sábado, 15 de septiembre de 2012

Se casó mi hijo


Los novios
Hace más de 10 días que no aparezco por aquí, que tengo olvidado el blog y no cuelgo nada nuevo. El hecho es que durante este tiempo me he sentido absorbido por un hecho trascendente en la familia, como es la boda de mi hijo. Ya se sabe la cantidad de tiempo y atención que requiere un fasto de esta magnitud y lo atrapado que queda uno en el proceso. Por suerte y gracias al trabajo del conjunto familiar de ambos contrayentes todo fue un éxito y se desarrolló el evento como estaba previsto.

Quiero agradecer a todos los asistentes su compañía y el haber compartido con nosotros un acto tan emotivo, tanto en la ceremonia religiosa (aunque ya sabéis los que me seguís que la cuestión religiosa me es indiferente, si bien lo cortés no quita lo valiente), como en la recepción y el banquete nupcial que celebramos en Antequera, en la Finca Eslava; un bonito lugar cargado de tipismo andaluz y buen servicio. Hago especial agradecimiento y mención de aquellos que se desplazaron de lugares lejanos para asistir a la boda, como Frank y Eva que viajaron desde Pensilvania (EE.UU.) exclusivamente para ello, Richard y Conchita (también de Pensilvania) que estando de vacaciones en Galicia vinieron a acompañarnos y a deleitarnos con el arte fotográfico de Richard, a Luis y a Beatrice que viajaron desde Italia; a todos los que se desplazaron de distintos lugares de España como Barcelona, León, Palencia, Madrid, Sevilla, Granada, etc. les muestro nuestro personal agradecimiento.

Fin de la ceremonia
Por otro lado, hubo sorpresas, con reconocimiento en un discurso a la par y regalo de los novios a sus padres y hermanos donde corrió alguna que otra lagrimilla. También les sorprendimos a ellos con una proyección de un montaje audiovisual con fotos de la vida de ambos desde su más tierna infancia hasta la misma boda.

Ahora, Loli y yo, andamos temiéndole al síndrome del nido vacío, pues ha coincidido la marcha del hijo con la incorporación a la guardería de la nieta que cuidábamos desde pequeña. O sea, nos hemos quedado solos, acompañados de los dos gatos, al menos, y con tiempo sobrado hasta reconducirlo a actividades que nos satisfagan en este estadio casi final…

Mis nietos
Lo cierto es (ya sabéis que no me puedo detraer a esas reflexiones mías de calado psicólogico y vivencial) que se nos presenta un nuevo escenario al que habrá que acoplarse, redefiniendo actividades, roles y formas de vivir la vida más acorde con estas nuevas circunstancias. Esperemos tener la suficiente inteligencia para sellar el contrato tácito al que aludí en alguna ocasión, como elemento de innovación y evolución de la relación de pareja.

Mis hijos
Los ciclos vitales son imparables. Ya se sabe, la infancia, la pubertad, la juventud, la adultez, la madurez, la tercera edad, la senectud… pueden ser fases definitorias del tránsito por la vida. Luego está los eventos o hechos que pudieran establecer los límites o fronteras entre cada uno, de una forma aproximada. En este caso, la boda, puede ser uno de ellos saltando de la juventud dependiente a la adultez independiente y responsable. Luego esta el marcharse de casa la hijos, que deja el hogar familiar en precario, emocionalmente hablando, afrontando la gestión del nido vacío. Claro que para irse de caso no es necesario casarse sino asumir la independencia real o imaginaria, pues muchos no acaban de cortar el cordón umbilical y se acoplan muy frecuentemente en la casa paterna manteniendo la propiedad de su área de uso y disfrute… o sea, que se van pero no se van del todo.

Loli y yo con nuestro hijo
Pero esto de contraer matrimonio y largarse a vivir en la propia vivienda tiene su impacto. Siéndome indiferente que haya o no burocracia civil o religiosa por el medio, sí es cierto que, a nivel subconsciente, se crea, por lo general, un estado mental más consistente de nueva familia independiente de las familias nucleares de procedencia, estableciendo un antes y un después mediante la escenificación del fasto en cuestión.

Con nuestros hijos, nietos y yerno
En fin, mi deseo es que mi hijo y mi nuera, sabiendo que proceden de dos microculturas familiares diferentes, sean capaces de fusionarlas, ya que hay muchas similitudes, y dar vida a otra propia donde se desenvuelva una relación fructífera y duradera capaz de crear y formar a sus hijos en principios y valores compartidos, evitando conflicto irresolubles y gestionando la convivencia con la inteligencia suficiente para llegar siempre a buen puerta, encontrando el nexo del amor como un garante de que cada uno podrá desarrollarse en todas sus potencialidades con el mutuo apoyo. Respetar los proyectos individuales de vida y hacerlos confluir en paralelo, para caminar codo con codo, es lo deseable en una relación verdadera y perdurable… Al menos ese es mi deseo para ellos y para todo aquel que comience el complejo camino del matrimonio.

