martes, 28 de septiembre de 2010

Es hora de aullar.


“Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlo, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos”. (Saramago)

Hoy es el día de la duda para muchos, de la afirmación para otros, de la expectación, miedo, decisión o indecisión; de valorar las razones que justifican o no esta huelga, de ver su trascendencia posible y la repercusión en el mundo laboral y social de nuestro entorno inmediato, en la política de nuestro país. Me parece justo que cada cual tome su propia decisión sin dejarse llevar por influencias externas que le condicionen, pero seguirán dándose esos intentos de la patronal y de los sindicatos para que el ciudadano tome la opción que ellos consideran más acertada para los intereses que defienden.

El amigo Juan Torres, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, antes de Málaga, expone un decálogo de razones que la justifican, como son las siguientes:

1.La huelga es un derecho de los trabajadores y trabajadoras y su ejercicio ha sido siempre muy eficaz.
2.Los trabajadores, y no solo los banqueros y las patronales, tienen derecho también a presionar para defender sus intereses.
3.Hay que decir “Basta ya” a la continuada pérdida de derechos laborales y sociales para no llegar a una situación insostenible.
4.Es inmoral y totalmente rechazable que una crisis que han provocado los bancos, las grandes fortunas y los especuladores se financie ahora con recortes de derechos laborales, de pensiones, de gasto social e incluso bajando los impuestos que pagan los más ricos, renunciando a la más mínima justicia fiscal, sin darle prioridad a la lucha contra el fraude y con la vergüenza que supone que los banqueros y las grandes fortunas españolas prácticamente no paguen impuestos.
5.Los gobiernos europeos, incluido el español que presidió la Unión Europea durante un semestre, se han dejado vencer por la presión de los bancos y la patronal y no han sido capaces de hacer nada para evitar las causas que dieron lugar a la crisis financiera.
6.Se está diciendo a la gente que se toman medidas que son para resolver la crisis cuando en realidad no tienen nada que ver con eso sino que van a agravar sus consecuencias.
7.No es verdad que para crear más empleo y evitar el trabajo temporal tan abusivo de nuestra economía sea necesario reducir, como se hace con la reforma laboral aprobada, los derechos de los trabajadores.
8.Tampoco es verdad que para hacer frente ahora a la deuda y a la situación económica creada por la crisis financiera sean necesarias políticas de austeridad, sino todo lo contrario.
9.Hay que apoyar esta huelga porque la convocan los sindicatos y porque apoyar a los sindicatos ahora, justo cuando la derecha, la patronal y los poderes financieros quieren aprovechar la ocasión para quitárselos de en medio, es más necesario que nunca.
10.Las medidas que está tomando el gobierno, y las que van a tomar en los próximos meses no solo amenazan a la economía sino también a los derechos sociales y personales y a la democracia.

Son diez razones que comparto, además de algunas otras que podrían ser expuestas, pues siempre hay matices complementarios. No obstante, y siendo un momento tan especial, me gustaría hacer algunas observaciones al respecto. Pues dado que la huelga en un jubilado es difícil de efectuar, la alternativa es la defensa de los principios que la sustenta. De eso se trata y a eso vengo. Por tanto me manifiesto a favor de la huelga, mas no querría obviar algunas preocupaciones. Me preocupa:

1.Que la huelga sea un fracaso y no cambie nada en la política social y laboral respecto a lo ya establecido.
2.Que la huelga sea un éxito y le dé alas a la oposición descalificando al gobierno hasta hacerse ellos con el apoyo social que les aupe al poder. La huelga no es solo contra el gobierno, sino contra el sistema que se ha impuesto al gobierno y nos lo ha secuestrado haciendo que traicione los principios por los que se le votó.
3.Que el gobierno no saque conclusiones y la presión no ejerza efecto en sus decisiones.
4.Que los sindicatos crean que con la huelga ya se cubrió el expediente, justificando su indolencia pasada y volviendo a ella.
5.Que el mundo sindical siga admitiendo a gente impresentable que se libera para beneficio propio.
6.Que la ideología de la lucha sindical haya pasado a la historia y solo prime la acomodación amarillista.
7.Que los sindicatos sigan en su miopía, sin entender que la patronal se ha internacionalizado y que solo la internacionalización de la lucha sindical le podrá hacer frente.
8.Que, en este marco, no se comprenda que estamos inmersos en una comunidad europea que dirige la orquesta y que hemos de presionar sobre ella desde todos los frentes del mundo laboral de la U. E.
9.Que los medios al servicio de los intereses empresariales sigan denostando a políticos y sindicalistas para descalificarlos como gestores y llevar a manos privadas todo lo que sea gestión de la economía nacional e internacional, en plan salvador de la economía patria.
10.Que no se percaten de la necesidad de una refundación en lo político y social para hacer frente a los nuevos tiempos, con rearme ético de sus conductas, basado en la honradez, la transparencia y la fuerza de la razón, para ganar la voluntad del pueblo.

