viernes, 30 de marzo de 2012

Semana Santa en Andalucía


¿Son compatibles?

Ahora, que se acerca la Semana Santa, es un buen momento para reflexionar sobre ella. Yo no pretendo hacerlo desde la fe, puesto que no la tengo, sino desde el análisis sociológico e histórico de su significado en esta tierra andaluza, a la que alguien se le ocurrió llamar de María Santísima, cuando había sido tierra islámica durante tanto tiempo.

La religión, que enaltece el dolor y que nos hace pensar en la salvación mediante el mismo, en tanto Jesucristo lo sufrió para salvar al hombre de su pecado original, nos anda desquiciando al condenar el placer y glorificar el sufrir. Lo cierto es que un dios que, teniendo el poder de lavar ese absurdo pecado original, se permita mandar a su hijo para hacerle sufrir martirio, pudiendo indultarnos del referido pecado sin mayores complicaciones, no debe ser un buen padre… Eso no se hace, aunque ya esté acostumbrado a exigir sacrificios de vidas humanas o animales (humanas lo digo por lo de Isaac y su padre Abraham, que se creyó la demanda). Para mí no tiene sentido un dios del miedo, del sufrir pena y castigo si no haces lo que él dice, del chantaje y la coacción hasta someterse a sus designios. Por eso no creo en el que nos vende la religión. No es compatible el amor y el perdón con la pena de muerte y los infiernos eternos, ni con la opulencia insolente de sus ministros en la tierra. No es aceptable el uso del chivo expiatorio para justificar los errores y pecados de cada cual o del grupo, como se establece a lo largo de la Biblia; es decir, el sacrificio de un cordero para satisfacer al dios que anda descontento, para aplacar su ira, para reconciliarse con él, aunque sea el propio Cordero de Dios. No es un  buen dios si le aplaca y satisface la muerte inocente de un animal y el derrame de su sangre. Esa proyección es tan perversa que lleva a plantear el sufrimiento del propio dios, de su hijo, que también es dios mismo según la trinidad, ofertándose a sí mismo como cordero en el altar sacrificial. ¿No tiene esto un cierto componente sadomasoquista? Si disfruta, se aplaca y enternece con el sufrir ajeno (componente sádico) y, además, con el de su hijo, que es él mismo (componente masoquista), a uno se le presenta la duda de que exista un dios así, como nos lo presentan, a no ser que, como digo más adelante, sea creado por el hombre a su imagen y semejanza. Para mí eso es una rueda de molino con la que no puedo comulgar. De todas formas me quedo con el que anduvo en la mar y dejo al de la cruz, como dice Machado.

Pero no nos desviemos y volvamos al fenómeno semanasantero. ¿Han comparado la distinta forma que tienen los pueblos de España de vivir la Semana Santa? “El espectáculo de la Semana Santa española se anuncia como atracción turística. Como las playas, los toros o las casas rurales. Más que una aventura espiritual, como el Camino de Santiago. Se habla de la sobriedad de las procesiones castellanas, del colorido de las andaluzas, de la solemnidad de las norteñas. Y en ningún lugar que no sea España, Hispanoamérica o Filipinas, se verá algo parecido: esta Semana Santa no parece pertenecer al común de la cristiandad”. (texto de Crónicas Bárbaras SIC)

Por tanto, en el norte se observa más fervor, recogimiento, sentimiento religioso, seriedad y menos espectáculo. En el sur, coincidiendo con la última zona que se conquistó a los musulmanes, hay más folclore, más exhibición de esa fe, más espectáculo y, por ende, tiene un importante componente de histrionismo, de teatralidad. Pero, ¿por qué esa teatralidad, ese histrionismo preponderante en el sur?

No sé si convendrás conmigo, amigo o amiga lector/a, en que la religión tiene un componente ideológico que homogeiniza al grupo de creyentes y, por ende, sirve como amalgama de sustento y cohesión social. Por tanto, el poder y la religión, casi siempre de la mano, andan interesados en empapar al pueblo de esa ideología religiosa para sostener su dominio sobre el grupo. En este sentido se justifica la guerra de religiones, la expulsión o conversión del infiel y cuantas actuaciones venga a expandir y consolidar la creencia religiosa y el poder inmanente. Pero como estrategia de difusión, y considerando que la pertenencia al grupo social va arropada por manifestaciones de los principios y valores que conforman ese grupo, cabe plantearse la ostentación mayoritaria de ese credo en manifestaciones populares de fe y fervor. Lo que implica que cualquier sujeto que se considere integrado, o que pretenda su aceptación en el grupo, se una a este tipo de evento y muestre su credo compartido con el colectivo de pertenencia.

Nuestra historia tiene en su haber un amplio elenco de eventos de masa religiosos, como los autos sacramentales, actos de fe inquisitoriales, romerías, rogativas procesionales, etc. además de las procesiones de Semana Santa. En todo caso notaremos que la religión se apoderó de las fiestas paganas para santificarlas, es decir para someterlas a su control y establecer conductas y relaciones con el mundo religioso. Tal vez haya un par de fiestas que se le escapan, aunque no del todo, como el caso del carnaval, esa especie de permiso divino para desahogarse antes de entrar en la flageladora Cuaresma, que vence a don Carnal, con todo el mensaje que ello conlleva. De más reciente aparición, y evadidas del control religioso, tenemos los festejos de las Ferias, que tienen su raíz en las antiguas ferias de ganado donde el comercio y el placer iban de la mano.

280 hombres bajo el trono. Gran espectáculo....
Ahora bien, mi planteamiento solo pretende reflexionar sobre la causa, el porqué, de esa diferente forma de expresión procesional de la Semana Santa, sin entrar demasiado en el componente religioso sino, más bien, en algún matiz del fenómeno sociológico. Elucubrando un poco, a fuer de usar la razón especulativa, que monta sobre la intuitiva, fraguada a lo largo de la vida y el bagaje de conocimientos adquiridos, entiendo que, una vez establecido el catolicismo como religión oficial en nuestro país, pasó a ser determinante en la definición social, es decir, la raíz que sustenta los principios y valores que rigen en la comunidad y el Estado o Reino.  En ese sentido, nuestro viejo conocido Aznar, andaba con la intención de incluir ese reconocimiento en la constitución europea, definiendo a Europa como una sociedad cristiana, sin entender que la revolución francesa y el laicismo, en teoría, ya colocaron a la religión en el lugar que le corresponde, en ese sentido también cabría incluirse nuestra descendencia del imperio romano. 

Pero volviendo al tema, toda manifestación religiosa de este estilo se transforma en una reafirmación de fe popular, en una ostentación y exhibición del dominio sobre la masa creyente. Siempre, sobre todo en España, se usó esta técnica exhibicionista del poder, como ya he mencionado, para controlar al pueblo con su ejemplaridad, sembrando paradójicamente el miedo,  la esperanza, el fervor y cuantas actitudes pudieran interesar en ese ámbito. O sea, enmarcarlo, encorsetarlo, en esos preceptos. Esta película tiene dos frentes, uno interior, del sujeto y su credo y otra exterior, de proyección social, política y de poder. Por tanto, las manifestaciones religiosas cobran más sentido con la conversión forzada de los judíos y expulsión de los no conversos. Pero también, con la conquista del reino de Granada y la obligatoriedad de convertirse los musulmanes, sirvió para mostrar a los moriscos o mudéjares la predominancia y victoria absoluta del credo católico sobre el musulmán, a la par que sostener en la fe al huidizo pueblo incrédulo que cubría, gozosamente, el expediente con estos rituales públicos, volviendo por sus fueros una vez terminada la pasión y aflorada la resurrección. La clara estrategia de los vencedores en toda conquista fue montar sus valores sobre los antiguos, como se manifiesta en la construcción de iglesias y catedrales sobre las mezquitas, el toque de campana en lugar de la llamada del almuecin y la exhibición y escenificación del fervor popular y su sometimiento a la fe y al nuevo credo. España, que anduvo durante tanto tiempo en la lucha armada con trasfondo religioso, tiene, y ha dejado en sus colonias, una forma singular de vivir la Semana Santa y sus procesiones, cargadas de teatralidad e histrionismo, como ya mencioné, atrapa al pueblo en estas expresiones que, como en todo acto, se divide entre actor y espectador. Sufridos porteadores, romanos, nazarenos y penitentes dan vida  a la escenografía ofertada al visitante, que, como un reclamo turístico, viene a disfrutar de tanto colorido y emoción, de tanto exotismo y, para muchos, incomprensible fervor religioso.

