lunes, 23 de marzo de 2015

El día después en Andalucía


Tal vez, el resultado de las elecciones, no sea la mejor solución para Andalucía, pero es lo que han decidido los votantes. Lo importante es que, al menos, ha cambiado algo el panorama. Me satisface que no haya mayoría absoluta, que el parlamento esté más fraccionado y que haya más grupos en representación de la diversidad social. Mientras más grupos se vayan fajando y hagan propuestas en el legislativo, más oferta para las próximas elecciones. Es importante que se muestre libremente, con caja de resonancia parlamentaria, tanto Podemos como Ciudadanos, para ver donde van, ya que, en cierto sentido, son dos desconocidos. El bipartidismo no es nada bueno, como se ha demostrado a lo largo de la historia del país. Lo saludable es que cada partido esté sometido a la confrontación con otras ideas para evitar el estancamiento. No hay nada peor que una idea sin otra para confrontarla. Por tanto, bienvenida sea la situación y a ver cómo evoluciona.

Y ahora toca analizar los resultados. No me corresponde a mí hacer el análisis crítico constructivo pormenorizado que cada fuerza política debe hacer de su campaña y su situación, pues son ellos los que deben ver por qué se han dado esos resultados, tanto si han sido buenos como si fueron malos. Pero, como ciudadano de a pié, me gusta compartir mi reflexión con los demás.

Empecemos por abajo. Quedan fuera Partido Andalucista y Unión Progreso y Democracia. El primero ya hace tiempo que está en la UVI y se resiste a morir políticamente, pues hay una minoría que comulga con sus postulados, aunque sea marginal. UPyD se ha llevado un descalabro al ver que el segmento al que aspiraba, el colectivo descontento del centro político y de votantes del PP, se lo llevó Ciudadanos, que ha sabido hacer una campaña más ingeniosa y ofrece una alternativa nueva a nivel nacional. En Cataluña, Ciutadans es una fuerza muy en la línea del PP y los partidos llamados españolistas, pero tienen, tal vez por eso mismo, un mejor recorrido electoral en el resto del Estado.

Por tanto, Ciudadanos en Andalucía se buscó, a base de empujones con el PP, su lugar y lo encontró. Es de suponer, con las reservas propias de este tipo de conclusiones subjetivas, que sus 9 escaños vienen de la debacle del PP. Se pueden sentir contentos, aunque para el electorado queda claro donde se ubican, que es el centro derecha, si no lo están en la pura derecha.

Izquierda Unida ha sido una víctima propiciatoria de la dinámica que se ha establecido en el marco de la izquierda, con Podemos reivindicando una separación clara del PSOE y reclamando una alternativa diferente para gobernar en defensa de la masa ciudadana. IU, ha sido sangrada por Podemos, ya que existe una izquierda más tradicional que votó al PSOE y una nueva izquierda que se fue a Podemos, diezmando a IU. Habría que considerar que IU pasó por el gobierno, con su pacto con los socialistas, más bien con pena que con gloria, y no supo rentabilizar las políticas sociales que potenció en la Junta y en las que participó.

Podemos es otra historia. Surge de la ola que levanta el descontento, la política de unos partidos a caballo de la corrupción y de una gestión de la crisis beneficiosa para el capital, el dinero de la banca y, también, las políticas poco sensibles con las necesidades de la población. Denuncian la injusticia distributiva y claman al cielo, de la mano de un importante colectivo social, ante lo inmoral que resulta el pago de la crisis, que recae sobre los hombros del ciudadano de a pié mientras la banca y las multinacionales tienen ganancias y, los que no, son rescatadas del abismo con dinero público, mientras dejan caer a muchos ciudadanos a ese abismo de la miseria. Entienden, también, que el Estado ha de servir para defender los intereses de la mayoría social y no de unos pocos, como hacen los gobernantes. Ante el tsunami que se avecinaba, los partidos gobernantes advirtieron que venía el coco e intentaron  desacreditarlos por sus enlaces venezolanos, su populismo y demás. Yo creo que eso ha hecho mella y las dudas se han apoderado de muchos potenciales votantes que prefieren esperar a ver cómo se desenvuelven y cuál es su verdadero programa  político, antes de darles su voto, lo que no quita que hayan tenido unos excelentes resultados, aunque inferiores a las expectativas. Si son inteligentes, que lo son, y los partidos de izquierda clásicos no se rearman ideológicamente mediante un nuevo discurso y una forma distinta de hacer política, este partido promete mucho más de lo imaginable.  

Pero el gran perdedor ha sido el PP. Han sido 17 diputados en caída libre. Arenas se estará frotando las manos de satisfacción personal, al ver cómo su sucesor le engrandece, ya que le dejó en herencia 50 diputados.  No sé yo si el PP, con su soberbia habitual, será capaz de hacer una autocrítica racional, cosa que parece poco probable viendo las primeras reacciones ante el desastre. Siguen diciendo que hicieron buena campaña, que tiene el mejor programa y el mejor presidente. Ante esto parecen concluir que los votantes somos gilipollas y hemos elegido a quien no debíamos, ya que los mejores son ellos. No se dan cuenta que el electorado puede tener otra concepción distinta del proyecto que necesita Andalucía para gobernarse. El problema del PP andaluz yo creo que ha sido Rajoy. Ya lo dije cuando publiqué en mi blog “El niño de Rajoy” en alusión a Moreno Bonilla. El desembarco en Andalucía de Moreno en plan paracaidista, lanzado desde Madrid en el avión pilotado por Rajoy, Cospedal y Santamaría, ha sido nefasto. Hay en Andalucía, desde tiempo inmemorial un rechazo a la derecha chulesca y señorial, y su mensaje no ha estado exento de ese tipo de manifestaciones de prepotencia y arrogancia. Santamaría, con su risita sarcástica en plan muñeca diabólica, diciéndole a Susana: "Susana, éste se ha venido arriba, menuda campaña te espera, bonita" da fe de ello; eso de bonita suena a retintín y cachondeo. El candidato se lo creyó y lo ejerció en sus debates, donde afloró su vena de prepotencia paternal y machista, con el desprecio que significa esa alusión al “no se ponga nerviosa” referida a Susana. Por otro lado, no es de recibo presentar en el sur, como una política salvadora, la ejercida por el PP a nivel nacional, cuando está en el ambiente la idea, que ya he referido, de la injusticia distributiva del coste de la crisis. Rajoy, que desde el gobierno central, ha estado poniendo palos en las ruedas del gobierno andaluz, o al menos eso está en la percepción de un importante colectivo social de estos lares, no puede venir, en plan salvador, a pregonar su solución hablando de limpieza, anticorrupción, política de crecimiento, creación de puestos de trabajo, etc. cuando está hasta arriba, y bajo sospecha muy fundada, por la corrupción en su partido. A nadie se le escapa el mal rollo que se crea cuando un partido no muestra empatía con el sufrimiento de la ciudadanía y, además, elimina unos discos duros comprometedores, una actuación en la hacienda pública sospechosa de ser usada para atacar a los rivales y defenderse ellos, los casos Gurtel y Púnica, las corrupciones en Valencia, Madrid, Mallorca, el desarrollo del empleo precario, la desigualdad cada vez mayor entre ricos y pobres y, para colmo, el cachondeo de la hacienda pública regida por Montoro, comparando al PP con Cáritas y Cruz Roja, eso hace mella.  Pero, sobre todo, lo que más rechina es la falta de contundencia con sus implicados en corrupción (“Tranquilo Luis, hacemos lo que podemos”, es un sms nefasto que, por mucho que quieran no lo olvida la gente).

