martes, 16 de noviembre de 2010

El Flamenco y la Unesco

(Conferencia sobre flamenco en la Peña Cultural
Flamenca Juan Casillas de Cuevas de San Marcos)

Hoy es un día grande para el flamenco; y Andalucía, de forma especial, celebra en estos momentos que el flamenco haya sido elegido Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, a la par que los Castells y el Canto de la Sibila, otras dos representaciones de la cultura y el arte popular de Cataluña y la expresión religiosa de las Islas Baleares respectivamente, a los que también nos unimos en un gozo solidario.

Los amantes y admiradores del flamenco nos sentimos orgullosos y satisfechos de este reconocimiento. El flamenco es el canto rasgado y hondo de un pueblo que expresa profundos sentimientos en todas las variables emocionales, alegría, pena, dolor, amor, grito, reivindicación, reto, injusticia… Surge, pues, de la necesidad imperiosa de expresar un sentimiento contenido en un pueblo marginado y reprimido por el orden dictatorial de una Andalucía latifundista, al que le era vedada la cultura y el desarrollo desde la sumisión de su gente. Un encuentro entre el mundo libre del errante gitano y el campesinado sometido, un grito desgarrador que, surgiendo de las entrañas, lanza a los cuatro vientos el sentimiento de ese pueblo en todas sus vertientes. Unas veces al amparo de la barra de una cantina, con el vino como estimulante del valor reprimido, otras desde el grupo, sus fiestas y encuentros, y las muchas desde la soledad del campo, del tajo en la faena y el rudo trabajo. Son muchos los palos del cante, muchas las formas de expresión que hacen aflorar esos sentimientos de forma magistral. El flamenco conlleva un fenómeno sociológico de primera magnitud que se conjuga en el pueblo andaluz y que irradia hacia el resto de España y del mundo.

El flamenco hay que escucharlo con respeto, bebiendo cada palabra, cada verso, tono y toque de guitarra, pues en su conjunción se eleva la esencia del sentir de ese pueblo que lo parió para poder expresar, desde su rudeza, los sentires del alma de su gente, de su profunda filosofía de la vida. El verso, la voz, la guitarra, el baile… todo es armonía para elevar esa expresión a cotas de arte popular, de fusión artística entre la poesía, el cante, la música y la danza.

Por eso, hoy, como admirador y seguidor del flamenco, siento especial satisfacción. Estoy seguro que mi peña flamenca, el próximo sábado, en la conferencia programada sobre el flamenco, sentirá el placer y el orgullo de ese reconocimiento.

Quiero aportar a este homenaje al flamenco unos versos de mi amiga y poeta Encarna Lara, que en su libro Raíz Flamenca, prologado por D. Alfredo Arrebola, Director del Aula de Flamencología de la Universidad de Málaga, y presentado recientemente en mi Peña Flamenca, versa unas peteneras de amor rasgado por la ausencia:

PETENERAS


Por la ausencia de tu voz
la muerte me está llegando
y por esa misma ausencia
en la muerte estoy vagando.

Solo pretendo olvidarte
y en ello pongo mi empeño
pero al mirarte a los ojos
olvido lo que pretendo
……………..

Dime viento si en mí piensa
cuando en él estoy pensando,
pero no le digas nunca
que por él estoy llorando.
……………..

Cuando subo hasta tu calle
siempre miro a tu ventana,
por si estuvieras en ella
y tus ojos me miraran.



Esta soleá por bulerías de Sara Baras le da el toque de alegría al día

40 comentarios:

ana dijo...

Muy bonita entrada Antonio, el flamenco es pura poesía de Andalucía, sale del corazón y hace vibrar, llega dentro.

Un abrazo andaluz.

Anónimo dijo...

En los últimos días he estado esperando la resolución por parte de la UNESCO con respecto al Flamenco como Patrimonio de la Humanidad, como quien ansía saber algo muy importante para sí mismo. Y hoy me siento muy orgulloso. Enhorabuena a todos los enamorados de este arte. Los versos de Encarna, deliciosos.

