martes, 22 de diciembre de 2009

Hablemos de Navidad

(Málaga iluminada)
-------------------------
A mí siempre me causó cierta desazón la Navidad. En un principio me pareció algo maravilloso, mágico, donde se mostraba al mundo nuestra bondad y mejores deseos, se buscaba la paz, la igualdad y la justicia al amparo del nacimiento de Jesús, el hijo de Dios hecho hombre. Era una visión tierna, infantil y cándida, donde la simpleza y la ingenuidad se daban la mano. Donde, a pesar de vivir en la injusticia sostenida de una sociedad dictatorial, desigual y de clases, la inocencia se imponía sobre estas diferencias y anomalías. Yo era el hijo de un pobre campesino que era explotado a lo largo de todo el año. Después volvía a verlo todo igual; el trabajo y sufrimiento de mis padres, la desnudez y el hambre de los niños, la miseria y la desigualdad, la riqueza del señorito y su prepotencia y orgullo abonados por sus buenos actos navideños.

Más tarde, cuando fui creciendo y digiriendo la realidad, me pareció bastante hipócrita, como un lavado de conciencia, como mostrarse a uno mismo que tenía bondad en su interior, la sacaba a relucir y, una vez comprobada, la guardaba contento, pues todavía existía, quedando almacenada para el próximo año. Lo malo es cuando descubro el mercantilismo, la manipulación y utilización comercial del mensaje navideño. Le regalamos y nos regalamos cosas, a nuestros hijos, familiares, amigos y a nosotros mismos, pero nos olvidamos de los que sufren durante todo el año, seguimos manteniendo las injusticias y las desigualdades. En esas fechas hay que ser felices, amables, bondadosos y estar cargados de buenas intenciones, pero todo por obligación. Ese ejercicio crea la incongruencia, digamos cognitiva, entre el tener que ser y estar por obligación, y el ser y estar realmente, desde tu interior.

Ciertamente, creo que hay mucha gente que mantiene ese espíritu generoso a lo largo del año y de toda su vida, que son ejemplares y que no tiene nada que ver con la Navidad, sino con el ejercicio de su bondad personal. Yo, ante esa gente, sean creyentes o no, me quito el gorro y digo: “chapeau”, aunque yo no sea creyente. Yo respeto las creencias si estas me respetan a mí, si no quieren imponerse descalificando mi visión. De lo contrario me parecen alienados hasta el punto de obviar la única gran verdad que hay en este mundo, que es la diversidad enriquecedora.

A lo largo de la historia ha habido grandes hombres que han sembrado la justicia y la bondad, la comprensión y el diálogo, una filosofía de vida basada en el humanismo y en el respeto al ser humano por encima del dinero y el poder. Esos hombres fueron removedores de conciencias, enemigos de lo establecido, buscadores de la igualdad y la justicia, buscadores y/o descubridores de la esencia del ser humano. Llámale Cristo, Buda, Zaratrusta, Confucio... y por qué no incluir a los grandes pensadores y filósofos griegos. Luego llegaron los otros, los poderos, los fariseos e hipócritas, se adueñaron del mensaje, se apoltronaron en el poder en el nombre de Dios y de esas grandes filosofías y se adueñaron de todo, manipularon y comercializaron con ello. Hábilmente, apoyados en la sensibilidad de la buena gente, los arrastraron a su terreno y volvieron a engañarlos para usarlos en beneficio propio... Los fariseos de las religiones se aliaron con el poder para dominar el mundo y perpetuar la injusticia, esa injusticia que les permitía estar arriba, encima de los demás, en lugar de luchar contra ella. Veo una gran similitud entre las estructuras religiosas actuales y la farisaica de hace dos mil años. Los templos, el oro, los oropeles, los ritos, los dogmas, el poder, la ascendencia sobre el pueblo, el intento de control educativo y del conocimiento, la alianza con el poder civil, el control sobre las conciencias, la limitación y definición del marco del pensamiento, etc...

No sé, creo que este año haré como siempre. Celebraré una gran cena el día 24 de diciembre junto a mis hijos, brindaremos con cava catalán, beberemos vino de procedencia variada según el plato, y comeremos las delicias que se cocinan en casa, después entregaremos los regalos... y es, amigos míos, que como cada año, el día 24 cumple años mi mujer, la compañera con la que vivo desde hace 35 años. El resto de la familia la homenajea ese día.