Esta singular forma de adorar a dios en imágenes raya en el paganismo romano que, al fin y al cabo, determinó muchas de las cuestiones que diferenciaron al cristianismo del judaísmo inicial. El ídolo era una forma de representar en imagen los dioses diversos que jalonaban el credo pagano. La religión católica, al absorber e integrar a la ciudadanía romana, habituada a estas representaciones, asume su filosofía y empieza a integrar, también, esta forma de manifestación religiosa. Hemos llegado a tal punto que hay cristos diversos y vírgenes a montones que parecen competir por el fervor popular, hasta el extremo de provocar enfrentamientos entre sus seguidores como si fueran “hooligans” futboleros… véase la rivalidad entre la Macarena y la Esperanza de Triana en Sevilla, donde subyace la competencia entre los dos lados del Guadalquivir. En suma el mundo cristiano está lleno de imaginería, de una rica iconografía que le otorga al propio dios una figura humana, de hombre (no de mujer), a imagen y semejanza del ser humano. Como dice Nietzche: el hombre creó a dios a su imagen y semejanza y no al revés, como se suele decir. De ahí que ese dios tenga conductas humanas, que caiga en el pecado de la soberbia, del odio y la venganza, del castigo y ordene dar muerte, como en los casos de la toma de Jericó y otras muchos conflictos del pueblo de Israel con sus vecinos…

Pero, volviendo a reconducir esta disgregación mía, podemos concluir que la iglesia es connivente con esta  especie de procesión pseudoidólatra. Donde el oro, las piedras preciosas, los mantos bordados, coronas, repujados y arte en general, choca con el mensaje austero del Jesús que dicen representar, con la idea de pobreza y de reparto de bienes y ayuda al necesitado. Es connivente, como digo, porque le interesa esta manifestación, porque con esa arrogancia le da poder, porque consolida su predominio, porque le avala la tradición, porque le predispone al feligrés a la siembra de la fe y porque controla y supervisa las cofradías y a sus integrantes... Lo del “becerro de oro” ha quedado cambiado por el “cordero de dios”. El otro no pasó y Dios castigó a Israel, pero este, por lo que se ve, sí va pasando, a pesar de su  boato, fastuosidad, magnificencia, esplendor, ostentación, oropel, opulencia y otros muchos calificativos de apoteosis megalómana, donde se incluye las pomposas denominaciones de las cofradías, como por ejemplo:
“Pontificia, Real, Primitiva e Ilustre Archicofradía Sacramental de la Santa Veracruz y Sangre, Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna, Santísimo Cristo de la Exaltación, Santísimo Cristo de Ánimas de Ciegos, Nuestra Señora de Lágrimas y Favores, Nuestra Señora del Mayor Dolor Reina de los Ángeles y San Juan Evangelista. (Fusionadas, sección Lágrimas y Favores)”.
O esta otra: “Fervorosa Hermandad y Antigua Cofradía del Divino Nombre de Jesús Nazareno de La Salutación, María Santísima del Patrocinio Reina de Los Cielos, San Juan Evangelista, Santa Mujer Verónica y de la Santa Faz de Nuestro Señor Jesucristo. (Salutación)”.

En fin… ¿Cómo se les quedó el cuerpo con estas titulaciones? ¡¡¡Si Jesús levantara la cabeza!!! De todas formas es un buen reclamo para el turismo y eso deja dinero, sobre todo ahora que la crisis aprieta…


Imagen de procesión en Málaga

jueves, 29 de marzo de 2012

Hoy estoy en huelga, mi entrada saldrá mañana...

Esta bolita no quiero soportarla más si este carota del sombrero no me ayuda...

martes, 27 de marzo de 2012

Andalucía y la España patética


El poder de la TV, según como se utilice,
puede ser muy peligroso

A uno, persona sosegada, reflexiva, con una cierta dosis de sentido común, con algo de idealismo social y humanista, que cree en la vida desde una perspectiva holística e integradora, se le empieza a calentar la sangre escuchando a la España patética, esa que se cree en poder de la verdad absoluta, la que se autocalifica como modélica y patriota, la que define y cataloga el concepto de traición y de españolidad, la que sabe de inteligencia, de política, de religión, de gestión del Estado, etc…. Esa España que antes de reconocer la soberanía de la opinión pública, de la ciudadanía, es capaz de levantarse contra el sistema establecido porque no es de su agrado, que tiene la habilidad de justificar sus atrocidades como salvación de la patria. Sí, esa España patética heredera del franquismo totalitario y homicida de los divergentes, anda suelta por determinados medios clamando al cielo, llorando su desesperanza por no haber ganado por mayoría absoluta las elecciones en Andalucía, por no haberse cumplido sus expectativas de victoria. Sus insultos al pueblo andaluz, a su gente que no votó al PP, son lacerantes.

Leyendo en la prensa infinidad de comentarios descalificativos para nosotros, los andaluces, manifestaciones despectivas e insultantes, solo nos queda la opción al rechazo a semejantes energúmenos de mediocre intelecto, a la vista de la estulticia exhibida en sus argumentaciones. No sé cómo se pueden denominar, muchos de ellos, periodista, cómo se permiten denigrar a tan importante profesión de contenido social y fuente de información equilibrada y neutral para que cada ciudadano pueda tener los conocimientos sobre la realidad y, así, determinar su voto. Llega uno a la conclusión, ya sospechada, de que hay medios cuyo objetivo no es informar sino desinformar, desformar y manipular mediante un proceso de alienación que atrape al ciudadano en el servilismo y la sumisión al patrón de sus ideas, a su líder falaz que pilota la barca al amparo del remo de sus fieles seguidores.

Hoy, leyendo el blod de José María Izquierdo “El ojo izquierdo”, encuentro un artículo titulado Rebelión en el cortijo, que no tiene desperdicio. Lo pueden ver en: http://blogs.elpais.com/ojo-izquierdo/2012/03/rebelion-en-el-cortijo.html#more Luego, sentado ante la tele, me relajé con Wyoming y su Intermedio, que sabe darle ese toque de humor a lo patético. No se lo pierdan. Llego a la conclusión de que mucha gente de la derecha no tiene tolerancia a la frustración, no sabe perder o mal ganar y se le calienta la boca fácilmente con descalificaciones.

No puedo creer que toda esta derecha española sea de la misma calaña, tan patética como digo, aunque cohabiten la extrema derecha, la derecha heredera del franquismo y la derecha moderada de corte europeo en un mismo partido, cosa que cuesta comprender, pienso que debe haber divergencias en la forma de afrontar estas cuestiones. No creo que todos compartan esta forma antidemocrática de analizar los resultados, de tachar a los andaluces de incultos, subsidiarios, clientelistas, corruptos, etc. Esta España corrupta, cargada de nepotismo es más obra de una derecha que ancestralmente nos forjó en ello, que de una izquierda que pueda sucumbir a la tentación putrefacta del corruptor. Aquí se enarbola la corrupción de la izquierda, que no justifico, pero se obvia la de la derecha, los Mata, Camps, Gurtel, sus alcaldes y demás. No, esto no es serio. Si ustedes, señores del PP, quieren pedir limpieza empiecen por barrer su casa, pero no me vengan acusando a un pueblo de forma falaz y tendenciosa porque ustedes no son capaces de soportar la frustración de su fracaso.

El gran engaño está servido
Bajo mi punto de vista, Andalucía ha dado un ejemplo de coherencia política. El votante descontento del PSOE o se ha abstenido o votó a I. U. mientras el PP perdió número de votos con relación a 2008. Eso sí, salió ventajoso por la gran abstención y la mayor pérdida de votos de los socialistas. I. U. es la única que ganó en número de votos respecto a 2008. Y tienen ustedes razón, señores del PP, el ciudadano empieza a tener miedo cuando ha visto su reforma laboral, cuando están entregándose al más salvaje neoliberalismo mercantilista de la mano de la Merkel y el oscuro poder entre bambalinas, en contraposición a una economía más humanista. La ciudadanía, en general, quiere una economía de corte humanista, como digo, pretende que haya una más justa distribución de las plusvalías que se generan y que un Estado fuerte y solvente administre los bienes públicos en beneficio de todos, dando preferencia a los elementos básicos que garanticen una vida mínimamente decente para todos y cada uno de los ciudadanos. Un Estado que ponga en su sitio a la banca, al capital especulativo y canalice al productivo hacia le crecimiento del país. Son dos modelos que se enfrentan y que, aun siendo conscientes de que la legislación vigente, con la constitución a la cabeza, es beneficiosa para los especuladores y manipuladores del mercado libre, tenemos el derecho y la obligación de ser coherentes con nuestra ideas y votar en conciencia, no como quiera el “tontuliano” de turno (perdón, quiero decir tertuliano) que deambula por los platós de TV y que actúa como perro de presa y caza en beneficio de intereses espurios, más acordes con la voz de su amo.