BRINDO POR LA FELICIDAD DE ANTONIO Y CRISTINA…

36 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me uno a tu brindis, querido Antonio. Que la felicidad los acompañe durante toda su vida.
Un abrazo y mi enhorabuena para todos.

Myriam dijo...

Me sumo a tus deseos para los flamantes casados. ¡Muchas felicidades a Antonio y Cristina!

¡Que celebración más emotiva!

Con respecto al síndrome del nido vacío, si que cuesta. Tomará su tiempo, pero tu y Loli se tienen el uno al otro y como dices -ahora que la nietecita también los deja más libres- de hacer las cosas que les gustan y para las cuales por un motivo u otro no habían tenido tiempo.

Abrazos a todos.

Myriam dijo...

PD: Me acaba de nacer mi tercera nieta. Así que por acá también estamos festejando un gran evento familiar.

JUAN dijo...

¡Felicidades a los novios!
La boda ha sido maravillosa, a juzgar por las fotos que Lola me ha enviado.Al parecer ya las habías publicado; pero yo no las había visto.Muchas gracias por el detalle.
La soledad del nido vacío no es tan grande cuando ves a tus hijos regularmente.Peor es mi caso, que los tengo a casi mil kms y sólo los veo una par de veces al año.
Felicito también a los padres de los novios por el éxito de tan memorable acontecimiento.Abrazos

María A. Marín dijo...

¡Enhorabuena!
Ahora a disfrutar viviendo con tu señora en amor y compaña. ¡Yujuuuu!

Antonio dijo...

Gracias, Isabel, por compartir nuestros deseos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Myriam, ante todo enhorabuena por esa flamante nieta que viene a colmar de dicha a los abuelos y padres. Hoy, a pesar de lo del nido vacío, tenemos en casa a los nietos y nos colman de alegría y de actividad con sus exigencias infantiles. Eso del nido vacío tiene sus ventajas, como bien dices, y esperemos saber aprovechar las circunstancias para vivir la vida felizmente.
Abrazos

Antonio dijo...

Gracias, Juan. La boda fue muy emotiva y se desarrolló exitosamente. Tienes razón en la proximidad de los hijos, el mio se queda a una manzana de casa y no notaremos mucho su ausencia.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, María, espero que tus palabras sean premonitorias de un futuro inmediato.
Un abrazo

Eastriver dijo...

Antonio, es que debes haber sido un padrazo... Yo también me uno a la felicidad de la pareja, y al futuro juntos. En estas cosas, y en la mayoría, es fundamental el ejemplo de los padres.

Los ritos son importantes, más allá de que haya cura o haya una jueza con un tipito que no veas. Son los ritos de crecimiento, de cambio de estado, de asunción de responsabilidades nuevas. Arreglarse, ponerse guapo, comprarse ropa, todo eso, forma parte del ritual que rodea la nueva vida: yo creo que todo rito necesita su liturgia. Y como creo que las energías existen, la energía que se pone en esto revierte en protección. Además, no se corta con el pasado, se edifica a partir de él.

Publica más, ahora que ya estás más libre. Piensa que dentro de un año o menos vendrán los nietos y entonces ya no tendrás tanto tiempo, jaja. A quienes nos gusta leerte extrañamos no poder hacerlo más a menudo.

Una abraçada catalana, Antonio, y todo mi afecto.

Circe La Hechicera dijo...

Querido Antonio, me encanta encontrarme con esta hermosa y fantçastica sorpresa, la boda de tu hijo! Un gran acontecimiento que lo he vivido de una especial manera desde tu cariñosas palabras de padre orgulloso y satisfecho, ademas de no dejar de hacer una vivencial reflexion, cargada comentarios sabios, espontaneos y amplios, como lo es tu naturaleza. Pues desde mi caribe bello les deseo a tu esposa, a ti y a la nueva familia muchas alegrias y bendiciones. Un super besazo!!!!!

Circe La Hechicera dijo...

Querido Antonio, me encanta encontrarme con esta hermosa y fantçastica sorpresa, la boda de tu hijo! Un gran acontecimiento que lo he vivido de una especial manera desde tu cariñosas palabras de padre orgulloso y satisfecho, ademas de no dejar de hacer una vivencial reflexion, cargada comentarios sabios, espontaneos y amplios, como lo es tu naturaleza. Pues desde mi caribe bello les deseo a tu esposa, a ti y a la nueva familia muchas alegrias y bendiciones. Un super besazo!!!!!

Prudencio dijo...

Emilia y yo nos alegramos, y les deseamos muchas felicidades.