En conclusión: No han dejado crecer al hijo y lo han hiperprotegido. A Moreno no le ha venido bien esa tutorización por parte del gobierno central, que parece poseen una conciencia errónea de la realidad social y de la percepción que la ciudadanía tiene de su gestión. Esa falta de empatía con la gente a la que quieren gobernar pasa factura. Malos augurios para ellos de cara a próximos evites electorales.

Y luego está la ganadora y su partido. Susana Diaz y el PSOE han mantenido, ante una situación tan adversa, su cuota de representación, ni uno más ni uno menos. Bueno, su partido y ella misma, no son muy diferentes del PP, con los que han conformado el bipartidismo que ha llevado al país a esta situación de ruina, en todo caso, hay diferencias ideológicas de base importantes, pero en la práctica, al estar acotados por las políticas que se marcan desde Bruselas y el mundo neoliberal que representa la influencia de los EE. UU., el diferencial en sus actuaciones es muy reducido, salvo en orientación de pequeñas variables en política social, de empleo y expansión económica. Digamos que mientras el PSOE se enmarca más en la tendencia económica keynesiana, defensora de la intervención del Estado en la dinamización de la economía, el PP está más  en la línea del liberalismo de Milton Friedman, que deja en manos del libre mercado la resolución de las crisis, relegando el Estado a arbitro, en cierto sentido, indolente. ¿Y cómo es posible este resultado tan bueno para el PSOE con la que está cayendo? se preguntará la gente… Yo creo que hay varios factores a considerar:

  1. Existe una tendencia natural de conservadurismo de izquierdas en la Andalucía rural.
  2. La nueva alternativa de Podemos, que podría hacer más daño, ha quedado en un impasse, hasta ver por dónde sale, esperando la evolución del rodaje.
  3. El espejo griego es otro factor que, bajo mi opinión, frenó la fuga de votos a Podemos, hasta ver cómo acaba la cosa en aquél país gobernado por Siryza. No obstante, hay diferencias significativas entre ambas organozaciones.
  4. La corrupción, que les podría haber hecho mucho daño, la han gestionado de forma distinta al PP y en el subconsciente del colectivo social persiste la idea de que Susana suple a Griñan, precisamente, para abrir un tiempo nuevo limpio de agentes corruptos. Mientras el PP saca a los suyos solo cuando la justicia se los echa y, además, mantiene en el gobierno a un presidente connivente con Barcenas y sus chanchullos, lo que le deja bajo sospecha política…
  5. Han conseguido dar la imagen de que la era de la corrupción fue de gobiernos anteriores y de que el nuevo PSOE rechaza y condena claramente esos actos, aunque se den los casos de Chaves y Griñán que, para muchos, están en una especie de limbo judicial sobre si son o no imputados.
  6. Bajo mi punto de vista le ha beneficiado que Pedro Sánchez solo aparezca en dos ocasiones en la campaña electoral, lo que le da a su candidatura más marchamo autonomista e independencia del centralismo madrileño.
  7. También hay un importante colectivo social que piensa que las políticas realistas, dentro del conjunto de la UE y de su homeostasis para asimilar nuevas situaciones, solo las pueden llevar a término partidos bendecidos por el mercado común y sus agentes gobernantes.
  8. Dentro del planteamiento anterior, el PSOE, por su ideología fundacional, parece más proclive a gestionar la crisis desde una  postura más acorde con los intereses sociales, aunque la diferencia con el PP sea nimia.


Visto todo esto, yo saco mis propias conclusiones, que pueden ser compartidas o no, claro está:

  1. Se ha manifestado un claro rechazo a la política del PP, rechazo que tiene más que ver con el propio Rajoy.
  2. El discurso de Rajoy y su política de resolución de la crisis no cala.  La gente entiende que el ciudadano está pagando la crisis y gana la banca.
  3. Ciudadanos le come el terreno al PP y se le presenta como alternativa en la derecha.
  4. A nivel macro, la izquierda crece y la derecha mengua.
  5. Podemos irrumpe con fuerza, pero mucha gente no lo ve claro y temen un radicalismo indefinido, que engancha a los electores de IU, aunque no a los del PSOE.
  6. IU no ha sabido defender sus logros durante el gobierno en la Junta al lado del PSOE y su identificación con  Podemos, como decía Anguita, le ha dado sus votos  a este último.
  7. Podemos puede tener mucho futuro, pero bastante gente prefiere esperar para ver su desarrollo y valorar si su actuación es congruente y su programa realizable.
  8. Los andaluces han decidido, a pesar de los casos de corrupción, dar un voto de confianza a Susana con la esperanza de que modifique la situación y dinamice al propio partido en base a su ideología histórica.
  9. El PSOE tienen un hándicap: O modifica su política, su discurso y su ideario, o Podemos le adelantará por la izquierda en las próximas elecciones.
  10. En todo caso, a la vista de los resultados, parece que mucha gente ha aplicado el refrán de “más vale malo conocido que bueno por conocer”.
  11. El nacionalismo andaluz, se va al garete, si ya no lo estaba.
  12. El PP a nivel nacional debe andar preocupado y el PSOE eufórico. Ya se sabe, hago alusión a otro refrán: “Si las barbas de tu vecino ves cortar pon las tuyas a remojar”.


Ahora a esperar a ver si han entendido bien al pueblo que ha hablado y pedir a ese pueblo que sea implacable con ellos si no cumplen lo que han prometido, sobre todo con el PSOE, que sigue bajo sospecha aunque se le haya dado un voto de confianza.


domingo, 22 de marzo de 2015

Un día de reflexión anodina (los huesos de D. Quijote)


Qué interesante es esto de la genética. Mediante un simple análisis de ADN se puede determinar de quien son los restos óseos o cualquier otra muestra que contenga esa substancia determinante de nuestra vida. El ADN (Ácido Desoxirribonucleico)  es un ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos conocidos y algunos virus, y es responsable de su transmisión hereditaria. Dicho esto, a modo de introducción, quiero mostrarte mi sorpresa por los últimos hallazgos al estudiar mediante esta técnica, los huesos que, presumiblemente, eran de Cervantes.

La cosa es para troncharse de risa. Por cuestiones que no vienen al cuento, se inició hace poco una búsqueda importantísima en el convento de San Ildefonso de las Trinitarias Descalzas de Madrid. Lo curioso es que andaban descalzas para no molestar el sueño eterno de D. Miguel y ahora se están cuestionando calzarse, incluso, con tacones. En todo caso, se trataba de identificar unos restos encontrados y adjudicados a D. Miguel de Cervantes, el famoso autor de la obra insigne de nuestra lengua, D. Quijote de la Mancha.  Pero la cosa no fue muy bien y la mancha se convirtió en un velo negro que lo tapaba todo.

