miércoles, 13 de marzo de 2013

Habemus papam

Fumata blanca

“Habemus papam”. Ahora veremos hacia donde tira. Hay dos iglesias: La que se inicia con Constantino aliada con el poder, que ha ido derramando su influencia por el mundo, haciéndolo tremendamente injusto de la mano de ese poder. Ha sido una iglesia enormemente conservadora, opuesta, muchas veces, al progreso de la ciencia, controladora de la educación y siempre adoctrinando en la obediencia y la sumisión, corrompiéndose con el uso de ese poder y alejándose de la doctrina de Cristo. Concubina del poder civil, se vendió y lo ejerció sin paliativos, condenando cualquier idea que se saliera de su doctrina, a la calificó de herejía. Cubierta de boato y dando la espalda al pueblo llano, se olvidó de la injusticia social y solo ejerció la caridad para justificar su poca implicación en el cambio hacia un mundo más justo. La caridad resultó un "lavaconciencias" que perpetuó la injusticia. Esta iglesia, salpicada de corrupción, de aberraciones, de oscuras financias e intrigas palaciegas, no puede ser nunca la intermediaria de Dios al que dicen representar. Estoy convencido de que si Cristo viniera de nuevo, arrojaría del templo a los jerarcas fariséicos que dominan la cúpula de esta iglesia. Claro, que lo más probables es que acabara crucificado nuevamente de la mano de estos mismos que dicen representar a Dios, como ya le ocurrió en Israel hace dos mil años.

La otra iglesia, que sigue caminando en algunos lugares donde los creyentes de base tienen conciencia de la necesidad de humanizar el mundo, de luchar por la igualdad, la justicia  y ayudar al que lo necesita, está casi olvidada, por no decir jerárquicamente muerta. Cuando liquidaron la teología de la liberación, a la que identificaron muchos con las ideas marxistas, se cargaron de un plumazo la esencia del mensaje que dice defender la iglesia y que, a la vista está, queda muy lejos de cumplirlo. Había ganado el poder establecido, el conservadurismo de los privilegios de una sociedad injusta desde tiempo inmemorial. 

La parafernalia vista estos días en el Vaticano, de tinte ancestral, machista y dogmática, se aleja mucho de un mundo como el actual donde la mujer tiene un papel primordial, y los valores y principios están globalizándose. Prefiero a la iglesia denunciante, luchadora, la que anda caminando por el sendero de la justicia social, de la libertad de culto, de ideas y de credos, la no integrista ni impositora, a la iglesia que sigue gobernando el mundo católico. Ojalá aparezca de nuevo la energía que haga surgir la teología de la liberación, con la que nos identificamos tantos en mi juventud y cuya represión nos alejó definitivamente del credo eclesiástico y nos hizo agnósticos, cuando no ateos. Eso sí, no podemos olvidar que la iglesia siempre jugó con varias barajas metiendo en el mismo saco a unos y otros… todo es iglesia. Así cualquiera gana la partida.  

Ahora solo queda esperar a ver por dónde nos sale el tal Francisco I, el nuevo papa jesuita (con ellos estudié hasta COU), pues aunque uno ya no sea creyente, es sabedor del poder que ejerce la iglesia en el mundo político y social que nos rodea. A los credos integristas, dogmáticos y excluyentes hay que tenerles mucho miedo. 

22 comentarios:

pintura dijo...

Con la iglesia hemos topado D.Antonio,en el momento que dice que usted estudio con el OPUS me deja fuera de critica,yo he tenido "amigos"en la orden y sus historias eran,no se,sectarias y rallaban casi a la esclavitud,hay una orden religiosa fundada en Toro que se hace llamar Amor de Dios que tiene sus tentaculos exparcidos por varias zonas de España a los que conoci gracias a mi profesion de restaurador y quede perplejo del poder que la orden ejercia sobre sus componentes.Si algun dia visata Toro le recomiendo que visite la iglesia de la orden,es una belleza .Un saludo.

pintura dijo...