Por tanto, señores insultadores, sigan autodescalificándose con ese patetismo tragicómico hasta quedar en la más absoluta de las evidencias. Al pueblo que se le da la opción de ir a las urnas no se le descalifica, cuando se hace eso se demuestra el sentido antidemocrático que se tiene de la política y se acaba exteriorizando una ideología fascistoide que desautoriza, cuando no margina clasistamente, a colectivos sociales que no se les reconoce la capacidad de pensar y decidir, pues solo se le otorga esa capacidad a los convergentes con esas ideas dictatoriales, a los del propio bando.

Los andaluces, hartos ya de estar hartos, cansados de la chulería señoritil y de la prepotencia de una clase dominante hija ideológica de la aristocracia y del totalitarismo trasnochado del antiguo régimen, cuando no de los colonizadores que nos fueron negando el pan y la sal, que nos sumieron en el analfabetismo histórico para poder dominarnos mejor; esos andaluces, insisto, hijos del campo donde el sudor y el sufrir era la danza macabra que te ayudaba a vivir, hemos levantado la cabeza, hemos estudiado, no una sino dos carreras, compaginando el estudio con el trabajo imprescindible para poder comer mientras tanto, reivindicamos hoy esa libertad para decidir razonadamente y en libre albedrío, a quien le damos nuestro voto sin que ningún gilipollas de turno, y perdón por la expresión, venga a valorar nuestra decisión, según sus interesadas creencias, desde un medio de comunicación de oscuras motivaciones. Respetemos, pues, a quien vota a la derecha, al centro, a la izquierda o a quien decida, eso es reconocer la soberanía del pueblo. Su alguien es un frustrado porque no salió lo que él quería que aprenda a ser demócrata en un cursillo acelerado para que no le vuelva  a ocurrir en la próxima ocasión y palie así su sufrimiento interior…  Aunque siempre cabe decir aquello de “agua y ajo”… pues el ser humano, por definición, tiene la sangre roja y el corazón ligeramente inclinado hacia la izquierda.
Las paredes o los blogs


lunes, 26 de marzo de 2012

Poemas Contrafrío


Mi lectura junto a Mara
El pasado sábado, día 24, tuve la suerte de ser invitado por Mara Romero, esa gran poeta cargada de sensibilidad y humanismo, para participar en el Tercer recital del primer ciclo de Poemas Contrafrío, cuyo escenario fue la sin par Granada. En el Carmen de la Victoria, con sus jardines históricos y sus excelentes vistas, teniendo como espectadora la majestuosa Alhambra, nos reunimos un conjunto de poetas para leer algunas de nuestras obras. Yo me permití dar lectura a mis poemas: La muerte de Federico (homenaje en el 75 aniversario de su muerte), Negra y tenebrosa noche (un poema inspirado en esta crisis y su manipulación), Granada y el Darro (poema de amor a Granada) y Caminando por la vida (otro homenaje a Antonio Machado en el 73 aniversario de su muerte).

La tuna nos acompaña
Otros cinco poetas, además de Mara y Paco que presentaban el acto, recitaron sus poesías (Juan Emilio, Carmen, Nuria, Brenda y María Ángeles) dando un excelente contenido al acto. Para más bien hacer nos acompañó la tuna de Granada con sus canciones y alboroto y un gran maestro del violonchelo (Martín). Todo un placer compartido entre los asistentes que se prolongó con unos excelentes canapés y unas copas donde la poesía dio paso a la alegría y la amistad. Todo concluyó en “Ay Carmela”, un lugar bien adecuado para tomar la última copa y disfrutar de la buena compañía de los amigos.

Bella noche de la Alhambra
Desde aquí quiero agradecer a Mara y a quien le ayudó, a Patricia y Carmen, el habernos permitido, a Loli y a mí, disfrutar de este maravilloso encuentro. En su honor y en el de todos los asistentes dejo unas fotos en mi Factbook tanto del evento como de la ciudad…

El Darro y sus aledaños


Siempre, al final, unas copas de amistad





viernes, 23 de marzo de 2012

Por nadar contracorriente: Yo creo en la política


Ellos pìensan en ellos
Estamos en momento de campaña electoral en mi tierra. Estamos, también, en uno de los períodos más negativos para el prestigio de la política. Parece que hay muchos y variados intereses en desvirtuarla, denostarla y descalificarla. Los políticos se han empeñado en cargarse la esencia de la misma, en dar un golpe de muerte a la democracia real y en servir a los intereses de los grupos de poner. En todo caso, muchos anteponen sus propios intereses a los de sus votantes y acaban corrompidos y, en algunos casos, vendiéndose. No, la mayoría de los políticos no son buenos políticos ni, me atrevería a decir, honrados y buenos demócratas. Andan a la búsqueda del poder. Para ello engañan, prometen y, cuando se les otorga la confianza, reniegan de su proyecto, si es que lo han presentado, y hacen de su capa un sayo. La cuestión es que se están vendiendo al poder en la sombra y no son capaces de sacarnos del atolladero de forma justa y ecuánime. Nos comen el coco, nos ilusionan con unas ideas maravillosas y luego siguen atrapados por la rueda inexorable del poder del sistema económico que les ha puesto de rodillas y a su servicio.

Ahora, con la campaña, vienen los cantos de sirena. Son cánticos que nos apartan de la realidad, que fantasean con soluciones maravillosas para luego decir lo contrario, para dejarnos a los pies de los caballos, tirados en el fango. Cínicamente nos dicen: “Vótame a mí que soy menos corrupto que ese otro”. No, no voy a hablar de ningún partido en concreto, no quiero descalificar a nadie, sino que cada cual se dé cuenta de quien se descalifica “per sé”. Para mí, tanto discurso, solo muestra la superficie del problema, su insustancialidad y nimiedad solo tiene parangón con la discusión del color de la caja que contiene el producto. El contenido, que es lo importante, anda envuelto con precioso papel, pero nadie sabe realmente que hay dentro, lo que nos lleva  a sorpresas como las que nos estamos llevando. La fórmula magistral no se corresponde con el interior. Así nos acaban colocando un supositorio (nunca mejor dicho) que pensamos va bien para el estreñimiento y resulta que nos lleva a más estreñimiento. Dicen que esta fórmula va bien para el paro, y es cierto, el paro va creciendo.

Pero en el fondo, lo que aquí se está produciendo es el avance inexorable y aplastante del neoliberalismo y sus modelos sociales, hasta desmontar el Estado del bienestar que se creó tras la segunda gran guerra. El capital tenía que competir con el bienestar que pregonaba el comunismo, con la idea socialista de igualdad y justicia distributiva… Su mejor oferta para vencerlo era crear un sistema donde el obrero estuviera mejor y más protegido que en los países comunistas. Y lo logró en Europa, donde estaba el verdadero peligro por su proximidad a la Unión Soviética, pues en los EE. UU. se había neutralizado con la caza de brujas del senador Joseph McCarthy y sus listas negras.

Una vez neutralizado el peligro comunista, controladas o eliminadas las quijotescas guerrillas sudamericanas criminalizándolas, a la par que bendecía a las dictaduras que combatían con la tortura y la muerte a toda idea progresista, llegan a conseguir arrinconarlas, a las ideologías digo, como testimonios pintorescos de un pasado superado. Entonces, el neoliberalismo se inventa la globalización comercial, que no social, para  explotar a los ciudadanos de países en desarrollo produciendo productos a bajo coste para venderlos en los países desarrollados a precio nacional. Ello lleva a la deslocalización de empresas y, por ende, al paro por la competitividad de costes con estas nuevas factorías en el tercer mundo. La solución para ellos está bien clara, si quieren tener trabajo aquí háganlo por sueldos similares a los de allí. El capital no tiene patria, eso sí, sabe manipular de maravilla y llenarse los bolsillos con las ganancias de ese comercio injusto, amoral y codicioso.

Pero he aquí que tenemos una cosa que no es deslocalizable. Me refiero a los servicios en general y a la educación, la sanidad, etc. que no pueden importarse como productos acabados. Eso mueve mucho dinero y es un excelente campo de batalla para apoderarse de su control.

El plan, pues, anda en arruinar con la deuda pública a los Estados y forzarlos a vender, al final, sus empresas de servicios como forma de salir de la crisis económica generada por dicha deuda. A partir de ese momento el patrimonio será mayoritariamente empresarial y el Estado será un mero gestor de los impuestos y pagador de los servicios a las empresas suministradoras, que los tendrán cogidos por los cataplines. O sea, pasaremos a desplazar un patrimonio estatal, es decir propiedad de toda la ciudadanía, a los entes privados que dominan el juego del llamado libre mercado.

