sábado, 27 de noviembre de 2010

Poesía, razón y sensibilidad…


Existe en Málaga una asociación de escritores denominada AME (Asociación Malagueña de Escritores) que se suele reunir todas las semanas en el Pimpi, típico bar cargado de remembranzas y de recuerdos de un amplio abanico de personajes que pasaron por él dejando su foto y firma estampada en sus barriles. El Pimpi tiene diversas dependencias o lugares para tertulias y encuentros, lo que le sitúa a la vanguardia de la potenciación y cultivo de la cultura popular malacitana. Por tanto no es un bar a la antigua usanza, sino un lugar cuyo objeto es más el encuentro, donde se conjuga el alimento del alma con el del cuerpo.

Invitado por un amigo he decido participar en esta asociación, que preside Alfonso Villegas, y disfrutar de sus actividades. En este sentido el pasado miércoles tuvo lugar una conferencia pronunciada por el filósofo Miguel Ángel Padilla bajo el título “Semblanza de María Zambrano”. En ella se habló de poesía y de racionalidad.

Yo aprovecho que la exposición haya removido en mi interior reflexiones sobre la expresión poética como elevación del intelecto y la racionalidad y el afrontamiento de los avatares de la vida, para compartirlas con los lectores. Siempre sostuve y mantuve que no soy poeta, o mejor dicho, yo no soy nada definido o definitivo salvo un ser humano complejo con potencialidades ocultas que pretende sacarlas a flote, ya que dentro de mí, como de cada ser humano, hay aspectos ignotos y capacidades para acometer cualquier cosa que pueda hacer otra persona, eso sí, con mayor o menor éxito. Eso me ha llevado a escribir, incluso, poesía de forma desvergonzada.

Pero, el caso no es ese, sino la concepción o conjunción de la poesía y el compromiso social hacia la evolución del ser humano, de la búsqueda intelectual de un ser más humano y menos materialista, más ideologizado, desarrollado espiritualmente y comprometido con la búsqueda de alternativas y formas para consolidar una sociedad más justa, consistente y con proyección de futuro, en un entorno más equilibrado y sostenible para la perspectiva y evolución de la vida.

El poeta, revestido de esa preciosa capacidad de expresión que hace de lo simple lo sublime, que eleva a lo excelso lo cotidiano, que conjuga los sentimientos para plasmar en palabras las emociones y vivencias, es una parte del ser al que se le dota de una excelente herramienta de comunicación, como es el bello uso y la atracción de la palabra.

Eso crea, o debe crear, compromiso intelectual, desde mi punto de vista. ¿Y por qué? diréis… pues muy sencillo; porque en estos y otros momentos, o sea siempre, el intelectual, el pensador e idealista, quienes han tenido la sensibilidad de ver el mundo desde otra perspectiva, han sido capaces de buscar alternativas ideológicas para encontrar respuesta a los nuevos problemas desde otra dimensión, desde la creatividad y la inventiva, desde la imaginación… hoy hace falta gente con talento, inteligencia, sagacidad, clarividencia, lucidez, originalidad, iniciativa, incluso, fantasía para buscar respuestas a los problemas de una crisis que se escapa a los razonamientos lógicos y que se ancla en los valores de la gente, de los pueblos y de sus gobernantes.

Es el materialismo consumista quien ha ganado la partida y es el mismo que nos conduce a la debacle. No renunciaremos al bienestar material obtenido, a pesar de tener conciencia de su perversidad para con el sistema, con el planeta y la biodiversidad, pero será por falta de conciencia y disposición a buscar alternativas válidas que dignifique la vida del ser humano integrado en su entorno. Nuestra perversa y morbosa cultura, que se ancla en la historia, ha dado suficientes muestras de su capacidad de dominio y dilapidación de los bienes de este mundo, de la madre tierra, mediante la destrucción, no solo de los recursos, sino de las culturas que tenían otra visión de la relación del hombre con su entorno, a las que se calificaron de salvajes.