Aprovecharé para hacer un pequeño balance, aunque es un acto que suelo hacer de cuando en cuando, sin esperar a final de año, para ver como van las cosas, cómo puedo mejorar mi vida y las de los que me rodean, si ello depende de mí sin renunciar a mi esencia. Me cargaré de intenciones y volveré a mirar en mi interior sabiendo que mi felicidad no depende de lo externo, sino de cómo yo vaya haciendo el camino, de cómo me vaya desarrollando, de seguir bebiendo de todas las fuentes que juzgue adecuadas y nutrientes, de compartir con mis amigos y amigas aquellas cosas que tenemos y son compartibles en una cena interminable...

En suma, quiero que mi Navidad dure 365 días al año; este, el próximo y así hasta el final de mi vida... Me gustaría que todos mis amigos y amigas me acompañaran... ¿Tú te vienes?

Empezaré reflexionando sobre estos puntos u ocurrencias que me han venido a la mente, a lo que te invito:


1.- Amar a la gente es facilitar su crecimiento

2.- Disfruta compartiendo con tus amigos

3.- El mundo está en ti, según tú seas así será.

4.- El mundo te hace a ti, pero tú haces el mundo.

5.- Cada uno es responsable de lo que le corresponde.

6.- Abre tu mente a los demás, así comprenderás mejor la sociedad.

7.- Expresa lo que sientes para que los demás vean por tus ojos.

8.- La diversidad enriquece, la uniformidad encapsula.

9.- Piensa en positivo para crear.

10.- Crear fronteras es ser aldeano, romperlas es ser universal.

11.- ¿Egoísmo o Filantropía?

12.- La felicidad no está al final, sino en el camino.

13.- El hombre es dinámico, sus principios con él.

14.- Tu caminar va de la mano de tu inteligencia.

------------------------



(Desde mi bodeguilla)

Este brindis va por vosotros, con mis mejores deseos de felicidad para este y todos los años de vuestra vida.

30 comentarios:

Felipe dijo...

Este brindis va por ti por la claridad de ideas y por tan bella entrada.

Felices Fiestas,y cuida esa manífica bodeguilla

Saludos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días, toñin... depende cómo se miren estos días son hipócritas o no. creo que la navidad la llevamos cada uno dentro de nosotros, antonio...
un besote

m.eugènia creus-piqué dijo...

Aunque estoy de vacaciones no quiero dejar de venir a tu casa ya que me has invitado, lo pasaremos bomba,jejejeje, vaya susto tendrías si nos presentaramos todosssss,quiero decirte que mi hija Patty el 24 tambien es su cumple, me dió las navidades !Bueno querido amigo que seas feliz en esta entrañable cena con los tuyos, pon una silla a mi nombre, estaré allí con el pensamiento.Un abrazo.

maria rosa dijo...

Tienes muchisima razón en todo, Antonio, gracias por tu reflexión.
Yo no recuerdo navidades de mi infancia, las empezamos a celebrar mis hermanos y yo, ya mayorcitos.
Lo que nos tocó vivir, se vivió y ahí se quedó, lo vivido bueno y no tan bueno, atrás queda.
A cada uno nos toca vivir lo que nos toca y jamás me he planteé el porqué de aquellas situaciones, solo intento que los momentos del dia a dia sean lo mejor posible.
Estos dias para mí son bonitos porque disfruto de los que viviendo fuera pueden venir, hay otros que no, pero no sufro por ello, igualmente estan conmigo aunque no fisicamente, no por eso los siento menos.
Puede que sea muy dura con lo que voy a decirte.
Ya se que hay sufrimiento en el mundo y siempre lo habrá, por desgracia, pero yo intento por todos los medios disfrutar de lo que la vida y el esfuerzo de mi marido y yo hemos conseguido y lo defendemos.
No culpo a nadie de las situaciones vividas, las cosas son como son y hago lo que está en mi mano, otra historia es el bombardeo mediatico.
Situaciones dificiles y espantosas las hay los 365 dias del año y hay que recordarlo cada uno de los 365 dias.
Mi querido Antonio gracias por tu reflexión que me ha hecho retroceder a mi infancia e intentar recordar, cosa que no he podido hacer, eliminé lo que no me gustaba y conscientemente no lo recuerdo... en mi inconsciente seguro que está, pero ahí se queda.

