viernes, 28 de agosto de 2009

Relax en Alhama


Queridos amigos y amigas, anduve estos días por el Balneario de San Nicolás, en Alhama de Almería (España). Para quien no lo conozcáis, os diré que ya fueron disfrutadas sus aguas en tiempos de la dominación romana, que el propio Cardenal Cisneros, una vez conquistada Granada a los musulmanes en 1492, tomó las aguas allí por una dolencia que se le presentó en una visita a dicha ciudad. En 1522 un terrible terremoto devastó la zona e hizo desaparecer los manantiales, que se recuperaron, según algún documento, hacia 1603, mientras que en el siglo XIX se creó una sociedad para la explotación del negocio.

Alhama de Almería es el pueblo principal de la comarca que riega el río Andarax. Yo, como soy un poco travieso y me gusta buscar los lugares donde se puedan ver estupendas panorámicas de los alrededores, observé que existía un mirador en el monte, en cuya ladera se ubica el pueblo, desde el que, me dijeron, se pueden observarse siete pueblos de la comarca, por lo que decidí iniciar la subida.

En el trayecto se encuentran dos cruces, una a media montaña y otra al final. Las cruces en los montes anejos a los pueblos es un signo de dominación cristiana y es muy habitual encontrarlas en los puntos más altos, desde los que se dominan las mejores vistas. Suelen estar asociadas al vía crucis, por lo que la subida a ellas comporta un acto religioso. Dada la experiencia de la subida, creo que, si el sufrimiento hace penitencia y libera de los pecados cometidos, yo quedé liberado de por vida…

En mi caso, lógicamente, no se da esa motivación, sino la búsqueda del placer de ver y disfrutar de la impresionante vista a que me he referido. La subida fue tremenda. Ya empezaba a picar el sol veraniego de Almería con toda su crudeza y, si bien me doté de gorro, gafas de sol y agua, además de calzado adecuado, prismáticos y cámara fotográfica, la empinada cuesta me mostró su más cruel cara, haciéndome subir lentamente, desplazando mis 90 kilos ayudado de un bastó que adquirí hace algunos años en Las Médulas (León), que es mi fiel amigo en estos menesteres. Mi salud, que no es para tirar cohetes, me limita la agilidad necesaria para hacer la subida desahogadamente, por lo que se daba, lógicamente, el ahogo, con dificultad respiratoria, que lentificaba la marcha y me advertía que cualquier exceso podría pasar la factura del dolorcito precordial correspondiente, aunque llevara mi Vernies (Cafinitrina) en disposición de aplicación sublingual.

Por tanto, subida lenta, con un cuerpo remolón que se negaba a responder adecuadamente, y dando vueltas al coco por haberme metido en semejante aventura y su posible factura.
Camino de cemento, barandillas de madera, paso lento pausado y acoplado al movimiento cuan comparsa del aliento. Jadeo, fatiga, sofoco, suspiro, resoplo… mientras en la mente, un pensamiento… ¿Por qué disfrutar de lo bello conlleva tanto impuesto y sufrimiento? Pendiente elevada de tanto por ciento, de 35 o 40 según voy midiendo. Y ahora comprendo porque se le dice “cuesta” a este invento, por que “cuesta” subir un suplicio en este momento. Me centro en mis miembros (inferiores, claro), los pies ya me duelen, los gemelos lloran - ¿por qué le llamarán gemelos y no mellizos? – las rodillas claman aguantando el peso, el cuádriceps dice que esto ya no es bueno, la espalda se queja de un maltrato obsceno, el sudor se escapa por todo mi cuerpo intentando huir ante tanto esfuerzo, y como venganza se mete en mis ojo y me va jodiendo, se nubla la vista, la boca se seca y con un trago de agua le busco remedio, y noto que la fuerzas escapa, que me voy rindiendo, el jadeo que llevo ya me va moliendo, la bomba amenaza y con taquicardia, a galope tendido, me clama que me pare o allí mismo para sin ningún remedio. Ante la amenaza decido parar y echando un buen trago me doy a la vista que vengo teniendo. Entonces comprendo que vale la pena hacer tanto esfuerzo. Siete pueblos blancos, siete núcleos de vida en medio un desierto. A mis pies Alhama, como presidiendo, con su torre mudéjar oteando el viento, vigilando que todo funcione, que la paz que irradia desde el mismo valle, desde el Andarax, se vaya extendiendo entre monte y cerro, entre los olivos y entre los almendros, entre los viñedos que dieron su fama en tiempo pretérito.