Ante tal confusión se acordó mirar en otro lugar (de cuyo nombre no quiero acordarme) y  buscar elementos comparativos para determinar a quien le podrían corresponder esos huesos. Una vez encontrados era interesante adjudicarlos a alguien para no quedar en ridículo, por lo que los investigadores pensaron que lo mejor era ir a la base del asunto y se desplazaron a la Biblioteca Nacional para analizar el ejemplar de D. Qujote manuscrito por el propio Cervantes. Y mire usted por dónde, se encontró un ADN singular, bueno, mejor dicho dos ADNs distintos, pues uno estaba en el propio título, adherido a la Q de Quijote y otro apareció repasando la obra, al llegar a la Ínsula Barataria. Al final se concluyó que se había encontrado el ADN de D. Quijote y de Sancho Panza. Y ¡Oh! Sorpresa (sor-presa no tiene nada que ver con una monja en la cárcel, no vayamos a pollillas, aunque podría ser una monja de clausura) los huesos encontrados en el túmulo del convento se corresponden con los hallados en el manuscrito cervantino.  Conclusión concluyente: Se ha descubierto la tumba del propio D. Quijote y su escudero. ¡Toma ya! Para que se enteren los que decían que D. Quijote era una historia ficticia. Don Quijote, pues, existió realmente, como lo muestra el hallazgo de sus restos.

Esta noticia ha revolucionado la historia de la literatura, pues ahora resulta dudoso que existiera el propio Cervantes, ya que hay quien dice que fue D. Quijote, en su locura, el que escribió la descabellada historia de la vida de Cervantes. No es muy creíble que un manco, producto de la batalla de Lepanto, escribiera con una sola mano tal obra; pero es que hay más, ¿se puede entender que después de todo, siendo manco, se embarcara en aventuras guerreras de la mano (mano sana, claro) de Ponce de León? Y luego, eso de andar en manos de Berbería (Argel) como preso para pedir rescate es otra cosa que no cuadra muy bien… un manco, ¡por Dios! ¿Quien va  a dar nada por él? Pero es que hay más, el señor es nombrado recaudador de impuestos, se queda con la pasta y lo encarcelan en Sevilla… ¡¡¡Vamos, hombre!!! ¿Dónde se ha visto un recaudador de impuestos corrupto? Eso no existe en España. Aquí todo es transparencia y bolsillos de cristal desde tiempo inmemorial (yo me lo creo cuando lo dice el PP). Vale, aceptemos pulpo como animal de compañía, pero de ahí a tener ganas, estando preso, de escribir una obra tan inmensa como la vida de D. Quijote y Sancho… eso no me lo trago. Manco, corrupto y en la cárcel…eso es de película de ficción, que solo se le puede ocurrir a un loco como D. Quijote.

Por tanto, ante la evidencia del hallazgo de coincidencias del ADN de la letra Q de Quijote con el de los huesos en estudio, hemos de concluir que son de D. Quijote de la Mancha (Taca en catalán), que este existió y que lo más probable es que la vida de Cervantes fuera escrita por el loco caballero cargado de idealismo justiciero. Cervantes, pues, es una ficción y sus obras fueron escritas por D. Quijote que, para disimular su autoría, las firmo con el seudónimo de Cervantes, al que le dio vida creando una biografía descabellada.

La gente de Alcalá de Henarez y, sobre todo su obispo, que ya sabemos como se las gasta, están cabreadísimos, su alcalde y el propio obispo han protestado ante la injerencia de los científicos que siempre se dedican a desmontar mitos, para lo que han aludido al rollo que se montó Galileo con el asunto de que la tierra giraba alrededor del sol, cuando vemos a diario que es el sol el que gira a nuestro alrededor, de no ser así ¿cómo narices se paró el sol para prolongar el día y Josue consiguiera tomar al asalto la ciudad de Jericó?

Bueno, pues como dice el alcalde de Alcalá y su obispo, estos científicos deberían hacer experimentos en su casa y con gaseosa, vaya a que nos desmonten toda la verdadera historia del imperio español y el argumentario místico-religioso de la iglesia.

En fin, yo no me acabo de creer todo esto, porque parece como si alguien se lo hubiera inventado en un día de reflexión, como hoy en Andalucía, donde, para  entretenerse, es uno capaz de cualquier barbaridad, ya que no dejan hablar de política. Así es que dejo esto aquí y ME VOY A VOTAR que ya es hora…


viernes, 20 de marzo de 2015

A 2 días del 22.


Aquí, en el sur, nos quedan dos días para ir a las urnas. Seguimos como al principio. Después  de tanta campaña me da la impresión de que las cosas han cambiado poco, sobre todo para aquella gente que ya tenía hecho un análisis de la situación bastante sólido, en función de su ideología. La oferta, eso sí, esta vez, es muy variada. La irrupción de nuevas fuerzas políticas ha cambiado el mapa. Ya no se habla del bipartidismo adornado por la representación casi testimonial de algún grupo como IU, sino de cinco o más grupos con posibilidades de representación parlamentaria. Pero es tal el descrédito del mundo político que las promesas se convierten en cantos de sirena, que no se las cree nadie. Los incumplimientos han dejado una sombra de sospecha sobre todo lo que se afirma en los programas.

Los clásicos ya sabemos, más o menos, por dónde van. El PSOE lleva suficiente tiempo en el poder como para conocer con bastante profundidad cuáles son sus líneas de actuación y su compromiso social. Ciertamente que Susana, dentro del continuismo, ha representado, o pretende hacerlo, un aire fresco dentro de su partido, ya que el tufo de los EREs apesta por doquier y hacía falta una limpiadora o cirujana para eliminar la porquería o el tumor. Pero tras la campaña la veo empañada por una falta de claridad de ideas, de recursos y cintura dialéctica, para afrontar las competencias de la máxima autoridad de esta tierra. Ahora queda por ver si la limpiadora es profesional y no acaba metiendo la porquería debajo de la alfombra, o si la cirujana que tenía que resecar el tumor, resulta ser una experta en cirugía plástica y sólo cambia la imagen de la cara dejando el interior igual que estaba. El PSOE, al igual que el PP, están bajo sospecha por las políticas que han llevado a término en los últimos tiempos, de ahí que surjan con fuerza las nuevas alternativas que compiten con ellos en estas elecciones.

La oferta del PP viene lastrada por la política del partido en el área nacional y en las autonomías donde gobierna. No se caracteriza el PP por su defensa de lo público y de los intereses generales del ciudadano, bajo mi modesto punto de vista, como se viene observando en los últimos tiempos, donde se ha plegado, junto al PSOE, a las exigencias de Alemania y la banca mundial. Hechos como el rescate de la banca y no el de los ciudadanos en crisis, los desahucios, el pago de tasas judiciales, la tendencia a la confesionalidad del sistema educativo, el manejo y gestión de la corrupción en su interior, la falta de sintonía y empatía con la problemática del colectivo social más necesitado, etc. les deja con no muy buena reputación. Se diferencia del PSOE en que va un poco más allá en la defensa del mercado libre y en desmantelar el poder del Estado, lo que nos lleva a cuestionar el llamado Estado del Bienestar y aquellos compromisos y derechos que la propia constitución avala con su articulado (derecho a vivienda digna, al trabajo, a la Sanidad, Educación, a la protección social, etc.) Todo eso, en un sistema neoliberal, como ellos defienden, queda sujeto a la prestación de servicios desde el mundo empresarial, que se da cita en la concepción mercantilista propia de esta ideología. Restricción y no expansión del Estado es garantía de constreñirlo y minimizarlo para hacer de él un ente menos poderoso que pueda controlar o neutralizar los excesos del mundo del capital. Tiene, pues, el señor Moreno Bonilla, una losa sobre su cabeza que le aplasta y le cuestiona la verdad de su discurso. Escuela del PP, calle Génova, y un sinfín de acusaciones sobre ellos que los llenan de sospechas, a pesar de haber movilizado toda su artillería mediática para repartir, a diestro y siniestro, mandobles y defender sus postulados, al amparo de haber tocado fondo en el pozo que ellos (PPSOE) nos metieron de la mano de la banca internacional.