Viene a cuento aquellos versos de Celaya: "Maldigo la poesía concebida como un lujo, cultural por los neutrales, que lavándose las manos se desentienden y evaden…” Yo no maldigo nada, siempre que no agreda y destruya, pero sí mantengo que la persona dotada de una capacidad intelectual determinada, tiene el compromiso y el deber moral de aportar al mundo todo el potencial creador y constructivo del que es portador, en pos de una mejora de la sociedad y de la evolución de la especie; la forma o método es consecuente con el desarrollo de sus habilidades para ello, y la poesía, por tener ese magnetismo emocional y sensibilidad, es un instrumento de primera magnitud.

Por eso digo que la poesía tiene su máximo sentido cuando marca la razón con su sensibilidad, cuando muestra las esencias de la vida desde la belleza, cuando eleva lo cotidiano a sublime. No hablo, pues de idealismo político en su sentido más específico, sino a su compromiso con la creación de un espíritu de los tiempos que lleve a mejorar la sociedad, a descubrir las esencias que deben conformar un nuevo hombre, un ser enfocado hacia el humanismo, hacia esa actitud vital basada en una concepción integradora de los valores humanos, en detrimento del materialismo consumista y arrasador de la propia naturaleza. La viabilidad de nuestro futuro como especie humana pasa por identificar y tamizar aquellos valores positivos y rechazar los negativos, y la poesía y los poetas, a mi entender, tienen su papel y compromiso en ello.

44 comentarios:

belijerez dijo...

Quizás esta crisis nos humanice.

Me alegro de su nueva "socialización".

Salud.

NEURIWOMAN dijo...

Estupendas reflexiones las suyas. Había oido hablar de esas reuniones pero nunca he tenido ocasión de ir. Será porque no me gusta demasiado estar con otras personas, pero si me gusta escribir y escuchar activamente. Gracias por compartir.

Annick dijo...

Me gustaria acercarme un día , a esta asociación ,aunque sea por curiosidad.
Pero me temo no estar a la altura de los socios, y me da apuro.

Saludos desde Málaga.

Eastriver dijo...

Generalmente ha sido así, pero también en otras ocasiones nos hemos llevado alguna sorpresa morrocotuda. El talento no implica nobleza. Pero cuando ambas cosas van juntas es mejor. Y entonces no solamente acabamos admirando sino que nos quitamos el sombrero, la cabeza y lo que haga falta, y esa persona se convierte en un referente.

Por cierto, tengo envidia del Pimpi, que fuiste tú quien me hablaste por primera vez de este café (naturalmente, google me trajo una imagen). Y gran también MZ, la citas y la admiramos ambos, porque fue coherente, luchadora y una estudiante eterna, que es lo mejor que se puede ser.

mariajesusparadela dijo...

Visto así...pero luego los poetas, esos seres capaces de crear maravillas con las palabras y trasladarnos más allá de lo humano, se comprometen con lo que creen.
Y lo que creen, a veces, deja mucho que desear.
En poesía como en filosofía. Ojalá todos fuesen María Zambrano (desde mi óptica, claro)

RGAlmazán dijo...

De acuerdo con algunos comentarios anteriores. Siempre han existido dos tipos de poetas, además han estado enfrentados. Una dualidad que empieza hace siglos y de la que hay un exponente muy conocido: el duo Góngora y Quevedo.
Hoy, sigue habiendo dos grandes líneas poéticas, los que pretenden que la poesía es fundamentalmente la forma, dando menos importancia al contenido y los que creen que lo importante es lo que se dice, aunque no olviden la forma --desde luego no son excluyentes--. Naturalmente no se trata de departamentos estancos y puros. Pero mientras a unos --simplificando-- tratan de que su fin principal sea construir un buen poema, otros tratan, además, del compromiso y abogan por mejorar este mundo.
Por ejemplo, dos grandes poetas conocidos de hoy: Luis Alberto de Cuenca y Luis García Montero. El último tiene interés en transmitir un mensaje que mejore el mundo, el primero tiene como objetivo comtemplar y comentar lo bello que es el mundo, sin aspirar a cambiar nada.
A mi me parecen magníficos peotas, pero me quedo con L.GªMontero porque además de gran poeta tiene una intención de, con su mensaje, utilizar su intelecto para mejorar las condiciones sociales.
Para mí es esencial el compromiso social del poeta, pero no siempre se da.

Salud y República

JUAN dijo...