Ya lo he comentado en otras ocasiones. El nuevo orden mundial está programado por sus valedores neoconservadores y liberales. La vida de los seres humanos no importa, lo que vale es el progreso. El progreso, para ellos, es el dinero y la riqueza, la democracia adulterada que conlleva y el sometimiento a sus normas y leyes de libre mercado.

No tengo mucha fe a corto plazo, algo a medio y, tal vez, a largo plazo, si trabajamos para educar y formar a la gente en la línea del desarrollo personal, podrán gozar nuestros hijos o nietos de un mañana mejor y más justo. De lo contrario veo dos sociedades bien diferenciadas, la integrada por los provechosos al sistema, que gozarán del bienestar mientras sean aprovechables y los que no tendrán opción por no aportar nada a las altas tecnología que dominarán en el mundo.

Miedo me da el futuro, aunque yo ya no estaré. O hacemos caso a la reflexión de Saramago o ya sabemos lo que nos espera merecidamente. Termino con otra cita suya:
“Existen dos superpotencias en el mundo; una es Estados Unidos; otra, eres tú”.

Salud-dos

36 comentarios:

ana dijo...

muy verdadera la frase del genial Saramago, una lección de rebeldía la de este hombre, vamos a seguir su estela y a rebelarnos por lo que no nos gusta.

un abrazo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

En esta huelga me pierdo, si es un éxito ¿Tenemos que seguir votando al PSOE? ¿La huelga es contra el gobierno actual o contra el posible ganador? ¿Son los sindicalistas los que la hacen o son los obreros? no se, no se, un dudoso saludo hoy....

Peter Pantoja Santiago dijo...

Saludos Antonio, intercambiaba hace unos dias a traves de facebook unas expresiones con Javier Valenzuela de El Pais y Los Desayunos de TVE sobre este dia de Huelga general y llegamos a una misma conclusion, son muchos los que quizas la respaldan pero dentro de si existe el temor a que puedan ser sancionados en sus empleos o perseguidos laboralmente.

Yo que recientemente participe de la que se realizo en Puerto Rico en contra de nuestro gobierno, se lo que representa ser un Funcionario que lo das todo por el todo y tienes que nadar contra corriente porque los gobernantes solo les importa su yo y su $$$.

Es una lastima pero es tambien una viva realidad que estamos viviendo muchas personas y se que como yo hay miles de personas en mi amada segunda Patria Espana viviendolo y sufriendolo.

Como le mecione a Valenzuela, solo espero, deseo y anhelo que Espana pueda salir adelante, pero eso si, que se respete la democracia y la libertad de expresion.

En una de mis entradas de hace unos dos meses aproximadamente hice mension sobre la huelga de mi patria y de la libertad de expresion que aun a el Alcalde del Ayuntamiento para el cual trabajo y siendo del mismo ideal politico le dura el amargo sabor de boca, pero si nosotros que estamos siendo perseguidos, hostigados laboralmente y oprinidos, no somos capaces de encararlos, nadie lo hara por nosotros, asi que en lo personal, quien desee colocarse en la brecha y protestar porque lo que cree es justo y equitativo, tiene y tendra siempre mi mayor respaldo.

Asi que un fuerte abrazo Espana y no es cuestion de ideales politicos, es cuestion de principios y lealtad a esos principios y convicciones, porque todos somos responsables de cuidar lo que somos como personas y como nos desempenemos en nuestra humanidad y trabajos.

AROBOS dijo...

