sábado, 16 de enero de 2010

Negra y tenebrosa noche


Estoy compungido y desolado, triste y preocupado tras la crisis del sistema, tras las muertes de Haití, tras las injusticias del mundo y la sinrazón que nos invade. Estas son mis cosas, mis reflexiones presentadas en forma de poema, que las comparto contigo. Uno ya empieza a estar harto, cansado de tanto impresentable y manipulador y de ver la lúgubre noche que nos amenaza.

Y tú, tirano, me dices:



“No mires en tu interior,
sino mírame a la cara,
que soy quien tiene el poder
de decidir tu mañana”.


Y yo, rebelde, respondo:


Negra y tenebrosa noche,
noche negra
amenazante y soberbia,
que amedrentas desde el mar
al amparo de la sombra.

Viento bronco y desalmado,
viento frío, viento helado
que me gritas al odio,
que me espantas e intimidas
dejándome en desamparo.

Mar retador y bravío,
mar vigoroso y osado,
orgulloso y altanero
de oscuro abismo cargado
con amenazas de muerte,
hacia el fondo sepultado.

Ola asoladora inmensa,
soberbiamente dotada,
coronada por espumas
que me lanzas a la cara
para cegarme los ojos,
para acobardar mi alma.

Oscuridad ofuscadora
que bloquea mi mirada,
que no deja vislumbrar
el horizonte perdido,
la suerte de mi mañana.

Al fondo vislumbro algo,
los confines de otra vida
si venzo tanta patraña,
si lanzo mi vela al viento,
si remo con mucha saña.

Ahora voy comprendiendo
por qué se da esta alianza
entre la noche y el viento,
entre la mar y las sombras
junto a esa ola espumada.

Quieren cambiarme mi barca,
que navegue sobre el miedo,
que abandone la esperanza,
que convierta en bajel viejo
la ilusión que me acompaña,
que abandone mis ideas
y me preste a su doctrina,
a su credo y su enseñanza.

Aunque navegue en un bote,
aunque sea insignificancia,
flotaré como la espuma
sobre las aguas bravías
al amparo de mi barca.

Así no podrán conmigo
y aguantaré sus bravatas
hasta las claras del día
que me abra las ventanas
y poder mirar al frente
y poder buscar con calma
el horizonte perdido
que me lleve a la esperanza.

Gritad, malditos jodidos,
clamad vuestras amenazas
que por mucho que gritéis
el miedo no me hace mella,
el miedo no me atenaza,
el miedo a viejos fantasmas
erradiqué de mi vida,
lo lancé al fondo del mar
sepultándolo en la nada.

Políticos y vampiros,
cardenales de gran pancha,
saprofitos y banqueros,
ladrones, desfalcadores,
guantes blancos,
moral flaca
y corrupciones a manta.
¿Qué buscáis con el discurso
que quiere prender mi alma?

Sobre el agua de la noche,
mecido sobre olas blancas,
cargado de fuerza nueva,
duermo tranquilo mis sueños.
Contra mí no pueden nada,
soy yo el dueño de mi rumbo,
quien burla sus pretensiones,
quien busca mis horizontes
y gestiona mi esperanza.

51 comentarios:

Peter Pantoja Santiago dijo...

...EXCELENTE!!

Realmente me haz hecho volver a observar las fotos tomadas en mi estancia en Galicia hace unas dos semanas, el cielo gotico y tene, frio y con lluvia entre los edificios antiguos del casco de Vigo, sinceramente digno de escribir una y otra vez sobre su belleza natural y extraña a su vez!!

Este escrito me ha sido grato y muy bueno!!

Peter

PD: Tu comentario en mi Blog fue excelente, lo conteste como bien merece, asi que una vez mas gracias!!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Que bonito poema Antonio, te ha salido del alma, da miedo la noche oscura pero tu poema lo llena todo.Petonets.

mariajesusparadela dijo...

