lunes, 4 de enero de 2010

Homenaje a Miguel Hernández


Yo también me sumo a ese grupo de blogueros que quieren rendir homenaje a Miguel Hernández. Siento una gran pena, un vacío inexpresable, por habérselo llevado la muerte tan temprano. Era un proyecto de riqueza, de exponencial exaltación poética, sacrificado por el odio y la miseria humana de una guerra. Su sensibilidad y su idealismo se sumaron para dar a luz un ser especial, un poeta de los que solo nacen de tarde en tarde. Alguien dijo que hubiera sido un gran sucesor de Federico García Lorca tras la muerte de este, pero la barbarie totalitaria y militarista lo llevó a ser su compañero de viaje en la lúgubre barca de la muerte indeseada.

Quiero resaltar dos momentos de su vida de especial significado, cargados de sentimiento y aflicción. Uno es el famoso poema (Elegía) a su amigo Ramón Sijé, tras la muerte de este en 1936. Es sobradamente conocido:

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.
. . . . . . . . . . . .. . . .. .. . . . . . . . . . . .
A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

El otro momento es su estancia en prisión, desalentado, dolorido y humillado, ocasionalmente volaba su fantasía soñando su libertad; su Canción última es un claro ejemplo de añoranza y deseo de volver a encontrarse en su casa, retomar su vida. Es un canto a la esperanza, que se verá truncada por su muerte en 1942:

Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.

Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa,
con su ruinosa cama.

Florecerán los besos
sobre las almohadas.
Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su intensa enredadera
nocturna, perfumada.

El odio se amortigua
detrás de la ventana.

Será la garra suave.

Dejadme la esperanza.

Y yo me pregunto: Qué extraña maldición lleva este pueblo en sus entrañas, que mata a sus hijos más ilustres, en nombre de la patria, que hiere con la espada al verbo y destroza la pluma que lo talla.
----------------------
------------------------------------

16 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

la verdad querido Antonio es que conozco poco de su obra pero algo he leído y me gustó.Petons.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Era un poeta fuera de lo común; aprendí a amar la poesía con él...
Un besote

Felipe dijo...

Sentido homenaje al poeta del pueblo

Qué tendra su Orihuela natal para que le maltrate de esa forma

Siento una terrible rabía

Saludos

Geni dijo...

Mis ojos encontraron en un rincón los tuyos.
Se descubrieron mudos entre las dos miradas.
Sentimos recorrernos un palomar de arrullos,
y un grupo de arrebatos de alas arrebatadas.
Miguel Hernández un maestro de maestros.
Acabo de volver y me regalas sabiduría,gracias querido amigo.
Un besito.

Palmeral dijo...

Os adjunto una interesante página sobre la vida y obra del universal poeta Miguel Hernández para este Centenario de su nacimoiento:

http://mhernandez-palmeral.blogspot.com/

mariajesusparadela dijo...

Solamente no estoy de acuerdo contigo en que "hubiera sido" el heredero de Lorca: entre uno y otro hay la distancia del estilo propio, pero yo no sabría con quien quedarme. A ambos se los llevó la barbarie y tenían muchas páginas por escribir. Para mi, ambos brillan por igual, con la ventaja para Lorca de haber tenido una base por nacimiento que Hernández hubo de hacerse con esfuerzo...

Susana dijo...

Preciosa entrada, Antonio, tan sentida. Comparto contigo la rabia por esa pérdida tan injusta y, aunque no sé muy bien qué ha pasado, por que se maltrate a ese gran (grandísimo) poeta en su propio pueblo. LOs fragmentos de tu elección son fantásticos.

Aprovecho para desearte un feliz año y para comunicarte que me ha alegrado leer que, por lo que dices en una entrada anterior, tus seguidores vamos a seguir creciendo con tus reflexiones, con tus cuestionamientos... Habrá que encontrar como sea el tiempo de estar en tus Cosas.

Un abrazo.

LUNA LLENA dijo...

La grandeza de los grandes poetas, es que con pocas palabras... nos dicen tanto.

DEJADME LA ESPERANZA

Saludos

Antonio dijo...

Geni, te aconsejo que la conozcas.Es una corta obra por su fatal desenlace, pero intensa, cargada de pasión, de idealismo y de profundo mensaje de justicia social y de amor.
Petons

Antonio dijo...

Querida Mª Ángeles, aprender a amar la poesía con Miguel Hernández ha sido un fenómeno muy típico de nuestra generación. Creo que ha sumado el arte y la ternura de su mensaje con un posicionamiento social determinante en el momento que le tocó vivir.
Un abrazo

Antonio dijo...

Amigo Felipe, la universalidad de su poesía y su mensaje, de su obra, trasciende Orihuela. Lástima que lo callara la muerte tan prontamente. Esa es mi rabia junto a la tuya.
Un saludo

Antonio dijo...

Geni, bienvenida de nuevo. Te echaba de menos. Siempre se descubren mundos ignotos en las miradas... tienen la magia del encuentro.
Un beso, amiga.

Antonio dijo...

Gracias por tu visita y comentario, Palmeral. Visité el blog al que aludes y me parece una excelente plataforma a desarrollar en este año Hernandiano.
Tu sugiero que recopiles direcciones de los posts que se vayan publicando en los blogs para redireccionar a los interesados. Claro, solo aquellas que creas merecen la pena.
Un saludo afectuoso

Antonio dijo...

Hola María Jesús. No lo entiendo comparativamente, sino como una vez muerto García Lorca, pesara sobre él la representación de los grandes poetas de esa etapa. De todas formas la frase es de José Luis Cano en el prólogo a una edición de sus obras. Estoy totalmente de acuerdo contigo con la diferenciación entre ambos. A ambos les tengo especial admiración, junto Antonio Machado y otros...
Un abrazo en este año del centenario de su nacimiento

Antonio dijo...

Sospecho, querida Susana, que la cultura, la sabiduría y el conocimiento le están vedados al pueblo. Son intereses que, históricamente, han ido demostrando que un pueblo inculto es manejable y sumiso. Puede que ese sea el justificante de que cuando surge algún motor del cambio lo eliminen como enemigo del poder establecido. Es curiosa la cantidad de poetas, filósofos, pensadores, científicos y creadores que murieron o tuvieron que exiliarse tras la guerra promovida por los enemigos de la libertad.
Te prometo seguir pensando en honor a mi propia vida y para compartirlo con mis amigos.
Un abrazo

Antonio dijo...

Qué bonito, Lula Llena... ¡DEJADME LA ESPERANZA! Al menos no me quitéis la ilusión, la fantasía y el deseo... aunque la vida se me pueda arrebatar violentamente.
Un saludo afectuoso