Antonio, creo que fue en ese bar donde estuve en un encuentro con unos amigos internáutas. Por allí suele ir Antonio Gala.
Esas tertulias son muy edificantes y agradables, yo participaba enn una pareciada en mi ciudad, "La Tertulia Tresantié"; pero al igual que dice Annick, no me sentía a la altura de los participantes y me encontraba fuera de lugar entre tanto académico y he dejado de asistir.
La definición que leo sobre la intelectualidad dice así:
"Los intelectuales son aquellas personas que dedican una parte importante de sus actividades al estudio y a la reflexión crítica sobre la realidad."
Lamentablemente esa capacidad ha sido usada casi siempre de forma partidista según la afiliación o simpatía política de los personajes que componen ese grupo de élite.Y, además, están divididos por ello, habiendo intelectuales de un signo y de otro. Así vemos que en determinados momentos se unen para hacer un declaración en apoyo, o en contra, de un partido o una Ley.
Yo recuerdo haber leído a en El País hace unos quince o veinte años, creo que fue a Francisco Umbral,esta definición sobre cómo entendía él el ser un intelectual:
"Un intelectual no es aquél que tiene muchos conocimientos, sino el que usa sus conocimientos en beneficio de la sociedad."
Cuando uno asiste a una tertulia y comprueba que es esa intención de ayudar la que prevalece, sale reconfortado y agradecido a esas personas; pero cuando adviertes que lo único que hay es un grupo de ególatras que sólo buscan su reconocimiento y cada vez que hablan pasan dos minutos detallando todas sus titulaciones y méritos, pues, la verdad, a mí me echa para atrás.
Pero como no hay que hacer generalidades y cada persona es diferente y merece todo el respeto,espero y deseo que esa tertulia sea una fuente de información y deseos de cambiar a mejor la sociedad que tenemos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Queridos amigos y amigas, creo que mi posición respecto al asunto queda suficientemente definida y clara cuando digo: “…la concepción o conjunción de la poesía y el compromiso social hacia la evolución del ser humano, de la búsqueda intelectual de un ser más humano y menos materialista, más ideologizado, desarrollado espiritualmente y comprometido con la búsqueda de alternativas y formas para consolidar una sociedad más justa, consistente y con proyección de futuro, en un entorno más equilibrado y sostenible para la perspectiva y evolución de la vida”.

En gran medida estoy de acuerdo con Gabriel Celaya. Yo no maldigo a nadie, pero hago una llamada a concienciarse para ejercer la función de punta de lanza o motores que lleven el barco al puerto adecuado.

Antonio dijo...

Belijerez, creo que todas las crisis revuelven el sistema y requieren de cambios importantes según el caso. Hoy estamos ante una que no sabemos muy bien por donde saldrá, pero ojalá sea el reencuentro con la idea de humanización.
Salud

Antonio dijo...

Neuriwoman, gracias por tu visita y comentario. Hace tiempo que conozco esta asociación y mi timidez me ha impedido participar en sus reuniones. Ahora que me he decido a ir, para ver como son y si encajo en ellas, me andan pidiendo que recite poemas míos y eso me da vergüenza. Me estoy empezando a tomar la vida como un reto a mis capacidades y seguramente haré de tripas corazón y recitaré por primera vez en mi vida un poema en público. Ahora pasaré a visitar tus blog que ya vi son varios.
Un saludo afectuoso.

Antonio dijo...

Annick, cuando quieres me mandas un correo y te vienes con nosotros y nos conocemos personalmente de camino. Solemos ir un amigo y yo, de momento. Las reuniones son lo miércoles a las 19.30 horas. Tienen un detalle curioso, durante la reunión suelen ofrecer una copita de vino de Málaga a los asistentes.
Saludos y anímate.

Antonio dijo...

Ramón, lo primero que se me vino a la cabeza es el nombre de Pemán. Está claro y demostrado que la inteligencia no siempre estuvo al servicio del pueblo, sino al contrario, por eso están las cosas como están. Pero hacer una llamada en la otra dirección me parece imprescindible para cambiar la tendencia.
Cuando quieras, tú o cualquier amigo o amiga blogueros, visitar mi ciudad me encantará hacer de cicerone, solo es cuestión deponernos de acuerdo.
Un abrazo

Antonio dijo...