Eloy

Eastriver dijo...

Me alegro muchísimo, por lo uno y por lo otro. Un abrazo.

emejota dijo...

Comparto la alegría de los andaluces que se hace extensiva al resto de los españoles, porque cuando salimos a tierras lejanas la primera referencia que tienen de nosotros es eso mismo, el flamenco. Enhorabuena.

Antonio dijo...

Ana, creo que el reconocimiento al flamenco al igual que a los castells, el canto del sabila, etc. es una forma de potenciar y reconocer las culturas y la forma de expresión de los pueblos. Eso nos une. A mí me impresiona la emoción que despiertan los castells con su dificultad y su riesgo, pero el flamenco, al ser mi tierra, me hace vibrar. He llorado escuchando a El Cabrero, a Calixto Sánchez y a otros que me han saltado las lágrimas por entender e identificarme con la letra y el sentido expresivo emocional que lleva su cante.
Un abrazo

Antonio dijo...

Eloy, un día grande para el flamenco, la peña y el pueblo andaluz, aunque eso no cambie nuestro amor por el flamenco. Colgué el mismo reportaje en el blog de la peña.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, Ramón, el flamenco también arraiga en Cataluña, pues Cataluña, con su capacidad de asimilación, es un crisol de culturas.
Un abrazo

Antonio dijo...

Es cierto, emejota, yo cuando voy al extranjero cualquier manifestación cultural española me causa la misma, o similar, sensación de identidad. Pero claro, el flamenco sobre todo.
Gracias

Isabel Martínez Barquero dijo...

A mí, Antonio, sin ser andaluza, me llega mucho el flamenco, aunque no sea entendida.

Me alegro mucho de este reconocimiento a una manifestación cultural tan propia. También me alegra y felicito a los amigos catalanes y baleares. Tenemos triple motivo de celebración.

Esas peteneras de tu amiga son una auténtica delicia. ¡Cómo me han gustado!

Un beso.

RGAlmazán dijo...

Un reconocimiento merecido. Me alegro.

Salud y República

Antonio dijo...

Hola Isabel. Yo he descubierto el valor del flamenco no hace mucho tiempo, es más, antiguamente lo veía como algo cateto y atrasado, cante propio del bar y de la juerga. Pero después he ido desgranando todo un sentir popular, cargado de filosofía y sentimientos básicos de un pueblo, como ya digo.
Lo curioso es que, como me pasa con todo, cuanto más se de una cosa más conciencia tengo de lo poco que sé. El mundo del flamenco es “un mundo” inmenso con una carga afetivo-emocional de primera magnitud…
Un beso

Antonio dijo...

Rafa, yo creo que sí, que es un reconocimiento merecido a un arte popular que se ancla, en mayor o menor medida, por toda España.
Un saludo

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

ESTUPENDO COLOFÓN DEL SONETO PARA TU ARTÍCULO... UN BESAZO

JUAN dijo...

Me sacaron muy pequeño de mi tierra y por ello perdí algunas de mis raíces andaluzas, por lo que devine en un hombre soso que ni baila sevillanas ni canta flamenco,aunque poderosamente me atraigan.
No entiendo de "palos"del flamenco ni me gustan todos sus cantes; pero es cierto que algunos me abren el alma y hacen brillar mis ojos con lágrimas de emoción.
Lole y Manuel,Antonio del Patrocinio, Juan Herrera, El Pinto, Caracol, Principe Gitano,y un largo etc, han dejado una huella profunda en el alma de la gente. Ahora se reconoce mundialmente ese Arte capaz de comunicar con tanta fuerza los sentimientos.
¡Ya era hora!
Antonio, nunca antes había leído un alegato tan exquisito, tan veraz y tan ameno del flamenco como el que desinteresadamente has compartido con nosotros.Ahora entiendo mejor lo que significan esos quejidos y lamentos. Con todo mi agaradecimiento, te envío un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Felicitaciones!!!!!