No van a poder cambiarnos la barca.
No van a poder meternos el miedo en el cuerpo.
No van a poder robarnos la utopía ni la visión de un futuro mejor.
Solamente tenemos que remar juntos, porque somos muchos.

Antonio dijo...

Gracias, Peter. Te ubico en el lugar de los que reman con saña para que no le atenace la barca del miedo, subidos en la eperanza.
Un abrazo

Antonio dijo...

Ciertamente, Geni, me salió del alma... solo tuve que dejarlo fluir y darle el toque rítmico necesario.
Gracias y un beso

Antonio dijo...

María Jesús, seguiremos remando en nuestros blogs y en la vida para dirigirla sin que nos manipulen.

Felipe dijo...

por mucho que se empeñe el tirano jamás podrá vaciar nuestro corazón o nuestra mirada.

Excelente,Antonio

izara dijo...

Ay Antonio.
Cuanta sombra y cuanta tempestad. Sin embargo muchas barcas unidas, resisten mejor las olas.
¿ pero hacia dónde remar ?.
Nos vamos cansando amigo,
porque no vemos la orilla,
o quizás somos tan torpes,
que no sabemos mirar.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Pues sí, Felipe. El tirano quiere cortarnos las alas, pero si miramos dentro encontraremso la fuerza que a todos nos acompaña.
Unamos esa fuerza común para derrotar al tirano desde la osadía del pensamiento.
Un saludo

Antonio dijo...

Izara, yo creo que hay que mirar al interior sin complejos, sin condiconamientos de dogmatismos anacrónicos y, respetando a cada cual, descubrir la propia esencia, poniéndola al servicio de los demás mediante su explicitación, pero nunca imponiendo. Cada cual tiene su respetable ritmo.
Un saludo

Ana Márquez dijo...

De siempre me han gustado los poemas que repiten la palabra "esperanza" como un mantra liberador.

Yo te dejo mi favorito de Benedetti. Anímate, por alguna parte tiene q aparecer la luz esa, que espera al final de cada túnel. Muacs!!


Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría

Myr dijo...

¡Eso, ANTONIO; vamos todavía, que el miedo no te atenace y que reviva la esperanza en tu sentimental corazón!

Besos

Circe La Hechicera dijo...

Mi queridisimo Antonio, que manera tan hermosa de protestar y levantar la voz. La palabras tienen un poder mágico y colocadas de esa forma tan magistral hace que tengamos ganas de continuar remando, luchando, contra esos tiranos que se empeñan en arrebatarnos la esperanza, no hay que tener miedo. Aunque otros atenten, tienes razón, somos dueños de nuestro rumbo. Un canto precioso a la esperanza. Besos Grandes!!!!

Mis-dedos dijo...

De alguna manera siento una especie de suerte el poder encontrarme contigo. Me siento profundamente agradecida de la posibilidad que le entregas al resto de ver y sentir el mundo desde tu perspectiva. A veces las personas necesitamos de esos seres que calman las emociones con simples y valiosas cosas.
Insisto, muchísimas gracias por esto.
Amanda.

Mar dijo...

Uffff!! Precioso!!!

Seguiremos remando...

Besitossss

Antonio dijo...

Querida Ana, a mí también me gusta la palabra esperanza. Se da cuando uno espera que suceda o pueda suceder algo deseado. Cuando la esperanza se pierde se ha perdido la fe en que las cosas cambien… andamos muertos o estancados, sin ilusiones…
La luz siempre está ahí esperando que la veamos, pero no siempre se ve… a veces nos la tapan, o nos la confunden. Tenemos que mirar hacia dentro para ver con otros ojos, los ojos de la sabiduría y del libre entendimiento.
Gracias por el poema de Benedetti. Partió pero sigue presente.
Muacs también para ti.

Antonio dijo...

Amiga Myr, la madurez nos puede desprender del miedo, tal vez por habernos dado más seguridad, por eso tiré el miedo por la borda, de momento, y me siento más libre desde entonces, tal como dice el poema.
Besos y te sigo

Antonio dijo...