Camino a Gaia dijo...

Felicidades y mis mejores deseos para el futuro de todos, también para los que se quedan con el nido vacío.
Un abrazo

Ana Márquez dijo...

Estáis todos guapísimos :-) Muchísimas felicidades!!!

fiorella dijo...

Muchas felicidades!!!.Que preciosa familia Antonio...Un beso

Josep dijo...

Antonio, que alegria más grande, os deseo a todos muchas felicidades.
Y que te hagan abuelito aunque luego no te deje escribir.
Con todo mi afecto.

Una abraçada!

izara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
izara dijo...

Hola Antonio:
mi enhorabuena y mis deseos de felicidad para tí y tu familia.
Los ciclos vitales son imparables,
pero no siempre son "vitales".
En tu caso sí. Es un gusto leerte y saborear tu saber pasar por la vida.

Un fuerte abrazo amigo.

Antonio dijo...

Gracias, Ramón. Ciertamente los ritos siempre fueron determinantes en estas culturas mediterráneas como lo demuestra la historia.
Ahora tengo que ponerme al día de proyectos abandonados, pero procuraré publicar más en el blog y visitar a mis amigos blogueros.
Un abrazo desde el sur.

Antonio dijo...

Gracias, Circe. Ver a mi hijo casado ha sido como recordarme que su madurez está presente y que ahora les toca a ellos llevar el peso de la vida. Hay que dar el relevo a las generaciones que empujan aunque uno se vaya dedicando a la contemplación y la reflexión.
Besosss desde el otro lado del Atlántico

Antonio dijo...

Gracias, Prudencio, por esa alegría compartida.
Un abrazo

Antonio dijo...

Muchas gracias Ana Marquez, fue un momento muy emotivo.
Besosss

Antonio dijo...

Gracias Fiorella. En ese día me seguí sintiendo muy orgulloso de mi familia.
Besoss

Antonio dijo...

Gracias, Josep. Supongo que tardarán algún tiempo en hacerme abuelo de nuevo, andarán disfrutando la vida hasta que se decidan… digo yo…
Un abrazo afectuoso

Antonio dijo...

Gracias Izara por tus amables palabras. La vida en general es vital, lógicamente, y los ciclos imparables por lo que hay que saber adecuarse a ellos y entender que son etapas en la construcción de la vida personal.
Un abrazo

Higorca Gómez dijo...

Querido y admirado amigo, no voy a felicitar de nuevo, eso es "pesadez" pero no sufras amigo, pronto vas a ver que se multiplican los "andarines" por tu casa, acudirán todos al puchero de esa madre que tan bueno lo hace y al final dirás ¡¡¡por favor quiero soledad!! También se puede ser feliz dos personas cuando se quieren de verdad, hay mil temas, mil lugares, mil cosas para poder compartir, un simple desayuno se puede transformar en algo maravilloso.
Ahora solo me queda desearos a vosotros dos toda la felicidad del mundo.
Abrazos enormes

luna llena dijo...

MUCHAS FELICIDADES, todos muy guapos y los niños preciosos.Y mi hijo también se casó el 4 de agosto en la catedral de Bialystok (Polonia).
Tranquilos, seguro que el nido, se llena de nuevo pronto con mas nietos.
ABRAZOS.

Antonio dijo...

Jajaja, Higorca, no perdí un hijo, gané una nuera. Estan cerca de casa y vendrá de visita muy habitualmente, seguro. Ese puchero llama…
Vamos a intentar llenar el nido vacío con complementos de vida deseados y no podidos llevar a cabo hasta ahora.
Abrazos

Antonio dijo...

Luna llena, felicidades también para vosotros. Espero llenar el nido con actividad, seguro. También espero poder hacerlo en compañía pacífica, jejeje con mi pareja.
Abrazos

MAMÉ VALDÉS dijo...

Motivos suficientes para tener abandonada la blogosfera, un saludo y felicidades.

Antonio dijo...

Ciertamente, Mamé, hay que priorizar ante tanta ocupación.
Un saludo

emejota dijo...

Antoniooooo, que vivan los novios. Ya se, es tarde, pero no lo es para desearles lo mejor, y en cuanto a tu entrada pues ya sabes, lo de siempre, que un aplauso y adelante, siempre adelante, jajj no queda otra.
Voy a pasar unos dias como sin estar en mi porque estoy en Majadahonda y de trastos hasta la coronilla, ayyyy cada vez se me hace más duro esto de jugar a las casitas. Bss familiar.

Antonio dijo...

emejota estás de traslado? Yo también te mando una dosis de energía para afrontar las cosas.
Besoss de los dos

Darío dijo...

Felicidades, y sobre todo, que sea para bien de la familia. Un abrazo.

Antonio dijo...

Gracias, Dario.
Una brazo