lunes, 19 de agosto de 2013

Al universal Federico García Lorca


Este poema, que compuse en homenaje a Federico en el 75 aniversario de su muerte, vengo a revitalizarlo y compartirlo con todos vosotros en recuerdo de aquel trágico suceso, cometido por asesinos desalmados al servicio de un régimen dictatorial que implantó la política de matar las ideas que divergieran de las propias. Necios ellos, no sabían que las ideas no se matan, en todo caso se reprimen... si bien luego surgen con mayor fuerza.

-------------------------------------------------------

Hace 77 años se produjo uno de los hechos más luctuosos que acarrearon la contienda civil en España. Las pistolas, en un intento de matar a la palabra, a las ideas y al sentido común, asesinaron a Federico García Lorca. Fue un crimen de lesa humanidad, pues el poeta había dejado de ser un sujeto particular para convertirse en patrimonio de todos los que amamos la poesía.

Era grande y la muerte no pudo con él. Su sangre fortaleció la semilla de una tierra yerma para trascender a las generaciones venideras con más fuerza, si cabe. Hoy, después de 77 años, sus ideas y personalidad están vigentes a pesar de los trogloditas que intentaron neutralizarlas, de las rencillas personales de sus asesinos, de quienes no soportaron sus convicciones republicanas, su homosexualidad y su poesía clara, precisa y preciosa; la poesía que canta al pueblo y manifiesta su marginalidad con singular sensibilidad. 

Mi poema, saltando por entre los personajes de su obra, intenta darles vida para hacerlos partícipes de la muerte de su creador. Preciosa es la encargada de dar la alarma y movilizar a los demás personajes para el duelo en la casa de Bernarda...



A Federico García Lorca
en el aniversario de su muerte.
------------------
Entre los olivos verdes
marcha la verde guadaña
con cabezas de charol
y la hiel en las entrañas.

Humillado Federico
por sufrir tanta patraña
con su paso ensimismado
va hacia la muerte anunciada.

Gritos, blasfemias y golpes
y un disparo que le mata,
sus infames asesinos
muestran su mísera alma…

Entre los olivos verdes
corre Preciosa espantada
mesándose lo cabellos
gritando desesperada.

Llama a Antoñito el Camborio,
busca por todas las plazas
a Ignacio Sánchez Mejías
y ve a Soledad Montoya
con la faz desencajada
semblando un cuadro de Goya.

Hasta Paquiro y su hermano
dejaron de discutir,
en este mundo gitano,
que es día de luto y sufrir.

Y Preciosa con sus gritos
va llamando en la alborada
para plañir en el duelo
en la casa de Bernarda.

Lloran estrellas fugaces
en lluvia desesperada,
la luna de los gitanos
va gimiendo la desgracia
asomándose al barranco
dejando enlutada el alba.

Ay luna de pergamino,
luna de frígida plata,
escóndete entre las nubes
escóndete entre la jara,
no le des luz a los campos
en esta noche tan trágica.

Tragedia,
Bodas de sangre
en la tierra derramada
que ha dejado de ser Yerma
para preñarse en su savia,
para acoger la semilla
que dé su fruto mañana.

Mientras,
Mariana Pineda,
banderas de libertad
sigue bordando en su casa
sin enterarse siquiera
de tanta y tanta desgracia.

La muerte se fue contenta
y a Federico llevaba,
se lo arrebató a la vida
la fuerza de su guadaña.

Desde entonces en el cielo
la alegría es desbordada,
la pena y el sufrimiento
en la tierra se quedaba.

Y entre los olivos verdes
corre Preciosa espantada
mesándose los cabellos
gritando desesperada,
a casa de los ingleses
para ver sí ellos le salvan…




martes, 6 de agosto de 2013

Réquiem


Espantosa imagen de Hiroshima
Hoy se cumplen 68 años de la masacre de Hiroshima. Ante estos hechos y todos los que se desprenden de las guerras y la vileza del ser humano, acabamos con un sinfín de preguntas incontestables. ¿Hasta dónde es capaz el ser humano de llegar en su violencia? ¿Cómo puede buscar argumentos que justifiquen estos actos y encima queden como héroes los asesinos que los perpetran? ¿Dónde y quien dirige la conciencia del hombre? ¿Con qué cara se invoca a Dios ante la guerra? ¿Cómo es posible que pueda vivir en paz consigo mismo quien ha tomado parte en estas vilezas, bien dando la orden o bien ejecutándola?

