domingo, 27 de septiembre de 2009

Ocurrencia 11 (Los tres verbos mágicos)


Saber, querer y poder…. He aquí los tres verbos que han de concurrir obligatoriamente en todo acto humano. Si sabemos, queremos y podemos tenemos garantizado el hecho pretendido.

1. Saber consiste en tener los conocimientos necesarios sobre las técnicas y actividades a realizar para conseguir el objetivo.

2. Querer es un acto de voluntad, de motivación, que incita a hacer, a ejecutar, lo que pretendemos.

3. Poder implica poseer los recursos necesarios para su ejecución, la fuerza directa o los instrumentos que nos la proporcionen.

No basta con saber y querer si no puedes. No basta con saber y poder si no quieres. No basta con querer y poder si no sabes. Los tres se han de dar al unísono, a la vez, para poder ejecutar el propósito o la acción.

Por ello, cuando queremos hacer algo, es bueno ver donde está el déficit para ejecutarlo y cultivar la parte que corresponde a ese verbo, a fin de lograr el objetivo.


27 comentarios:

Felipe Medina dijo...

De lo tres verbos mágicos el que más me importa es el querer porque es un acto volitivo que el ser humano administra a su libre albedrío.

Querer combatir la miseria
Querer combatir la injusticia


Es lógico que no sólo basta la voluntad como muy bien dices.Sólo que sin ella no hay acto humano(lo más hermoso)

Abrazos

Antonio dijo...

Efectivamente, amigo Felipe, ese es el primero y principal de ellos, el querer, la voluntad como bien dices... Si quieres puedes llegar a saber como hacerlo y a tener el poder para hacerlo, pero si no quieres apaga y vámonos...
Un abrazo

María dijo...

Hola, Antonio, me ha gustado mucho este post, tienes mucha razón en lo que dices, los tres verbos guardan relación entre sí.

Siempre queriendo se puede conseguir todo, pero hay que intentar tener motivación para ello, porque sino dificilmente podríamos, para lo cual, lo más importante es querer poder para hacer las cosas.

Siempre aprendo algo cuando te leo, voy a ver qué posts anteriores me he perdido.

Saludos, Antonio.

MAJECARMU dijo...

Muy interesante tu post,Antonio..

En cada acto que realizamos se dan los tres verbos: saber,querer y poder..

En circunstancias normales pueden darse los tres o faltar alguno de ellos.. Es bueno interrogarnos y subsanar el déficit para llevar a cabo la acción..

Sin embargo,hay circunstancias irracionales.. que ni sabemos, ni podemos cambiar aunque queramos.. sólo aceptarlas..!

Tus tres verbos son prácticos y necesarios en actos humanos y racionales..No podemos pasar de ahí.. por tanto los tres verbos son humanos y limitados..!!

Mi enhorabuena por tu magnífico post,que nos hace reflecionar y subrayar nuestra humilde condición.

Un abrazo,amigo.
M.Jesús

marian dijo...

Hola Antonio. Interesante enfoque el de hoy.
Tres verbos mágicos (querer, poder, saber) y un actor (uno mismo), pero ¿y el escenario?, no crees que tiene algo si no mucho que decir el escenario donde transcurre el hecho a alcanzar. No crees que a parte de uno mismo están sus circunstancias, está el hecho de que lo que quiere,sabe, y puede, se esfume como castillo en el aire a causa de que no forme parte de su historia personal?.

Un saludo amigo
Marian

Antonio dijo...

Gracias María, por tus palabras. Para mí lo importante es compartir ideas y reflexiones, eso es la clave de crecer. Mente abierta y a nutrirse con el alimento de la psique, con las aportaciones de todos.
Espero que encuentres más cosas interesantes en tu visita a los posts anteriores.
Un saludo afectuoso

Antonio dijo...

Querida amiga M. Jesús, es evidente que las circunstancias determinan muchas veces el poder, saber o querer hacer algo, por lo que no se dan las condiciones para que se implementen los tres verbos y no se hace ese algo…
Un abrazo

Antonio dijo...

Hola Marian. Yo creo que si se esfuma como un castillo algo y no se ejecuta, es que no se dan los tres verbos de los que hablo. O no sabe, o no quiere o no puede… El escenario puede ser determinante para que no puedas o no quieras, aunque sepas…
Un saludo afectuoso

marian dijo...

Querer, poder, saber, y yo añado, con tu permiso el verbo deber.
Nunca has hecho algo que no deberías o has dejado de hacer algo que deberías?.
Puedes querer algo, sabes cómo hacerlo, y puedes, porque tienes a tu alcance los medios, pero...¿debes hacerlo?.Aquí entra la dimension moral...de cada uno.
Saludos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

qué chulada de entrada antonio, siempre me dejas pensando.
un besote

Lola Mariné dijo...

Estoy de acuerdo en que lo mas importante es querer, porque da el impulso para conseguir lo demás.
Buena reflexión.

Peter Pantoja Santiago dijo...

...Saber lo que vale la vida para querer mantener su integridad como persona y poder preservar su esencia...

...La vida es saber, es querer y es poder, simplemente centrarse en todo cuanto se propone o suscede y nunca darse por vencidos...

...Es como por ejemplo, nacemos con dones, talentos y virtudes, la vida te ofrece los medios para poder desarrollarlos y tu y yo tenemos la responsabilidad de aceptar el reto para realizarlos.

