miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ocurrencia 18: Tener algo que decir y decirlo…


"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo." Oscar Wilde

Hace casi 20 días que no cuelgo nada en mi blog. No escribo para publicar, para compartir por esta vía. Pero son varias las causas que lo soportan. Por un lado esa apatía que a veces te invade; por otro, el agobio de las tareas que te requieren; también pesan las excesivas afluencias de ideas que manan impulsadas por la situación actual y acaban bloqueando la salida, como si taponaran la boca del envase que las contiene.

Es cierto, además de las tareas que agobian por estas fechas, las felicitaciones de Navidad, los correos que se presentan en tropel, las compras de regalos, preparación de las fiestas, demandas familiares y de amigos, comidas de hermandad y un largo etc… tengo la duda de cual es el tema a tratar, el que merece más la pena para escribir.

Dice Oscar Wilde: “Tener algo que decir y decirlo…” Pero hay tantas cosas para decir, tanto sobre lo que escribir que, como decía, quedas bloqueado. No sabes de qué hablar, de qué escribir…

¿Escribo sobre la posición del PP en su alocada marcha irresponsable hacia el poder, con sus subterfugios y manipulaciones mediáticas y su programa oculto de servilismo al neoliberalismo?

¿Lo hago sobre la traición del Psoe a sus principios programáticos y su bajada de pantalones ante los poderes fácticos de la banca, el capital y los organismos internacionales?

¿Tocamos el tema de la solvencia de nuestra clase política, de sus sujetos cínicos, del acorralamiento de los honrados y la prevalencia de los corruptos o acomodaticios?

Puede que un interesante tema sea el mundo sindical y su ineficacia y obsolescencia para dar respuesta a las demandas actuales y a los retos de la globalización y el proceso iniciado con la crisis actual

¿Acaso deshilo la trama de la gran falacia de la globalización, que han montado para que el capital y la empresa tumben fronteras a sus mercancías y acceda a la explotación de los menores y de los ciudadanos de los países en desarrollo sacando pingües beneficios?

¿O tal vez tocamos el tema de la democracia secuestrada por los poderosos, por quienes son dueños de la prensa, la banca, los créditos y el dinero que mueve el mundo?

Claro que podríamos hablar de la mierda que está soltando Wikileaks sobre las maniobras entre bastidores de nuestros dirigentes nacionales y mundiales. De cómo se nos engaña y manipula hasta conseguir el voto y hacer, luego, de su capa un sayo…

También podría escribir sobre por qué se garantiza al ciudadano un analgésico para quitarle el dolor y no se le receta un plato de comida para evitarle el otro dolor que produce el hambre y la miseria…

O por qué no se prioriza el gasto para garantizar las pensiones en lugar de derrochar el dinero en otras cosas…

Tal vez podríamos hablar de por qué los gobiernos no garantizan los derechos constitucionales a una vivienda digna, a la educación, al bienestar del la ciudadanía y gasta la pasta en salvar la banca y deja en la miseria a los desempleados y echa de sus casas a los hipotecados insolventes…

Y qué me dicen de los medios de comunicación que van idiotizando al ciudadano con banalidades hasta arrojarlo a la mediocridad y a la sumisión, siendo la voz de su amo…

También podríamos intentar desmontar su juego… el de los pasos que van dando hasta crear sensaciones y temores para conformar sujetos dóciles, sumisos, resignados, manejables, corderitos… La profecía autocumplidora, el efecto pigmalión, el modelado del hombre del futuro para servir al progreso, entendido como la riqueza material… Cuando no, los hechos consumados…

¿Y si trato la creación de un nuevo orden mundial en contraposición al que están fraguando los neoconservadores y sus adláteres?

Estoy convencido de que los cambios vertiginosos que está sufriendo nuestra sociedad son imparables, pero también son conducibles y orientables hacia el bien del colectivo humano y no de unos pocos… Tal vez haya que empezar a escribir sobre eso, para crear un nuevo espíritu de los tiempos que se contraponga al que nos están imponiendo…

El pensamiento positivo nos levanta, el negativo nos hunde. Ellos nos están haciendo pensar en negativo para que en la caída abismal nos conformemos con parar en algún sitio y nos lleven a su terreno, cuando la lucha debe ir por evitar la propia caída y huir de esa premisa. El poder del pensamiento está en generar la situación mediante su propia intención.