Ante esta estrategia no hay una alternativa sólida, ideológicamente viable, con estas constituciones y leyes que nos encorsetan y condicionan en beneficio de estos estrategas. Para más INRI han desarrollado un clima social de terrorismo económico, de amenaza constante de pobreza y miseria si no pasas por el aro. Entonces acabamos, en plan pragmático, diciendo aquello de “más vale pájaro en mano que ciento volando” y te rindes a sus exigencias de salarios más bajos, sobre todo cuando andan en el poder partidos políticos afines a su ideología, empezando por la propia Alemania que es la economía más poderosa de la UE.

Yo no estoy por escuchar discursos de circunstancias, de propaganda electoral, sino que voy a hacer una abstracción de la realidad social, política y económica de nuestro sistema, para poder decidir sin interferencias. De lo que estoy convencido es de no apoyar la estrategia de huída hacia adelante de los planteamientos neoliberales, que se enmarcan en un diseño global de estructuración del dominio mundial de la mano de los neoconservadores americanos, como el grupo adyacente a Busch y sus adláteres, incluido nuestro viejo amigo de la foto de las Azores y sus muchachos.

En esta guerra de dominio sobre el progreso y su plusvalía, de ansia y codicia de lo material, de carrera hacia el precipicio al que irán cayendo miles de inocentes antes del final, en contraposición a una concepción más humana y equitativa, más llena de valores sociales y humanistas, no pienso hacer de motor sino de freno, si ello es posible. Ya solo nos queda juntar fuerzas, unir nuestros deseos de mejorar este mundo y plantear alternativas viables antes de que todo se vaya a la mierda.

Manipulación alienante
Un voto y la determinación de controlar al depositario de nuestra voluntad política para que cumpla con su cometido, de someter al político a un marcaje efectivo, puede ser la forma de empezar a cambiar algo, aunque habrá que salir a la calle, hacer huelgas generales, gritar aún en el desierto y mostrar nuestra resistencia a ser colonizados ideológicamente y sometidos a sus directrices, es decir, a que se nos aliene más. Nos meterán miedo, nos amenazarán con el caos, nos asomarán al abismo, nos acusará de irresponsables por no apoyar sus decisiones y reformas aunque ellos en la oposición fueran más irresponsables,  pero en el fondo será su miedo a perder sus prebendas, su poder e influencia, el que les hará temblar a ellos si todos somos conscientes del modelo de estructura social que queremos…

No, no me dejaré tragar por las “arenas” del desierto, por los cantos de sirena de un mañana dependiente y sometido, en esta mi Andalucía. Quiero un Estado poderoso y democrático que sustente las leyes y vele por el bien de todos los ciudadanos, que someta a las empresas a los intereses generales y que su producción sea consecuente con un sistema sostenido de desarrollo, donde lo que se consume es porque se necesita y no porque se le ocurre a un sujeto y lo coloca en campañas de marketing para mayor gloria suya y de sus accionistas. Un Estado que no doble sus rodillas ante las agencias de rating controladas por tres grandes compañías neoyorquinas, que no sirven a los intereses generales de la ciudadanía, sino a los de los grupos de poder económico y financieros que han provocado la crisis.

Por tanto, VIVA LA POLÍTICA  con mayúsculas, a la que tenemos que hacer volver a los políticos que nos rigen, aunque haya que reeducarlos o jubilarlos y cambiarlos por otros más amantes de la cosa pública, de la democracia y que quieran ser portadores de los intereses del colectivo social. El rearme ideológico es imprescindible, al igual que una catarsis social seria para ver donde está el verdadero problema, que sospecho anda en la propia formación del ciudadano de base y sus apatía por la política, pues hemos sido adoctrinado para aceptar el dominio de las clases superiores, para ser gregarios alienados que defienden a capa y espada a su grupo sin la más mínima autocrítica. Piensa si sabes pensar y obra en consecuencia, si sabes obrar… pero ojo, obrar es sinónimo de defecar… no la cagues para que todo se vaya  a la mierda…


Pues eso, otro mundo ha de ser posible...

martes, 20 de marzo de 2012

Con música yo querría


En Peñíscola (1975)
El 19 de marzo se cumple mi 38 aniversario de boda. Son muchos años durante los cuales han pasado tantas cosas... Hoy toca mirar atrás para mirar adelante hasta llegar al final. Este es un poema de vida al que titulo: Con música yo querría


-------------------------------------------

Con música yo querría
Decir todo lo que siento
Mas como no toco nada,
O sea, ningún instrumento,
Ni entiendo de pentagramas,
Ese malévolo invento,
Solo te daré unas notas
Que plasmen mi pensamiento

DO de dorada hermosura
Que llevas en tus adentros

RE de recuerdos sublimes
Que vivimos en su tiempo

MI de milagro de amor
Que anidó en mi sentimiento

FA de fábula de sueño
De placer y acogimiento

SOL ¡¡Ay del sol de mi vida!!,
 de la arena y de la playa
Que disfrutamos con tiento

LA de lágrimas de pena
Que se llevaron los vientos

Y

SI de si tú me quisieras
Hasta el final de los tiempos


Tal vez esta melodía
Donde no se ven corcheas,
Blancas, fusas, semifusas,
Con espacios y silencios,
Sea la música del baile
Que se lleva muy adentro
Que hace que la vida sea
Continua de sentimiento
Con momentos de alegría
A la par que sufrimiento
Pero que con voluntad
Se siembra felicidad
Al compartir el día a día
La verdad y el sentimiento

De un melómano patán
Nada diestro en este invento
Que le pone voluntad
No ha de sonarte esto a cuento.

Y ahora te paso la clave
Que la llamaremos SOL
Para que tengas la llave
De acceso a mi corazón

Sol que caliente tu invierno
Que ilumine el lado oscuro
Y evite el alejamiento
Que el mañana se deslice
Perfumado de azahar
Con dulzura por el viento
Hasta que la muerte llegue
Y se dé el último aliento.

(Málaga, Marzo de 2012)

Peñíscola 2012




sábado, 17 de marzo de 2012

Homenaje a Antonio Machado



Antonio Machado
El pasado 22 de febrero se cumplieron 73 años de la muerte de Antonio Machado en el doloroso exilio francés a causa de la fraticida guerra española. Las pistolas vencieron, de momento, a las palabras, a los versos y al poeta, pero su muerte fue semilla de vida para generaciones venideras. Hoy, unos días después del aniversario, quiero hacerle un homenaje con este poema dedicado a su memoria.

Epitafio
Caminando por la vida
(A Antonio Machado
en el 73 aniversario de su muerte)

Hiciste tantos caminos
Abriste tantas veredas
Navegando en tantos mares
Y atracando en sus riberas

Que el camino son tus huellas
Que paso a paso fraguaste
Yendo sembrando de estelas
Las espumas de los mares

Y ese jardín que plantaste
Sobre las olas del mar
Y que a Leonor dedicaste
Viendo la muerte llegar
Se te escapó de las manos
Y huyó la felicidad

Después de tantos caminos
Navegando por la mar
Diste con tu cuerpo en tierra
Alejado de tu hogar
En un país tan lejano
De tu Sevilla natal

Ya no cantas más saetas
Ni andas buscando escaleras
Para retirar los clavos
Al Jesús de las miserias

Pues tus clavos son grilletes
Que te hunden en la tierra
Donde siembras tu semilla
Que es semilla de poeta

Mas tu muerte no fue en balde
Nos ayuda a caminar
Bajo el faro de tus versos
Cuando quieres sentenciar:

“Caminante no hay camino
Se hace camino al andar…”

(Antonio Porras, Málaga 2012)

Con Leonor

martes, 13 de marzo de 2012

Málaga y la exposición sobre la Sábana Santa


Fachada de la catedral


Hoy, cuando volvía de la librería Proteo de retirar un libre que había pedido, me encontré con una especie de quiosco en la puerta de la catedral donde se vendían entradas para visitar una exposición sobre la llamada Sábana Santa. En principio, tanto mi amigo Pablo como yo, pensamos que habían traído la famosa reliquia desde Turín para mostrarla al público malagueño. Luego, tras preguntar en la taquilla, nos dijeron que era una exposición sobre la misma. Un chico con un tono más que asertivo, casi impositivo y persuasivo, nos vino a decir que era una exposición con los resultados de las investigaciones científicas que mostraban la autenticidad de la reliquia. Para visitarla nos solicitaban 8 euros “per cápita”. Eso me hizo pensar que estaba montada para consumo interno, pues los no creyentes e interesados en el asunto de la veracidad del invento, seguro que buscarán otros lugares más neutrales para el análisis. En todo caso eso de dar 8 euritos del ala para el sostenimiento de un credo con el que no se comulga excluye a los no creyentes. En todo caso, de ser gratis, no nos hubiera disgustado entrar a ver la exposición. La noticia la tratan diversos medios como diario SUREl Mundo, Público, etc. Dejo algunos otros enlaces para los interesados, aunque solo con teclear sábana santa en Google se puede tener una impresionante cantidad de información: 1, 2, 3, 4 (esta última (4) entra en contradicción flagrante con la 2)

Por el tono del joven me dio la impresión que esta exposición anda enfocada a mantener la higiene de la fe en este invento relicario. Es decir apunta a los creyentes más que a los no creyentes, para evitar que su fe sea zarandeada por la ciencia y por el carbono 14, por el que se le dató, a través del análisis de un troce de trapo que se le cortó, entre los años 1260 y 1390. La ciencia y la fe no suelen encajar bien, a pesar de que muchos religiosos eruditos y dedicados a la investigación, no sé si con mayúsculas o minúsculas, anden intentando explicar el credo a través de ella.