Peter

Antonio dijo...

Querida amiga Marian:
Estoy de acuerdo en que uno ha hecho o no ha hecho algo que debería o no debería, pero en el fondo hay que ver por qué no lo has hecho, porque no sabias, porque no querías o porque no podías. La moral o la ética de cada uno condiciona el que quiera o no quiera hacerlo… En todo caso el verbo deber está relacionado con el verbo querer…
Un saludo afectuoso

Antonio dijo...

Gracias por tus palabras Mª Ángeles. Me gusta compartir mis pensamientos y beber de los demás. Eso es lo bonito, pensar en voz alta. Yo digo, en una de mis ocurrencias, que un amigo es aquel con el que puedes pensar en voz alta…
Un beso

Antonio dijo...

Totalmente de acuerdo amiga Lola. Como dice Felipe, el acto volitivo es lo importante. Es el motor de los otros dos verbos, si no quiero se acabó todo, pero si quiero puedo conseguir saber y poder.
Un saludo

Antonio dijo...

Amigo Peter. Tocas el tema de la responsabilidad, que es la clave del desarrollo humano, bajo mi punto de vista. Todos tenemos la responsabilidad de desarrollar o desenrollar, lo que yo llamo, la espiral de potencialidades con las que se nos dotó. Yo he venido aquí a algo y ese algo está en relación a mis capacidades de desarrollo personal, esa es mi responsabilidad y eso es lo que se me ha de exigir y me he de exigir a mí mismo.
Un abrazo

Circe La Hechicera dijo...

Mi querido Antonio, una lección magistral, me quedo pensativa con esta entrada, infiero que es porque tengo alguna ausencia en esos tres verbos, que conjugados en el mismo tiempo, produce la verdadera revelación. La voluntad, es prima facie de las acciones, porque de ella se pueden generar las otras acciones saber y poder, como bien dices, nos incita a ejecutar lo que pretendemos. Besitos caribeños (cuidadosos, eh?)

Antonio dijo...

Hola Circe. Eres un encanto. Gracias por tu comentario y me alegra compartir contigo mis reflexiones.
Besitos caribeños con sumo cuidado, je, je, je...

Antonio dijo...

Para anónimo:
En primer lugar, me gusta que la gente se identifique cuando emite un comentario.
Segundo, no veo la relación entre microchip 666 y lo que planteo.
Tercero, te invito a aclarar lo que pretendes decir y si no lo haces suprimiré el comentario.
Cuarto, es interesante la polémica que puede generar el asunto que insinuas, suponiendo que te refieras a los chips RFID aplicados a humanos y toda la polémica que está generando en EE.UU, pero no viene al caso, salvo que lo relaciones en tu comentario.
Un saludo

JUAN dijo...

Coincido con los comentarios anteriores referente al verbo querer es el más importante, pues sin él sobran los demás."El que quiere, puede" dicen por ahí.
Y el Premio Nobel Nelson Mandela, creo que está culaificado para confirmarlo por los muchos obstáulos que tuvo que vencer para acabar con el Apartheid y hacer de un país totalitario y de mentalidad nazi, un país donde conviven gentes de todas razas en paz.Estas son sus palabras:
"Hay pocas desgracias que no puedas convertir en un triunfo personal si tiene una voluntad de hierro"
Muy buena reflexión.
Abrazos.

Antonio dijo...

Gracias, Juan. Siempre es un placer contar con tus comentarios. Mandela es un ejemplo, como lo fue Gandi.
Un abrazo

Naveganterojo dijo...

Paso a saludarte y agradecerte tus palabras, estoy contento de ver por aqui personas a las que quiero.
He ojeado un poco por encima tu blog,y me parece muy interesante, por lo que con tu permiso, me quedo.
Respecto a la entrada....me quedo con "el saber", creo que es muy importante saber, saber todo lo que podamos para poder llegar a la meta que nos propongamos.
Pues si no "sabemos", no "podremos" aunque "queramos".
Un saludo

Dragon de Azucar dijo...

¿Resumido sería así?:

Saber Hacerlo, querer hacerlo y poder hacerlo (en lugar de 'hacerlo' coloquen la acción que deseen)

Saludos

Antonio dijo...

Gracias por tu visita Naveganterojo. Felipe habla de poner en primer lugar el querer por el acto volitivo que conlleva, tú antepones el saber. Indudablemente la voluntad es la que mueve a la gente, pero si no se dan los otros dos verbos la acción no se llevará nunca a efecto.
Un saludo y bienvenido a mi casa virtual.

Antonio dijo...

Amigo Dragón, tu resumen es perfecto y preciso.

Un saludo

Belkis dijo...

Muy interesante tu post Antonio, efectivamente los conocimientos (saber), las actitudes (querer) y las habilidades (poder) son importantísimos, pero resulta que hay ocasiones en que se sabe, se quiere y se puede, pero no se atreve. Lo añadiría como el 4º verbo. Gracias por compartir esta ocurrencia.
Un cordial abrazo

Antonio dijo...

Querida Belkis:
Yo, atreverse lo incluyo en querer, y tiene connotaciones de miedo por las consecuencias de no estar seguro de saber o de poder y hacer el ridículo.
Gracias por tu comentario y un afectuoso abrazo