De todas formas, amigos y amigas, aquí os dejo mi confesión, para abrir un campo de reflexión pues seguro que vosotros también andáis preocupados por estos menesteres y en cómo hacernos más humanos, más desarrollados intelectual y espiritualmente.

28 comentarios:

emejota dijo...

Siempre me maravilla lo bien que expones los hechos. Lo cierto es que en muchas ocasiones me debato entre los extremos y rara vez alcanzo el equilibrio. Unas veces pienso que el pensamiento y la acción en positivo nos van a sacar de todos los apuros y otras resulta que he perdido la fe en nuestro género cuando veo que se repiten un sin numero de falacias y egoismos estúpidos. ¿Quien ganará?
Ya te lo digo, a nivel privado la primera actitud, a nivel público....perdí la fe hace años, por eso inicie esta vida nómada y bastante recogida.
Estos son tiempos de reuniones varias, y seguramente no podamos "estirar" las neuronas demasiado ni acudir al blog con la frecuencia deseada, seguro que alrededor habrán muchos que nos lo agradezcan. Un fuerte abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Bendita sea la fecha que une a todo el mundo en una conspiración de amor.
(Hamilton Wright Mabi)

.
Antonio:

Deseandote una Nochebuena y Navidad poblada de buenos sentires, recibe mi cariño.

Eastriver dijo...

Antonio, primero debo decir que me extrañaba mucho tu silencio y tu ausencia, aunque pude entenderla pues imaginé que estarías liado. El blog nos acostumbra a las personas, no hay duda, y a su presencia constante.

Por otro lado, qué buen artículo en base a preguntas. ¿De qué hablar? ¿Ee esto? ¿De lo otro? Y mientras tanto, vas hablando de todo. Pero lo grande, grande, lo que hoy necesitaba oír es lo del penúltimo párrafo. Diste en el clavo. Justo eso. Necesito ser positivo, volverme positivo. Y una buena manera de verlo es esa: pensar que ellos quieren que el pesimismo nos ahogue. Bravo, Antonio.

Ataúlfa Braun dijo...

Me gusta tu idea Antonio. Te has confesado como Oscar en su gran "Balada de Reading", pero ¿sabes realmente por qué enviaron a Oscar a prisión, no?

RGAlmazán dijo...

Bueno, pues has hecho un buen resumen de los problemas que nos atañen. Todos son objeto de reflexión. Pero el que más me preocupa es el del pasotismo, la resignación de la gente que ve lo que ocurre, que la están puteando y deja pasar todo con el "no se puede hacer nada". El día que descubramos la manera de que la gente se sienta con fuerzas para decir basta, empezaremos a ganar la batalla.

Salud y República

Myriam dijo...

Hola Antonio: ya que estás tan inspirado, ¿por qué no te pasas por mi blog y se te ocurre dejarme estampado un saludo ahi?

Vengo a desearte muy FElices Fiestas y que el año que viene te sea esplendoroso y saludable.

Besos y volveré a publicar, el cierre es temporal. IGual, estaré vistando a los amigos

Annick dijo...

Lo que si es cierto , es que escriba lo que escribas siempre sera recibido con agrado .
Tenemos que aprender de los demás .

Saludos desde Málaga.

Antonio dijo...

Emejota, a veces pienso que ya hice mi trabajo en este mundo, que la pelota ya no está en mi tejado, al menos preferentemente, que nuestros hijos y nietos son quienes tienen que decidir que mundo quieren y cómo construirlo y gestionarlo, que cada generación tiene derecho a forjar su vida y su relación social forjándose en su lucha, aunque sea transitando desde la de los padres.