Cariños

almalaire dijo...

Felicides :)

Ya era hora!

Felipe dijo...

Todos nos debemos felicitar porque el flamenco es reconocido mundialmente y ahora más con la Declaración de la Unesco

Saludos

Ana Márquez dijo...

Viva!! Felicidades a todos :-D y a ti por esta entrada. Besitos

Antonio dijo...

Gracias, Mª Ángeles, estoy seguro de que compartes ese amor por el arte de la expresión que significa el flamenco.
Besos

Antonio dijo...

Juan, yo no soy un entendido en el flamenco, pertenezco a una peña flamenca pero sin ser un erudito en el tema, a veces es más la emoción y emotividad que me produce el espectáculo, que cualquier otra cosa, lo que me atrae de él. Siento el quejío de una voz rasgada junto a la guitarra como expresión sublime de un pueblo llano que busca formas de expresar su sentir, con el que me identifico.
Un abrazo y gracias por tus palabras.

Antonio dijo...

Gracias. Abu por tu visita y felicitación.
Cariños

Antonio dijo...

Gracias Almalaire, en el fondo es un reconocimiento a media España que ama el flamenco como forma <de expresión artística de un pueblo.

Antonio dijo...

Efectivamente, Felipe, creo que la Unesco va por detrás del reconocimiento que el propio mundo ya le ha otorgado.
Saludos

Antonio dijo...

Gracias Ana. Hoy nos hemos permitido, en el recital poético que he estado de la Asociación Malagueña de Escritores, un cante por granainas en honor a este reconocimiento. Yo las he escuchado con sumo gusto y placer…
Besos

ARO dijo...

En las dos últimas entrada hemos coincidido en los asuntos que tratamos. El de Puigcercós (yo brevemente, tú ampliamente) y el del flamenco, que ha supuesto una alegría para todos los que amamos este arte. Aunque es verdad que ya tenía el reconocimiento internacional y que la UNESCO llega con retraso. Pero lo importante es que ha llegado.

Juan Antonio ( Amaneceres mios) dijo...

Felicidades al sentimiento de muchas generaciones de personas que cantaron nuestras penas y nuestras alegrias con sones flamencos.Desde la mas honda solea ,la mas amarga petenera,la alegre buleria o la sencilla sevillana,enhorabuena a los amantes y seguidores de este arte de siglos.saludos

Antonio dijo...

ARO, ciertamente, hemos coincidido. Son temas que afectan muy directamente a Andalucía y, consecuentemente, como andaluces, nos tocan de lleno.
El de Puigcercós me parece una estrategia deplorable para segregar la voluntad de la gente y enfrentarlos radicalizando posturas y amplificando los conflictos que les interesan a ellos.
Lo segundo es una alegría a la que hay que darle la bienvenida aunque la Unesco llegue tarde. Supongo que el sábado lo celebraremos en mi peña. Ya lo contaré en el blog de la propia peña, donde escribo los reportajes y noticias referentes a ella. Por si quieres pasarte por él, su dirección es: http://pfjuancasillas.blogspot.com.
Un saludo

Antonio dijo...

Juan Antonio, comparto, como digo en mi entrada, ese sentimiento contigo. El flamenco, con sus diferentes palos y variedades manifiesta el sentir de un pueblo en toda su existencia y emociones.
Saludos

Ángeles Hernández dijo...

Enhorabuena al flamenco y a los flamencos ( no me refiero a los belgas).

Ayer oi enla radio un comentaro que me gustó y ahora plasmo: enhorabuena a la UNESCO por haberse enriquecido con este arte, pues el flamenco, con o sin UNESCO siempre será Patrimonio de los humanos que lo amen y respeten.

Un abrazo Á

Maripaz Brugos dijo...