Mis felicitaciones para todos y sobre todo para tu mujer y por todos esos años vividos juntos.

Un abrazo inmenso,

marian dijo...

Es cierto que la imposición de estas fechas nos intenta llevar a la bondad, generosidad, etc...pero la realidad es que por estas fechas salen a la luz las diferencias familiares, digamos en tono de humor que a veces sentar a la mesa a todo ese conjunto de seres que forman tu familia, es cómo armarla, a veces las disputas saltan, se arman "pollos" y "belenes"...familiares. Y las chispas no son solo las lucecitas del árbol de navidad.
Por otro lado, desde los comercios se nos invita a consumir sin medida, y yo ésto lo veo un engaño, deberiamos dejar de hacer el paripé en estas fechas y abandonar el consumismo, en resumen dejar de hacer regalos y comidas ostentosas.
Por último, gracias por el brindis, y felicidades a tu mujer!
Un saludo Antonio

Daniel dijo...

La mejor felicitación que he leído estas fiestas (y evito decir Navidad porque no celebro el falso mito de la natividad).

Se agradece la sensatez, madurez y claridad con la que se exponen ideas y sentimientos en este blog.

Una vez más genial.

Saludos

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUAN dijo...

Hola, Antonio, ¡qué acogedora se ve tu bodeguilla! Te deseo lo pases bien con todos tus familiares y amigos.
En cuanto a tus reflexiones las asumo casi todas. Bien me gustaría que los 365 días del año tuviesen el espiritu navideños de bondad y solidaridad, pero de joven me dijeron una frase en París que por desgracia es real: "Los días se suceden unos a otros, pero no se parecen en nada: cada uno tiene vida propia".
El sexto punto hablas de invitarnos a menta, ¿no es un afrodisiaco? ¡Ja,ja,ja! Supongo que vendrá bien para acabar la fiesta.
Un abrazo.
Nota: ya sé que es un error tipográfico, pero no lo edites porque me dejas con el trasero al aire.

22 de diciembre de 2009 09:31:00 GMT+00:00

Txema dijo...

El primer párrafo de tu entrada me recuerda a mí mismo.

Cuando dejé de tener esa visión cándida de la Navidad me convertí en un escéptico y un poco amargado.

En cierta medida lamento haber perdido esa visión incial. Cierto que me descubrió la realidad de la sociedad.

Pero, Antonio, no sé si eso me ha aportado algo. Ahora ya ni siquiera sé eso.

un saludo

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Desde la libertad y para la libertad del Homo Sapiens te deseo unas felices fiestas. Que lo pases bien con tus seres queridos estos días y que el próximo año sea bueno para tus aspiraciones personales.
Un fuerte abrazo de José Antonio.

maria rosa dijo...

Hola Antonio, tu me habrás comprendido, quise decir subconsciente.

Aunque a algunos no esten de acuerdo.....Feliz Navidad, difrutar de las reuniones ya sean familiares, como de amigos de objetivos comunes o del alma.

Un besazo junto con un abrazo y sigue brindando y disfrutando.

MarianGardi dijo...

Antonio, las personas en Navidad, tienen la misma hipocresía que durante todo el año, eso sí con mucha más fiesta y alegría, más consumo del habitual.
En cuanto a las creencias todas son respetables, incluidos los no creyentes, todos somos libres de lo que creemos o dejamos de creer.
Mundos sicologicos que nos formamos en nuestro interior para poder sobrellevar mejor el exterior. Estos, no son tan importantes como lo que hacemos con nuestra conducta.
Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Sí, yo también quisiera ese espíritu durante todo el año.
Y lo intento.

Algún día apareceré por tu bodeguilla en plan de acabar con esas botellas tumbadas que tienes a la derecha (tumbada acabaré yo).
Feliz resto de tu vida.

Ana Márquez dijo...

Guapooooooo!!!!!!!

Myr dijo...

Fe'liiiii'ciiiii'daaaa'''dess

- por esos 35 años de feliz vida conyugal con todo lo que implica en lo bueno y en lo malo. Se necesita de ambos lados mucho respeto, comprensión , amor y paciencia para lograr un camino tan largo juntos.

- Por el cumpleaños de tu mujer!