En este punto me acordé de una de mis últimas entradas donde tocaba el tema de las reliquias y el negocio que significó en la edad media y siguió representando hasta nuestros días, como demuestra esta exposición; en ella aludía a la reliquia del Santo Prepucio. Digo negocio por el referido precio de la entrada, que a mi modesto entender, debería ser gratuita o con invitación a un donativo, ya que pretende aleccionar, mostrar y rebatir los argumentos atentatorios contra su autenticidad. Se puede entender, entonces, como un acto de divulgación, de prédica de la verdad y la fe y eso no se cobra, salvo que su verdadero interés esté en compaginar ello y el negocio, que empieza con la subvención del ayuntamiento de mi ciudad y su apoyo logístico, que lo entiende como un buen reclamo para el “turisteo” de la ciudad… claro que nuestro alcalde es un destacado apoyador de los eventos religiosos con el dinero público, sean cofradías o cualquier otro acto de similar índole… su evidente religiosidad, a la que no critico, podría chocar con su deber de gestor público equilibrado.

Si algún día, en lugar de dar en las escuelas la asignatura de religión se cambiara por otra relativa a la historia de las religiones, para conocer cómo se fueron fraguando estas organizaciones de la fe, y su credo a pie juntillas por la feligresía; si algún día, insisto, desde la asepsia histórica, se pusieran sobre la mesa las verdades del barquero sobre todo este tinglado, las religiones lo tendrían bastante más difícil para sostener la fidelidad de la gente, si bien la espiritualidad y su trascendencia sería más limpia y más noble.

Entiendo de gran dificultad que la ciencia venza a la fe, pues la fe no se fundamenta en la razón, como la ciencia. Alguien dijo que no hay más ciego que el que no quiere ver, ni más sordo que el que no quiere oír. Yo soy de los que piensa que la fe puede tapar los ojos y los oídos, porque se quiere. Cuando uno cree ciegamente en algo y se le viene abajo, es muy dificultoso llenar ese espacio interior. Sentirse vacío, sin argumentos y creencias dogmáticas puede crear una terrible angustia que ponga en entredicho todo lo vivido y sus motivaciones. Cuando uno pertenece a un rebaño y se le va la fe y la confianza en el pastor es muy probable que busque otro pastor, pues por sí mismo no está acostumbrado a navegar por las ideas de la lógica mental que lleva al discernimiento de la realidad y cruda crítica. La vacuna es el librepensamiento que te permite argumentar desde tu singularidad sin sometimiento a dogmas o principios inquebrantables. De esa forma te vas llenando de ti, en lugar de llenarte de otros que te insuflan y te dejan vacío cunado pierdes la fe en ellos. Por tanto, la fe, siendo necesaria, ha de ser comedida para no despersonalizarse.    

viernes, 9 de marzo de 2012

El arte, o Helarte, con la política.

Habrá que pensar que no tiene razón el gordo

Cada vez estoy más convencido de que los políticos son el reflejo de la propia sociedad. Si escarbas encontrarás en ellos todas las virtudes y defectos de la calle, pero multiplicado por el exponente del poder. Chorizos… a montones, pero en los dos sitios; mentirosos a raudales, falsos en demasía, hipócritas manifiestos, embaucadores de marketing, con avaricia y codicia, nepotismo con los suyos y, eso sí, con gran pericia en asuntos demagógicos que buscan confundir a toda la feligresía. Por desgracia los hay menos que honren a la política, y que entiendan que son ellos los que se deben al servicio de la ciudadanía. De estos, que parece que son pocos, encontramos buena gente que se debe a su profesión, que siente este noble arte como forma de ofrecerse y servir a los demás. Yo los conozco hasta honrados, trabajadores, idealistas, con las ideas bastante claras y que viven la cosa pública. Por desgracia, en estos días, nos vamos desayunando con corrupciones y robos, con permisividades y negligencias que permiten a su gente que se llenen los bolsillos a costa de nuestra hacienda.

En un país como el nuestro, donde siempre se dijo: “No me des dinero, ponme donde hay”, donde se entendió el ejercicio del poder desde el totalitarismo y el absolutismo, donde el que ejerce el mismo se cree en posesión de los bienes y el patrimonio común, donde la democracia está poco desarrollada y se enseña mucha religión en las escuelas pero muy pocas conductas ciudadanas de compromiso, convivencia y responsabilidad social, donde el sentido común es un bien escaso… en un país como este, digo, no podemos llegar a ningún sitio razonablemente justo. Estamos viendo como se demoniza al contrincante por sus veleidades gestoras, por sus corruptelas e ilegalidades, mientras defendemos al nuestros a capa y espada. Los nuestros pueden delinquir, pueden malversar, para eso son los nuestros, pero los otros, los del bando contrario no. Esos son unos chorizos y siempre lo han sido. Claro que como chorizos hay en todos lados, aquel que haya estado más tiempo en el poder habrá mostrado su choriceo con más enjundia y asiduidad.
Sin comentarios

Es un  hecho comprobado que la derecha tolera mejor el choriceo de su gente, que la izquierda. Digo probado por los resultados electorales en Valencia, donde la corrupción es de una evidencia aplastante y se le otorga una mayoría al partido corrupto; o por lo acaecido en Mallorca y la connivencia entre D. Urdangarín y D. Mata, presidente a la sazón de la comunidad autónoma; o el alcalde del PP de Alhaurin el Grande, que sacó  a sus adeptos a la calle a manifestarse en su apoyo cuando estaba siendo investigado por la ley (¿No dicen que a la ley no se le ha de interferir?). En todos estos casos el voto hacía los inculpados se reafirmó dándole apoyo para salir de nuevo elegidos. Pero es que los medios de comunicación tienen un peso importantísimo en la creación de opinión. Manipulan información dando énfasis a la que les interesa y obviando la que no les va bien. Esto se entiende, además, por el hecho de que la ideología de la derecha, ha gobernado este país desde siglos atrás y ha ejercido el nepotismo, el absolutismo y la dictadura, estando en su código ético esta permisividad.

Los socialistas, por el contrario, siempre hablaron de honradez en la gestión, de compromiso público, de servicio a la ciudadanía y por ello se les vota. Pero cuando ejercen la corrupción o actúan con arreglo a los cánones establecidos por el clásico ejercicio del poder y aparecen corrupciones, muchos de sus votantes les retiran el voto y no les reafirman como en el caso del PP. Es una cuestión de ética ciudadana. Los votantes de Felipe González le retiraron el voto ante la corrupción de algunos de sus colaboradores, incluso fueron a la cárcel un Ministro, un Secretario de Estado y un Director General. A él se le acusó de tener una fortuna en el extranjero, cosa no demostrada, y se sembraron dudas sobre su honradez, dudas que persisten, ya saben: “Difama que algo queda”. 

El PP sabe de esto y ataca para “echar”, como decía un conocido, al socialismo del poder. Si es bien cierto que a los partidos políticos les falta autocrítica y cierran filas y se enquistan en defender sus corrupciones, incluso, empurando a jueces que les investiguen, podemos observar que los del PP sortean estos obstáculos con mayor astucia que los otros… ¿Será porque tiene más pasta, mejores abogados, más experiencia en el ejercicio del poder, un electorado más tolerante, dan con jueces que interpretan la ley más laxamente o mera suerte?

Dicho esto, ya empezó la fiesta en Andalucía. La campaña electoral para las elecciones del próximo 25 nos acarrea discursos insostenibles, falacias inaguantables, agresiones verbales injustificables, etc. Valga como ejemplo la divergencia del montante de los EREs fraudulentos. El PP, por boca del Sr. Sanz, cifra en más de 1000 millones el fraude, o sea, en todo lo presupuestado para este fin, o lo que es lo mismo, todos los EREs serían fraudulentos, el 100%. Mientras que Mar Moreno, del Psoe, habla de un 3%, que son los que está sub júdice, denunciados por la propia Junta, y que sería un montante de 30 millones. Por tanto, estamos hablando de una diferencia del 97%. Pueden, dos políticos, tener un discurso tan lejano, tan dispar, si no fuera porque andan con la demagogia a cuestas, en plan engañabobos.