Izquierda Unida es otro mundo. Está más limpia. Es más idealista y crítica con el camino por el que llevan al sistema hacia una nueva situación, y busca a la desesperada su sitio, pues sus bases han sido seducidas por la arrogancia y desparpajo de Podemos (no me refiero a Tania y Pablo Iglesias).  Es un partido tolerado por el sistema desde que se descafeinó el concepto comunista y apareció el Eurocomunismo que ha ido degenerando en esta situación identificada como de una izquierda unida. Maillo no tiene que fajarse tanto en el combate, pues está a mucha distancia de sus contrincantes y sabe que, lo suyo, será no perder demasiados puntos por causa de la irrupción de Podemos. Solo puede esperar volver a ser lo que fue en la legislatura anterior. Eso sí, papá Anguita ya les orienta hacia aliarse con Podemos, dada su alergia a todo lo que signifique PSOE.

Luego vienen los enigmas. Por un lado está Ciudadanos y por otro Podemos. Ciudadanos es el hijo crecido del PP, al que le ha salido protestón y rebelde dado su sistema educacional, basado en la imposición de los principios conservadores del Estado Español, modificados por el viejo régimen hasta convertirlos en doctrina pseudofranquista. La cuestión está en que este hijo se fue a vivir a Cataluña y bebió de otra visión del asunto, viéndose obligado a convivir con otras orientaciones de la derecha nacionalista donde se mantiene el conservadurismo político y social, pero aflorando un modelo diferente de Estado menos sometido a la vieja estructura, que es totalmente rechazable por papá PP. Ellos querrían cambiar un poco aquello, pero sin cambiar demasiado, pues España es España desde los Reyes Católicos y Cataluña fue parte importante en la creación de ese Estado de la mano de su rey Fernando el Católico.

En un principio, dada su juventud, quiso irse a vivir con la tita UPyD, divorciada amargadilla del PSOE, encantadora y coqueta, a la par que competidora del PPSOE, pero le puso muchas condiciones para compartir casa y decidieron optar por alquilar un piso para ellos y vivir solos. Luego, se presenta limpio y duchado, sin la roña que produce la corrupción, que apesta en el PPSOE, y con cantos de sirena para atraer a las nuevas generaciones que no comulguen con el llamado populismo que le adjudican a Podemos y que anden descontentos con sus papás.

A Podemos hay que darles las gracias por estar ahí. Han tirado de la cuerda hacia el otro lado para frenar la huída hacia adelante de los que andan destruyendo el Estado del Bienestar, denunciando el manipuleo de la clase dominante a la que llaman casta, para privatizarlas ganancias y socializar las pérdidas. Si la gran empresa gana se lo queda ella, pero si pierde hay que rescatarla con dinero público y lo pagamos todos. Hacía falta este Pepito Grillo para despertar las conciencias. Eso sí, que tenga cuidado pues se está metiendo con un enemigo fajado en la lucha mediática, con recursos y poder omnipresente y puede salir malparado si no sabe nadar y guardar la ropa. Fíjense que lo de Monedero es una ventosidad comparado con la diarrea que presentan los partidos que gobiernan, y han conseguido magnificarlo hasta parecer el mayor de los pecados.

Ahora bien, la credibilidad de Podemos está en ver si tiene capacidad y posibilidad de llevar a término su programa o se lo acabarán dinamitando desde Europa. Por eso es tan interesante el desenlace del conflicto griego, convertido en un campo experimental para el dominio, o control, de las nuevas tendencias ideológicas opositoras al gran proyecto del Nuevo Orden Mundial del colectivo Neoliberal y Neoconservador, que forman un oxímoron perfecto. Ya están empleando la técnica de la maximinización para neutralizarlos (minimizan los errores de los gobernantes y los aciertos de la oposición y maximizan los aciertos de los gobernantes y los errores de la oposición) solo hay que ver en la tele a los Indas, Maruhendas y compañía.

Podemos, pues, es un enigma de fuerte componente ideológico e intelectual que se enfrenta al estatus establecido y puede llevar a un choque de trenes de considerables dimensión. Le salió respondón el niño al PSOE, igual que al PP, y le remueve la conciencia hasta enfrentarlos a su deriva a la derecha dejando en la estacada a su verdadero público. Esta disonancia cognitiva deja a muchos votantes del PSOE en la tesitura de decidir entre su viejo aparato y la nueva oferta. Uno muy condicionado por el pasado y otro muy enigmático para el futuro.

Podemos, ese hijo ideológico de la izquierda, se fue a estudiar a Sudamérica y vino influenciado por los populismos de allá, defendiendo una nueva teología de la liberación, usando el símil religioso del pasado. Nos ofrecen, pues, un tren nuevo que parte hacia el futuro por vía diferente, dentro de lo que cabe, al que se sube la gente desencantada, frustrada y hastiada de soportar a una clase dominante que se instauró en la transición y que ha evolucionado poco, más bien ha involucionado.

Los partidos tradicionales se lo han puesto fácil; gestionaron lo público como su cortijo, incumplieron programas, engañaron, robaron y manipularon, practicaron el nepotismo colocando a los suyos, se adueñaron de los medios de comunicación y andan, torpemente, a la gresca con el “y tú más” en un intento de salir ilesos del fango que ellos mismos han creado. Su lamentable técnica es esparcir porquería por doquier para que salpique a todos y se acabe votando a lo malo conocido por la sospecha de que lo que puede venir podría ser peor. Mientras tanto nos encontramos con la caída libre, o en plan tobogán, que nos llevará al suelo definitivamente. Cuando se llegue al suelo, que parece se puede estar llegando en función de dónde lo hayan establecido los que mueven los hilos entre bastidores, dirán que se acabó la crisis y que ellos han logrado resolverla, cuando lo que ha pasado es que nos han instaurado definitivamente en ella. La crisis, por definición, desparece cuando se estabiliza el sistema sin considerar en qué nivel se ha equilibrado. Por tanto, llagará al momento en que diremos: “Ya no hay crisis”, ahora hay que estabilizarse aquí y acoplarse al nuevo estado. Ya estarán perdidos los derechos laborales, el trabajo decente, los derechos constitucionales y habrá cambiado el contrato social, hasta modificar el concepto de dignidad humana y someterlo a los intereses del dios dinero.