- Por estas Fiestas que te han hecho meditar tanto. Nosotros festejamos Jánuca. La fiesta de las Luminarias, que la luz (del espíritu, porque Málaga parece bien iluminada!!!) les llegue y,

que el espíritu de la Fiesta, que es amor, esté presente.
Que al año 2010 les traiga a ti y a toda la flia mucha alegria, salud, serenidad y abundancia.

Un fuerte abrazo

Juan Antonio dijo...

Antonio ,yo soy creyente pero estoy un cien por cien de acuerdo contigo.Al final solo vales lo buena persona que seas.te deso lo mejor a ti y tu familia y a este mundo de desastre tambien le deseo lo mejor porque sera en el futuro el mundo de mis hijas y eso si me importa.Un abrazo a todos.(Guardame sitio en tu bodega para poder tomar una copichuela juntos ¡¡¡por la vida!!!)

Abuela Ciber dijo...

Antonio:

Que en estos días y....siempre, vivas la paz y regocijo de la vida, el amor, la bondad y el don de dar..
.
Que disfrutes la compañía de seres que aprecias y/o el recuerdo de idos.
.
Y soñando con que colaborando cada uno un poquito, en estos sentires expresados, podemos ir cambiando el mundo..... me despido por unos días.
.
Gracias por compartir tu tiempo conmigo. !!!!!
.
Martha
.
.
Hermosa foto familiar!!!!!!!

Shanty dijo...

Antonio:

En mi blog de premios y regalos hay algo para tí.

Felices fiestas!!!

Abrazos y bendiciones.

LUNA LLENA dijo...

Antonio, gracias por brindar con cava catalán, por cuatro fanáticos independentistas pagamos todos.Estoy de acuerdo, todos los dias deberian ser Navidad,durante mí vida he observado que la gente más pobre, es siempre la más generosa, humana y solidaria,de que vale sentar un pobre en la mesa un día al año, si los 364 restantes pasan hambre.Soy creyente, no practicante, me gusta pensar que:Dios es amor,dada año pongo el Belen en casa, me gusta recordar el mensaje de los angeles a los pastores "Cloria a Dios en las alturas y Paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad". Buenas reflexiones, para meditar, las cuales comparto,que bien vivis en esa bodeguilla,muchas felicidades a tu esposa y a pesar de todo... FELIZ NAVIDAD

Saludos desde Barcelona

Antonio dijo...

Gracias Felipe, si una persona preclara como tú me dice eso me honra más aún.
Un abrazo.

Ya sabes, Mª Ángeles... chapeau ante la gente que sabe vivir las fiestas y la vida con base a la verdad de su interior bondadoso.
Un besote... y vaya frío que habéis pasado por los madriles.

Geni, eso decía mi suegra. ¡Vaya noche mala que me diste en noche buena! Pero valió la pena, claro.
Un beso enorme de sur a norte

Antonio dijo...

Maria Rosa, gracias por tus deseos. Ciertamente el pasado ya pasó, pero somos el resultado de esas vivencias. Yo no renuncio a ellas, claro... en todo caso me sirven para conocerme mejor. Ahora andamos recogiendo los frutos de tanto esfuerzo y, como tú bien dices, hay que disfrutarlos....
Un inmenso abrazo para ti también con mis mejores deseos de felicidad junto a tus seres queridos.
(Efectivamente, lo del subconsciente lo di por supuesto)

Marian, cuan cierto es lo que dices. Es que a veces se hacen reuniones con calzador. Se junta a gente enfrentada con el ánimo de pacificar las cosas, al amparo de la Navidad y pasa lo que pasa.
Un afectuoso saludo de todo corazón.

Gracias Daniel, por tu visita y comentario. Esta es tu casa para expresar lo que estimes en la línea que la justifica.
Un saludo afectuoso

Hola Juan, se me coló el gazapo de la mente a la menta, jajaja... No sé si cambiarlo, puede que tengas razón y sea un afrodisiaco... de ser así qué mejor que unas navidades cargadas de amor y sexo a la vez... bueno, con prudencia que ya no estamos para pasarnos en nada.
Un abrazo y aunque los días sean distintos, que todos te traigan felicidad

Antonio dijo...

Txema, yo creo que sí, que te aportó algo. Tal vez te hizo idealista y no mediocre, y eso es muy importante para ti y para quien te conozca.
Un saludo afectuoso

Gracias José Antonio. Un gran abrazo para ti y muchas felicidades y libertad para disfrutarla.