Inicio el camino, mi bastón ejerce como apoyadura (perdón por la fonética) y al fin llegué sudoroso y exhausto al mirador. Una cruz, arropada del sol por una cúpula, ocupa el centro. Al borde los bancos te invitan a tomar asiento. La vista es aun más impresionante. Montañas áridas y valles verdes y frondosos. Los prismáticos me acercaron a los pueblos y sus blancas casas, al valle cubierto de naranjos, parrales, olivos y otros frutales. Abajo Alhama, como ya os he dicho, al frente la Sierra Alhamilla protege Tabernas junto a su desierto. Volviendo a la izquierda, sobre el horizonte se aprecia el observatorio de Calar Alto, con su telescopio inmenso. Entre las montañas vamos divisando centrales eólicas, cuan ventiladores gigantes, que al mismo don Quijote le confundirían como si se tratara de molinos de viento. También apreciamos centrales solares emulando al girasol para no perderse ni un rayo de sol como su alimento. Mirando hacia abajo se observan los cauces de ríos y a su lado otros varios pueblos: Bentarique, Terque, Alhabia, Alsodux, Sta, Cruz y al fondo Sta. Fe de Mondujar junto a Los Millares con su yacimiento. Oteando el horizonte conseguí, al fin, ver “la puente”, que muestran como uno de los monumentos del lugar.

Pero cuando saco mi cámara fotográfica me percato de que la batería esta agotada, como yo, y al intentar cambiarla por la de repuesto, está también gastada. ¡Qué rabia! No pude tomar imágenes… Me quedo un rato más para intentar plasmar en mis retinas la panorámica y rodeo el mirador hasta no perderme ni una de las imágenes que me ofrece.

Inicio la peligrosa bajada. Los tobillos y rodillas, a cada paso, me recuerdan que la edad ya no perdona y que, si insisto en ligereza, se vengarán dando un traspié haciéndome rodar por la vereda. Un leve miedo me atenaza y muestra los límites que el cuerpo presenta en amenaza.

Después, cuando estaba abajo, caí en la cuenta de que en mi móvil llevaba una cámara de video y foto incorporada. Yo creo que, el consumo excesivo de glucosa, me dejó sin recursos para que mis neuronas pudieran nutrirse y funcionar adecuadamente, por lo que se les escapó el detalle del móvil. En fin que me quedé sin imágenes que dejaran constancia de la hazaña, que no pienso repetir.

Lo siento, no puedo ofreceros esas imágenes que me hubiera gustado colgar en el blog. Me conformaré con colgar un slide con las de la zona…

El esfuerzo me pasó factura y anduve unos días sin energía, con las pilas descargadas. Parece que no escarmiento y no conozco mis limitaciones. Me dediqué a otro tipo de ejercicio aparte de los baños. Excelente la morcilla que Elena tenía en su puesto del mercado y que Ildi y Erika nos servían en el bar El Molinero, dos chicas hermanas procedentes de Rumania de ascendencia húngara, con el encanto de la juventud, talle espigado y ojos azulados que le daban un toque de singular belleza (¡Ay!, quien fuera joven…), en excelente español se esmeraban en servirnos. Desde aquí les mando un saludo si tienen la oportunidad de poder leerme. La morcilla estaba hecha con cebolla y almendra y un ligero toque picante que le otorgaba un sabor especial.

Estupendas las tapas de Juan que te daba los precios en reales, pesetas, duros o euros. Una buena caña con su tapa nos costó 1000 reales la unidad (debéis hacer las cuentas y ver si es caro). Con 12000 reales nos tomamos dos rondas, o sea 12 cañas (éramos seis). Juan es sujeto amable y dicharachero, cargado de humor saludable que nos contó que había visitado Málaga… Yo le dije si había ido de viaje de novios y cachondamente me contestó: Que va, yo soy gey… soy gey porque tengo dinero y estudios, si no sería maricón. Creo que la señora de la cocina, que debía ser la suya, no compartía esa aseveración. Buen sujeto, sí señor, también la mando mi saludo.

No quiero ni debo olvidar a Felisa, la encargada del centro Guadalinfo donde me pude conectar a Internet para ver mis correos y navegar por la red. Difícil misión organizar, controlar y dirigir la chiquillería en el uso de estos artilugios informáticos.