¿Antro de especulación?

Esto es helarte con la política, quedarte frío de tanto cinismo, de tanta estulticia y manipuleo, de ver como te tratan como a un pobre imbécil al que se puede engañar y manipular, mientras se andan llenando el bolsillo muchos de ellos. Si alguien dice “quítate tú que me pongo yo” que me explique para qué, y no sea “porque el otro es muy malo me tienes que dar carta blanca para que yo haga lo que quiera, que lo voy a hacer mejor”. 

La democracia anda en peligro y estamos colaborando en su fallecimiento. No podemos elevar al poder a meros gestores, además formados en la escuela de las finanzas especulativas (véase el caso de Italia y Grecia y algún ministro español), que es lo que le interesa al neoliberalismo para gestionar ellos desde la sombra, sino a idealistas, a gente con ideas y programas, con proyectos de futuro razonables y razonados, a políticos de verdad, que tengan principios y valores democráticos y que se sientan implicados en la cosa pública, en el ejercicio del arte de la política.

No interesan estos políticos al poder en la sombra, les interesan los corrompibles, los de bajo nivel, aquellos  a los que puedan tener cogidos por los huevos, o sea, los mediocres. Y, claro, como no tenemos una escuela de políticos donde se enseñen principios y valores de esta clase, acabamos en manos de aficionados que se fraguan en la lucha, en lugar de la razón. Pero es que, tampoco, tenemos formación y conciencia político los ciudadanos. No se nos enseñó nada del arte de la política, por lo que no sabemos, ni podemos, valorar de forma eficaz el comportamiento de los políticos. Es más, mucha gente les deberían estar agradecidos porque les sirven de chivo expiatorio para justificar sus propios desmanes (si el político hace esto por qué no yo). Aquí interesa más el adoctrinamiento religioso, que lleva a la sumisión ideológica, que el político, que lleva a la conciencia social y al ejercicio libre del discernimiento soberano.

El pensador alienado
Por tanto, si es necesario sanear la economía, lo es, tanto o más, sanear la política y la educación, crear una verdadera democracia que tenga paladines en sus políticos y no saprofitos que viven de corromperla. Los primeros interesados deben ser ellos mismos y detrás los ciudadanos, de lo contrario esto acabará donde quieren muchos que acabe, renegando la ciudadanía de la política y dejando en manos de los tecnócratas, afines al sistema neoliberal, el gobierno de los pueblos, donde el Estado llamado del Bienestar tiene los día contados, donde serán las empresas las que determinen la política social, donde la brecha entre pobres y ricos se haga insalvable y la vida solo tenga sentido para la producción.

A la vista de este guerra sucia iniciada por el neoliberalismo con la crisis económica, centrada en la deslegitimación de la política y planificada para desmontar el sistema de bienestar social existente, arrebatando el poder a los Estado y los gobiernos elegidos democráticamente por el pueblo, para dirigir la gobernanza mundial desde la sombra antidemocrática de los iluminados capitalistas y la poderosa clase que se esconde tras la especulación financiera, que controla el motor del desarrollo económico, o sea, el dinero, a la vista de ello, insisto, de lo que se trata es de confrontar dos modelos de desarrollo, como ya he dicho en otras ocasiones, donde el materialismo consumista y expoliador de los recursos de la tierra, hasta extenuarla, se opone a otro modelo más humanista, menos consumista y más centrado en el ser humano. La historia va en contra de este último, el sistema establecido apoya esta loca carrera hacia el abismo, o la total asimetría entre ricos y pobres… Difícil será que se gane la batalla desde el idealismo humanista estando atrapados por estas estructuras de poder, pero la alternativa no se ve muy clara, salvo que aparezca un elemento aglutinante que establezca sinergias enfocadas hacia el cambio. Eso requiere un mundo político distinto, una nueva escuela de agentes políticos que apueste claramente por el Estado ante la empresa, por el ser humano ante lo material y el dinero.

En estas y en todas las elecciones hay que pensar en “macro”, en lo que hay detrás de toda la parafernalia, para ver más allá de lo que se nos dice, para vislumbrar los objetivos encubiertos que pretenden y tener conciencia clara de lo que se está jugando, que no es tanto unas corrupciones desacreditativas del mundo político, como lo que conlleva de desmoralización social y la entrega del poder a los secuaces de los que provocaron la crisis y la controlan desde la sombra con sus especulaciones financieras. Este sistema, pues, hay que romperlo, pero no podemos, estamos atrapados en él y solo será posible si se diera un cataclismo o surgiera una clase política que entendiera esta como el arte de hacer política, de servir a la ciudadanía respetando su soberanía.

Nuestra arma es el voto
En resumen, hay que frenar este sunami de neoliberalismo que nos ahogará y someterá a una dictadura del mercado dominado por la especulación que escapa al control de la política, o más bien que la controla. Cuidado pues con lo que votas, no vayas a cavar la propia tumba de la democracia y dejen de mandar definitivamente tus representantes para ser meras marionetas en las manos de esos mercados, como ya apuntan…



miércoles, 7 de marzo de 2012

Recordando N .Y.





Hoy no tengo ganas de escribir. Mañana andaré de gastroscopia y no me apetece. Pero os dejo estas imágenes que capté en Nueva York el 5 julio de 2010, a las 20,10 horas. Es un espectáculo difícil de fotografiar en tanto dura muy poco, ya que el ocaso a estos niveles de horizonte es fugad y además solo se ve en este tiempo, en torno al solsticio de verano, cuando el sol se esconde por ese punto concreto. Creo que dos están tomadas en el cruce de la  6ª avenida con la calle 57 y la otra en el cruce con la 58, cerca de Central Park.






lunes, 5 de marzo de 2012

Rajoy ha hablado (reedición)


¿Somos marionetas en mano
del capital y las finanzas?

(Este artículo lo publiqué en el blog Grito de Lobos el 12/01/2010, es decir, hace dos años ya, pero sigue sirviendo de base para la reflexión, esto no ha cambiado, más bien se ha confirmado, o se está confirmando, mi tesis. Iniciaré un ciclo para publicar las entradas que en su día hice en este blog que dejó de estar activo hace algún tiempo, pero que era un encuentro de librepensadores que intentábamos dar algo de luz a la situación y a la crisis del sistema.)

Rajoy ha hablado y eso es importante. Así debe ser y así se desea que sea. Hablando se entiende la gente, se comprenden y sitúan. Lo importantes es hablar claro, aunque no sea el caso; pero con los políticos se ha de jugar a las adivinazas e ir más lejos, sabiendo cual es el siguiente paso que planean.

Las ideas de la derecha se ubican en el neoliberalismo. En el mercado libre y la mínima intervención del Estado en la movida económica, pensando que el mercado, por sí mismo, tiene recursos para regular el sistema de forma justa y conveniente. Esa es su política, su idea y deseo, por el que mantienen su lógica estrategia. Persisten e insisten, a pesar de que la crisis les ha quitado la razón. Por eso callaron avergonzados y temerosos de las consecuencias. Los gobiernos le han rehabilitado, le han dado la pasta que pedían para continuar con el funcionamiento del sistema y han salido reforzados de la situación. Ahora se permiten amenazar, solapadamente, sutilmente, a los gobiernos con no invertir y dejarlos a ellos a los pies de los caballos, expuestos a la iras del pueblo que les da el voto, y que los entiende como responsables de la crisis, salvando la responsabilidad del mundo financiero y económico-empresarial, que es el verdadero responsable, por lo que son ellos los que debería estar en esa desagradable situación.

Pero los que no estamos de acuerdo con ese enfoque, pensamos que el Estado, como ente gestor que representa los intereses de todos, tiene que controlar, dirigir y encauzar la actividad colectiva hacia el bien común, en contraposición a dejar las manos libres del empresariado y de la iniciativa privada, llena, en muchos casos, de desalmados, avaros y codiciosos empresarios patriótico-demagogos que guardan su pasta en paraísos fiscales o juegan en el campo de las multinacionales.

El Estado tiene una responsabilidad con el conjunto de la sociedad, que es mantener y mejorar el contrato social. Eso quiere decir que tiene que asumir los servicios básicos que garanticen el bienestar de la ciudadanía, su formación y seguridad en todos los ámbitos. La salud, la vivienda, la educación, la alimentación, las pensiones (obsérvese que al pensionista no se le da nada, sino que se le devuelve lo que ya pago), el transporte, la energía y un largo etc. que no puede ni debe ser sometido a la especulación que reina en el mercado, a los designios caprichosos e interesados de un consejo de administración que persigue el beneficio empresarial en lugar de el beneficio social.