Hola MarianGardi. Yo creo que en Navidad, mucha gente lo que haces es lavar el pañuelo de los mocos, para seguir limpiándoselos después, sin quitarse el resfriado, que es el verdadero mal.
Bueno, cuando me preguntaron por qué iba a estudiar psicología como segunda carrera, respondí que para curarme gratis, jajaja...
Un abrazo enorme

Maria Jesús, te tomo la palabra. Yo tengo que ir a verte cuando vaya a Ferrol y tú a mí cuando pases por aquí o cuando quieras, solo avisa y lo organizamos.
Un beso y te deseo una vida dichosa.

Antonio dijo...

Ana, que mala eres... me has ruborizado con tu piropo. En el fondo soy un tímido que se ve poco atractivo, siempre me pasó... Uyyyy si yo te contara mi trabajo de autoestima. Como le decía a Marian, psicología me ha ayudado mucho...
Un beso enormemente grande

Gracias Myr. La vida conyugal es compleja y unas veces es muy satisfactoria y otras veces no tanto... tú lo sabes mejor que yo, como experta en el tema, pero 35 años son muchos años y una larga escuela...
Lo de Januco me intriga un poco. Eso de mantenerse la lámpara 8 días encendida con el aceite de un solo día... ¿No le pondría el guardian algún mecanismo para bajar el consumo? Mira que los judíos son gente muy inteligente, sagaces e inventores... Bueno, fuera de bromas. Cada pueblo tiene su cultura y sus creencias, lo importante es la trascendencia que tienen al bien común
Gracias por tus deseos de bien y un beso afectuoso

Antonio dijo...

Hola Juan Antonio, gracias por tu visita y comentario. La copa te espera en la bodeguilla cuando quieras.
Un abrazo y felices fiestas.

Gracias Martha (Abu). Bella expresión de unos deseos que comparto contigo y que te revierto para que tu felicidad y la de los tuyos sea una constante.

Gracias, Shanty. Pasé por allí y lo vi. Eres un sol caribeño.
Un enorme abrazo con mis mejores deseos d felicidad

Amiga Luna Llena, tengo un sexto de catalán. Viví 10 años en Barcelona, visité San Sadurní y sus cavas. Mi bodeguilla no es tan impresionante como ellas, pero la he hecho yo y eso sí que vale... tú estás invitada a visitarla cuando quieras.
FELIZ NAVIDAD en esa preciosa tierra

Lola Mariné dijo...

Antonio, creo que la navidad nos causa a todos un cierto sentimiento de tristeza precisamente por lo maravillosa que nos pareció en nuestros primeros años. Despues vas viendo la realidad, van faltando cosas, personas, y te das cuenta que es puro consumismo.
Pero las calles iluminadas siguen siendo bonitas y está bien recuperar la ilusión y acordarse de los demás aunque sea una vez al año.
Brindemos por eso y Feliz Navidad.

Antonio dijo...

Totalmente de acuerdo, Lola. La cuestión es cómo se viven, y eso es tan personal... Ahora las vemos con un espíritu más crítico... eso es bueno, pero también se nos escapa la inocencia infantil de antaño...
Un beso navideño con mis mejores deseos

Ciberculturalia dijo...

Por supuesto que te acompaño encantada durante los próximos 365 días y también brindo por ti, querido Antonio

Un abrazo
Carmen

Antonio dijo...

Carmen, cada día somos más los que nos damos la mano en el camino de la vida...
Un abrazo

Circe La Hechicera dijo...

Querido Antonio, llego tarde, pero me uno a todos todas tus reflexiones, para mi la navidad es sólo un trámite que se viste diferente al resto del año y con un sentido especial desde que tengo a mi nena. Navidad especialmente, me pone un poco meláncolica porque es un mes donde pienso, que es donde se sienten más las diferencias a pesar de que se trata de darle otros matices. Sin embargo, mi espríritu alegre, me hace unirme tambien al sentir colectivo de mis afectos más cercanos. Feliz cumpleaños a esa maravillosa compañera de vida y que lo pases divino rodeado de tus seres queridos. Besos muy navideños!!!!

Antonio dijo...

Querida Circe, tú nunca llegas tarde, siempre estás aquí...
Gracias por tus palabras y por la felicitación a Loli.
Que la felicidad sea una constante en tu vida