No, no es posible creer en la bondad del ser humano cuando se observa su recurso a la guerra para dirimir conflicto o desencuentros. La guerra, que siempre fue producto del ejercicio del poder y la rapiña de un grupo sobre otro, responde a la codicia de estos grupos. Desde los tiempos más pretéritos la confrontación fue por los bienes y el poder, por el dominio de la zona y sus recursos,  por la imposición y explotación de unos sobre otros, por la obtención de un botín y el sometimiento del vencido. La paranoia, la desconfianza, la locura de un líder trasladada al colectivo fue el motor… Los actos heroicos de la historia están cargados de ejemplos. Los grandes y despiadados guerreros fueron héroes, ejemplos de patriotismo según el resultado de la contienda, pues la historia la escribe el vencedor. Su instinto asesino se entendió como salvador, su conducta criminal como ejemplar.

Desde ese poder se ejerce el dominio sobre el pueblo y se le fuerza a actuar y hacer de carne de cañón en el conflicto, mientras sus verdaderos responsables y beneficiarios se esconden tras la estructura dominante. Hoy, hace 68 años, fue masacrado un pueblo, la ciudad de Hiroshima, después vendría Nagasaki. No sé si le tembló el pulso al asesino de niños, mujeres, ancianos y gente indefensa, pero lo que quedó claro es que la masacre indiscriminada pretendía la rendición de un señor que no fue atacado… ¿Por qué no lanzaron la bomba sobre el palacio del emperador? ¿Por qué eligieron a un mundo de inocentes ciudadanos? Ese es el juego… El poder respeta al poder y busca su rendición pero no su exterminio, sino su sometimiento. El emperador siguió siendo emperador en Japón y los muertos de Hiroshima y Nagasaki siguieron siendo muertos e incrementándose… Como curiosidad diré que el nombre del avión que soltó la bomba en Hiroshima, era el de la madre del piloto, el coronel Paul Tibbets (Enola Gay) ¡¡¡Qué bonito ponerle el nombre de la madre al bombardero que segará tantas vidas!!! Mientras el Enola Gay se alejaba a toda velocidad de la ciudad, el Capitán Robert Lewis, copiloto del bombardero, comentó: «Dios mío ¿Qué hemos hecho?».[ El presidente de los EE. UU. era Harry Truman, a él le correspondió dar la honrosa orden del bombardeo y amenazar con más si no se aceptaban los términos de la Declaración de Potsdam.

Mientras tanto, el juego del miedo sigue amenazando al mundo. Los arsenales nucleares desafían la paz, aunque digan que la mantiene a través de ese miedo, de ese escarmiento visto en Hiroshima y Nagasaki. El trauma social persiste. Pero, en el fondo, no tenemos ninguna garantía de que un día cualquier loco que llegue al poder, cosa bastante factible como se  está viendo, pueda apretar el botón porque piense que es necesario y patriótico ese acto en defensa de los intereses de su grupo, olvidando que el gran grupo es la humanidad y debe ser el elemento prioritario en toda decisión. El hombre es universal mientras que los grupos de poder se han fraguado desde el dominio y la imposición por la fuerza…


Hoy, en este aniversario, canto un réquiem por esas víctimas y condeno sin paliativos a quienes tomaron la decisión y la ejecutaron, produciendo tanto dolor, tanta muerte y desespero, tanto sufrimiento y destrucción mostrándonos hasta donde es capaz de llevar la vileza humana…


domingo, 4 de agosto de 2013

No salimos de la crisis, sino que nos instauramos en ella.