Con la iglesia hemos topado D.Antonio,en el momento que dice que usted estudio con el OPUS me deja fuera de critica,yo he tenido "amigos"en la orden y sus historias eran,no se,sectarias y rallaban casi a la esclavitud,hay una orden religiosa fundada en Toro que se hace llamar Amor de Dios que tiene sus tentaculos exparcidos por varias zonas de España a los que conoci gracias a mi profesion de restaurador y quede perplejo del poder que la orden ejercia sobre sus componentes.Si algun dia visata Toro le recomiendo que visite la iglesia de la orden,es una belleza .Un saludo.

emejota dijo...

Antonio le he estado dedicando pensamientos al respecto mientras "curraba" por aquí, dado que no hay más cáscaras y la conexión está chunga. El sábado camino de Asturias, allá espero tener mejor conexión. ^
Este mundo religioso, cualquier mundo religioso, cualquier sector, facción, vive en una burbuja propia, la suya propia y si persiste es porque son apoyados, existe mucho seguidor innato, son educados para no ser otra cosa, de ahí los términos de rebaño, ovejas y pescadores. Jajjj. y lo del "río revuelto...". Lo que más me entristece es ver las actitudes y rostros de tantas personas reunidas en aquella plaza.¿Panolis?, al menos desde mi perspectiva.
En fin amigo, que podría eternizarme escribiendo al respecto pero lo más sano para mi salud es reconocer esta realidad y seguir en mi realidad paralela, de burbuja en burbuja, explotándolas, todas ellas limitadoras y así hasta que se me acaben las fuerzas, al fin y al cabo, también servidora tiene límites, muchos, tantos como para no aburrirme hasta que llegue el momento de parar. Besos familiares.
P.D. Voy viendo el vídeo del cuerpo humano poco a poco, en Asturias lo remataré.

Roberto R Bravo dijo...

Excelente retrato de las dos iglesias, que coincide en lo esencial con la visión de los historiadores (no comprometidos con el dogma, es decir, los auténticos). Has resumido magistralmente en un par de párrafos, al menos un par de libros. Acabo de leer los dos tomos de Guignebert sobre la historia del cristianismo, y tu versión es un extracto acertadísimo de la triste historia de una institución que ha pretendido respaldar sus desmanes políticos y sociales con una supuesta "representación de Dios" que no sólo es en principio altamente cuestionable, sino claramente ilegítima por sus métodos y resultados.

Antonio dijo...

Pintura, no estudié con el OPUS, sino con los Jesuitas, que no es en absoluto lo mismo, sino todo lo contrario. Pero en su colegio nocturno, sin vínculo de credo con ellos, claro está. Yo estuve dos años en el seminario diocesano y eso me acabó haciendo ver lo falaz que es la iglesia, por lo que perdí la fe y me considero agnóstico desde entonces.
Con la iglesia topé y de ella me marché...
Un saludo

Antonio dijo...

Por cierto, Pintura, visité una iglesia (colegiata) de Toro hace tiempo y creo que había una virgen embarazada, si no recuerdo mal. Si vuelvo me fijaré más detenidamente en esa que usted me dice.
Saludos

Antonio dijo...

emejota, esa realidad paralela nos acaba influyendo en tanto somete al poder civil a muchos de sus designios y la prueba está en el miedo que le tienen los políticos que le siguen dando prebendas. Es un Estado dentro de otro Estado. La influencia del Vaticano choca muchas veces con la del propio Estado.
Besoss

Antonio dijo...

Roberto, tomo nota de ese obra de Guignebert para leerlo, debe estar interesante. Gracias por tu comentario.

Myriam dijo...

Veremos. Habrá cambios, no cabe duda. Pero no creo que le dejen hacer una reforma integral. Igual, desde el vamos, suena medio absurdo predicar la pobreza franciscana desde la Riqueza Vaticana.... en fin, veremos...

Besos

Darío dijo...

