lunes, 22 de diciembre de 2008

Sueño de amor imposible

En estos días de Navidad y fiestas en general me he permitido colgar una serie de poesías que he ido pariendo a lo largo del año. Reconozco que he perdido la vergüenza de mostrar mis poesías, fraguadas desde mi torpeza y poca habilidad con la métrica y la rima, pero cargadas de los sentimientos y las fantasías que genera nuestra menta para compensarnos de las frustraciones de la vida. Este poema de amor, amparado en un sueño, forma parte de esas vivencias fantasiosas que todos y todas imaginamos, tan apartados de la realidad cotidiana, sin menoscabar la felicidad que se pueda vivir en la propia realidad.


Anoche soñé contigo
un sueño de fantasía
donde todo era locura
donde todo era alegría.

Paseabas en un carro
de fuego en la lejanía,
yo corría desesperado
galopando mi osadía,
buscando desalentado
fusionar nuestra energía.

Al fin me diste tu mano
que juntaste con la mía
y temblando de pasión
el corazón me latía
en un galope tendido
arrebatado a la vida.

Tus ojos dieron la llave
para entrar en la utopía,
y yo por el dulce camino
de tus labios me perdía,
y aquí se rompe la norma
y aquí se gana la vida,
y ya vas soltando lastre
encontrando una salida
para darle rienda suelta
a la libertad torcida.


Mis manos sobre tus manos,
tu boca sobre la mía
danzan locas de alegría.
Van pariendo una canción
van creando melodía
de encuentro y de rebeldía
para destrozar de un tajo
represiones de la vida.

Cabalgamos sobres nubes
en jaca de lozanía
al amparo de una brisa
que se muta en huracán,
donde todo se fusiona,
donde todo es realidad,
donde el deseo frustrado
va imponiendo su verdad.

¡Ay! que extrañas sensaciones.
¡Ay! mi juventud perdida.
¿Por qué no te encontré antes?
¿Por qué no danzamos juntos
un nuevo ritmo de vida?

Más los sueños, sueños son.
Su carga de fantasía
se arrincona en tu memoria
y te deja en soledad
como dueño de quimeras,
de ilusiones y espejismos
lejos de la realidad.

Y entonces solo te queda preguntarte:
Pero… ¿y si fuera verdad?


Antonio Porras (2008)

domingo, 21 de diciembre de 2008

Soneto a la Bonhomía

Este soneto de bienvenida a la bodeguilla "El Cosario" (La Bonhomía), con estrambote también, intenta definir el concepto de bonhomía y tomarlo como bandera de las conductas deseables entre los amigos.

Bodeguilla “El Cosario”
(La Bonhomía)

Bienvenido

Si dejas fuera entera tu maldad
estando limpio del horrendo vicio,
excluye, como es lógico, el fornicio,
pasa, busca y descubre tu bondad.

Encuentra, además de ello, la lealtad
donde siempre se pregona un beneficio
y lleva al ser humano a su buen juicio
que conduce sin duda a la amistad.

Comparte con tu gente la honradez
y evita en lo posible la porfía
que vuelca casi siempre en poca calma.

Valores de afabilidad y sencillez,
que sustenten carácter de alegría,
reserva para oficio de tu alma.

De esta forma te lleva a la vejez,
en paz contigo y pleno de armonía,
la dulce carroza de la bonhomía.

Bienvenida la gente de buena voluntad

Os presento un verso de pie quebrado donde, en plan colegueo, se invita y orienta a los amiguetes en algunas buenas costumbres del arte de compartir y disfrutar los viandas y manjares propios de una bodeguilla. Es ahí donde se ve la voluntad de compartir...
--------------------
Bodeguilla "El Cosario"
“La Bonhomía”

Si hablamos de voluntad
hablemos de qué has traído
para tomar.

Y así diremos: pasad,
y si ello es bien tenido
a disfrutar.

Puedes traer un jamón
o botella de buen vino
a la ocasión.

O de queso una ración
que tiene sabor divino
sin parangón.

No olvides el salchichón
o la tripa de morcilla
con su sabor.

También puede ser morcón
o una buena tortilla
con su olor.

Y del tomate picado,
qué me dice Don Manuel,
a no perder.

O un salmorejo bien dado
como el que nos trajo él
anteayer.

Y del vino no me hable,
no me recuerde ¡pardiez!
su buqué.

Que el temido condestable
tomaba hasta copas diez,
di por qué.

Un buen vino de Rioja,
o tal vez de la Ribera,
te da calma.

Y ahora el fino, que no enoja,
bebiéndote lo que fuera
llega al alma.

Manzanilla de San Lucas
o jerez en la botella
apreciado.

Puede hasta volverlas locas
y debe disfrutar ella
a tu lado.

Ya tienes pistas bastantes,
ahora puedes decidir
y orientarte.

Con lo que te he dicho antes
es que puedes presumir
de tu arte.

Y si vienes de vacío
y con las manos abiertas
pasa dentro.

Que todo lo que ahora es mío
encontrarás tras mis puertas,
yo te entro.

Solo te pido amistad
y tratarme como amigo
original.

Y que ejerzas tu bondad
con todos, hasta conmigo,
al final.

Felicitación de Navidad 2008

Esta es una forma de desear a mis amigos y lectores una feliz Navidad y un excelente y próspero año 2009. De todas formas, creo que sería necesario, al finalizar el 2008 y al albor del 2009, hacer algunas consideraciones de cómo ha sido esto y qué nos espera en el próximo, desde un punto de vista más crítico. De momento, os deseo con este soneto y su estrambote, resultado de mi poco oficio y pericia poético, lo mejor para cada uno de vosotros y vuestros seres queridos:


En lontananza se ve la Navidad
y con el soneto que ahora inicio,
tirando de mi poco oficio,
hoy quiero mostrarte mi amistad.

En este mundo lleno de maldad
la lucha resulta un gran suplicio
hasta encontrar el beneficio
que lleva aparejado la bondad.

Bondad y amistad confluyen en leal
y de aquí, querido amigo, a la justicia
solo queda llevarla a lo real.

Para ello debemos, con pericia,
integrándola en nuestro ideal,
ejercer la lucha contra la malicia.


Mi amistad te desea de corazón
que siempre te acompañe la razón
con la paz, la bondad y la justicia.