A mí solo me quedan fuerzas para expresar mis ideas, no para luchar denodadamente, entendiendo que existen serias diferencias intergeneracionales que me pueden llevar a descalificar o devaluar en función de mi situación y justo protagonismo, pues mi estado me impide ser beligerante y mi madurez me dicta una actitud diferente desde los sesenta… ¿Cuál es mi papel en esta situación? Deberé definirlo personalmente para determinar el más positivo y eficaz en el camino que creo… De momento exponer mis ideas y dejarlas en el aire para que, desde el respeto, las agarre quien quiera… Yo me voy relativamente pronto…

Un abrazo afectuoso

Antonio dijo...

Gracias, Abu. En esa Nochebuena levantaré la copa para brindar por m,is amigos y amigas blogueros.

Un abrazo

Antonio dijo...

No sé, Ramón. Puede que sea desencanto, apatía o digestión de las ideas, lo que me aparta de escribir, amén del agobio de las tareas que se acumulan.…

Y sí, creo en el positivismo y la esperanza, en la racionalidad y buen juicio del ser humano para salir de la trampa del negativismo entreguista… Lo que pasa es que esa idea, esa actitud y conciencia, no está muy generalizada y solo cuando impregne el espíritu de los tiempos podremos afianzar esa esperanza…

Un abrazo

Antonio dijo...

Ataulfa, según tengo entendido, el marqués de Queenberry realizó una campaña de difamación en periódicos y revistas acusándolo de homosexual y después fue a la cárcel, pero no sé muy bien si esa fue la causa definitiva de su prisión… No obstante su beligerancia denunciando la hipocresía de la sociedad fue determinante, bajo mi punto de vista…

Espero tu mejor información.

Un abrazo

Antonio dijo...

Myriam, ya pasé por tu blog y te dejé mi comentario. Ahora te agradezco tu felicitación y espero que hayas recibido la mía vía e-mail.

Te espero en esta casa que tiene un chivato que me indicará cuando vuelves a publicar.

Besos y si visitando a los amigos pasas por Málaga, no dejes de avisarme para poder vernos.

Antonio dijo...

Gracias, Annick, por tus palabras. Por cierto he intentado mandarte por e-mail mi felicitación personal con el montaje fotográfico que he hecho de Málaga iluminada y no encuentro tu dirección en tu perfil. Si te apetece recibirlo dímelo en el correo apcblog@gmail.com

Saludos también desde Málaga

MAMÉ VALDÉS dijo...

Ayer mismo visité tu blog porque vi que no dabas señales de vida, y mi por donde ya estás aquí de nuevo.

Escribes cuando quieras y de lo que quieras esa es la libertad de las blogosfera.

Yo durante todo el mes de diciembre me prometí a mi mismo no escribir sobre temas tristes o preocupantes, que ya lo tienen mál algunos lectores para darle más motivos, en enero volveré a ser como "soy" siempre.

Solo desearte una Felices Fiestas, y que se te cumplan algunos de tus sueños aunque solo sean los pequeñitos, FELIZ NAVIDAD.

Jose Vte. dijo...

Antonio tienes razón, son momentos complicados de gran desencanto y mucha desilusión, tantas preguntas y tan pocas respuestas, como bien expones.
Hay que ser muy optimista para ver algo positivo en el futuro, pero demonios, es que lo que nos aguarda es mucho peor, el mundo está totalmente desquiciado.
Hay que intentar no perder nunca el norte y ser conscientes del camino que hay que seguir.
No resignarse.

Un fuerte abrazo

Antonio dijo...

Mamé, veo con alegría que ya ejercitas el pensamiento positivo de alguna forma. Yo también te deseo lo mejor.

Te quise mandar mi montaje en pps con fotos de mi ciudad iluminada, con mis deseos y felicitación, pero no encontré en tu perfil el correo para enviarlo. Si te apetece recibirlo puedes mandarme tu dirección a apcblog@gmail.com y te lka remito.
FELICES FIESTAS

Antonio dijo...

Cierto José Vte. Pero el desencanto genera más desencanto y más frustración… Tal vez habría que tomar conciencia del mundo alternativo que queremos y potenciar su difusión para aglutinar gente en su entorno e idea.

Un abrazo afectuoso

ana dijo...