Votar a Podemos es osado, de valientes que se quieren enfrentar a un mañana distinto, yo diría que raya en lo temerario visto el poder que tienen los que mandan, que no son los que gobiernan, que quede claro, sino aquellos que tienen el control del dinero. Sus votantes son mayoritariamente jóvenes, y eso es lógico. Las generaciones se renuevan. Curiosamente, bajo mi punto de vista, una generación que ha engendrado un cambio importante en la vida social, creando expectativas considerables, se sostiene en el tiempo (en nuestro caso podríamos hablar de 40 años), gestionando la nueva situación, mientras esas expectativas se van fraguando y hasta que ya no son tentadoras para la sociedad, bien porque las cosas no hayan salido como se pensaba, porque hayan defraudado los líderes del cambio o bien porque no se adecúen a las nuevas demandas sociales de las nuevas generaciones, tanto en relación a las líneas ideológicas como a los agentes que las lideran. Entonces surge la necesidad de un nuevo cambio, que solo se inicia cuando aparece un importante conflicto o crisis que lo reclama, actuando como detonante. En esas circunstancias salen nuevos líderes que pregonan una era diferente, más acorde con las demandas sociales de ese momento. Las viejas recetas quedan obsoletas y se reclaman nuevas medidas y nuevos escenarios políticos y sociales que permitan una mejor convivencia y justicia social, aunque un importante conjunto de gente acomodaticia se resiste al cambio. Los gobernantes antiguos, a la larga, tienen dos opciones, o se adecuan a la nueva situación y lideran un rearme ideológico o dejan el sillón para que sean otros los que lo hagan. El cambio es irrefrenable y es aconsejable el relevo en el liderazgo. La nueva generación quiere ser dueña de su futuro y entiende, incluso desde su subconsciente, que es lógico que muera, en sentido figurado, la generación anterior con su proyecto y surja uno nuevo que les dé el protagonismo y la responsabilidad para fraguar su propio futuro.

Nuestros hijos, a los que se les ha acusado reiteradamente de indolentes, acomodaticios e hiper-protegidos, se han visto abocados a la desesperanza al ver que las expectativas que se les habían infundido se desvanecen y su necesidad de independencia, para desarrollar su propio proyecto de vida, se trunca por mor de una mala política. Su seguridad se resquebraja y tienen que acoplarse en casa de los padres en plan limosnero, o ir al extranjero a ejercer la actividad profesional en la que se han formado, pues aquí les es imposible ejercerla… es más, ni siquiera pueden encontrar trabajo en cualquier otra actividad. Conclusión para ellos: “los viejos carcas de la política les han engañado y quieren un nuevo mayo del 68, un cambio para ellos coger las riendas”. Luego, el sistema, que es especialmente hábil, acabará diluyendo y deglutiendo el movimiento mediante algunas modificaciones nimias y los líderes se plegarán a la nueva situación que entenderán, en parte, creada por ellos. Los sistémicos dirían que el poder, inteligentemente, intentará modificar algo la tolerancia de la plataforma homeostática para asumir las nuevas demandas y cambiar, sin cambiar casi nada.

Por tanto ya tenemos una generación que se va y otra que viene empujando, sobre todo debido a la crisis que los trata injustamente. El cambio ya se ha iniciado, incluso en la monarquía, ahora nuestros hijos quieren lo que les corresponde, el protagonismo. De ahí que se reclama una segunda transición, cosa lógica, dado el proceso que ha sufrido el país, incluso que se inicie un enjuiciamiento social y político a aquellos que han gestionado en su propio beneficio el erario público, o que han sacado tajada de ello. La guerra está servida… ¿matará (en sentido figurado) el hijo al padre o el padre al hijo? En todo, caso el futuro es del hijo.

Lo curioso es que, como hay dos grandes grupos basados en el bipartidismo, cada padre parió a un hijo, como ya he sugerido. Es decir, de cada ideología surge un descendiente que heredará el campo de sus padres. El PP pare a Ciudadanos y el PSOE da a luz a Podemos. O lo que es lo mimos, la nueva derecha busca consolidarse en Ciudadanos y la nueva izquierda en Podemos (IU, que nunca consiguió ser mayor en sentido de ejercer el poder, acaba hermanándose con estos últimos).

Ahora nos queda saber si los hijos están en condiciones de gobernar, si saben, pueden y quieren hacerlo bien o habrá que esperar a que maduren algo más. Tal vez, dadas las circunstancias, deberán limar asperezas, resolver el conflicto intergeneracional y facilitar el tránsito hacia un nuevo estatus donde tomen, a medio plazo, el poder los jóvenes. Una nueva transición debidamente pactada, con mente abierta, desprendida y generosa que nos permita vivir en paz otros cuarenta años, hasta que la próxima generación reivindique su papel y la acomodación a los tiempos futuros… pero eso es ciencia ficción, ahora nos toca votar el próximo domingo en el sur, en Andalucía. Según las encuestas tendrán que pactar y los pactos son clarificadores, pero tienen el defecto que son con el voto irreversible y hay que aceptarlos.


lunes, 16 de marzo de 2015

El niño de Rajoy


Supongo, que en tiempo de elecciones es lícito y aconsejable que cada ciudadano pueda manifestar su libro opinión sobre los postulantes y sus soportes políticos. Es más, creo que cada ciudadano debería razonar y publicar sus conclusiones para que el debate trascendiera el plasma televisivo y se convirtiera en una forma más democrática de valorar y conocer el programa de cada cual. Hoy no voy a entrar en grandes consideraciones, aunque expresaré algunas sensaciones e intuiciones que condicionan mi pensar.

No sé porque se me viene a la cabeza la imagen de aquella niña a la que aludía Rajoy hace ya años, creo que en las elecciones del 2004, cuando veo a su candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Lo siento, me es inevitable el recuerdo. ¿Será por alguna similitud que puedan tener? Aparte de que aquella niña, presumiblemente, debe ser algo más joven que este otro joven que aspira a gobernarnos. Claro que viendo las cosas parece que sí se le pueden encontrar similitudes.

Moreno es su hijo ideológico, ambos descendientes del abuelo Fraga, y está en entredicho si su bisabuelo no fue don Francisco, el señor bajito que nos caudilló durante cuarenta años por la Gracia de Dios y el uso y abuso de las armas, y del que los sesentones tenemos muy vivos recuerdos, en la mayoría de los casos, troquelados con muy malas formas. No sé si la madre ideológica, celosa y protectora, podrá ser la señora vicepresidenta o tal vez la señora Cospedal. Menos mal que parece, oh Dios mío, que no lo es la lideresa madrileña, que juega más el papel de madrastra quisquillosa en conflicto sistemático con el marido, al borde del divorcio y en continua reyerta y desafío a la autoridad parental. En todo caso su padre y estas señoras suelen venir últimamente a visitarlo con bastante asiduidad, parece que para defenderle  ante la señora Susana y los demás que están empecinados en optar y conseguir la plaza a la que aspira el chico. Lo cierto es que no habían venido mucho por estas tierras estos importantes personajes de la política española, pero desde que mandaron al niño a estudiar al sur no dejan de acudir los fines de semana para ver, supongo, como le va el curso, apoyarlo y alentarlo para el próximo examen, que, por lo que parece, no tiene muy buena pinta. De camino, palmaditas y abrazos, besos y refuerzos, como debe hacer todo buen padre con sus hijos emancipados o en proceso de hacerlo. Son unas oposiciones a “funcionario transitorio”, cuyo examen tiene importante contenido de chalaneo y buenas intenciones, más que compromisos serios y exigibles desde la legislación. Vamos que si el niño aprueba y se lleva la plaza no pasa nada si luego no hace lo que dijo, porque nadie le pedirá cuentas hasta dentro de cuatro años, donde se podrá bombardear al populacho para hipnotizarlo de nuevo y poder llevarlo nuevamente al huerto, para eso están sus teles y medios de comunicación con su ejército de venales, adeptos incondicionales. De eso el papá sabe mucho… bueno el papá y la mayoría de los políticos que llegan al poder.