Del Balnearia… ¿Qué decir? Once días relajado, muy apropiado para quien le guste los baños cálidos de aguas diversas, ferrosas, cúpricas, etc. y cuantos servicios de masaje y terapias propias se ofertaban…el riesgo es incrementar el peso. Teníamos una plaza al lado donde, por la noche, la gente paseaba para ayudar a la digestión (esfalagar, le dicen en mi pueblo) a la que bauticé, consecuentemente, como plaza de Esfalagar. El personal disparmente amable, buenas instalaciones y programa de animación. Espero que Mª Dolores haya cicatrizado bien de su herida en la mano y que puedan seguir ofertando sus servicios de calidad. Si queréis visitar su página web es: http://www.balneariosannicolas.es/

También hubo visita a Almería, copas y tapas en la Taberna Puga y visita a la catedral fortaleza mandada construir por Carlos I. Del calor no hablo…

35 comentarios:

Shanty dijo...

¡¡¡Bienvenido Antonio!!! Has tenido unas fabulosas vacaciones; tu relato precioso, nos condujiste por todos esos lugares con todas las imágenes que nos describes tan bien plasmadas. ¡Lástima la cámara fotográfica! ¡Otra vez será!
Me da gusto que estés de vuelta porque tus escritos se extrañan.
Un abrazo.

Circe La Hechicera dijo...

Antonio, Bienvenido nuevamente!!! Que delicia de relato en tus vacaciones, con complementos de historia, geografía, restauración y anatomía incluido. Nada mejor para el alma, el pensamiento y el cuerpo que darle un maravilloso regalo de placer, y además que lo hayas pasado tan divino. Me he reido un montón, con tu aventura, es que a veces para gozar hay que entregar un poco de sufrimiento. Así que nuevamente, las pilas recargadas (y no como tu cámara) para entregarnos tus fabulosos escritos. Cariños

Myr dijo...

¡Qué valiente que te atreviste a vivir esta experiencia!

Gracias por tu lindo relato que me llevo a visitar a través tuyo esos lugares y ¡Bienvenido!

Un abrazo

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUAN dijo...

Hola, Antonio el Afortunado. Preciosa crónica,amigo, con pareados y todo.
Me ha gustado mucho cómo nos has contado tus vacaciones, ya parece que conozco ese lugar. Las fotos son preciosas, sobre todo me han encantado las del burrito atado al árbol, la cama de forja, la tienda con cosas antiguas, la habitación con el palanganero y ese balcon de hierro forjado tan original. Las otras tambien me gustan,pero, ya sabes,el interior de las catedrales y las calles son similares en todas partes.
Mira, yo he estado en Almería, pero a parte de la capital donde pasé más tiempo en los bares del Zapillo o en el cine,y en una gran discoteca de Agua Dulce, he visitado una zona distinta a la que nos presentas: la de Carboneras y Agua Amarga. Claro que yo fui por causas laborales y no podía elegir. Estuve cinco meses y era la zona playera de levante lo que visitaba.
Bueno, pues con un poco de envidia te felicito por tu estancia en esos lugares.
Un abrazo.

María dijo...

Antonio, gracias a tí, por exponer tu punto de vista en mi blog, me gustó mucho lo que dijiste. Acabo de dejar tu blog enlazado en mi lista.

Un placer haber leído la experiencia de tus vacaciones, yo en cambio, por desgracia, no las he tenido, y no tengo la satisfacción de poder compartirlas con vosotros.

Gracias por haberla compartido tú con todos nosotros, la verdad es que al irlo leerlo, hemos viajado contigo, son lugares bonitos de España.

Un beso.

Antonio dijo...

Gracias, Shanty. La verdad es que después de ese esfuerzo quedé tocado y casi hundido por unos días. Me siento yo como "muy machote" para acometer estos retos, sin saber que ya no anda uno como cuando caminé desde Barcelona a Montserrat 60 kilómetros... eso sí tenía 18 años. La edad no perdona y nos pone límites a los que nuestra mente se resiste.
Un abrazo para ti y volvemos a la palestra

Antonio dijo...

Gracias, Circe, eres un encanto reforzador y motivador para seguir escribiendo. Como he dicho en otro comentario, he tenido mono de vosotros/as.
Cariños.

Antonio dijo...

Myr, no fui valiente, creo que fui temerario... A los 50 y pico largos no puede uno hacer florituras y acometer retos sin contar con la evaluación del propio cuerpo y su respuesta. Pero, entre nosotros, valió la pena.
Un abrazo

Antonio dijo...

