domingo, 18 de diciembre de 2011

Ruptura



Este silencio,
que me grita y que me agrede
que me ignora y que me olvida
manifiesta indiferencia
arrancándome la vida.

Este no decir diciendo,
el resuello sin aliento,
este grito sin mesura
que me arranca del silencio
y me arroja a la basura
cargándome de tormento.

Este cerco
esta bravura
que me quiebra en la locura
el vivir de cada día
en lucha con la porfía..

Este llanto y desconsuelo,
mendigo desarrapado,
arrojado por el suelo
rogando desesperado
que descubras ese velo
que esconde tu otro costado.

Ese triste caminar
que va marchando en ausencia
sin pedirte más clemencia
aceptando esa verdad.

Ese amor que ya no existe
que se fue ahogando en la nada
rompiendo un cuento de hadas
con este final tan triste.

Más no pienses que has vencido
pues desde la lejanía
se otean otros horizontes
de promesas y venturas
de esperanza y de locura
dando luz a mi alma oscura
matando a mi cobardía…

(Antonio Porras, diciembre 2011)

24 comentarios:

JUAN dijo...

Antonio,excelente poema. Cada día me gusta más lo que escribes, sea poesía o prosa.
Después de leer la última estrofa,encogida el alma por las anteriores, levanto mi copa de Cartojal y brindo contigo por un nuevo amanecer.
FELICES FIESTAS, ABRAZOS MÍOS Y DE CARMEN PARA VOSOTROS.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Querido Antonio, es un poema precioso, Me ha gustado muchísimo su hondura, su tono, su ritmo. Todos los versos son una hermosura.
Ay, "este no decir diciendo" y tantos otros que te han salido redondos, hermosos.
Un abrazo enorme.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Impecable recorrido doloroso, vía crucis que no se detiene hasta la resurrección.

María dijo...

Un poema que llega desde el desconsuelo y el llanto, la tristeza y el ahogo, aunque es triste, es muy bello y sentido.

Feliz navidad.

Un beso.

RGAlmazán dijo...

¡Bravo Antonio! Amor y desamor, un juego vital inevitable.

Salud y República

Eastriver dijo...

No me parece de amor, es de un desengaño vital, al menos así es como yo lo leo. Pero tan certero, tanto, que muchos podemos identificarnos y hacerlo nuestro.

Antonio dijo...

Gracias, Juan. Te mando otra buena dosis de abrazos afectuosos de mi parte y de Loli para ambos. Ya sabes que soy como un ave Fenix que busca resurgir de sus cenizas. Siempre creo que ha de prevalecer la esperanza.

Antonio dijo...

Amiga Isabel, cuanto hay en ese no decir diciendo, en esos silencios que son gritos y en esa incomunicación agresiva que hiere y comunica angustia, rencor, dolor y tantas cosas.
Gracias por tus palabras y te mando un abrazo afectuoso cargado de buenos deseos.

Antonio dijo...

Joven Cuervo, captaste perfectamente el sentido y la esencia del poema. Resurrección, siempre se ha de resurgir hasta la muerte.

Antonio dijo...

Gracias, María. Toda pérdida conlleva ese desconsuelo y llanto, pero tras el ajuste a la realidad, la vida continúa con la riqueza de la experiencia.
Feliz Navidad y un año maravilloso, te deseo también a ti.

Antonio dijo...

Amigo Rafa. Creo que ser humano se fragua desde el amor y desamor, desde el éxito y el fracaso, desde la eterna dualidad de la vida…
Saludos

Antonio dijo...

Ciertamente, Ramón, no es de amor, sino de desamor, de ruptura, de final del amor, de muerte y resurrección, un hecho que se da constantemente en la vida de las relaciones humanas, donde la esperanza y la expectativas conducen muchas veces al fracaso. En el fondo, el fracaso no es más que un mal cálculo, un error que cometemos al valorar algo que nos defrauda esas expectativas. La culpa no suele ser del otro, sino nuestra en la mayoría de las veces…

emejota dijo...

Me has emocionado tanto, tanto, que no me quedan palabras. Estoy recién llegada y...... bueno, que es una maravilla de poema y que has captado a la perfección algo que tantos conocemos sobradamente pero no sabemos expresar. Tu lo haces por nosotros con tu delicada emocion. Gracias. Bs.

Antonio dijo...

Me gusta que te guste, Emejota. Y espero que tu viaje de vuelta haya sido placentero, al igual que el recuerdo que te lleves de lo.

Un abrazo afectuoso y gracias por haber compartido tu tiempo con nosotros

Isolda dijo...

Ya estoy unida a tu blog, Antonio, de ahora en adelante. Un poema que dice mucho de la actitud personal de cada uno. Siempre hay que mirar al frente, para esperar y soñar. ¿Qué sería de nosotros sin los versos y los sueños?
Besos encantados de conoceros.

Antonio dijo...

Gracias, Isolda. Ha sido un placer poder conocerte y compartir contigo estas reflexiones, poemas y demás cosillas que ando colgando en mi blog.
Un abrazo afectuoso

Isabel Barceló Chico dijo...

Precioso poema, con una gran fuerza. Saludos cordiales.

luna llena dijo...

Hola Antonio, al leer tu poema me ha venido a la mente el cuadro de Edvard Munch, El Grito.
Muchas cosas has dejado en el camino, sabes que no volveran aunque te aferres a ellas con el recuerdo y sigues luchando contra tí mismo por ver un nuevo amanecer.
Felices fiestas para tí y toda tu familia.
Un abrazo.

Antonio dijo...

Gracias por tu visita y comentario, Isabel. Un saludo para ti

Antonio dijo...

Pues sí, Luna Llena, el camino que quedó atrás no se vuelve a recorrer y el que queda por andar solo se hace mirando adelante.
Un abrazo y felices fiestas con un excelente año venidero.

Abuela Ciber dijo...

Estas palabras mensajeras a traves de las distancias, deseo lleguen a ti y seres queridos , portadoras de cariño y energias de BienEstar:
Que tú corazón esté ligero y tus bolsillos pesados.
Que la Buena suerte te persiga.
Que cada día y cada noche tengas muros contra el viento, y un techo para la lluvia.
Que tengas alimento junto a la fogata y, risas para consolarte.
Que aquellos a quienes amas estén cerca de ti,

Y........todo lo que tú corazón desee!
.
FELIZ NOCHEBUENA..FELIZ NAVIDAD!!

Abuela Cyber

Ana Márquez dijo...

Un bello poema que expone, espero, una situación ficticia :-)

Felices fiestas, Antonio, que lo pases superbién en compañía de la gente que amas y que el año próximo venga lleno de salud que es lo primero, de lo demás ya nos ocupamos nosotros. Un beso grandote.

Antonio dijo...

Amiga Abuela Ciber, MUCHAS FELICIDAD ES, mi deseo para ti y tus seres queridos,

Antonio dijo...

Por supuesto, querida Ana, que es una situación ficticia. Eso sí, casi siempre que escribo algo que no va con mis experiencias, suelo empatizar con alguien que sí las vivió, o bien me las imagino, como es natural.
Un beso muy grande y mis mejores deseos de felicidad para hoy, mañana y siempre.