miércoles, 3 de septiembre de 2014

Dónde vamos.


Estamos en el mundo del caos controlado, del acoso y derribo de  muchas cosas, que tienen un sentido humanista, para dejar paso a otro mundo donde el poder se rige por el dinero, por la fuerza y la sinrazón del más poderosos que controla, compra, amenaza, manipula y somete a los gobiernos, incluso antes de ser nombrados o salir electos en las urnas... y yo me pregunto:

¿Dónde vamos?


Dónde están las caricias y los besos
dónde los abrazos denodados
las miradas seductoras y el encanto
los amores desbordados
y el te quiero como eres sin temor.

Dónde están las personas
los humanos
que cogidos de la mano
caminan solidarios y a la par
en un mundo de progreso y libertad.

Dónde vamos
si no andamos como hermanos
si el odio y la violencia aterradora
nos conduce hacia la nada destructora.

Dónde estás que no te veo
que se sangra el universo
y no encuentro tu cara con el beso
que siembre y cultive la amistad
que selle las heridas de la vida
que mate la maldad
y evite las guerras fratricidas
que cultivan la codicia y la mentira
arrojando de este mundo la verdad.

No te dejes engañar por aquellos
que defienden intereses
ajenos a tu vida y libertad,
que buscan alienar tu mente
haciéndola sumisa y obediente,
que te imponen su credo y sus ideas
con discursos indecentes
al servicio de sus propios intereses
y el estatus que crearon
de avaricia y de  maldad.

Mira en tu interior
allí está todo
tú eres una parte del cosmos infinito
donde se conjuga la savia de la vida
donde se nutre el ser viviente
y hasta el mismo mineral.

Si buscas en la  noche las estrellas
si vuelas hacia ellas
si dejas las mentiras de este mundo
verás un camino tan fecundo
que conduce a tu propia libertad.

Si todos somos uno,
si la ley que nos nutre y alimenta
es en esencia universal,
busca la mano de tu amigo
camina a su lado y a su abrigo
comparte la experiencia de la vida
que, en sementera,
te dé la savia nueva y la verdad
que cultiva y fortalece la amistad.

No pongas más fronteras
rechazando la diversidad,
rompe los muros de odio y desencuentro
allanando el camino del encuentro
hasta hacer de este
un mundo de bondad.

El hombre diferente
es otra forma distinta de verdad
que completa la esencia de tu ser
si sabes escuchar.

Autor: Antonio Porras

Málaga. 1/09/2014

2 comentarios:

emejota dijo...

Que donde andan los "humanos"?
Me atrevería a pensar que acomodadamente perezosos. Excelente banco de "besugos" listo para dejarse pescar por cualquier quimera.

Camino a Gaia dijo...

¿Dónde vamos?
Resulta la mas pertinente de las preguntas en un mundo que no sabe o no quiere saber adonde va.
Un saludo