Hola Juan, gracias por tu comentario. He intentado, dentro de mis limitaciones, plasmar lo que sentí en la subida y en las relaciones que fui generando con la gente del lugar.
Seguimos en la brecha y nos leemos.
Un abrazo

roxana dijo...

Hola1 Que linda entrada un poco de frescor turistico!!! Me ancantó! Tambien he pasado los 50 y uno ha acumulado tanto! pero tambien se aprende a elejir y dar o donar o regalar y a veces a guardar. La esencia está y eso vale. Nos llama la atención tanto cambio y tanto reciclaje, como si las cosas perdieran el valor y lo sentimental está y no es tan facil tirarlo! Por eso guardo lo que se que me hace bien al alma y a los sentidos y trato de no engancharme con comprar compulsivamente. por el solo hecho de tener o porque solo me gusta! porque uno asi junta y junta y luego no hay espacio para el disfrute. Un buen domingo ya te deseo! Un abrazo!

Antonio dijo...

Gracias, Maria, por tu comentario. Tu blog para mí es un referente para visitar.
Reconozco que he sido un poco egoísta montando el relato, pues he querido seduciros con él para que me acompañarais a la excursión y no hacerla solo. Os sentí cerca y ya iba pensando en que lo colgaría en el blog para contar con vuestra presencia imaginaria en la dichosa subida al mirador.
Un beso también para ti.

Shanty dijo...

Paso rápidamente a darte las gracias por "traducir" mi entrada. Ya la corregí, pero te agradezco el trabajo que te tomaste.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Querida Roxana, los 50 son la gran puerta a la madurez psicológica… y eso vale mucho. No tienes el brío y la fortaleza física de los más jóvenes, pero tu visión sosegada y reflexiva del mundo te da una perspectiva que te permite vivir la vida de forma más digestiva, más nutriente y serena.
Gracias, yo también te deseo un buen domingo.
Un abrazo

amigoplantas dijo...

La conozco solo de pasada, para mi el nombre deAlhama se identifica con Alhama de Aragón, a orillas del río Jalón, y sus balnearios tanto en elmismo Alhama como en sus alrederores (Jaraba,Paracuellos de Jiloca); y hablando de bellezas, cerquica cerquica tienes el Monasterio de Piedra.

Mira, es la ho...; claro que hay que ir entre semana cuando no haya casi nadie salvpo elpersonal de mantenimiento trabajando aquí o allá. Si puede ser en otoño (con el cambio de color en las frondosas).Y que haya llovido los días anteriores para que el río Piedra baje caudaloso, y las cascadas estén en todo su esplendor

Mmmmmmhhhhhh

Antonio dijo...

Gracias por la visita, amigoplantas. Conozco Alhama de Aragón. Pernocté allí hace unos años viniendo del Monasterio de Piedra.
En tiempos de la guerra civil se usó como hospital, sobre todo para los heridos en la Batalla del Ebro, mi propio padre fue tratado allí. Supongo que lo sabrás.
Existen, al menos que yo sepa, tres Alhamas más: Alhama de Granada, Alhama de Murcia y Alhama de Almería. En todas ellas hay balnearios. De hecho, la palabra alhama viene del árabe al-Hamma, que alude a el baño o agua termal, lo que justifica su nombre junto a sus aguas termales.
De las cuatro solo me faltaba conocer esta, que se llamó también Alhama la Seca, por haberse perdido las aguas con el terremoto de 1522, y Alhama de Salmerón por ser la cuna de Nicolás Salmerón Alonso (1838-1908), importante político y filósofo que presidió el poder ejecutivo en la Primera República Española durante mes y medio en 1973 y dimitió por negarse a firmar una pena de muerte… ¡Qué cosa más fascinante! ¿verdad? Tiene una interesante biografía que aconsejo conocer. Como curiosidad resalto que su busto fue retirado del pueblo por el gobierno de Franco, hasta que los propios falangistas del lugar pidieron que lo colocaran, pues él era historia de la I República y no de la Segunda.
Un saludo afectuoso y siempre serás bien recibido en esta casa virtual

Antonio dijo...

Shanty, gracias a ti. Me pareció muy interesante tu entrada, aunque un ejercicio fuera de mi alcance.

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Estimado Antonio un placer tenerte de vuelta, aunque para ti supongo desearías más vacaciones!!!!!
Primero agradecerte el brindar por los dos años, eres un caballero.
Luego te dire que me encanto acompañarte en el paseo, suelo tomar mi planisferio y saber de que hablamos.
Por acá balneario se le dice a los lugares cercanos a rios o a la costa sobre el Rio de la Plata y Océano Atlantico, a lo largo de ella hay un sinnúmero de balnearios.
Llamamos Termas a los lugares termales, que pintorescos ja ja!!!!!