Pues sí, María Jesús, coincido con lo que planteas y lo que dice Ramón. El ser humano tiene sentimientos e ideas que lo condicionan, el asunto es si sería capaza de no ser dogmático y someterse al tamiz de las ideas ajenas para contrastar las propias. La consideración que tienes hacia M. Zambrano la comparto.

Antonio dijo...

Efectivamente Rafa, creo que la diversidad del ser humano se da en cualquier campo y en el ideológico, por supuesto, diría que más, lo que se transmite a su actividad sea la poesía o cualquier otra. La historia tiene muchos ejemplos como tú demuestras.
Yo coincido y defiendo que el compromiso social del poeta es importante en la línea que planteo en la introducción a los comentarios.
Creo que la poesía que solo de fundamenta en la forma es una poesía huérfana, le falta el fondo, el mensaje, aunque solo quiera transmitir belleza y ese sea su mensaje. Sin despreciar el acercamiento a las pequeñas cosas, a la naturaleza y sus bellezas ocultas que puede aflorar la poesía, sí creo que el mensaje tiene más sentido si pretenden una conjunción con el todo de un sistema donde primen los valores de base humanista.
De todas formas, el poema es el resultado, la creación de un sujeto que se proyecta, de una u otra forma, en él y su compromiso social vital tiene una u otra dimensión personal.
Un saludo

Antonio dijo...

Juan, Antonio Gala tiene firmado un barril. Es curioso, yo siempre me sentí acomplejado ante los grandes, mejor dicho los supuestos grandes, que yo dotaba de esa grandeza en mi fantasía. Creo que mi procedencia humilde me condicionó mi infancia y la formación de mi personalidad en unos tiempos dictatoriales clasistas. Luego fui descubriendo que conforme yo crecía veía las cosas de otro modo y, sobre todo, que los demás no eran tan grandes, sino seres de mi misma altura con los que podía entenderme y debatir desde mi propia simpleza y nimiedad. Romper ese muro que uno se crea es básico para una buena comunicación.
Es cierto que abundan los ególatras, histriónicos y sujetos que toman la palabra y se aferran a ella pensando que son ellos los únicos que tienen que comunicar algo, pero eso se da en toda la sociedad. De momento yo no sé ni conozco a los integrantes de este grupo, pero conforme vaya conociéndolos iré viendo si encajo o no en él. De momento hago mías tus palabras y espero “que esa tertulia sea una fuente de información y deseos de cambiar a mejor la sociedad que tenemos”.
Un abrazo y gracias por tu comentario

Myriam dijo...

Lo mismo digo yo en mi entrada de hoy, sólo que de forma un poco más sintética.

Besotes

almalaire dijo...

Coincido con East River, el talento no implica nobleza y muchas veces va acompañado de altísimas cotas de soberbia y ruindad pero cuando se da la feliz circunstancia de que el ser humano mejorable esté a la altura de su obra inmortal, entonces dan ganas de volver a confiar en la especie. Y también pasa muchas veces. Por eso me molesta mucho el descrédito sistemático a muchos artistas que han expuesto su cara y su voz para defender sus posturas sociales y políticas, encuentro terriblemente soberbio eso de tú a la tuyo...no señor, yo a lo mío y a lo nuestro.

Un abrazo, Antonio

ana dijo...

la poesía es un arma cargada de futuro, y también lo es la literatura en general, que sirva para algo el poder expresarnos libremente.

besitos.

MarianGardi dijo...

Antonio, en la reseña que he puesto en la entrada de mi blog que me ha hecho Francisco Barbachano, lo que mas me ha gustado es el valor que le da a mis poesías al ejercer la reflexión en los versos:

"La excelente poetisa, MarianGardi, es una verdadera escribidora del pensamiento. Su poesía sensible y metafórica invita al lector a la reflexión. MarianGardi, no se limita simplemente al campo poético. De su capacidad pensadora, surgen un sin fin de reflexiones".
Un abrazo

Antonio dijo...

Hola Myriam, Pasé por el túnel y se me ocurrió lo que te dejé escrito. Tal vez haya otras alterativas y no el conformismo del determinismo que me sugirió el túnel, pues el simbolismo desdel mismo también se manifiesta como un tránsito difícil que tendrá una salida a otra dimensión de más luz y libertad.

Besos

Antonio dijo...