Felicidades Antonio, comparto esa pasión tuya...no en vano he vivido la mayor parte de mi vida en el sur. Conozco el álma de sus gentes y hago mio el sentimiento y todo lo que ello conlleva cuando cantan.
Lo has explicado muy bien, y como colofón, esas peteneras maravillosas de tu amiga.
Un abrazo

Peter Pantoja Santiago dijo...

...SALUDOS ANTONIO, DESDE 2006 ESPANA SE CONVIRTIO EN MI SEGUNDA PATRIA, VIAJO DOS VECES POR ANO Y DEFINITIVAMENTE SI MIS FIUNCIONES ME LO PERMITIERAN, VIAJABA MAS. VALENCIA ES SUPER ESPECIAL PARA MI AL IGUAL QUE GALICIA Y MADRID, PERO MIS AMISTADES SABEN QUE MUY DENTRO DE MI, TENGO UN SENTIMIENTO MUY PROFUNDO Y ESPECIAL POR LA HERMOSA TIERRA ANDALUZA, CADA VES QUE ALLI PISO EN SEVILLA, ME SIENTO MUY IDENTIFICADO, MUY CENTRADO, ES COMO QUE DESEO REGRESAR MUY PRONTO, SIENTO QUE EN OTRA VIDA QUIZAS FUI ANDALUZ PORQUE ESE FLAMENCO, TABLAOS, BAILAOS Y BULERIAS ME FACINAN, SU GENTE, SU TODO, ASI QUE ME SIENTO ORGULLOSO DE ESE SENTIMIENTO DE RESPETO HACIA LA HERMOSA TIERRA ANDALUZA.

Sílice dijo...

Siempre tan interesante y curioso lo que escribes, Antonio. ¡Lástima del poco tiempo que tengo! Así está mi blog de abandonado, pero es que me editan otro libro para el año que viene y no tengo tiempo ni de moverme por los blogs amigos...ya se sabe: no se puede estar en misa y repicando. Un abrazo.

Antonio dijo...

Cierto, Ángeles, ya era patrimonio de sus amantes. Pero ese reconocimiento extiende más su mano por el mundo.

Un abrazo afectuoso

Antonio dijo...

Gracias, Maripaz. Te comprendo si has vivido en el sur. Yo creo que para hacer al hombre universal deberíamos vivir por temporadas en diferentes sitios. jejeje.. seguro que comprenderíamos mejor las diferentes culturas..
Un abrazo. Espero que el otoño del norte palentino sea soportable.
Un abrazo

Antonio dijo...

Peter, a mí cada día me gusta más el flamenco. Ahora estamos dando unas conferencias en mi peña flamenca que son muy interesantes. Si quieres ver algunos reportajes que voy colgando en su blog, lo puedes visitar en: http://pfjuancasillas.blogspot.com
Un abrazo

Antonio dijo...

Hola Inma, que alegría verte por estos lares. Un abrazo, ante todo. Estoy convencido de que tu libro tendrá más trascendencia que lo escrito en un blog, Por cierto no consigo La poesía es una enfermedad cardiovascular. Dado que el próximo día 13 de diciembre voy por Barcelona, aunque vuelvo el 14, dime donde puedo comprarlo sin tener que esperar al pedido, de forma inmediata, si ellos es posible.
Un abrazo

MarianGardi dijo...

A mi también me encanta el flamenco.
Ole y ole!!
Besos

Antonio dijo...

Siempre supuse que a una persona de tu sensiblidad el flamenco le debe trasmitir algo.
Besos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Antonio!
Efectivamente, el echo de que tanto el flamenco como cualquier manifestación artística cultural sea reconocida por un organismo internacional es de celebrar, y mas por la parte que nos toca a los Andaluces vivamos, donde vivamos.
FELICIDADES.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen domingo.

Antonio dijo...

Gracias, J. M. Ojeda, por tu visita y comentario. Para mí la Unesco llega tarde, pues ese reconocimiento ya era evidente, pero si un organismo de esa dimensión y calado lo reconoce como patrimonio de la humanidad su difusión y el consiguiente respeto se magnifica.
Un saludo