Hoy es el día de los números, de los datos, de la tergiversación, de la veracidad. Lo importante es que la democracia triunfe y que la libertad se consolide. Saludos y me alegro de tu recuperación.

Antonio dijo...

Hola, Ana. Las dos frases de Saramago son complementarias, por eso las escogí. La primera te avisa, la segunda (la del final) te orienta hacia donde radica el poder y como combatirlo desde ti mismo.
Un abrazo

Antonio dijo...

Mamé, yo pienso que en esta huelga nos perdemos muchos, pero es que no se ha sabido enfocar adecuadamente e informar contra quien se hace. Es cierto que el gobierno de Zapatero es el receptor de la crítica, pero lo es por plegarse a las políticas neoliberales que han producido la crisis, por hacer el trabajo de la derecha desde la izquierda. No podemos dejarnos caer en la trampa de confundir esa oposición al gobierno con un apoyo a la oposición política del PP, sino que la alternativa está en ir contra ese tipo de política venga de donde venga. El PP, como defensor de esas políticas neoliberales, debe salir también malparado, rechazado claramente por el movimiento sindical. Esta huelga no es contra el socialismo, sino contra las políticas de los gestores socialistas que se han acercado a las del PP y sus mentores.
La duda es buena, pero mientras se sacan conclusiones. Ahora dudamos esperemos que pronto lo tengamos claro.
Un saludo

Antonio dijo...

Amigo Peter. Ya sabes como pienso con respecto a esta situación, su génesis y su mala gestión. Como digo en mi escrito, el capital se ha organizado y controla la economía del mundo, se ha internacionalizado, los sindicatos andan a la gresca en su mundo localista y sus prebendas entregistas, nosotros atrapados por las necesidades básicas de sustento y la ideología de llevar esta sociedad a un sistema de justicia distributiva.
La huelga no es un fin, sino un medio para despertar conciencias, para aprovechar el momento y dejar claras las cosas, para implicar a la gente en un objetivo alternativo que sea más solidario y socialmente justo. Ahora falta transparencia informativa, veracidad del discurso y orientación adecuada de las ideas y proyectos alternativos. Mi duda está en si sabrán, querrán o podrán hacer eso los sindicatos actuales sin redefinir muchas cosas, sin refundarse podríamos decir.
Un abrazo

Antonio dijo...

Gracias, Arabos. También creo que es día de eso, pero sobre todo de reflexionar sobre la situación y de saber dar una respuesta más continuada, que no se vuelvan a anclar los sindicatos en su mundo de relax y conformismo, de pasteleo y chalaneo partidista o su ensimismamiento. La verdadera alternativa de lucha está, bajo mi punto de vista, en la internacionalización de ella, al menos a nivel de la U. E. Esa es la asignatura pendiente de los sindicatos.
Saludos

emejota dijo...

Ando con problemas en la linea, anoche quise comentar y no me fue posible. Ahora que puedo voy "volada", bueno pues eso que no creo en las estructuras actuales y hay una cosita que me escuece: ¿Hay libertad,¿no? ¿Eso nos quieren hacer creer,¿no? Entonces me pregunto por la necesidad de los piquetes, y agresivos algunas veces.
No se, no se, la naturaleza humana no me concuerda con sus palabras, pero sus hechos la descubren. Un fuerte abrazo.
Ah y me encantó esa imagen, quizás en algún momento te la "pida".

JUAN dijo...