Cierto, almalaire, lo nuestro es todo lo que afecta a la vida y nadie es soberano sobre nada que sea compartido. Entiendo, como le he dicho, creo que a Ramón, que la inteligencia, por desgracia, suele servir más a su señor que a sus semejantes. El dinero la paga mejor. Pero la poesía, o la expresión inteligente sobre los aspectos propios de la vida, se ha de concebir desde la exaltación de los valores humanos antes que otra cosa. Si alguien le dice al poeta o al escrito, tú a lo tuyo, es que no sabe o no tiene ni idea de lo que es lo suyo, porque lo suyo es escribir sobre la vida.

Un abrazo

Antonio dijo...

Efectivamente Ana. Por eso siempre han intentado controlar el pensamiento humano desde el poder y desde la iglesia colaboracionista. Ese arma cargada de futuro la pretende siempre neutralizar y orientar a sus propios intereses los que dominan el sistema.

Besitos

Antonio dijo...

Marian, pues eso mismo es lo que yo sostengo. Invitar al lector a la reflexión y que cada cual evolucione, a través de sus propias reflexiones y su capacidad de discernimiento.

Un abrazo

Juan Antonio ( Amaneceres mios) dijo...

Hermoso lugar y hermoso trabajo.Que te vaya bien.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido Antonio:

Preciso y contundente.
Así es. Y bien sabes que lo que nos desmarcamos y no caemos en escribir de forma comercial o popular, tenemos menos seguidores.
Ver cosas más allá de nuestros ojos y saberlas describir con palabras, es poesía escrita.
Porque lo que es en sí la poesía en ámbitos generales abarca multitud de cosas: música, pintura, teatro, cine, paisaje, sonrisas y muchísimas más.
Pero el que sabe lo que sueña y bien lo manifesta, es poeta.
El que escribe inspirado y/o apoyado en fuentes externas con el propósito de llegar a escritor es un mero "escribidor".
Yo mantengo mi compromiso, y lo digo con toda modestia, de donar lo que llevo dentro cuando empecé con once años a dirigir dos páginas infantiles literarias de los mejores periódicos de mi tierra.
Y jamás doblaré mis rodillas hacia lo que nadie tiene derecho a pedirme. Tengo muchos proyectos y muchos quehaceres porque no puedo, y perdonadme todos, irme sin dotar un don que alguien me ha concedido.
Con total humidad y esperanza de que no malinterpretéis mis palabras.

Cris.

Besos Antonio y felicidades por tu entrada. He respondido de forma muy rápida, lamento no tener más tiempo porque habríamos tenido un dilatado debate con este tema.

Antonio dijo...

Gracias, Juan Antonio por el calificativo.

Antonio dijo...

Querida Cris, hablando de poesía contigo me siento asimétrico. Tus poemas son de una gran profundidad, cargados de un ingenio metafórico que no siempre es fácilmente descifrable. La expresión de la belleza y su percepción requiere de un nivel de entendimiento y desarrollo intelectual en relación simétrica, una clara apreciación de la plasticidad del verbo y de la mente que lo modula. Tu libro, que guardo celosamente como una joya, y que de cuando en cuando me paro a visitarlo y leerlo, es un claro ejemplo de esa elevación.

No, como bien dices, no es popular y comercial la poesía elevada, pero lo malo es que no hay demasiados seguidores y amantes de la expresión poética, que compren y lean libros de poesía. Puede que llevemos todavía el lastre de machismo dictatorial del viejo régimen que se permitió fusilar por poeta y “maricón” a Federico, que relegó la poesía a la clásica exaltadora de las grandezas de la patria y aparcó en el desván los grandes y comprometidos poetas del 27, mientras la expresión de la belleza era considerada propia del afeminado. No obstante, no pudieran hacerlos callar pues la palabra vuela y anida en las almas sensibles que tienen sus puertas abiertas a la percepción de la belleza desde otra dimensión vedada a las mentes aletargados.

Admiro a los poetas del 27, porque además de belleza aportaron otra visión sobre la vida y la justicia, sobre lo sublime y los valores humanos. Echo de menos esa poesía, a veces satírica que mostraba realidades lorquianas, el talento de Machado (Antonio) o el empuje de Miguel Hernández, Vicente Aleixandre, Neruda y un amplio etc. que alimentaban el espíritu con mensajes constructivos hacia una mejor sociedad y desarrollo intelectual de la ciudadanía.