En otros tiempos se hablaba de brotes verdes, pero es el mismo discurso. Los políticos del gobierno hablan de indicios de salida de la crisis, de datos esperanzadores, de que se anda viendo el final de la crisis, etc. Nada más lejos de la realidad… En todo caso nos están instaurando en la crisis perenne. Me explico:

Salir de la crisis sería volver a donde estábamos, a tener pleno trabajo, salarios dignos, derechos de los trabajadores, contratos fijos, pagas decentes, una Estado del Bienestar que garantizara los derechos constitucionales de salud, educación, vivienda digna, ayuda al discapacitado y al dependiente, etc. Pero eso no va al volver. Olvidémonos de aquellos sueldos, de aquella situación, tal vez alocada, que nos prometía futuro, que nos llevaba a endeudarnos pensando que el boom iba a durar toda la vida, a aquel paraíso que produjo una burbuja y que nos estalló entre las manos. La pincharon la banca, el mundo financiero, el capital que jugó con el mercado del dinero. Yo sospecho que intencionadamente, con los pasos medidos y sabedores de que al final la banca siempre gana, no solo en los casinos, sino en todo el juego donde se mueve el dinero.

Lo cierto, bajo mi punto de vista, es que para el mundo neoliberal y su dinero no existen fronteras, las acaban de desmontar ellos, pero solo las fronteras económicas. Tampoco ideología alternativa que les ponga en peligro. El mundo comunista y su fantasma cerniéndose sobre occidente han sido desbaratados y en su lugar priman los poderes mafiosos amparados en sus antiguos dirigentes y serviles lacayos. Han desmontado el Estado para ir entregando a grupos de poder económico el entramado empresarial que era comunitario. ¿Les suena eso también aquí? Es un programa de privatización donde el patrimonio del Estado se ha entregado al mundo privado no sin muchas zonas oscuras, donde muchos políticos de turno han sido integrados después para seguir disfrutando, incluso más que antes, de los beneficios de esas empresas públicas privatizadas. Es el pago a su servicio…

Antes había una internacional socialista, comunista, etc… que contrabalanceaba al mundo capitalista, un fantasma amenazante que les hacía ceder ante la presión del mundo laboral para evitar revoluciones que atentaran contra la existencia del sistema de mercado libre. Una vez destruida esa amenaza, solo se toleraron residuos puntuales a los que se les descalificó y ridiculizó. La ideología de izquierda, defensora de la masa trabajadora, se ha hecho el haraquiri y acabó sucumbiendo al canto de sirena de un sistema democrático teórico que ha resultado ser una falacia, una quimera, al servicio del gran capital y de los intereses de las multinacionales y el mundo financiero. Los derechos y la solidaridad humana han hecho mutis por el foro y han pasado a segundo orden. Se defiende antes a los intereses de la banca que al ciudadano que no tiene donde vivir si se le desahucia de la casa que compró, amparado en ese canto de sirena que la propia banca alentó.

El único país comunista al que se le habrá de temer es a China, que ya ha dejado de ser comunista para convertirse en una especie de dictadura de las clases dominantes aliadas con el sistema occidental. Ya son, desde un punto de vista productivo, uno más de los nuestros, pero, como alumno aventajado, se ampara en el poder de Estado sobre sus ciudadanos para gestionar su desarrollo en beneficio de los grupos de poder, del partido, creando un selecto club de capitalistas ostentosos de su riqueza. Los bajos sueldos, la localización de empresas occidentales, sus precios supercompetitivos y un sistema de explotación sólido le auguran un futuro arrollador. Otros países en vías de desarrollo le andan a la zaga. Explotación de la infancia, terribles condiciones de trabajo, ausencia de derechos laborales, escenarios infrahumanos del trabajador, sueldos miserables y un largo etc. andan definiendo el futuro del currante. Mientras tanto, esos productos se venden aquí a precios muy ventajosos con un amplio margen de beneficio, ya que su coste es bajo y el precio de venta elevado comparativamente. Es la única forma de entender la evolución económica de algunas empresas, por ejemplo del sector textil, en las que sus dueños han pasado de casi nada a supermillonarios cotizados en los ranking mundiales de hombres más ricos.