Difícil elección, Antonio. Por un lado es cierto que los partidos políticos de izquierda siempre han perdido su ideología cuando alcanzaron el poder y aplicaron políticas sociales que ni la derecha se hubiera atrevido a aplicar. Saramago, que ya había adivinado lo que sucedería en esta democracia, ya nos sugiere en su libro “Ensayo sobre la lucidez” votar en blanco en las elecciones, augurando con ello una fuerte convulsión en el sistema político. Y cuando sucede que da igual que gobiernen unos que otros porque ambos aplican la misma política capitalista y antisocial debemos rebelarnos, porque si no lo hacemos, si no protestamos, avalaremos con nuestra desidia futuros recortes, dando por sentado que la sociedad acepta y comprende esas medidas impopulares.
Pero para ello se necesitan líderes que organicen y encaucen la protesta social. Y hoy no los hay.
La primera vez que se convocó una huelga general en democracia fue bajo el mandato de Felipe González, por su política derechota. Pero en aquella ocasión los sindicatos eran honrados, tenían casi cuatro millones de afiliados en su conjunto y no dependían de la nómina del estado sino de las cuotas de sus afiliados. Interesaba por tanto tenerlos contentos para mantener la afiliación. Tenían credibilidad y prestigio.
Pero a raíz de aquella huelga, se vendieron por las subvenciones y la recuperación de los antiguos locales sindicales expropiados a la UGT y a la CNT al inicio de la guerra (CC.OO se fundó en los años 60 y no se les había expropiado ninguna sede durante la guerra. La entrega gratis de unos locales que no les pertenecía supuso un gran obsequio de parte del Gobierno que había que agradecer), y los sindicatos dejaron de ser reivindicativos para vivir un periodo aburguesado y domesticado que dura ya 20 años, que los ha alejado de sus bases, la clase trabajadora.
Mucho me temo que la llamada a la huelga de los sindicatos se deba más al temor de perder sus privilegios y subvenciones que a la preocupación por los recortes y problemas que sufre la sociedad, los cuales nunca les ha preocupado.
No abrieron la boca cuando el Gobierno salvó de la bancarrota a muchos bancos abonándoles sus deudas en viviendas y permitiendo que éstas siguieran siendo de su propiedad en vez de entregar el dinero a los hipotecados para que pudieran pagar y no perder sus bienes. Millones de personas están siendo desahuciadas de sus viviendas cuando en realidad la inversión que hicieron los bancos en ellas les fue devuelta por los contribuyentes.
Vistas así las cosas, yo, modesto jubilado, no puedo hacer otra cosa que esperar acontecimientos rogando que la cosa no vaya a peor, como decía aquel inválido que perdió el control de su silla de ruedas en una cuesta abajo:” Virgencita, que me quede como estaba”
Un abrazo

Antonio dijo...

Emejota, tal vez por eso mismo que tú dices, hablo yo de refundación en lo político y lo sindical.
Besos

Antonio dijo...

Después de tu amplia disertación y los riesgos de la acomodación sindical, es normal que tenga esas pegas o preocupaciones de las que hablo. Me preocupa que los sindicalistas de tres al cuarto se den por satisfechos con su trabajo tras un éxito en la huelga, volviendo a la desidia, sin darse cuenta de que esto no ha hecho más que empezar y de la necesidad de coordinarse con las otra fuerzas sociales afines de toda la U. E. para conseguir mejoras y más justicia social, en defensa del estado del bienestar y de la justicia distributiva.
Un abrazo

almalaire dijo...

Aquí está todo abierto y todo funcionando, casi como un día cualquiera.Las tiendas que no abrieron por la mañana han abierto por la tarde. Sospecho que si la huelga se hubiera convocado para hace tres meses, por ejemplo, la habría secundado mucha más gente y que si resulta un fracaso (con todas las aplastantes razones que hay a su favor para que sea un éxito) los sindicatos deberían plantearse que clase de opinión tienen de ellos los trabajadores que prefieren ir a trabajar aún estando convencidos de que la huelga es justa y necesaria que respaldar una iniciativa sindical.

Un abrazo, Antonio

Eastriver dijo...

Sí, es totalmente cierto. Los motivos son esos, justo esos. Tus temores son también los míos. Y sin embargo, ahora que ya ha pasado casi, es el momento de decir también que hay mucha gente cansada con la actitud de algunos sindicatos, que se sienten instrumentalizados y que esa queja honesta les ha hecho ir a trabajar, no porque sean inconscientes, no porque estén de acuerdo con lo que ocurre, sino porque se sienten mal representados. Un abrazo.

MarianGardi dijo...

Antonio, poco entiendo de politica, además de que me aburre, los politicos deberian de gobernar 4 años y dejar el puesto a otros.

La huelga me parece bien, tendríamos que hacer una cada mes sin arruinar al Pais, menudo pastón nos cuestan las huelgas.
Esperemos sacar algo bueno.
Un abrazo

Antonio dijo...