El papá ganó las elecciones diciendo que iba a hacer miles de cosas y nunca haría otras y, al final, parece que se ha confundida y hace las que dijo que no iba a hacer y no hace las que prometió hacer. Claro que eso es porque el saliente, Sr. Zapatero, le había puesto las cosas al revés, y pensó que el mar era el cielo, que la noche la mañana, creyó que el trigo era agua y, entonces, por ir al norte fue al sur… y aquí lo tenemos, en el Sur. Ahora, el muchacho (disculpe que me permita esta licencia, pero por edad puede ser mi hijo) que fue a la escuela primaria regentada por el tito Aznar, de la mano de papá, tiene un buen bagaje y un ejemplo especial en su papá, que anda  a la gresca con los amigos de sus oponentes, como el que le pega al hermano pequeño del chico con el que se ha peleado, ya que no puede pegarle a él. Tiemblen pues, Venezuela y Grecia, por estar en la onda del coletas, que tiene verbo fácil, sabe recoger el desencanto que han sembrado ellos y, si lo dejan, es capaz de resucitar la república mostrando al pueblo que no era tan mala como decían los rebeldes y traidores al sistema democrático, sino que se la cargaron las clases dominantes, como las de ahora, para no perder el poder oligárquico de la casta de antaño.

Esto, a lo que definen ellos como el cortijo regentado por Susana, es una finca autónoma, donde se vota en clave autonómica y la gente quiere candidatos lo más autónomos posibles para delegar en ellos su soberanía mediante el voto y acercar la democracia al pueblo. O sea, que cuando Rajoy dice que no tiene que pedir permiso a nadie para venir, como otros, debe querer decir que esta finca la quiere comprar para ellos, o que ya la considera de ellos, e inscribirla, como buen registrador, en el registro de la propiedad de Madrid. Lo cierto es que con el desembarco sistemático desde la capital, a uno le da la sensación de que podríamos ser una colonia del Estado a la que la metrópolis envía a sus gobernadores para que la gestionen en plan virreyes. Los andaluces, cuando vemos que viene un aguerrido señor del norte nos acordamos de las Navas de Tolosa y nos echamos a temblar, sobre todo si aparece bajo el lema Santiago y Cierra España, algo así como que el Estado se ha de centralizar y gobernar desde Madrid, para lo que vienen a ver y adoctrinar al chiquillo, por si se le hubieran olvidado las enseñanzas de la escuela de FAES. Prefiero la frase que Ramón María del Valle-Inclán, coloca en su obra Luces de Bohemia:  "Santiago y abre España, a la libertad y al progreso", pero esa me parece que no está en el alegato de las huestes del muchacho, a la vista de la gestión que están haciendo con el conflicto catalán y de los comentarios y actitudes que les vamos viendo.

El chico, el otro día, en el debate, parecía que iba sobrado, pero esa prepotencia es falaz porque no tiene fundamente cuando se carga con la cruz de la ignominia de ha colgado sobre su partido la corrupción, no solo en asuntos relacionados con Génova, sino en otros que acontecieron en distintas comunidades gobernadas por ellos, sea en Madrid, Valencia, Mallorca, etc. Mal legado, mal ejemplo, poca confianza generan los hechos. El lastre de Susana también anda pesando como una losa sobre sus  aspiraciones, si bien no lleva imputados en sus listas mientras Moreno sí los lleva… (perdón, que han cambiado la denominación y ahora no hay imputados sino investigados). Es curioso como cambian las conceptualizaciones a placer y conveniencia. De esos hechos en esta legislatura ya llevamos unos cuantos, y todo por no llamar a las osas por su nombre para que no se asocien a incumplimientos. La subida de impuestos es una subida de impuestos, el rescate bancario no tiene otro nombre, la bajada de salarios no es un incremento negativo, decrecimiento, o algo así, la amnistía fiscal es eso y no otra cosa, etc. Es decir, aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Saco todo esto a colación porque me sabe mal que este señor que se ha escondido tras un plasma en tantas ocasiones, venga ahora a azuzar la campaña, sin darse cuenta de que estos actos dejan en evidencia a su pupilo, al reconocer su incapacidad para afrontar el reto por sí mismo. Está bien que venga algún día a mostrarle su apoyo y solidaridad, pero de ahí a venir cada semana, con la corte ministerial, hay una abismo. Señor Rajoy, deje al chico que se faje, que demuestre lo que es y ya veremos como sale la cosa. De momento, el legado no es nada prometedor si usted viene, con sus ministros, a refrendar al candidato, pues se le asociará a sus políticas nada benefactoras con Andalucía y con el resto del país, sino vea cómo andan las encuestas por mucho que ustedes digan que la encuesta final es el acto electoral. Ya, de paso, decir que, visto lo visto, no es buen agente para hacer “merchandising” por estas tierras tan lejanas, bajo mi opinión le falta empatía con la ciudadanía y le sobra con la banca y las multinacionales, como buen neoliberal, claro. Eso sí, los andaluces, con su sentido universalista, solemos acoger bien a todo sujeto que traiga buenas intenciones, sea catalán, como el de Ciudadanos con su cara angelical Joseantoniana (¿o debo decir ciutadans, o ciutatans, parafraseando a Floriano?),  o gallego como usted, eso sí que vengan a servir a los intereses de este pueblo y no a explotarlo y llevarse los dineros a Madrid, o similar, mediante procesos que  rayan en la colonización.

El problema es que se apuesta mucho más que lo que hay en juego, de momento. Estamos ensayando una nueva etapa donde el equilibrio de fuerzas clásico se va a romper y la repercusión de lo que pasé aquí va mucho más allá de Despeñaperros. Su desembarco deber ser entendido como una guerra preventiva para evitar la debacle o para dimensionar la capacidad de respuesta que tienen ante esta adversidad, que ustedes mismos han provocado con sus políticas restrictivas de la mano de la nueva dama de hierro alemana, la señora Merkel. Ay, por Dios, qué jugada más sucia nos hicieron, con alevosía y nocturnidad, con el artículo 135 de la Constitución; sí, esa que tanto les cuesta tocar para adecuarla a la situación actual, pero que no importa si ello es a conveniencia de los grupos de poder económicos.

Ahora nos queda hacer lo que aconsejaba aquel spot publicitario de un detergente, que decía: “Busque, compare y si encuentras algo mejor cómprelo”. El problema es que si el detergente comprado te salía malo lo podías cambiar de forma inmediata, pero el partido ganador te lo has de tragar cuatro años, aunque te salga más malo que la cicuta…



jueves, 12 de marzo de 2015

Ahora nos toca votar


Como estamos de campaña electoral y es momento de reflexión y libre decisión he plasmado mi pensar en forma de poema con estas sextillas que os ofrezco. Vaya por delante que, como demócrata, entiendo que es aconsejable votar, o tomar la decisión que se estime, sin renunciar a la soberanía que te otorga el derecho a decidir sobre tu voto:





---------------------------------
En este momento debo
ver y pensar por mi cuenta
no asumir como borrego
lo que esta gente se inventa
para seguir con su juego
llevándose las cuarenta.