Pues volviendo al tema, ese es el modelo que persiguen los inversores para crear empleo. Que el trabajador cobre poco, que sea competitivo con ese mundo de explotación y que los derechos laborales beneficien al empleador como elemento principal del sistema productivo. No, ya no es el ser humano lo importante en el sistema productivo, si alguna vez lo fue, sino el dinero y el beneficio. El Estado, que debería velar por los ciudadanos, se ha plegado al grupo económico y solo le cabe al político, mientras continúe este sistema de elección “democrática”, engañar a la ciudadanía, proponerles un programa de gobierno para conseguir su voto y luego hacer otro justificándose en los argumentos más sibilinos... ¿les suena? ¿Esto nos es un fraude electoral? Se han cambiado las reglas del juego y el político ha dejado de ser un ideólogo responsable y comprometido con el pueblo para ser servidor del jefe que le sostiene con sus dineros, cuando no les compra. El “patriota” tienes sus dineros en Suiza, el ciudadano no tiene nada y lo poco que tiene lo deja en los bancos de los “patriotas” para que sigan especulando.

Por tanto, señores, no vamos a salir de la crisis nunca, en todo caso nos vamos a instaurar en ella definitivamente. Ahora, lo que nos quieren decir cuando hablan de ello, es que ya no nos van a castigar más y que hemos llegado al punto donde querían llevarnos. El trabajo precario se institucionaliza, la sumisión del trabajador se garantiza, los sueldos se congelan o se bajan algo más, las pensiones, que deben ser un derecho legitimado por una cotización que ya se les entregó, van a la baja… La educación y la sanidad, que son empresas golosas que mueven mucho dinero, se las deberá pagar usted de su bolsillo a medio o largo plazo.

El futuro es la crisis si no somos capaces de reivindicar y desarrollar una alternativa humanista a esta situación. Otro mundo es posible, hay alternativas, pero quienes dirigen el cotarro no las aceptan porque van en detrimento de ellos. El humanismo les importa un bledo, incluso en su frío análisis saben que sobran millones de seres humanos para hacer viable ese mundo que pretenden.

Una economía humanista pasa por crear empresas competitivas pero donde los dueños sean el dinero y el trabajo, el capital económico y el capital humano, donde el trabajador esté implicado en la propia empresa como dueño consustancial por su aportación laboral y el Estado vele para que las normas y leyes protejan el sistema de esos especuladores y sinvergüenzas que andan a lo buitre acechando; para que los derechos humanos sean respetados y se considere, en todo momento, el derecho de la ciudadanía a una vida digna, donde sus necesidades básicas sean cubiertas, donde la solidaridad social esté garantizada y el sistema educativo conforme sujetos libres, con capacidad de crítica constructiva que aporte un valor añadido al sistema evolutivo de la propia sociedad . Sin un Estado fuerte y democrático, capaz de ordenar y clarificar las cosas, es tremendamente difícil conseguirlo… El Estado, en todo caso, debería reservarse el derecho a gestionar o controlar toda empresa que sea consustancial a los derechos de la ciudadanía y no dejar en manos del mundo empresarial el poder decisorio en esos campos.

Pero si el futuro es la crisis, habrá que reinventar la lucha, su internacionalización para conseguir, ya que nosotros vamos hacía atrás, que en el resto del mundo el trabajador, el ciudadano de base, sea dignificado y no se le explote. Si tenemos que ajustar los niveles entre el tercer mundo y el nuestro, que sea el nivel nuestro el que sirva de base, al que se deba tender y no a la explotación y la miseria que están sufriendo ellos. Ese es el verdadero problema de la globalización inventada por el mundo del libre mercado de bienes de consumo, pero no de derechos.


viernes, 2 de agosto de 2013

Esperpento parlamentario


El tesorero del partido del gobierno está en la cárcel acusado de varios delitos fiscales y demás… No estoy hablando del portero o el conserje, sino del tesorero, el responsable de las finanzas de ese partido. Todo suena a república bananera… El prestigio de la judicatura está en juego con este caso y, visto lo visto hoy, solo ella será capaz de darle un tinte de limpieza a esta situación. Esperemos que erradique cualquier duda al respecto, si vistas las pruebas no estable un ejemplar fallo, habrá que echarse a llorar, pues ya no nos quedaría nada donde agarrarnos, salvo la rebeldía ante el sistema.

