viernes, 3 de abril de 2009

Ocurrencia 9 (Los principios)


"Un principio sostenido en el tiempo puede ser la negación de la evolución".

Todas las culturas y sociedades han establecido y fomentado principios que las solidifiquen, que las sostengan en el tiempo. Los principios dogmáticos típicos de las religiones, son un claro ejemplo de ello. Son los que plantean la mayor resistencia al cambio y la innovación. Por tanto, pretenden conformar en los sujetos unos esquemas de valores inamovibles y de proyección que garanticen el sistema de pensamiento y poder establecido. Cualquier evolución que cuestione esos principios es rechazada y, por ende, vivida como agresiva, a la que hay que desmontar (al pobre Galileo le tocó la china). La cuestión, entonces, está en la dicotomía mente cerrada, mente abierta. Mientras mayor rigidez social se dé respecto a los principios que la sustentan, mayor esfuerzo y contundencia es necesario para modificarlos y mayor resistencia al cambio y la evolución.

Creo que un principio (valores) se mantiene en un principio (tiempo), pero estamos en disposición de cuestionarlo y modificarlo en función de las nuevas aportaciones que se vayan presentando en el proceso evolutivo y de crecimiento personal, sin que ello deba causar ningún tipo de trauma. Por tanto, estos son mis principios (no como decía Groucho) y estoy dispuesto a modificarlos si usted me demuestra que hay otros mejores. Lo contrario es intransigencia, integrismo religioso, o renuncia al crecimiento racional y razonable.

4 comentarios:

Sílice dijo...

En "principio" esto es demasiado "espeso" para mí...

Te sigo,

Inma

Antonio dijo...

Resumiendo para hacer más comprensible mi disertación:
Los principios y valores son el sostén de una sociedad a través del tiempo. Toda sociedad ha de evolucionar y sus principios y valores se han de ajustar, en mayor o menor medida, a los cambios sociales internos y del entorno. Si esos principios y valores no son maleables y se modulan para acoplarse a la evolución, acabarán frenando el desarrollo y estancándola; es decir, si ese principio se mantiene inalterable en el tiempo, niega la evolución.

Inma, un abrazo y gracias por forzarme a expresar con mayor claridad lo que pienso

Circe La Hechicera dijo...

Querido Antonio, de a poquito me voy adentrando en tu blog, voy eligiendo temas donde el tiempo y la comprensión me lo permite, además tienes otros temas que no tienen desperdicio. Hay principios que para mucha gente son inalterables, de ahi saltan las rigideces que tarde o temprano se convierten en algo dificil de sostener si no son renovados, pero se mantienen. Es un tema un poco complicado, sin embargo, en las mentes más dispuestas al cambio logran adaptarlos, sin alterar su esencia. La vida no es estática. Besos!!

Antonio dijo...

Gracias Circe, por tus visitas retroactivas. Ciertamente mi blog es una exposición al desnudo de mis pensamientos y ocurrencias. De ahí que le haya llamado "Cosas de Antonio". En el fondo es un canto a la amistad, pues entiendo que la lealtad, en la amistad, se trasmite desde la frase de mi segunda ocurrencia, llamada Selección de amigos: “Un amigo es aquel con el que puedes pensar en voz alta” y eso es lo que hago, pienso en voz alta y lo escribo en mi blog. Ahora que cada uno valores si quiere tener un amigo así.
Un beso