Yo muchas veces me siento desmotivada, creo que ya está todo dicho, si embargo la forma de escribir y exponer las cosas cada uno, es siempre distinta e interesante para los demás, te esperamos siempre Antonio, nos gustas.

Felices fiestas y un abrazo enorme.

Ataúlfa Braun dijo...

Y sí Antonio, Bosie y su padre tuvieron mucho que ver en el encarcelamiento de Óscar, aunque ésa sólo fue la gota que colmó el vaso. Porque resulta que Mr. W era simpatizante de las teorías acerca del socialismo utópico y discípulo de Walter Pater, cosa que a la divinísima reina del imperio no le gustaba nada de nada. Una cosa era pasearse con el clavel verde en la solapa y darse aire con el abanico de Lady Windermere y otra cosa era escribir ensayos punzantes y mantenerse orgulloso y altivo frente a las invitaciones de evasión por parte de amigos franceses.
Esto que te explico no es pedantería, sino relación con tus palabras e intenciones. Mi gran maestro me dijo una vez: "la verdad de Óscar está en Reading". De tal suerte que no fue sólo un escritor extravagante y laberíntico en sus paradojas, sino comprometido hasta el fin de sus días, pues jamás pudo volver a publicar en En-ger-land, por mucho que se tornara mártir gótico.
Un beso

Antonio dijo...

Gracias, Ana. El asunto de la motivación es muy interesante. Yo tenía un par de temas para mis alumnos sobre la motivación y las distintas teorías que la sustentan. Hay una que se llama la teoría de las expectativas que tiene mucho que ver con estar o no motivados en función de las expectativas que se tienen, de su consecución y de la posibilidad de conseguirlas. Tal vez estemos desmotivados por las malas perspectivas que tenemos para poder conseguir objetivos satisfactorios.

Un abrazo afectuoso y felices fiestas

Antonio dijo...

Ataulfa, gracias por tu aclaración, que no deja de ser una lección para mí, ya que no sé demasiado de la vida de Oscar Wilde. Pero me lo has hecho interesante, más de lo que en principio me parecía.

Un beso

almalaire dijo...

Se te echa en falta, Antonio. Se te extraña cuando no estás. A mi siempre me gusta oír lo que tienes que decir tú :)

Un beso

Isabel Martínez Barquero dijo...

Creo que llevas razón, Antonio. Lo mismo que a nivel individual nos hundimos si nos dejamos vencer por la desazón, ocurre lo mismo a nivel social.

Has dicho mucho en la entrada y entiendo el bombardeo de ideas que nos dejan quietos, pues no sabemos a qué estímulo atender. Pero me quedo con tu brillante conclusión, con tu fe en el pensamiento humano, ese pensamiento que debe generar nuevas premisas que nos saquen de la depre y el desconcierto colectivo.

Un fortísimo abrazo y mis mejores deseos en estos días para ti y los tuyos.

Antonio dijo...

Almalaire, gracias por tus palabras que son un motivante de primera maginitud.

Un beso afectuoso

Antonio dijo...

Isabel, creo que la alienación neutraliza la fuerza del pensamiento humano. Pero la alienación se da sobre el individuo con mayor o menor extensión al colectivo social, lo que siempre nos deja la expectativa de que surjan elementos contestatarios y críticos que escapen a esa influencia y siembren la esperanza…

Un abrazo con mis mejores deseos

Antonio dijo...

Amigo Rafa, no sé por qué no apareció mi respuesta a tu preciso comentario.
Creo que tienes razón y estamos ante un pasotismo alienante que neutraliza la energía positiva del ser humano en el sentido del desarrollo personal y social. Están maleducando a la sociedad para hacerla conformista y sumisa, como siempre…

Un abrazo

MarianGardi dijo...

Antonio y cuando no se tienen ganas de escribir siempre se agradece un saludo. Comunicar que seguimos bien y que estamos en contacto.
Un abrazo y para mañana Feliz Noche Buena junto a familia y seres queridos

Antonio dijo...

Gracias, Marian. Tienes razón.
Feliz Navidad y un excelente año para ti y los tuyos.