Digo todo esto a la sazón de la propuesta del PP de bajar en 2 puntos la aportación de los empresarios al sistema público de pensiones. No se conforman con los sueldos mileuristas y la precariedad laboral; quieren más, pues no buscan otra cosa que incrementar el campo de su negocio. La gestión de las pensiones siempre fue un objetivo tácito de la derecha y del sistema liberal. El negocio es tentador y poco garantista. Siempre cabe que ante una situación de crisis salga la administración pública y asuma las consecuencias, como se ha demostrado.

Por tanto, veo detrás de todo, el tumbar o desvirtuar el sistema de pensiones público, al igual que intentan hacer con la salud y la educación, para forzar al personal a abrirse planes de pensiones alternativos. Así matan dos pájaros de un tiro; pagan menos y dejan caer la Seguridad Social en el pozo de la incompetencia, que es el que les permitirá ofertar un sistema alternativo que les aporte dinero y ganancias.

Luego, al amparo de sus medios de comunicación, irán manipulando, desinformando y conformado opiniones que les sean favorables, esas posiciones que nos hacen más incautos, pasotas y serviles. Eso pretenden, desilusionar al votante de la izquierda para llevarlos a la abstención y ganar ellos. Saben que los idealistas de izquierdas nunca les votarán por lo que la única forma de neutralizarlos es dejarlos en casa, fuera de combate. A los mediocres, pendientes de su panza a corto plazo, los pueden ganar con el miedo al desastre y al caos. A sus idealistas de derecha los tienen bien cogidos y hagan lo que hagan serán comprendidos, perdonados y defendidos a capa y espada por ellos.

Ya sabemos como funciona esto de gestionar el voto, el marketing político y la engañifa amparada en las buenas ideas envueltas en papel de celofán. En el fondo está el modelo de funcionamiento que cada cual propone, dentro de un orden, y ese orden los establece la pasta del imperio reinante, del capital. Deja un margen pequeño para que juguemos y nos conformemos. Al menos, algo es algo…

Todo ello me lleva a recordar unos preciosos versos de un famoso poeta, que no sé de donde coño salió, pero que dicen así:

Camino de España
Camino de flores
Ca’mí no me engañas
Ca’mí no me jodes

Querido político, tú sigue hablando que yo iré valorando lo que dices, pero leeré entrelíneas, que es donde dices la verdad de lo que quieres hacer. No estoy contra ti y respeto el ejercicio de la política, el buen y honrado ejercicio, pero no soporto que me engañes o intentes hacerlo, eso va contra ti y contra el sistema, o sea, contra mí. Si quieres jugar a la política ponte a mi servicio, al servicio del ciudadano, y no pidas que nos pongamos nosotros al tuyo y te aproveches de tu posición para enriquecerte y servir al poderoso, el que te hará llegar el beneficio económico… O sea, no te vendas y me engañes.

jueves, 1 de marzo de 2012

Viajar con el IMSERSO


El grupo en el castillo de Peñíscola

Supongo sabréis que, en España, existe un Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), dependiente del Ministerio de Salud y Servicios Sociales, que oferta a los mayores de 60 años viajes en temporada baja a un precio muy razonable y asequible para las economías más débiles, lo que está permitiendo que viajen personas que lo hicieron poco, o no lo hicieron, a lo largo de su vida, contando con la garantía de guías turísticas que te otorgan un servicio de ayuda y orientación. Valga como ejemplo el que hemos realizado nosotros a Peñíscola: Viaje ida y vuelta en avión desde Málaga a Valencia, autocar de Valencia a Peñíscola y viceversa y 7 noches en hotel de 4 estrellas con pensión completa, por el módico precio de 176 € por persona. Luego, si te apetecía podías hacer excursiones a distintos lugares que te ofertaban el club senior (pagando), además del espectáculo de las noches con baile y algunas animaciones. Es un buen sistema para dar trabajo y negocio, aunque sea mínimo, a los hoteles que entran en el programa, evitando cierres, paro y otras pérdidas, a la par que se facilita el turismo de la tercera edad.

Este año hemos ido a Peñíscola (Castellón), al hotel Peñíscola Plaza. Dado que suelo dar algunos calentamientos de cabeza a mis amigos y amigas blogueros con mis reflexiones, he decidido haceros partícipes de este viaje con un pequeño reportaje de los lugares visitados. Es una forma de compartir con vosotros las peripecias acaecidas en la turística ruta. Al mismo tiempo, y dado que ya tengo colgadas las fotos en mi página picasa, os facilito el enlace para que, quien quiera, las pueda ver. Así pues, para quien le guste viajar y conocer mundo dejo estas reseñas, que en ningún caso será tan satisfactorio como verlo en presencia física. Vamos allá:

Vuelo de ida y vuelta. (para ver fotos cliquea aquí)

Salimos desde Málaga en un vuelo de Air Nostrum, si no me confundo en un avión turbohélice ATR 72, aparato incómodo aunque soportable para un corto viaje. Poca visibilidad al ser de noche. La vuelta, en el mismo aparato, permitió ver el panorama desde esa altura, como a mí me gusta,  y sacar algunas fotos que podéis ver, de las que resalto la vista de Sierra Nevada. Contraste significativo entre el aeropuerto de Málaga con su tercera terminal flamante e impresionante y la menos llamativa de Valencia. Evidentemente el aeropuerto de Málaga, que es el tercero de la España peninsular, tiene unas dimensiones muy superiores al de Valencia, ya que su flujo de tránsito es mucho mayor. Eso sí, tuvimos que desplazarnos de Valencia a Peñíscola en autocar, lo que fue algo más duro que el propio avión, pues tardamos 1 hora y 40 minutos. 

Sierra Nevada
El hotel. (para ver fotos cliquea aquí)

El hotel Peñíscola Plaza, de 4 estrellas resultó bastante bien, buenas instalaciones, amplias habitaciones, comida aceptable a la que podías añadir un mejor vino si lo pagabas aparte, cafeterías, sala de juegos, salón de baile y un impresionante hall. Lástima que por el tiempo no se pudieran utilizar las piscinas, jardines y terrazas. Allí se nos ofertaron excursiones varias, de las que solo cogimos la visita al Delta del Ebro, si bien resultó cara y contraria a nuestros principios de movimientos en libertad, por lo que optamos por alquilar un vehículo y hacer los desplazamientos  a nuestro antojo en los días sucesivos. Estaba comunicado con el centro de Peñíscola, Benicarló y Vinaroz por una línea de autobuses que, por 1,4 euros, te permitía un desplazamiento relativamente cómodo.

En el hotel
Peñíscola. (para ver fotos cliquea aquí)

Peñíscola (para más información ver aquí) es una preciosa villa de la costa castellonense que fue sede del papado tras el cisma de occidente en el siglo XIV, albergó al Papa Luna (Benedicto XIII) y a su sucesor Clemente VIII hasta su renuncia en 1429, con lo que se dio por cerrado el cisma. El castillo, que fue su residencia, es visitable y se encuentra en muy buena conservación, debidamente decorado y cargado de recuerdos alusivos al Papa Luna. Felipe II lo reforzó y amplió. Sus callejas son pintorescas, empinadas, estrechas y propias de aquellos cascos antiguos de las fortalezas amuralladas de sus tiempos. Tiene unas excelentes vistas de la bahía de la propia villa en su parte más moderna. Es también un foco de atención turística al que no volvíamos desde el año 1975, cuando, recién casados, lo visitamos con unos amigos. Ahora, viendo la foto de aquellos tiempos y la actual, queda esa extraña sensación que produce el no reconocerse físicamente tras tantos cambios.

Foto de 1975. La pareja de la derecha somos nosotros

Foto actual... Cómo se cambia!!!

El deambular por su paseo marítimo, desde el propio hotel a la villa, en una mañana soleada, aunque fría, fue un placer, al igual que degustar en el Hogar del Jubilado unas exquisitas raciones de pescado a precios muy razonables. Hicimos dos visitas al pueblo, una de mañana y otra en la tarde noche, como puede verse en las fotos de mi página picasa.

Vista de Peñíscola
Benicarló y Vinaroz (fotos aquí)

Visitamos Vinaroz en la tarde-noche y Benicarló en una mañana. Vinaroz es una ciudad cercana a los 30.000 habitantes, próxima a Peñíscola y que en su día perteneció a la administración de esta última. Destacamos la iglesia   de Nuestra Señora de la Asunción con su portada barroca, el mercado y la belleza de las calles de su centro histórico, amén de sus buenas tapas para reponer fuerzas.