Sobre todo, que dejen de ocupar espacios que no les pertenecen. Que dejen el sendero de la conspiración y la defensa de los poderosos. La Iglesia (con minúscula) ya mató a Jesús mil veces más.
Un abrazo.

María dijo...

Bueno, pues ya tenemos Papa, Francisco I.

Un beso.

Tomás Morales dijo...

Desde siempre han tenido dos nombres: Iglesia Triunfante (la constantiniana, aliada con el poder,la Iglesia como Jerarquía,... y la otra, la iglesia como Comunidad de creyentes, que no coincide, necesariamente, con la anterior.
Hay mucho "católico suelto" que no comulga con el Papa.
Católicos que usan preservativos, que aprueban el matrimonio homosexual,....
Saludos.

Ana dijo...

Por el momento este papa se desplaza en autobús, vivía en un pisito de soltero en Buenos Aires (no en el palacio del arzobispado que le asignaron como residencia) y se negó a llevar una cruz de oro el día de la fumata blanca... Que se haya puesto el nombre del santo de Asís q se desvivía por los pobres, también es esperanzador, aunque yo ya no estoy pa hacerme muchas ilusiones con casi nada. Pero, oyes, tiene su "aquel" :-) A ver qué pasa.

Que sea jesuíta, sin embargo, no me acaba de hacer gracia... Con todos mis respetos.

Buen texto, Antonio, como siempre. Un besazo.

Ana dijo...

Por cierto, estoy con Darío, en eso de que la Iglesia sigue "matando a Jesús", es fuerte, pero es así. Sobre todo los peces gordos. A pie de calle, entre los misioneros, hay gente valiosísima q no parece seguir al mismo Maestro q los de arriba... Yo conozco a algunos y me quito el sombrero. Lástima q no todos sean como ellos. Abrazos, Antoñito.

Antonio dijo...

Myriam, serán cambios controlados, Aunque hace falta otro Juan XXIII.
Besoss

Antonio dijo...

Dario, por eso digo que lo volverían a crucificar. Respeto a todo el que me respete y detesto al que me intente imponer algo.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias por tu visita, María. A ver que pasa con este Francisco I.
Besosss

Antonio dijo...

Tomás, lo que no sé es como pueden convivir las dos. No se puede estar con Dios y con el diablo a la vez.
Saludos

Antonio dijo...

Ana, la interpretación de los signos es importante, su historia también, es lo que nos da pistas de cómo es realmente. Tiene sus luces y sus sombras. A ver por donde camina, si por la luz o por la sombra.
Besoss

Josep dijo...

Como me gusta tu post de hoy!
No soy nada creyente pero si tengo que elegir no tengo ninguna duda: 10 a 0 a favor de la teología de la liberación. Uno de ellos es Pere Casaldàliga, amenazado de muerte en varias ocasiones, y en estos momentos es una de ellas. Conozco a su hermana y hablamos varias veces.
Este Papa parece bueno, y en realidad en Argentina al parecer lo era y mucho. Veremos si en el Vaticano puede hacer todo lo que hacia . Por cierto, creo que te has olvidado una de las cosas que es esta iglesia: muy machista!

Un abrazo.

Antonio dijo...

Josep, comparto tu elección por la teología de la liberación.
Efectivamente su machismo manifiesto no lo he mencionado, craso olvido pues eso forma parte de su anacronismo...
Un abrazo

Prudencio dijo...

Muchísimo tiene que cambiar la Iglesia para no ser la principal culpable de que cada vez haya más gente que no cree en dios. Con sus autos de fe, sus dogmas, sus doctrinas, su boato, ...Esta Iglesia es anticiencia, es ilógica,vive siempre atrás del progreso. Un ejemplo: en todo el evangelio de Jesús no hay una sola referencia por activa o por pasiva que dé a entender que las mujeres no puedan ejercer el sacerdocio.
Sin embargo como uno tiende a mirar las cosas con esperanza, el hecho de que este Papa sea Jesuita me da buena espina.
Antonio, un abrazo.