Eso es lo malo, almalaire, que los sindicatos no han hecho bien su trabajo y ahora, el miedo es a que se siente reafirmados por el éxito de una huelga, sin ir más lejos, acabando envueltos nuevamente en su capa acomodaticia. Un día de trabajo duro, de piquetes informativos y coacciones para que esto salga bien, no justifica una dedicación al sindicato. El trabajo diario del representante sindical es lo que permite que este se dignifique.
Un abrazo

Antonio dijo...

Ramón, la representatividad sindical en estos momentos no es mucha. Las elecciones sindicales lo suelen dejar claro, la afiliación sindical es tremendamente baja, el prestigio del sindicalista está muy deteriorado, al igual que el de los políticos… Eso es lo que le interesa a la patronal y al capital. Si deterioran la imagen de los representantes de los ciudadanos y de los trabajadores, tendrán más opciones de buscar alternativas en la gestión pública desde sus acólitos y hacerse con el control de las empresas de bienes y servicios. Hace falta un rearme ideológico y una estructura de comunicación que sepa hacer llegar las ideas y los principios al pueblo para que calen y sean asumidos por este.
Un abrazo

Antonio dijo...

Marian, yo creo que el que no entendamos de política es la pretensión de los políticos egoístas y servilistas al sistema, de los que se apoyan y comen del pesebre sirviendo a. los intereses de los colectivos más poderosos.
La huelga es un grito masivo contra algo que uno cree que no va bien por ahí, una llamada de atención, que muchas veces no encuentra respuesta.
Un abrazo

ISABEL MIRALLES dijo...

“Existen dos superpotencias en el mundo; una es Estados Unidos; otra, eres tú”

Pronto habrá otra superpotencia: China, y esa da más miedo, pero millones de tú, yo, nosotros... serán incuestionables!

Besos.

Antonio dijo...

Curiosamente, amiga Isabel, la única superpotencia que uno puede controlar relativamente y desarrollar es ese tú, ese yo, ese nosotros. Creo que el futuro de un mundo libre pasa por la emergencia de esa superpotencia sobre las demás. La llamada superpotencia humanista por encima de la economista, la supremacia del SER sobre el TENER.

Besos

lunallena.blogactivo.net dijo...

Somos muchos, somos mas, unidos podemos ganar. Que nos dejen intentarlo es una Utopía.
El futuro me da miedo, creo que solo acontecimientos extraordinarios,
que afecten repentinamente al sistema, podrian originar un cambio y tras él posiblemente se instalaria una dictadura, con un control total del gobierno sobre el ciudadano.


Siento ser tan pesimista.

Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

He estado a favor de esta huelga general y los motivos en pro de la misma que expones los comparto. Aunque he de reconocer que no me gustó que se convocara con tres meses de antelación, como si fuera la invitación a una boda. Por favor... La indignación contra la política de un Gobierno que se ceba con los más desfavorecidos (y dicen ser de izquierdas) no se puede retener tanto tiempo.
Tus temores también los comparto. Es más, hoy me pregunto con algo de estoicismo: ¿Para qué ha servido? ¿Ha sido pactada entre Gobierno y Sindicatos? ¿Por qué nos ha costado tantos millones de euros con lo pobretones que estamos?
Ay, Antonio, qué situación ésta que a todos quita la ilusión, qué tiempos.
Un gran abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

Antonio hijo, no sabia que has estado malito...he estado muy ocupada con los reportajes de los mineros encerrados y hacia dias que no pasaba por aquí. Espero que estes mejor, te lo deseo de corazón.

Respecto a la entrada, pues yo te votaria como presidente...me gustan las ideas que propones. Lástima de buen politico!!

Antonio dijo...

Sí, somos muchos, lunallena, pero no estamos unidos. Los medios de comunicación al servicio del señor capital nos manipula y nos divide, nos atonta y nos alienan… Divide y vencerás. Ellos se agrupan nosotros nos dispersamos.
A mí también me da miedo el futuro, no por mí que ya ando en los 59 y formado, sino por mis hijos y mis nietos que están sometidos a ese sistema de manipulación para hacerlos mediocres. Espero que la semilla nuestra resista ese envite.
Un abrazo

Antonio dijo...