Circe, certera tu observación sobre el poder de las palabras. Por eso siempre pretendieron acallar a los pensantes y someternos al dogma irracional del poderoso de turno. Pero acallar la palabra no quiere decir que no existan las ideas que podrían expresar… en todo caso andan reprimidas, pero creciendo en la indignación del sometimiento.
Besos mil…

Antonio dijo...

Gracias, Amanda, por tu comentario que me halaga y motiva. La vida es el arte del encuentro, como dice Facundo Cabral. Yo me alegro de encontrarte en mi casa virtual.

Antonio dijo...

Mar, me alegra que te haya gustado el poema en su forma y en su fondo, supongo, pues te suma a remar. Los blogueros siempre andamos remando…
Besos para ti

Cris dijo...

Me gustó mucho. También estoy cansada y angustiada, la realidad está golpeando duro, pero mis reflexiones no tienen la belleza poética de tus versos.
Cariños.

Antonio dijo...

Cris, tienes un espléndido blog, cargado de seguidores. Te leo siempre aunque no siempre deje constancia escrita de mi paso.
Me quedo con la cuarta pregunta de tu últimos post.
La Conciencia pregunta: ¿Es justo?
Un saludo

Sílice dijo...

Antonio, cada vez escribes mejor, ¡lástima que este poema sea tan extenso! me encantaría leerlo en la radio.
¿Por qué no me lo envías y aunque sea lo leo a trozos? o envíame alguno más cortito. Te escribiré diciéndote el día que leí aquello de Navidad, para que lo puedas escuchar.
Un beso.

Antonio dijo...

Gracias Inma. Esa apreciación sobre mi escritura, viniendo de ti, es un verdadero estímulo. Reconozco que tengo un problema; no sé cuando y como parar cuando empiezo a escribir, parece que me den cuerda, y me salen textos o poemas excesivamente largos, lo que puede cansar al lector.
Suelo cargar el programa de radio, una vez pasado, y oírlo. Hasta ahora solo oí el de La Calida noche de Málaga. Si has leído algún otro me gustaría saber cuando para escucharlo y decirlo a mis amigos catalanes que también lo escuchen.
Te enviaré este por e-mail y tú decides lo que mejor convenga.
Un beso y al final acabarás siendo una borgense más.

JUAN dijo...

`¡Precioso, Antonio! Yo también quiero remar contigo hacia esa luz que se divisa entra las tinieblas. ojalá se sumen muchos remeros y podamos construir un nuevo mundo libre de embaucadores, usureros y corruptos.Saludos.

Antonio dijo...

Juan, bienvenido a la barca, aunque tú ya estabas remando, seguro...
Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Todos estamos contritos con lo que estos días vemos en las noticias sobre Haití. Las imágenes te estrujan el alma.
Bello poema, Antonio
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, Carmen. Pasé por tu blog y me encantó tu post sobre Haití. Ojalá se remuevan las conciencias de los poderosos.
Un abrazo

MarianGardi dijo...

Yo me uno al poema de Benedetti, defendamos la alegría y la parte positiva del todo, ya por sintetizar, porque si nos quedamos o lamentamos lo negativo, nos quedamos rayados, o colgados como dice el argot juvenil.

Eso si, que nadie nos mentalice que ya hemos madurado.
Por mucho que escuchemos si tenemos criterio propio nadie nos va a convencer de nada (sigo insistiendo en este punto) ni políticos, ni religiosos, ni siquiera los anunciantes de las marcas.
Un beso

RGAlmazán dijo...

Tremendo lo que está pasando. Sólo una barca solidaria donde todos juntos seamos capaces de encontrar el rumbo y remar, puede salvarnos.
Utilicemos nuestra arma, como tú has hecho tan bien, utilicemos la palabra, que no nos la quiten, es lo que tenemos y no es poco.

Salud y República

escribes conmigo dijo...

En verdad ellos son quienes debieran temblar ante la indignación de la gente, ellos dependen de el pueblo para sobrevivir y están poco a poco matando a su gallina de los huevos de oro.

un gusto leerte mario

LUNA LLENA dijo...