Mientras tanto, nuestra obligación, como digo, debe ser sacar fuera todo lo que llevamos dentro y ponerlo a disposición de los demás, para no ser egoístas y compartir nuestra visión de la vida y la belleza. Queda otro apartado por dilucidar que es la función terapéutica de la poesía en las almas sensibles y nobles, en la catarsis de la vida y sus avatares.

Un beso y lo siento pero se me van los dedos al teclado al ritmo de mis neuronas y no puedo frenar el impulso.

emejota dijo...

Llego tarde, tras leer tan interesantes comentarios no me queda mas remedio que sentirme de acuerdo con Eastriver y Ma.Jesús.
Tengo un problema con la poesía, de niña leí a los clásicos, Platero y yo, los Machado, Miguel Hernandez, y autores de gran nivel. En fin, me acostumbré a lo "superior". Ahora soy cada vez más exigente, tanto que me cuesta encontrar buena poesía. Me da la sensación que la hemos vulgarizado, mejor dicho, hemos vulgarizado nuestro sentido de la estética. Un fuerte abrazo.

emejota dijo...

Me consta que soy una ignorante de lo que se cuece en el mundillo literario y poético actual, será que soy demasiado mayor, estoy desubicada, y mi instinto no me inclina a ello; pero me crié con Shakespeare de biberón y me resulta muy difícil salir de mi pequeña "fortaleza".
No me gustan las emociones baldías, la estética por la estética, para eso me quedo con la pintura o la escultura y sobre todo con la música.

Antonio dijo...

Emejota, es muy difícil no estar de acuerdo con los preclaros Ramón y Mª Jesús, jejeje…

A mí, de pequeño no me enseñaron a amar la poesía, tal vez por lo que le comentaba a Cris en mi comentario anterior, pero cuando descubrí a Lorca, Machado, Miguel Hernández y todo el elenco de poetas del 27 y su germen, me apasionaron. Puede que fuera por el compromiso social que tenían la mayoría de ellos, pero a mí, el niño yuntero me llega hasta el alma y me recuerda mi infancia y la sementera con los gañanes sufriendo las inclemencias del tiempo. La elegía a Ramón Sijé me hizo llorar y aún cuando la leo se me eriza el vello del cuerpo (que ya no es muy bello), la nana de la cebolla y un amplio etc. que canta a los sentimientos…
A mí me gusta la poesía aunque sea sencilla, si dice algo y lo dice bien y bello.
Supongo que el frío se ha intensificado por esos lares, abrígate y disfruta del calor del hogar.
Un abrazo afectuoso

Ana Márquez dijo...

Muy buena reflexión como siempre, Antoñito. De todas formas, entre los poetas, como en la Viña del Señor, hay de todo :-) Hay una poesía combatiente y hay una poesía pausada y orientada a radiografiar los sentimientos, es la llamada "poesía de la experiencia" en la q el poeta vuelve sus ojos hacia dentro y rebusca aquello que brille, le da más lustre y lo saca fuera para q el lector se emocione identificándose con ello, casi siempre recuerdos de infancia o sensaciones comunes a todos q nos erizan el vello al verlas plasmadas y escritas por otro con las mismas palabras q habríamos usado nosotros de saber usarlas como ellos. Esto es como todo, Antoñito, a unos poetas se les da mejor la poesía-denuncia, y se dedican a ella con fruición como debe ser, y a otros no se les da tan bien, y es justo q usen sus habilidades en aquello en lo q se sienten más cómodos, a sabiendas de q otros compañeros lo harán mejor q nosotros y por tanto, moverán más conciencias y corazones q una con tus pobres intentos de ponerte a su altura. Esto no significa para nada q los poetas de la experiencia no estén sensibilizados ante las injusticias y atrocidades q vemos a diario o q sean indiferentes ante el dolor ajeno. Yo, por ejemplo, cuando leo mis poemas de denuncia, me resultan muy malos, parece q estoy "pontificando", como si sentara cátedra o redactando un panfleto para una ong solidaria, no sé, no encuentro el tono adecuado para enfilar la rabia y en ese caso, cuando no encuentras "el tono", simplemente hay q abandonar, por mucho q duela, o eso aconsejan en los talleres literarios, porq lo contrario es arriesgarte a hacer el ridículo. Cada cual conoce sus limitaciones y yo me temo q siempre he sido más Juanrramoniana que Hernandiana :-), aunque ambos poetas me llenan y me elevan al séptimo cielo por igual. (A los dos los tengo "viviendo" en la cabecera de mi cama, llevan décadas allí). Y a Benedetti otro combatiente nato, no te digo nada, es un dios para mí, lo leo a diario, y uno de sus versos da título a mi blog. Pero sé q mis versos nunca se podrían acercar a los suyos ni aunque me ofrecieran mil vidas para practicar poesía, ni de combate ni de la experiencia.

