes quijotescos, pero la realidad es que nos da vida, alimento y protección, por lo general.

Un beso

Dragon de Azucar dijo...

“Influencia de la opinión del endogrupo en el cambio de opinión en mandos intermedios de enfermería”

Perdón mi ignorancia pero ¿qué significa?

Antonio dijo...

Bueno, Dragón de Azucar, interé explicarme. Se trata de ver hasta que punto un sujeto cambia su propia opinión para adaptarse a la opinión mayoritaria del grupo al que pertenece. Es decir, yo pienso así, pero si la gente de este grupo piensa de otra forma, para adaptarme al grupo debo acercarme a su opinión cambiando la mía y aceptando sus principios.
Esto, llevado a un extremo nos sitúa desgraciadamente en el holocausto.
Los seres humanos tenemos una escala de principios donde priorizamos, hasta matar si es necesario, para seguir viviendo...

Un saludo afectuoso

Sílice dijo...

Qué descarga de adrenalina, y eso sólo viendo el vídeo...¡maravilloso! se me ha puesto el vello de punta.

Un abrazo.

Inma

Antonio dijo...

Inma, te aseguro que esta gente son unos temerarios. Se pueden ver más video en youtube que son espeluznantes, pasando por cables acrobáticamente, escalando, haciendo rapel, etc... Lo dicho, temerarios...

Un abrazo

Dragon de Azucar dijo...

Gracias la aclaración Antonio, ya me queda más claro el sentido de esa frase y de tu trabajo.

Saludos