Hoy hemos asistido al esperpento parlamentario. Después de lo visto es difícil creer en el mundo político. Uno, por ideología, ha esperado siempre que el parlamento sea un lugar de litigio leal, donde la verdad se imponga y el debate democrático y bienintencionado esté por encima de intereses espurios, donde se busque la justicia y se hable claro al pueblo. El espectáculo visto parecía un partido de futbol, donde había que derrotar al rival, con sus hooligans incluidos. Vergonzosa actitud de señores mayores, parlamentarios de pro, que quedaban en evidencia con sus algaradas. No se ha buscado esclarecer los hechos sino la descalificación del adversario, la desnaturalización de la democracia. En el pasado el PSOE ha hecho cosas mal, por eso está en la oposición, pero quien tiene la responsabilidad de gobernar ahora es el PP y ha de dar explicaciones de sus actos con la verdad por delante. Si se descubriera que está mintiendo, como opinan muchos, automáticamente perdería el crédito para seguir en el gobierno.

Mientras tanto, la sombra de sospecha no se ha difuminado. La verdad sigue siendo un secreto a voces para el pueblo y la sinrazón del poder anda sobrada de fuerza para seguir manipulando directa o indirectamente, a través de sus lacayos de la prensa y los medios, hasta hacernos ver la falsa verdad y obviar la verdadera.

Mi sensación sigue siendo que no es posible que un presidente de un partido político no sepa por donde van los tiros en su partido… y si es así es un mal presidente, por no decir incompetente, incapaz de gobernarlo y, por ende, mucho menos gobernar un país. Bajo mi modesta opinión, el señor Rajoy, al igual que ya ha anunciado el señor Griñán en su caso, debería dimitir, irse y dejar la política, pues ha demostrado su incompetencia para gestionar su propio partido. La cuestión es que en su partido le sufren sus afiliados, aquí le sufrimos todos los españoles.

Claro que si a ello le sumamos la presunta financiación ilegal del partido y el incumplimiento de su propio programa electoral con el que consiguieron los votos, solo caben unas nuevas elecciones, ya que de la financiación ilegal se desprende un fraude de ley. Parece que han ido a las elecciones dopados por el dinero de las empresas amigas. Es similar a lo que ha pasado con el Tour de Francia y el dopaje; a quienes han encontrado culpable de doparse se les ha retirado el título sin contemplaciones. Lo malo es que los entresijos del poder nos llevan a extrañas alianzas que acaban neutralizando el conflicto… si no al tanto. Tengo la sensación, al igual que una inmensa mayoría de españoles, de que el PP no habla claro y está pretendiendo hacernos ver lo negro blanco con ese discurso, rayante en lo cínico en muchos casos, pero sabiendo que sus hooligans son irreductibles pues se mueven por emociones y por adhesiones inquebrantables. Por muy acostumbrado que esté uno a comulgar, nos es aconsejable hacerlo con ruedas de molino, por el bien de la propia salud mental y de la libertad de pensamiento.

Yo, mientras tanto, me preservo muy opinión y sigo sosteniendo mi razonable duda sobre la catadura moral de esta clase política que nos ha tocando vivir. El idealismo se fue al garete y ahora les guía, en gran medida, el dinero y los intereses de grupos de poder que se mueven en la sombra… el político queda al servicio de una economía de mercado donde la corrupción y la compra de voluntades pueden estar al orden del día, en mercado libre. Sobre la crisis y su engañifa seguiremos hablando en otro momento…