Isabel, cierto, ¡Qué situación esta, desilusionante! Mis comentarios, en estos días, tanto en mi blog como en los blogs amigos, están reivindicando un rearme ético, moral e ideológico que ilusione a la gente y que priorice el desarrollo humanista sobre el materialista. El problema es quien lo liderará y cómo no nos llevará a lo de siempre, a la desidia de un pueblo que no se implica y que solo se dedica a ver TV5, o similares, con programas basura que deforman la esencia del ser humano.
Un afectuoso abrazo.

Antonio dijo...

Gracias, Maripaz, por las dos cosas, por preocuparte por mi salud y por darme ese voto virtual, pero va a ser que no, pues yo, nosotros, con nuestros planteamientos no cabemos en el sistema. Nuestro objetivo, tal vez, sea sembrar para que la cosecha se recoja en los campos de cultivo de la juventud que tiene o tendrá el poder mañana…
Pesimista soy, vive Dios! O puede que realista…

Camino a Gaia dijo...

Como siempre, excelente en tu exposición. Es hora de aullar, de hacer algo, de resistir. Pero también de reflexionar para encontrar nuevas soluciones para este mundo convulso.
He encontrado en la imagen del funcionamiento del capitalismo una forma de esquematizar las relaciones de parasitismo entre seres humanos. Los que nos engañan, pronto mostraran a las víctimas como parásitos y depredadores. Es bueno no perder nunca la perspectiva.

Olga i Carles dijo...

Muy buena reflexión de Saramago... hay que manifestarse, pero con inteligéncia i sabiduría.
Es nuestro deber aullar contra la injutíca y esta al lado de los más pobres.
Vienen elecciones, algo tendrán que cambiar, de lo contrario el gobierno y los partídos está pérdidos.




Gracias.

Abuela Ciber dijo...

Tal vez algun día el hombre acepte sus culpas.

Pase a saludarte deseandote una buena semana!!!!

Cariños
.
.
Frase de la semana...........
"Da cariño hasta aquellos que nada esperan de ti."

m.eugènia creus-piqué dijo...

Sigo pensando que había que hacer una huelga aunque no haya servido para nada.Besos.

Belkis dijo...

Es preocupante, es cierto que es hora de aullar, pero serán suficiente los aullidos para amansar a las fireas que merodean el bosque? o hace falta más que aullar?
No sé Antonio, no creo que se haya logrado mucho con esta huelga en concreto. Veo todo mal programado, enfocado y dirigido.
Hace falta un cambio más radical en toda la estructura.
Te dejo un abrazo cariñoso y gracias por tus tan interesantes aportes al mundo bloggero.

Antonio dijo...

Razón tienes, amigo Camino. Mostrarán a los parasitados como parásitos y depredadores. Tienen los medios para ello, para manipular y mentir hasta hacer pasar por verdad la propia mentira.
Son astutos y, ante la inteligencia, solo cabe plantar la inteligencia. Reflexionar es hacer uso de esa inteligencia para reconducir el combate.
Un saludo

Antonio dijo...

No estoy muy convencido de que las elecciones vayan a cambiar mucho las cosas, amigos Olga i Carles, pero sí de que los sujetos con criterio plantarán cara al despropósitos e iniciarán un proceso de reflexión que, a largo plaza, puede dar su fruto.
Un saludo afectuoso

Antonio dijo...

Abu, tal vez llegue ese día. Mientras tanto ya hay muchos que aceptan sus culpas, pero no son los verdaderos culpables de cómo está el mundo… Son la gente buena que hace un ejercicio de responsabilidad y valora el nivel de culpa que tiene en el devenir de la vida. Los otros siguen en sus espléndidas casas y pasando de culpas…
Cariños para ti también y que la primavera sea linda y disfrutes de ella.

Antonio dijo...

Sí, Carmen, había que hacer la huelga, incluso antes. Espero que sirva de revulsivo para ver las cosas de otra forma y actuar desde la reponsabilidad de gobierno y sindical, aunque puede que estas tablas se queden en eso, solo tablas y conformismo final.
Besos

Antonio dijo...

Hay que ir más allá, Belkis. La crisis es estructural, del sistema y su fondo, de sus mecanismos y formas de relación, de sus valores y principios elementales… Hay que ir más lejos, sí.
Un abrazo