Esta noche el programa de Ramón es a las ocho, pero yo entro en antena a las nueve, DM. Si me escuchas no te rías musssho de mí, shiquillo, ein? :-D Me han hecho tropecientas entrevistas a lo largo de mi vida, pero ná, q no macojtumbro. Qué zuzto!
Besosssssssssssssss

Ana Márquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Márquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Márquez dijo...

Perdón por tanto borrón, Antoñito, grrrr, primero me dicen q no entra el comentario entero, q era mu largo, y cuando lo divido en dos, va y sale todo, el largo y los dos divididos, grrrrrrrr. De verdad, perdona :-(
Ajco de tejjjnología :-&¡%

Besosssssssssss

maria rosa dijo...

Hola Antonio, tus reflexiones son cada vez más intensas.
Espero que disfrutes mucho de esta elección y nos vayas contando.
Me alegro y mucho del paso que vas a dar

un abrazo,

Antonio dijo...

Hola, Ana. Gracias por tu amplio comentario. Yo, desde mi modesta opinión en este tema, pienso que la poesía tiene, a la vez, dos objetivos u orientaciones, uno sería externo, buscando la comunicación de algo al lector, influir en la sociedad con la visión y la perspectiva del poeta, entendiendo a este como un ser de especial sensibilidad que va más allá de la media de la población; y otra interna, donde seca a relucir sus sentimientos, vivencias y emociones hacia sí mismo y su entorno, donde se recrea en la visión de las cosas desde esa belleza en la expresión, incluso, en la gestión de sus conflictos internos. La poesía, creo, puede ejercer la catarsis para afrontar la vida y actuar como bálsamo terapéutico, pero también como forma sublime de vivirla desde la intimidad máxima, de exaltar la belleza del entorno, de las pequeñas cosas, de aquello donde no llega la masa.

Pero, a la par, entiendo que ambos no son excluyentes, sino complementarios. Por tanto pueden convivir en una misma persona ambos planteamientos en mayor o menor medida, pues la vida tiene esos dos componentes, el factor interior, relacionado con la propia intimidad, la personalidad y las vivencias, actitudes y conductas del sujeto; y el exterior, donde se conjugan la convivencia en una sociedad que determina las normas y el sistema estructural del grupo.

Siento no haber podido escuchar la entrevista pero estaba en mi pueblo ocupado en deberes familiares. Si hay forma de acceder a ella házmelo saber.

Un beso

Por cierto, eso de salir varias veces el mismo comentario cuando te dice que no va a salir por se muy largo me ha pasado a mi varias veces y he tenido que borrarlo luego.

Antonio dijo...

Gracias, María Rosa. Esto de estar jubilado es una suerte pues se dispone de tiempo para orientar las propias reflexiones hacia los campos que le interesan a uno, sin que el tiempo exigido por un atrabajo te condicione.
Creo que debería plantearse la jubilación como la etapa donde el sujeto elabora en su pensamiento las vivencias y las exporta a los demás para que vayan considerándolas y crezca la sociedad. Pero la sabiduría humanista de la vejez ha sido cambiada por la tecnológica del desarrollo científico material.

Un abrazo

Thornton dijo...

A mí los poetas me causáis mucho respeto...y envidia.

"Sagradas vasijas son los poetas
donde el vino de la vida, el espíritu
de los héroes se conserva"

Esto se lo leí a Hölderlin y yo lo suscribo.

Un abrazo y feliz lectura en voz alta.

Ana Márquez dijo...