Lo primero que he pensado
es no ver la caja tonta
no verme manipulado
ni marcado por la impronta
de un discurso enajenado
que con su verbo te atonta.

Ahora toca analizar
lo que han hecho en el pasado
ver si cumplen lo pactado,
no se puede confiar
en los que te han engañado
pues te vuelven a engañar.

Por tanto en las elecciones
te aconsejo, buen amigo,
que no te creas las lecciones
de los que juegan contigo
en todas las ocasiones
quitándote hasta el abrigo.

Reivindica tus derechos
con tu voto responsable
y analizando los hechos
vota un programa viable
que no nos deje maltrechos
en un mundo miserable.

Los que están en el gobierno
nos lanzaron al vacío
a sufrir en el invierno
los rigores de este frío
que se convierte en infierno
si eres pobre y “sometío”.

Hemos de tener presente
con un voto responsable
de elegir entre la gente
un gobierno bien fiable
que nos resulte decente
y de honradez indudable.

Vota…
Pues estás es tu derecho
como pueblo soberano
de decidir en provecho
a quien le otorgas tu mano
para salir del barbecho
eliminando al tirano.






sábado, 7 de marzo de 2015

25 aniversario de la Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Málaga


Hoy se ha celebrado el 25 aniversario de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Málaga. Ha sido mediante un acto académico donde la Dra. Isabel María Morales ha disertado sobre la evolución del centro en estos últimos 25 años. Posteriormente se entregaron recordatorios al personal jubilado durante este tiempo y, en su nombre, dirigí a los presentes unas palabras. Ese discurso lo cuelgo aquí  a petición de algunos de los presentes que suelen leer mi blog. Es de reseñar que en el hall del centro se exponían unos posters con fotografías reflejando las etapas por las que fue pasando la facultad, antes escuela universitaria, cuya autoría se me adjudica. Acto memorable cargado de emoción, con afluencia masiva, donde nos fuimos encontrando viejos amigos y conocidos. 
---------------------------------

Discurso, en nombre del personal jubilado, en los 25 años de la Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Málaga.

Excma. Rectora magnifica, Excmos. Vicerrectores, Ilma. Decana  de la Facultad de Ciencias de la Salud, Ilmas. autoridades académicas y de organismos que nos honran con su presencia, Personal Docente e Investigador, Personal de Administración y Servicios, alumnas y alumnos de la facultad, amigas y amigos todos.

Querría, en primer lugar, agradecer a la decana su invitación a participar en este acto memorable donde se celebran los 25 años del nacimiento de esta facultad. Nació y fue creciendo hasta convertirse en la adulta que es ahora, donde se conjugan cuatro titulaciones en unas modernas y novedosas instalaciones más acordes con las necesidades docentes y sus demandas.

La decana me tendió un reto para que representara a todos los jubilados que han ido dejando su actividad en este centro y participara en esta mesa. No creo que yo pueda arrogarme esa representatividad, pero entiendo que siendo el primero, si no me equivoco, que se jubiló dentro del PDI (por causas ajenas a mi voluntad como todos sabéis) podría ser argumento suficiente para justificar esa petición y, a la par, que yo aceptara encantado el envite.

Cuando Concha García y mi buen amigo Bernardo, me sugirieron que optara a la plaza de asociado clínico en el año 1991 se abrió una puerta a la que, en principio, yo no había pensado llamar, pues en aquellos tiempos estaba terminando mis estudios de psicología con la intención de orientarme hacia los recursos humanos, cuestión más apropiada a mi actividad momentánea como Director de Enfermería del Hospital Marítimo de Torremolinos. No me arrepiento. Mis tiempos dedicados a la asistencia y, sobre todo, a la gestión hospitalaria estaban rayando en la saturación y era una excelente manera de volcar, en la actividad docente, toda la experiencia acumulada.

A partir de ese momento, con mayor  o menor implicación según el caso, fui participando en ese proceso de crecimiento y consolidación del centro. La preparación de las oposiciones a la plaza de titular relegó mi tesis doctoral en psicología, que, por desgracia, quedó colgada sine die por tener que asumir otras responsabilidades como la subdirección del centro y por la aparición posterior de mi enfermedad.

Sin embargo, hay en todo el proceso una vibrante experiencia, como es el desarrollo que va realizándose en la EUCSS. Empezando por los sótanos del Hospital Civil con sus riesgos, incluso, de desprendimientos de los viejos techos de escayola, hasta el paso por el centro de Martiricos que en los últimos tiempos constreñía nuestro crecimiento, para acabar en este espléndido lugar donde todo es luz, cristales y simbiosis con el entorno, ya sea frío o calor.

Hay otra parte importante de este histórico proceso evolutivo que he vivido en ese tránsito profesional y vital. Me refiero al crecimiento y desarrollo de los recursos humanos. Fui de los que convivieron y participaron en el crecimiento de la plantilla, no se olvide que allá por el año 1999 fuimos seis los que nos incorporamos a la titulación de enfermería, y alguno más a la de fisioterapia, dentro de ese desarrollo sostenido de la expansión del Centro, aunque me perdí la inclusión de las nuevas titulaciones que hoy conforman la Facultad de Ciencias de la Salud. No entro en el proceso regresivo de la plantilla en cuanto a su dotación, a consecuencia de las jubilaciones que se han producido…

¡Qué tiempos aquellos! Los añoro, de verdad… había un gran compañerismo, el trabajo conllevaba motivación y era estimulante. Un horizonte cargado de retos nos llamaba, como a Ulises con sus cantos de sirena, y nos llevaba, asintóticamente, hacia un fin idealista. No quiero dejar aquí de recordar y manifestar mi personal reconocimiento a las compañeras y compañeros con los que tuve el honor de formar parte en el equipo directivo de la mano de la Directora Catalina Rodriguez. Luego, las cosas vinieron como vinieron, la crisis condicionó la vida y los actos, y hubo que combatir en campos de batalla poco propicios, pero ese análisis no me corresponde a mí hacerlo, pues tiene un componente actual que condiciona mi objetividad.

Pero dejemos de hablar de estos aspectos y pasemos a ese campo del jubilado. En primer lugar creo que es justo y además necesario, reconocer la labor de todas y cada una de las personas que han formado parte de este centro y que, por circunstancias de la vida, han ido pasando a mejor vida… digo mejor vida en sentido literal y no figurado, pues la jubilación, si se sabe organizar, te lleva a vivir mejor, a una mejor vida, a una vida jubilosa, porque, supongo, que la palabra jubilación tendrá algo que ver con júbilo… y júbilo, en su etimología, hace alusión a “grito de alegría”. Vaya, pues, por delante mi recuerdo y admiración por las compañeras y compañeros, tanto del personal docente como administrativo y de servicios, con los que he compartido vida laboral en este centro y que han dejado su impronta en el mismo, en el deseo de que su jubilación también les haya llevado a ese grito de alegría provocado por el sentimiento de libertad para hacer aquello que siempre quisieron y no pudieron por sus condicionantes laborales.

