sábado, 14 de abril de 2012

Respuesta a la entrada de Valores


¿Tenemos el cerebro averiado?

La entrada anterior, sobre los valores y el escándalo de las imágenes, ha tenido una interesante aportación en comentarios en su publicación en Factbook, por lo que he colgado una reflexión más para aclarar algunos puntos bajo mi concepción. Los dejo aquí para compartirlos con los amigos y amigas del blog.

Me satisface el número de comentarios que ha despertado mi anterior entrada y agradezco vuestras aportaciones. Me gustaría responder a cada uno de forma personal, pero coloco el me gusta para dar mi conformidad con muchos ellos. No obstante, a modo de vuelapluma pretendo hacer otra pequeña reflexión que amplia la idea y aclare mi posición al respecto:

El amigo Juan Benítez, lamentablemente, solo comenta el aspecto de la sodomía, cuando, para mí, eso es una posible consecuencia lógica del proceso de amor entre dos seres humanos, donde el compartir la identificación y el placer, al igual que el sufrimiento, es una muestra de ese amor entre ambos. Si el culo está hecho para cagar… el sexo solo se debe practicar para reproducirse, hablando de su función fisiológica, claro…

Lo siento, no comparto el comentario de Juan Francisco, si va en el sentido que lo interpreto, cuando dice “Nada tiene que ver el amor con las miserias” .Creo que la miseria es producto del desamor, si bien existen varios tipos de amar, en este caso amor hacia le prójimo.

Pero en este sentido yo planteo el escándalo que producen determinada conductas y cojo estos dos ejemplos de conductas sociales, donde la del amor es un acto íntimo y personal, mientras que el hambre y la miseria es social. Es decir, nos atrevemos a criticar conductas de sujetos en las que no estamos implicados y corresponden a su soberana voluntad, mientras que obviamos otras conductas injustas socialmente, donde SÍ estamos implicados en el sostenimiento de las mismas y en las que deberíamos intervenir para hacer justicia, al menos distributiva de recursos materiales. O sea, deberíamos paliar el sufrimiento de otros, pero criticamos el uso del placer sexual de los demás si no se adapta a nuestra convicciones… ¿No tiene esto algo de cinismo, cuando no de mesianismo?

Si el sexo entre iguales, practicado libremente por otras personas, crea problemas de conciencia a alguien y no se los crea el hambre y el sufrir de pueblos marginados y explotados para sostener nuestro nivel de vida, ese alguien debería revisar sus valores humanos, pues, posiblemente, ande inmerso en un razonamiento perverso para limpiar la propia conciencia proyectando lo injusto en lo que no lo es, mientras lo verdaderamente injusto sigue persistiendo. ¿No es esto un trastorno racional del pensamiento?

No sé si me he explicado bien, queridos amigos y amigas de Factbook. De todas formas este espacio sigue estando abierto para vuestras opiniones.

No obstante, para los interesados/as os ofrezco otras reflexiones que publiqué en su día sobre el tema en mi blog a las que podéis acceder a través de estos link:



En el segundo caso la canción del final era “Mujer contra mujer” de Mecano, pero está retirada de youtube, por lo que la puedes oir en este otro link:


Besos a todas y abrazos a todos… bueno, estas son mis preferencias, jejeje….

8 comentarios:

Circe La Hechicera dijo...

Querido Antonio, que coincidencia en tu tema de Valores pues hace poco escribi algo de eso, y si hay nuevos valores, valores tradicionales, etc., es un tema, pero en lo que dices y expresas tienes absolutamente la razon. Cuales son las cosas que nos escandalizan, pero lamentablementehe observado que muchos que coincidimos en tu espacio tenemos casi los mismos valores, es afuera donde la mayoria no tiene muy claro el tema y no se escandalizan antes las desigualdades e injusticias. Un besazo caribenio y que tengas un estupendo domingo!

Txema dijo...

Amigo Antonio quizá se pudiera aplicar aquello de que vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro. Ya sé que es un poco simple, pero bueno...

un abrazo

emejota dijo...

Querido amigo, cada quien entiende en la medida de sus medios y estos no siempre son demasiado agudos, por decir algo. Facebook, visto lo visto, no es un espacio para demasiadas "profundidades valiosas", me parece que funciona más en superficie, donde todo está mucho peor amalgamado y se tiende a confundir churras con merinas, puede que la comunicación en este espacio tenga que ser de otro orden, orden que de momento no me interesa demasiado, aunque por jugar y experimentar... quien sabe. Bs. familiar.

ana dijo...

Todos tenemos unos valores que no necesariamente tienen que coincidir con los de los demás, que cada uno viva con los suyos desde el respeto a los demás.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Circe, gracias por tu comentario. Me satisface esa coincidencia...
Es cierto eso que dices de la coincidencia en un mismo espacio de gente de similar pensamiento. ¿A ver si es cierto ese refrán de Dios los cría y ellos se juntan?
Besos desde España

Antonio dijo...

Ciertamente, Txema, eso de la paja, en su correcta acepción, es una constante del ser humano como medio de defensa en el proceso de comparación intrasujetos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Pues sí, emejota. cada uno piensa según su peculiar forma de ser y sus capacidades, Lo importante es el respeto al pensamiento ajeno siempre que no sea invasivo del tuyo propio.
Por mi experiencia, tanto en facebook como en otros lugares,el comentario depende del sujeto emisor más que del medio que lo transmite, como es lógico. Pero facebook facilita el mismo por su simpleza de uso.
Besoss

Antonio dijo...

Cierto Ana, el respeto a los demás es la base del entendimiento. Pero no solo eso, bajo mi punto de vista también está la intencionalidad en comprenderlo y valorarlo hasta contrastarlo con el propio pensamiento para enriquecerse con nuevas aportaciones...
Besosss