Por supuesto q no se excluyen, Antonio, pero es q no se trata de eso. Lo q intentaba decirte es q el poeta, como el pintor, debe practicar el estilo y temas con el q se sienta más cómodo y más -reconozcámoslo, hábil-. El poeta, como el pintor se deben a aquella forma de expresión artística q más le llena y con la q mejor explican su modo de entenderse a sí mismso y de entender el mundo, y esto no indica necesariamente insensibilidad ante las injusticias. Igual q no reprocharías a un pintor paisajista q pinte sólo paisajes en vez de pintar también escenas de mendigos o escenas de hambruna en África, por ejemplo, no es reprochable q un poeta escriba sólo sobre su experiencia personal, esa experiencia "personal" q es, sin embargo, común al resto de los mortales, y q por eso llega tanto al lector. De hecho, sería más lógico, a niveles prácticos, si de lo q se trata es de denunciar injusticias sociales, q lo hicieran los pintores, ya q su arte es más "directo" al ser necesario sólo "mirar" para captarlo, (mirar siempre es más cómodo q leer), sería más eficaz q lo hiciera el pintor en vez del poeta, ya q la poesía q es, y siempre ha sido, un arte para minorías (y ya me duele, pero hay muy poquitos lectores de poesía, comparándolos con los lectores de otras disciplinas literarias).

Ana Márquez dijo...

Yo soy colaboradora de varias ongs desde q era niña y echo una mano en lo que puedo, pero lo q sí no puedo hacer es escribir poemas de denuncia simplemente porque "no me salen bien" :-) hablando llanamente, (ya te enviaré alguno para q lo compruebes por ti mismo, los escribo, pero los suelo guardar para mí) no me gusta cómo quedan y prefiero ayudar de otra forma, más callada si quieres, pero también más efectiva que escribiendo unos versos malos q encima van a leer cuatro gatos. Igual q el paisajista no se siente cómodo pintando retratos, (aunque pinte algunos, siempre volverá a su camino) al poeta de la experiencia "le salen mal" los versos de denuncia porque no "es lo suyo".

De todas formas, este es un debate viejo, Antonio :-) Todo un premio Nobel, Juan Ramón Jiménez, fue ninguneado durante mucho tiempo porque, aún siendo republicano (de hecho tuvo q exiliarse por ello), mantuvo su poesía al margen de sus ideas. Lo decidió así, y eso es respetable.
Juan Ramón fue ninguneado injustamente, precisamente por aquellos q le acusaban de ser insensible ante la injusticia. Así es la vida y así somos.

Y ahora a ver si este comentario sale entero o en fascículos, grrrr :-) Besazos

Antonio dijo...

Hola Thornton, hoy ge recitado en público por primera vez en mi vida. He leído el poema Rosa de amor, que se puede leer algunas entradas anteriores. He sentido una sensación extraña, como si hubiera superado algo que tenía pendiente, me ha liberado en parte.
Al parecer no lo he hecho mal. Los aplausos y alguna persona levantándose al aplaudir me dieron fuerza y confianza para hacerlo de nuevo. Lo haré…

Un abrazo

Antonio dijo...

Ana, tú de poesía sabes más que yo. Eres artista y sabes expresar bellamente más cosas. Yo, que soy de todo un poco, pero arrastro lo de psicólogo, interpreto demasiado las cosas y hablo de catarsis ocasional porque la poesía tiene para mí bastante de mirada interior.
Por lo demás, entiendo que cada cual debe encontrar el camino o la vía de expresión personal que más le apetezca, que más le llene o que mejor haga…en suma lo que más le enriquezca.
Pero hay una cosa que yo creo define y determina al buen poeta o escritor, que es la inteligente y bella expresión de lo que quiere transmitir.

Besos y ahora ha entrado todo el comentario bien. Jejeje…

Ana Márquez dijo...

Antoñito, tenía preparado un artículo de opinión para la revista "Agitadoras" donde suelo colaborar a menudo, un artículo de esos "cañeros" que te gustan :-) Y he decidido publicarlo antes en el blog y dedicártelo con todo mi cariño :-) Espero que Inés, la editora, no se me enfade al no permitirle publicarlo en exclusiva, jaja. Un besazo!

Antonio dijo...

Ana, ya pasé por allí. Me gustó y lo comenté.
Un beso