Yo soy de los que piensan que la jubilación es una bella y espléndida etapa de la vida donde se nos da una oportunidad para arreglar el armario interior de nuestra mente y de nuestro entorno familiar y social, para ordenar las cosas, ponerlas en su sitio y hacer las paces con todo aquello que nos fue fustigando a lo largo de nuestra existencia. A la vez, conlleva un proceso reflexivo sobre nosotros mismos, cuando estamos de vuelta de protagonismos y batallas en el campo profesional y social, que nos permite tomar conciencia de nuestro nivel de maduración y elevarla a la categoría de sentimiento. Cabe, también, intentar desarrollar la espiral de conocimientos y potencialidades que aún quedan enrolladas en nuestro interior, ocultas o bloqueadas por perentorias exigencia planteadas en el ejercicio de nuestra vida profesional.

Una de las grandes ventajas que tiene este estado, es la posibilidad de ver las cosas desvestidas del aspecto emocional que es inherente a las implicaciones propias de la actividad académica o laboral. En este sentido es como si uno se subiera a un helicóptero y sobrevolara los espacios en los que antes anduvo laborando, pero sin sentir las emociones, impresiones, afectos y pasiones que brotan irremediablemente de la implicación personal a que aludía. Por tanto, se ven las cosas de otra forma, más sosegado, con un análisis diferente de la problemática y una visión más holística. No es lo mismo ver la montaña desde un helicóptero que desde el lecho de un valle, aunque la batalla se da en tierra y no en el aire.

Dicho esto, no soy yo quien para indicar por donde han de ir las cosas, pero sí para expresar mi pensar sobre el asunto desde la perspectiva de jubilado, de sujeto que ya no es lo que era, que ha vuelto a formar parte de la ciudadanía común, pero que ve lo que viene y reflexiona sobre ello.

A mí me preocupa enormemente los acontecimientos que se están dando en el mundo y, al amparo del marchamo que me dejó la universidad, el proceso evolutivo de nuestra sociedad y el papel que se ha de jugar en el mundo universitario. Asunto que siempre me preocupó y por el que sostengo que la universidad ha de retomar su papel humanista y evitar convertirse en una fábrica de técnicos al servicio de la empresa y el sistema. Debe prevalecer la formación integral y la búsqueda del desarrollo intelectual de lo sujetos en la dirección de la simbiosis social. El objetivo social no es crear y tener más medios materiales exclusivamente, sino que estos se orienten a un crecimiento integral del sujeto más en consonancia con su entorno.

Se deben formar personas que critiquen y se opongan a la depredación y al egoísmo imperante en el sistema de mercado libre y que apoyen la sinergia simbiótica, es decir, la confluencia de esfuerzos del colectivo social en un objetivo integrador y solidario. La universidad, como abanderada del desarrollo intelectual, debe apostar por el ser humano, en un sentido amplio y universal, antes que por los intereses comerciales de las empresas y el sistema financiero, que nos ha llevado a esta crisis irresponsablemente. Estamos inmersos en una dinámica donde se ama a las cosas más que a las personas y se someten estas a los intereses mercantiles de esas cosas, reduciéndolas a meros instrumentos u objetos del mercado, mientras las cosas se convierten en objetivos de desarrollo, confundiendo el concepto progreso con tener más, cuando el progreso de las sociedades se ha de centrar en el desarrollo de la ciudadanía desde la perspectiva intelectual y humana, usando lo material como elemento higienizante, con la orientación que plantea Herzberg,  para ese desarrollo. En este sentido me permito citar a Emilio Lledó, cuando afirma:
“La riqueza de un pueblo no es la del suelo,
sino la del cerebro”.

Por tanto, entiendo que la universidad ha de reivindicar su papel de preceptora, para orientar y desarrollar ese cerebro, el intelecto colectivo, hacia un objetivo humanista, que anteponga el interés de las personas al de las empresas, que entienda toda actividad creativa volcada y sometida a esa premisa. Que introduzca en la actividad empresarial y su gestión de recursos humanos, esa perspectiva humanista donde el capital más importante sea el propio trabajador y su potencial creativo. Pero, sobre todo, que luche para evitar la proliferación del hombre mediocre, que decía José Ingenieros, y potencie el idealismo, la ilustración, la investigación y la innovación como elemento de crecimiento personal y social. En frente tendrá a la TV y muchos medios, que buscan la alienación social en base a un mercado libre donde el mediocre, falto de criterio, siga siendo presa fácil de su política consumista y manipuladora.

Finalmente, retomo mis principios ideológicos más elementales y rompo una lanza por una universidad pública de calidad que no se someta a los criterios oportunistas del mundo empresarial, que vele y luche por ese desarrollo humanista e integral de los ciudadanos en contraposición a aquellas que fraguan técnicos y sujetos modulados y modelados en beneficio e interés de un mundo mercantilista y material donde no se priorizan ni cultivan los valores humanos como sostén y estructura de una sociedad de futuro. Me temo que nos la están ahogando, que el mercado invade nuestras casas, y nuestras cosas, hasta adueñarse de todo aquello que enriquezca a la oligarquía dominante, a la que solo la inteligencia se le puede oponer de forma racional… y esa inteligencia ha de estar y desarrollarse aquí, en la universidad, que no puede renunciar a su responsabilidad histórica al fraguar el hombre del mañana. El poder está en la inteligencia, demos el poder a la ciudadanía…

Eso es lo que pienso como jubilado, pero yo ya no estoy, por lo que esto puede sonar a cantos de sirena o a batallita del abuelo cebolleta…

Y ya solo me queda daros las gracias por vuestra atención y sobre todo por dejarme decir estas cosas desde el campo del jubilado, ese ausente que debe estar presente por lo que dejó sembrado… Muchas gracias

martes, 3 de marzo de 2015

Dos sonetos


Dos sonetos. Uno de muerte y otro de vida, uno de tristeza y otro de amor.
------------------------------------------


                   De tristeza

Vagando por la vida en el presente
sin poder  liberarme por la huída
de esta maldita suerte diluida
en este mundo oscuro e indiferente

voy lastrado por un amor ausente
prendido de la trampa de la vida
que perdió por sistema la partida
atrapado en un credo decadente.

Por mucho que pretenda hacer un puente
solo observo indiferencia y apatía
para salvar el fango pestilente

que crece y se incrementa cada día
ante tanta indolencia de la gente
que solo se dedica a la porfía.

(Estrambote)
¿Será que la partida está perdida
con tanto desamor y tanta muerte
hasta el renacer en la otra vida?

------------------------------------------

               
            De amor y vida

Cada vez que mi mente te presiente
palpitando está mi alma y se ilumina
y al notar tu presencia tan divina
despierta  en mi interior tu amor latente

y vagando por este mundo ardiente
busco tus ojos de mujer felina
en deseo de pasión que me alucina
al dejar en tu cuerpo mi simiente.

Mi pasión se convierte así en torrente
de savia precursora de la vida
que desborda en  tu cuerpo como fuente

inundado tus entrañas  sin medida
como río deleitoso en su  corriente
que deja mi alma con la tuya unida.

(Estrambote)
Esta corriente, amiga, es de corrida,
en asunto de amores tan ardientes
lo mejor es terminar con la partida.

Autor: Antonio Porras Cabrera
Málaga, 3 marzo 2015