Bueno pero es así, las termas en nuestro país estan al norte Termas del Dayman; del Arapey .
Las Termas de Almiron son sumamente salobres.
Me alegro de tus días placenteros y me he sonreido de tu ascenso pero parece que la vista valió la pena no???
Recibe mi saludo afectuoso.

Antonio dijo...

Hola Abu. Es cierto. Aquí, es España, balneario suele ser un lugar de baños termales donde se da hospedaje. El concepto de “Baños” se aplica a los lugares públicos con instalaciones de servicios donde la gente acude a bañarse, básicamente a la playa. Hablando el mismo idioma hemos de andar con cuidado en el asunto de la polisemia, pues una misma palabra significa cosas diferentes según el país… Aquí podríamos decir: ¿Me coges la idea? Que es lo mismo que ¿me has captado la idea? Pero creo que coger no es lo mismo aquí que por ahí. ¿Cierto? Yo tengo un cuñado que se casó con una argentina y cuando llegó a Buenos Aires le preguntó a un señor que por dónde podría coger un taxi, o lo que es lo mismo, dónde encontraría un taxi para tomarlo y desplazarse… El señor, muy socarronamente, le contestó: Bueno, como no sea por el tubo de escape… Vosotros les llamáis carro a los vehículos de tracción mecánica, mientras que nosotros les llamamos coche, y un carro, para nosotros, es un vehículo de tracción animal. En fin, lo importante es que nos entendamos y para ello, antes está la voluntad de entenderse que el propio idioma.
Un abrazo o cariños… y seguimos en contacto.

marian dijo...

Hola Antonio, ya empezaba a ser demasiado el tiempo sin tus articulos, pero como veo ha sido en virtud de tu descanso, qué bien se debe estar en un balneario!.

No creo que se te hiciera dificil el ascenso por los años (aunque la salud cuenta) pero tal vez con un adecuado entrenamiento, te hubiera resultado mas facil.Asi que la próxima vez no te la juegues!!!
Un saludo

escribes conmigo dijo...

Antonio:

que aventura pasaste en las vacaciones creo el resto de los días
fue mas tranquilo y relajante.
un gusto tenerte de regreso en en mundo de los blogs se te extrañaba.

hasta pronto mario

Sílice dijo...

Bueno yo también estuve fuera y echando de menos tus escritos, todos ellos tan interesantes. Pero ahora estaré aquí unos días y a ver si me pongo al corriente de todos ellos. Yo también tengo una novedad y es que vuelvo a la radio con el programa de José Luis Mateo: Hijos de la Luna, en su sección de Poesía lunática. Los miércoles de diez a once de la noche. No sé hasta mañana si empiezo este miércoles o el que viene. ¿Por qué no me mandas algún poema tuyo o de cualquier autor para que lo lea? A info@hijosdelaluna.com a la atención de Inma Arrabal o José Luis Mateo. Puedes clicar en el logo de Radio Unión Catalunya que tengo en mi blog y conectas directamente entrando en On Line. También puedes llamar a uno de los teléfonos de contacto mientras se está emitiendo el programa y leerlo tú directamente.
Espero que algún día lo hagas o al menos que me envíes poemas.

Un abrazo y hasta pronto,
Inma

Dragon de Azucar dijo...

Mi familia paterna es de almeria y yo quiero conocer la Alhama, te envidio, pero con envidia de la buena.

Saludos, un gusto que hayas regresado.

Myr dijo...

Hola Antonio, paso nuevamente a desearte un muy buen fin de semana y a leerme todos los comentarios y tus respuestas: tan interesante todo y una linda forma de comenzar la mañana del Sábado, visitando tu casa.

Es cierto, con los años nos volvemos más reflexivos.

Un abrAzo

Antonio dijo...

Gracias Marian. Es la falta de entrenamiento, la vagueza acumulada, la que hace que uno no tenga recursos para hacer las escaladas que hacía hace años. Deberé tomar conciencia de ello.
Besos y de nuevo en la palestra.

Antonio dijo...

Gracias, Mario. Vuelvo a estar en la palestra. Yo también os eché de menos a vosotros, a vuestros comentarios.
Un saludo

Antonio dijo...