Hola Antonio, no estes triste, creo que nadie prendera tu alma, eres libre porque tienes dudas y buscas un mundo justo, algo inalcanzable, ves como la propia Naturaleza, se vuelve contra el más débil. Los vampiros no quieren tu sangre rebelde.

Recuerda... al final encontraras a Caronte.

Lo mejor de tu poema, es que esta escrito con el corazón.


Desde Barcelona lluviosa,luces y buenos deseos.

Antonio dijo...

Gracias Marian, por tu comentario. Al final, mi humilde y bisoño poema se une a la lucha por la alegría de Benedetti a través de la esperanza.
Un beso

Antonio dijo...

Rafa, si el mar lo poblamos de todas nuestras barcas remando en una misma dirección nos acercaremos al horizonte de una tierra más justa. Nuestro remo es la palabra.
Un saludo

Antonio dijo...

Cierto Mario. Si entendemos que el pueblo es soberano, ellos gobiernan por delegación. Deberían dejar de gobernar cuando pierdan la confianza de los ciudadanos. ¿Tendrán conciencia de ello?
Un saludo

Antonio dijo...

Gracias Luna Llena, mi tristeza se diluyen con mi esperanza.

Dragon de Azucar dijo...

El terremoto no se podía evitar, pero todo lo que sucedió después sirvió para demostrar que la tan bendita 'comunidad internacional', no sirve para nada cuando las tragedias ocurren en el 'tercer mundo'...

Nuestra socidad está podrida, y hay que hacer algo para cambiarla, pero mientras sigan estando los mismos en el poder las cosas se han más dificiles.

Perdón Antonio, si quieres puedes borrar el mensaje.

Saludos

Antonio dijo...

No, Dragón, no puedo borrar un mensaje con el que estoy de acuerdo, incluso sin estarlo.
Yo pienso que no solo hay que cambiar a los dirigentes, sino el sistema, sus principios y valores, sus formas, su moral...
La justicia no es compatible con la codicia, la especulación y el expolio al amparo de leyes que protegen a los de siempre.

Maripaz Brugos dijo...

Antonio, tu poema es como un soplo de aire fresco, donde poder anclar la esperanza.

Gracias por compartirlo .

Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias Maripaz. Al final, como en las películas, gana las esperanza.
Un abrazo

Mónica López Bordón dijo...

Un poema social para leer cada verso con detenimiento.

Y siempre...seguir remando

besos

Antonio dijo...

Gracias Mónica. Lo nuestro es remar, remar haciendo caminos, caminos sobre la mar...
Besos

Un Colibrí Viajero dijo...

Majestuosamente bello hogar de letras ( blog ) mis humildes felicitaciones por su con tenido, un cálidom abrazo caballero.

Txema dijo...

Llego tarde, me quedo encantado con lo que escribes y, además, me encuentro a Mónica por estos lares.

El día empieza bien.

Antonio dijo...

Gracias por tu visita Colibrí viajero. También visité tu casa y me encanto tu poema y el contenido de tu blog.
Un abrazo afectuoso

Antonio dijo...

Txema, tú nunca llegas tarde, lo importante es contar con tu presencia y disfrutar de tus comentarios.
Un abrazo

Myr dijo...

y con la esperanza revivida,
sin que el miedo atenace,
seas tu y sea yo
cada cual dueño
de su rumbo
en la noche...

Cada uno remanando
su barcarola contra nosotros
nadie podrá.

Salves y aves sean dadas
hasta plena madrugada.

Besos

Antonio dijo...

Gracias Myr, por tan linda aportación.
Besos

Shanty dijo...

Brillante!!!

Esencia dijo...

Una exquisita genuidad en remos de la poesía.

con cariño, esencia.

La Solateras dijo...

Tenéis noticias en el blog del Encuento. Por favor, entrad y decidme si os apunto a la visita guiada.

Un abrazo.