Vinaroz
Benicarló (más información) es una villa muy próxima a Peñíscola, de unos 27000 habitantes. Su nacimiento cabe buscarlo en Beni-Gazlum, alquería de Peñíscola, a finales de la época musulmana. Son famosas sus alcachofas con denominación de origen (Bajo Maestrazgo). Resaltar la iglesia de San Bartolomé con su portada barroca y su torre exagonal aneja tipo campanili italiano. Su casco urbano, sin dejar de ser atractivo, no pasa de uno más de este tipo de ciudades, de agradable paseo y reclamo turístico.

Benicarló
Delta del Ebro (ver fotos)

En la desembocadura del Ebro se fue fraguando, a lo largo de miles de años, un impresionante delta que forma el Parque Natural del Delta del Ebro. El humedal del delta es de importancia internacional para ocho especies de plantas y cientos de especies de fauna vertebrada, siendo la mayoría aves, como el alcatraz, garza real, garceta, martinete, espátula, flamenco, ánade, pato, porrón  europeo, focha, gallineta y un amplísimo etc. También es muy significativo el cultivo del arroz y los frutales.

Nos dimos un paseo en el crucero que navega la desembocadura para ver las abundantes aves y el entorno. En esa especie de fusión, de choque entre aguas dulces y saladas, se mantiene, hasta bien entrada la mar, una superficie dulce, mientras que el agua salada ocupa la parte inferior como, lógicamente, se despende de sus densidades. El crucero fue agradable en tanto lo visto, pero el frío, y la brisa que lo acompañaba, no resultaba tan placentero.

Delta del Ebro
Morella (fotos aquí)

Morella es una villa histórica y monumental próxima a la provincia de Teruel, con un importante castillo casi inexpugnable, famoso por su importancia en las guerras carlistas, sobre todo en la primera, donde el general Cabrera plantó su dominio y fortaleza. A la entrada del castillo encontramos una estatua ecuestre del general al que llamaron el Tigre del Maestrazgo, por su bravura y sus hechos sanguinarios con los enemigos. La historia de Morella se pierde en la noche de los tiempos, los romanos la llamaron Castra Aelia. Por esta zona anduvo el Cid, quedando el apelativo del Cid en muchos lugares, como veremos en le caso de La Iglesuela del Cid. Se cuenta que Rodrigo Diaz de Vivar se enfrentó, a los pies de Morella, con un ejército de moros y cristianos a los que derrotó en 1084 en Pla del Rei. Durante ese periodo dominó la zona, si bien la leyenda nos separa de lo que pudo haber sido la realidad.

Morella con mucho frío
La ciudad es una maravilla para visitar. Sus calles, algunas porticadas, sus edificaciones, su iglesia arciprestal (por cierto que aún tiene en su fachada la placa alusiva a los caídos por Dios y por España que el franquismo tanto propagó y que ahora estaría fuera de la ley, en tanto sigue ensalzando al régimen y obvia a los otros caídos; a mí, personalmente, es una de las cosas que más me repelen a estas alturas, pero el clero sigue estando, en este y otros casos, en el pasado), la muralla y la puerta de San Miguel, importantes palacetes con cornisas muy trabajadas, el convento de San Francisco al que andan obrando para convertirlo en parador, según nos dijeron y el castillo, que merece punto y aparte. Subimos Pablo y yo, mientras el resto de la comitiva se quedó abajo. La subida es dura, sobre todo cuando hace un frío del carajo y un viento alegrete que te corta la cara. Aunque vayas bien tapado, con gorra y orejeras, bufanda, guantes y demás ropa de abrigo, acabas sintiendo la acometida del frío. Menos mal que las vistas compensaron el sufrimiento, a la par que nos hicieron comprender lo de inexpugnable. ¿A quién narices se le ocurre atacar una fortaleza de esa dimensión, con esa pendiente, sus adarves y murallas? Debe importar muy poco la vida del atacante…

Calle porticada de Morella
Aparte de estos detalles, nos llamó la atención una placa, en la fachada de una casa, conmemorando el milagro inexplicable (por eso debe ser milagro) de San Vicente Ferrer, como ya mencioné en otra entrada anterior, consistente en devolver a la vida a un niño, al que, su madre enajenada, descuartizó y guisó en honor del santo. De todas formas no seré incrédulo, pues si los muertos resucitarán el día del juicio final, cuando la carne ya se la comieron los gusanos, por qué no iba a resucitar un niño, cuando su carne, aunque guisada, todavía era asequible. Esta placa, junto a la referida de los caídos, ya me fastidió, aunque no permití que me influyera en la valoración total de la visita, ni mucho menos. Aconsejo se permitan visitar este lugar, pues es de los muchos que existen en España a donde vale la pena acudir.

Vista de Morella desde el castillo
Alrededores de Morella (ver fotos)

Siguiendo las recomendaciones de la chica del rentacar, una rumana muy agradable, visitamos Mirambel, Cantavieja y La iglesuela del Cid, tres localidades próximas que presentan una importante arquitectura, aunque anden medio despobladas en las frías montañas turolenses del Maestrazgo.

Mirambel
Mirambel (ver) nos encantó; sus calles y palacetes nos retrajeron siglos a un pasado esplendoroso, aunque muy influenciado por las guerras carlistas que se desarrollaron por esta zona. Casco antiguo muy bien cuidado con espléndidas fachadas, muy pocos habitantes en invierno y un frío que cortaba la cara.

Cantavieja
Cantavieja (ver) ha sido la capital tradicional del Alto Maestrazgo. Tenía una población de 735 habitantes en 2008. Está enclavada en un paisaje abrupto con grandes barrancadas de gran valor paisajístico. En 1981 fue declarada Conjunto Histórico Artístico por su interés monumental arquitectónico y su rico pasado histórico. Su casco antiguo es una maravilla y, si bien el frío nos condicionó la visita, anduvimos, cámara en ristre, plasmando imágenes de tan bello paraje, partiendo desde su Plaza Mayor porticada. Una catarata congelada, una fuente convertida en puro hielo, la nieve en un resbaladizo suelo, las montañas nevadas del entorno, etc. formaban un marco incomparable para un sujeto del sur, acostumbrado al templado invierno y la ausencia de nieve. Buen consejo nos dio la chica del rentacar, aunque no sé por qué cantaba la vieja como no fuera de frío…

La Iglesuela del Cid
La Iglesuela del Cid fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982.  Fue uno de los bastiones de la orden del Temple allá por el siglo XII y tomó protagonismo del que queda testimonio en su arquitectura civil y religiosa como son la iglesia de la Purificación, el Ayuntamiento, el portal de San Pablo, etc. La nieve, con su fina capa, cubría parte de sus calles y alrededores, las casas colindantes con el río y el calzado traicionaba al caminar, sin bien, en ningún caso, hicimos cuerpo atierra… Bonito pueblo, aunque por la hora no pudimos conocerlo con mayor profundidad.

Segorbe (ver fotos)

Catedral de Segorbe
Segorbe nos quedaba algo lejos, unos 140 kms, pues siendo de la provincia de Castellón linda con la de Valencia a la altura de Sagunto, pero por el interior. Es la capital de la comarca del Alto Palancia, conserva un importante patrimonio arquitectónico concentrado en su casco antiguo, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural en su conjunto. Su historia se remonta al Paleolítico medio, pero su primer esplendor se dio en tiempos musulmanes. A partir de ahí su importancia es grande en la estrategia de la conquista cristiana del reino de Valencia, siendo sede episcopal y lugar de residencia real (Martín I de Aragón), como lo muestra su monumentalidad. De todas formas, lo que más nos atrajo la atención fue su Catedral Basílica, construida en el siglo XIII sobre una mezquita andalusí, remodelada en el XVIII. A resaltar la Capilla del Salvador y los importantes retablos que se encuentran en otras varias, así como el altar mayor y el cuerpo de la basílica en general. Otra construcción religiosa interesante es el Seminario Menor Diocesano. En arquitectura civil destaca la muralla, la torre de la cárcel y el portal de Teruel, el acueducto y la torre de Botxi y el Ayuntamiento ubicado en el Palacio Ducal. El castillo está prácticamente destruido y solo vale la peña la subida para disfrutar de las vistas de la ciudad.  En general, debido, tal vez, a lo largo del viaje y al frío, resultó inferior a las expectativas, salvo lo ya referido.

Vista de Segorbe desde el castillo
Castellón (ver fotos)

La visita a Castellón fue de pasada, por lo que solo nos dimos una vuelta por el centro y los alrededores de la Concatedral de Santa María (concatedral por compartir sede del obispado de Segorbe-Castellón con la catedral de Segorbe, que es anterior a ella). A resaltar, además de la concatedral, la Plaza Mayor, el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno, la torre campanario El Fradi, la Lonja del Cáñamo, etc. Los lunes montan en el centro un mercadillo donde suele acudir bastante gente.

Castellón Concatedral

Y esto es todo amigos...