Bienvenida, Inma. ¡Qué placer volver a tenerte por aquí! Yo me reincorporo tras haber pasado unos días en el pueblo intentando fabricar vino de las uvas de mi parra. ¡Qué historia…! No tengo ni idea de cómo se hace, ando buscando información y orientación, dotándome de recursos materiales apara hacerlo y, al final, puede que lo consiga.
Me alegro de tu vuelta a la radio. Tú sabes que no me considero un poeta y que mis poemas son de aficionado, pero si alguno crees que merece la pena, me quito el gorro ante tu conocimiento y lo valoro como tal. Si quieres puedes dar una vuelta por los diversos poemas que he colgado en el blog y, si hay alguno que valga la pena, lo incluyes en las lecturas. Yo puede coger aquellos que más me gustan a mí, pero el criterio puede que no sea muy objetivo. Considerando que el programa se llama Hijos de la Luna puede que el poema “La Tormenta” http://antoniopc.blogspot.com/2009/02/la-tormenta.html y el relato “Mi alianza con la luna” http://antoniopc.blogspot.com/2009/02/mi-alianza-con-la-luna.html sean interesantes.
Un abrazo y bienvenida, se te echaba de menos.

Antonio dijo...

Hola Dragón. El ser humano es universal y las fronteras son las vallas que el señor pone para controlar el redil, haciéndonos ovejas o borregos… Yo tengo una sangre tan mezclada entre griegos, cartagineses, romanos, godos, francos, árabes, judíos, etc que me fastidia que quieran encerrarme en una raza, clase o grupo sin ver esa universalidad.
Espero que alguna vez concozcas Almería.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias Myr. El valor de estas páginas lo refuerzan los comentarios que hacéis vosotros. Creo que voy aprendiendo de lo que leo en vuestros comentarios más que de cualquier otra lectura. Por eso quiero aprovechar para agradeceros a todos vuestras aportaciones.
Comparto contigo que con los años nos hacemos más reflexivos en tanto nuestro cerebro almacena más información para contrastar las ideas y experiencia que vamos teniendo… somos más ricos en conocimientos y los procesos cognitivos, aunque se vayan limitando por la edad, son más racionales y complejos al computar más información. Mi amiga Ana diría que somos más sabios.
Un abrazo

Ana Márquez dijo...

Te voy a tener que reñir, mira que meterte ese julepe en el cuerpo... Pa habernos matao, a pique q te hubiera dao un jamacuco por esos estropajosos andurriales. Y encima sin fotos :-( Valga la pena todo si te lo pasaste bien y valga aún más por el placer de leer tus aventuras y la risa que ma dao lo de la "apoyadura" :-D

Un besazo, Willy Fó

Antonio dijo...

Ana, reconozco mi culpa y mi limitación para llevar a término esa aventura, por lo que necesité esa apoyadura, o tercera pierna, para subir y llegar al final con éxito; sin ella no podría haber alcanzado el éxtasis que me produjo semejante observación. Estas cosas suelen ocurrir a los 50 y pico años.
Espero que tus vacaciones hayan sido de primera calidad. De vuelta a casa me dedicaré a pasear por los blog de mis amigos y amigas para tomar el pulso de lo último que habéis escrito.
Un beso y volvemos al contacto

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Antonio:

Muy interesante tu recorrido. Me encantaría visitar el sur de España. Es que como vivo en Bilbao, todo aquello me queda muy lejos. Una vez estuve en Málaga, pero es lo único que he visto. Qué pena que te quedaras sin baterias en la cámara. Ahora a descansar un poco de las vacaciones. Un abrazo:
Tadeo

Antonio dijo...

Gracias Tadeo, por tu vista y comentario. Yo, como siempre, disfruto de tus sonetos.
Soy un enamorado de la España diversa y practicamente la he recorrido de pe a pa y sigo haciéndolo. Si alguna vez bajas por aquí no dejes de avisar, si te apetece...
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Es cierto Antonio, respeto a tu primera palabra nosotros decimos tomar, en la forma que ustedes la emplena es tener acto sexual.

Si es cierto si habra que andarse con cuidado con los modismos en cada lugar. Y enseñar a no burlarse de ello desde niños.

Tengo un matrimonio amigo que fue becado cuando jóvenes, dos años a España, sus niños pequeños sufrieron mucho, justamente por estos modismos.

Recibe mi saludo y buena semana!!!!!

≈♦ Mi Sentir ♦≈ dijo...

Hola Antonio pase a saludarte deseando que tu y tu familia se encuentren bien, un abrazo y buenas noches